02/12/2011. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Patio de Honor de la Academia Militar, Fuerte Tiuna, Caracas, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante primera sesión presidencial de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Agradecemos altamente a las delegaciones que aún no han ocupado su puesto por favor, irse, ir ocupándolos, sillas, sus asientos. Muchas gracias.

Bienvenidos, bienvenidas. Hay que ir regulando la temperatura, un poco frío aquí.

Señores cancilleres y cancilleras, saludamos. Por allá veo a Ricardo Patiño, muy sonreído, el canciller del Ecuador. ¿Y la guitarra? [risas], cancillera de Colombia. El presidente Santos ya llegó, sí, ya viene.

Segundo llamado, Roosevelt Skerrit, está por allá, Raúl Castro ¿dónde estará? Allá está, presidente. El mapa.

No es que mira Raúl, no es que esté yo preguntando por los indisciplinados, no lo vayas a tomar así, ¿no?

Por allá está Daniel, ¿dónde está Daniel? Allá y Rosario que Rosario no la había visto. Rosario, un beso para ti, bienvenida hermana. Pepe Mújica me quedó allá, que casi ni lo veo. Pepe, Pepe al lado de Bouterse, de Surinam, con Ralph Gonsalves por allá, Leonel. Leonel está por allá, Fernando Lugo allá está compañero.

Fernando estás invitado a una cumbre que viene pronto, la cumbre de los que vencimos el cáncer, la convoca Dilma, ella es la más antigua con Lula. Daniel, Andrew Holness, el primer ministro de Jamaica está por allá, Andrew.

Haití, Michel Martelly y esta Holness por ahí, de Jamaica ¿no? allá está, joven primer ministro y Michel, el Caribe. Álvaro Colom el presidente de Guatemala está por llegar y Otto Pérez presidente electo está con nosotros también, Hugo Martínez el canciller salvadoreño; Roosevelt Skerrit, ya lo saludábamos; Costa Rica el primer vicepresidente Alfio Piva, ahí está querido amigo; el embajador de Chile, Alfonso.

Evo Morales Ayma, ahí está Evo, de Barbados Freundel Stuart, querido amigo de Barbados; de Argentina Cristina, ahí está Cristina. Calderón está con nosotros acá, el presidente Calderón; de Chile, Alejandro Moreno canciller ¿no?; de Antigua y Barbuda, Baldwin, ahí está Baldwin Spencer; de Bahamas, Brent Symonette, viceprimer ministro; de Belice el canciller Wilfred Elrington, ahí está Wilfred.

Dilma, está Dilma; Juan Manuel Santos está por llegar el presidente de Colombia; Cuba, Raúl; Ecuador, Rafael. ¿Ya se fue Rafael? Ah, está viniendo ¿no? correcto, Rafael Correa. De Grenada, Tillman Thomas, Tillman el primer ministro. De Guyana, el embajador Da Silva, Geoffry. Porfirio Lobo, presidente de Honduras, saludamos al presidente Porfirio. Panamá, Ricardo Martinelli, está por allá el presidente Martinelli, Panamá la del Canal y la del Congreso Anfictiónico.

El canciller Roncagliolo del Perú. De San Cristóbal y Nieves, Denzil Douglas primer ministro; de Santa Lucía, Kenneth Anthony; ¿Anthony vino? No, Kenneth Anthony, acaba de ganar las elecciones en Santa Lucía, Anthony. Trinidad y Tobago, Kamla Persad, está primera ministra y aquí pusieron a Rafael Ramírez ministro.

Bueno, entonces les doy la bienvenida a todos y a todas a esta sede, aquí en este patio de honor de nuestra Academia Militar, donde se ha, como ya vemos, se ha instalado la sede central para nuestras deliberaciones.

Y, ya el presidente Calderón abrió...

[Comentarios de la periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos].

Presidente Chávez Perdónenme que estaba atendiendo aquí, una sugerencia de la presidenta Cristina Fernández, sobre la Unasur.

Pues bien, yo estaba comentando que con las palabras del presidente Calderón, que continúa orientándonos por la senda después de Cancún y luego las reflexiones que me correspondieron, o me correspondió a mi hacer, yo doy por abierta la sesión de intervenciones de ustedes queridos colegas presidentes, presidentas, primeros ministros. Ya tengo aquí las solicitudes de palabra, correspondientes. Alerto en un minuto le doy la palabra a la presidenta de Brasil, luego al presidente de Colombia; luego al presidente de Cuba, Dilma, Juan Manuel Santos, Raúl Castro.

Sólo muy breve en un minuto.

Tenemos, ustedes saben, un conjunto de documentos que nuestros cancilleres, nuestros equipos han estado preparando con muy buen juicio, con mucho acierto, con mucha eficiencia hay que felicitarlos y felicitarlas, la Declaración de Caracas, que ya fue aprobada por los cancilleres, creo que estuvieron hasta esta madrugada, trabajando detalles.

Luego, en segundo lugar, ustedes tienen una carpeta allí donde están estos documentos, además de la Declaración de Caracas, está el plan de acción de Caracas, que también fue aprobado por los cancilleres y el documento en tercer lugar, que se llama Procedimientos para el funcionamiento orgánico de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, aprobado casi en su totalidad. Solo queda un punto, que los cancilleres siguen discutiendo, acerca del sistema de toma de decisiones de este cuerpo que está naciendo; hay un debate que se abrió ayer ¿no fue? Ayer, no se ha llegado aún a la unanimidad, como espero que lleguemos entre hoy y mañana, sobre ese sistema de votación; si es por consenso o es por una mayoría calificada.

Bien, mientras eso sigue discutiéndose, tengo el gusto, abriendo esta sesión de debates, de discursos, de propuestas, estaremos tomando nota, acerca de las ideas y las propuestas que cada Presidente, presidenta, primer ministro, ministras y altos funcionarios aporten a esta cumbre histórica, de nacimiento de la Celac.

Así que, querida presidenta Dilma, ¿esta usted lista?, ¿sí? Tengo el honor y pido que todos prestemos máxima atención a las palabras de nuestros presidentes, presidentas, primeros ministros, amigas y amigos.

Bienvenida presidenta Dilma, le oímos con mucha atención, con un aplauso, pido que abramos esto con un aplauso y con mucho calor de hermandad y de amistad, adelante Presidenta.

Asistentes [aplausos].

Presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff [vía traductor] Gracias por los aplausos.

Excelentísimo presidente Hugo Chávez, anfitrión de esta tercera Cumbre de Jefes de Estado de América Latina y el Caribe. Señoras y señores, jefes de Estado y de gobierno de América Latina y del Caribe, señoras y señores integrantes de las delegaciones de América Latina y del Caribe, señoras y señores profesionales de la prensa aquí presentes; señoras y señores integrantes de las delegaciones que [palabras sin traducción].

[Vía traductor] ...de un carácter especial.

En primer lugar, porque se trata de la formalización de un espacio de decisión política, de formación de consensos y necesariamente el espacio para que nosotros podamos estructurar el programa político para América Latina y para el Caribe en lo que concierne a su cooperación y a su integración productiva.

Al mismo tiempo, es simbólico el hecho de que en este año de 2011, Venezuela que es nuestra anfitriona, festeja los 200 años de su independencia y es por ello, que yo tengo satisfacción especial de participar en el proceso que da el inicio a la institucionalización de algo que empezó en el 2008 en Bahía, con la presencia del presidente de aquel entonces, Luiz Inácio Lula Da Silva, que por primera vez se reunieron los 33 jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y del Caribe.

En los últimos años, sin duda alguna, nuestros países han dado pasos maduros e importantes para la construcción de un marco, para que logremos afirmar nuestra situación frente al mundo.

Aquí en Caracas, están presentes hoy, líderes de naciones que hacen realidad en sus países, a los sueños de libertad y de integración. Y que los grandes liderazgos que a lo largo de la historia de América Latina, fueron responsables, no nada más por la lucha por la libertad, pero también para un proyecto de constituir la integración de las diferentes regiones de América Latina.

No podemos, siempre que hablamos de ello, no podemos olvidarnos de Simón Bolívar y de otros más. Es verdad, que Brasil tuvo un proceso, que pasó por otros caminos, pero también es verdad que brasileños participaron como es el caso del tan recordado Abreu e’ Lima, en este proceso de lo que se llama, lo que es llamado de América española.

En Brasil, nosotros también tuvimos nuestro proceso que se encuentra marcado y a mi me gustaría aquí destacar el aspecto que es una lucha que comienza, no nada más por la independencia del país, sino también contra la esclavitud.

Esa mancha que marcó la colonización en esta región del mundo, recientemente, nosotros hicimos la conmemoración del año internacional de los afrodescendientes. Yo considero, que reconocer que la lucha contra la esclavitud y libertarse de la esclavitud es un largo proceso, es algo que ha sido responsable en nuestros países, por visiones distorsionadas ya sea para el desarrollo y para el trabajo; romper con la esclavitud es un proceso que nosotros consideramos principalmente en Brasil.

Cuando la esclavitud tiene 150 años, que nosotros consideramos como fundamental, porque en Brasil, fue muy largo el camino para concretar los ideales de autonomía y de desarrollo con la justicia social. La esclavitud produjo en Brasil, una concepción que perduró incluso durante los años del neoliberalismo y que era posible desarrollar y crecer sin incluir a la población, porque una parte de la población, no tenía derechos.

Yo creo que, en la gran revolución, en el pensamiento brasileño, ocurre cuando nosotros concebimos que sólo era posible desarrollar a nuestro país, si nosotros recuperáramos, nos recuperáramos de la exclusión, a millones y millones de brasileños que habían sido condenados a procesos de exclusión, que remontan a la constitución de Brasil.

En los últimos años, tenemos orgullo de haber retirado a 40 millones de hombres y mujeres de la pobreza. Dichos hombres y mujeres, actualmente tienen reconocida su ciudadanía plena y es lo que nosotros hemos visto en los últimos años, que de una forma u otra, respetando las características de su historia, todos los países de América Latina, empiezan a ver a sus pueblos y está buscando su desarrollo; y sobre todo, su capacidad de tener oportunidades y de aprovecharlas como en otros lugares de nuestra región; están naciendo nuevos países con millones de jóvenes que salen de la pobreza, recuperaron su esperanza y su creencia en el futuro; la Celac es un poco la expresión de la capacidad que nosotros los diferentes países, tuvimos para encontrarnos con nosotros mismos, de vernos hacia nosotros mismos y también de darnos cuenta de la importancia estratégica y geopolítica de esta región.

Hoy, América Latina y el Caribe, crece a índices, a tasas que están más arriba de las del mundo, pero eso sólo será un gran beneficio si nosotros vamos a saber recuperar a nuestras poblaciones de esta situación y de ese estado.

Brasil hoy, tiene una economía sólida desde el punto de vista macroeconómico, diversificada y competitiva. Pero nosotros, no queremos ver hacia adentro del Brasil únicamente, o mirar hacia Europa y hacia los países desarrollados como lo hicimos por siglos y siglos, sin ver, sin mirar hacia América Latina, sin ver hacia el Caribe, ni a África. Ahora nosotros creemos que llegó la hora de construir nuestra prosperidad en conjunto con todos los países de la región; y para nosotros, este es un tema estratégico, que tiene la misma importancia que nosotros le damos al hecho de que es necesario desarrollar y retirar a millones de personas de la pobreza y de la miseria; porque nosotros lo que estamos haciendo es, nos estamos dando cuenta que asociar nuestro desarrollo, al desarrollo de América Latina; además el imperativo ético también es una condición para dar sostenibilidad al desarrollo.

Brasil, de hecho es un país grande, pero sólo será un gran país, si es capaz de construir con sus vecinos, con sus aliados de América Latina y del Caribe, una integración que transforme nuestra región en las potencialidades que ya tienen y que garantice que dichas potencialidades se realicen en lo que concierne a los aspectos económicos; como también a los aspectos sociales y sobre todo, hoy que nosotros vimos esta maravillosa presentación de la orquesta juvenil de Venezuela, ese extremo, esa fantástica, utilizando una palabra del presidente Chávez, esa giganta capacidad y esa diversidad, y esa alegría que este continente posee.

Nosotros, no nada más somos países con gran diversidad, países donde las grandes dádivas permanecen intactas porque nuestros bosques, nuestras florestas están en pie; nosotros no lo destruimos como lo hicieron los países desarrollados y de hecho, nosotros tenemos una fantástica biodiversidad y también tenemos una fantástica diversidad cultural que tiene que ser uno de nuestros patrimonios.

Brasil, lo ve, ve con gente hacia el futuro, porque nosotros vamos de forma determinada, vamos a perseguir la articulación entre nosotros, ya sea desde el punto de vista multilateral, como también desde el punto de vista bilateral; vamos a perseguir esa articulación, esa coordinación y esa integración en el Mercosur, en Unasur y aquí en este foro, que nosotros consideramos como una de las grandes hazañas de los países de nuestra región, que es la Celac.

Juntos, seremos más fuertes, juntos podemos crecer de forma solidaria y que sea benéfica para todos. Las últimas décadas fueron importantes, principalmente la última década que se vio marcada por iniciativas hacia ese rumbo; el Grupo de Río, todas las asociaciones en el Caribe, como Caricom y América Central, son experiencias para la integración regional.

Llegó el momento y la oportunidad de profundizar este proceso, llegó el momento para asegurar que nosotros, tenemos todas las condiciones para crear un hecho político, económico, de gran envergadura en nuestra región.

Para mí, ese es el significado mayor de la Comunidad de Estados de América Latina y del Caribe. Y hoy, nosotros asumimos la responsabilidad política y como ciudadanos de esta América, de poner en marcha este foro.

Queridos jefes de Estado, presidentes, jefes de Gobierno, sus excelencias quiero felicitar la presidencia venezolana de la CALC por su aporte significativo al proceso de integración.

Hoy tenemos informes diversos, actas de reuniones en diversos niveles y en diferentes áreas. En fin, un riquísimo conjunto de recomendaciones para que podamos planificar las próximas fases. Sin perjuicio de las decisiones que podremos tomar bajo la presidencia chilena el próximo año, para empezar con los proyectos de cooperación sectorial, me gustaría anunciar el ofrecimiento brasileño para que la Universidad Federal de la Integración de América Latina y del Caribe, la Unila, se transforme en un brazo universitario de nuestra comunidad. Unila que se creó en el 2010, está ubicada en Iguazú, en donde tres países: Argentina, Paraguay y Brasil, tienen frontera. Se trata de la primera universidad plurilingüe y multicultural, dedicada a la región. Deberá especializarse en los cursos de licenciatura y postgrado relacionados a las temáticas de la integración de América Latina y del Caribe.

En su primer año, Unila, recibió alumnos argentinos, brasileños, paraguayos y uruguayos y a partir de ahora, va a ampliar sus inscripciones para todos los estudiantes latinoamericanos y caribeños. En cinco años, queremos que la Unila tenga 10 mil alumnos y 500 profesores de toda la región. Amigo presidente Chávez, queridos amigos presidentes, la crisis económica, financiera internacional también debe estar en el centro de nuestras preocupaciones políticas de Celac, son reales los temores de una recesión de naturaleza global. Se trata de una recesión, que a pesar de haber sido originada en los países desarrollados y que hoy adoptan incluso las políticas que nosotros sabemos que fracasaron en nuestra América, en los años ’80 y 90, no es lo que llamamos de décadas perdidas, pueden tener efectos muy fuertes sobre la economía internacional.

Nosotros debemos responder a esta crisis con un nuevo paradigma, un paradigma que nos plantee dos retos, el reto de mantener el crecimiento en nuestros países, con su, con el aspecto de inclusión social y justicia social y de compromiso con la creación de empleos de calidad. Un nuevo paradigma que convierta a América Latina, no nada más en una proveedora de materias primas y hierro, a pesar de que eso también es importante o también de petróleo, pero que sea una América Latina, que también muestre su vocación para generar conocimiento, para entrar en la economía del conocimiento a través de políticas que contemplen la ciencia, tecnología e innovación.

Una América Latina, que se de cuenta que para garantizar y para preservar su ciclo actual de desarrollo con inclusión social, no obstante, las turbulencias de la economía internacional hace que cada uno de sus países tengan conciencia que necesitan unos de los otros. Necesitamos, no necesitamos de menos integración, necesitamos en realidad más integración como países.

El gran problema en varios países, principalmente en Europa, el día de hoy es el temor de la desintegración de la zona del euro. En América Latina, nosotros tenemos que perseguir la integración, nuestro nuevo paradigma así lo exige.

Queremos una integración, que no sea aquella que beneficia nada más a algunos países, que sea una integración donde no nada más las economías más desarrolladas, tengan sus beneficios. Estoy hablando de un nuevo paradigma porque esas economías, las más desarrolladas de nuestra región, no pueden, ni absorber, ni subordinar, ni tampoco tutelar a sus vecinos como estamos viendo que está pasando en partes que hasta entonces eran bastante civilizadas o así dichas como civilizadas.

Tenemos que avanzar en el proceso de fortalecimiento de creación en verdad, de un nuevo proyecto de crecimiento solidario en donde la prosperidad de uno, produce también la prosperidad de todos. Y esto, significa no nada más, buscar el aumento de comercio intrarregional de bienes y servicios, sino que también es necesario que nosotros busquemos mayor integración productiva.

Queremos que la Celac, dentro de lo que es su vocación de cooperación, ayude a alimentar un círculo vicioso que tenemos que concebir y que ofrece beneficios a todos. Nosotros también, somos una región de paz y tenemos que enorgullecernos de eso, porque de hecho somos una zona de paz, una zona libre de armas de destrucción en masa, una región y una zona que cultiva la vía del entendimiento y del consenso y que no se deja tentar por soluciones impositivas de un país sobre otro. Nosotros aprendemos a lidiar con nuestras diferencias por el camino del diálogo y sólo lograremos mantener este proceso si seguimos en el camino del diálogo.

Estos son aportes que podemos ofrecer no nada más a nuestra sociedades, es también al mundo en este momento de transformaciones profundas y también de incertezas. Hoy, los antiguos modelos, los viejos modelos fueron puestos en jaque, ya sea por la especulación financiera, como también por el hecho de que no hay en verdad por tras de estos procesos, una sólida estructura de desarrollo y de beneficio de las sociedades.

Nos encontramos viendo en el mundo lo contrario, estamos viendo a países que tienen un crecimiento acelerado de sus billonarios y un aumento de su pobreza. Estamos viendo regiones en donde países que utilizaron los beneficios de una integración, no reconocen en la periferia los aliados de la misma cualidad, creando diferencias de ciudadanos de tipo I y de tipo II.

Por ello, damas y caballeros, presidentes y primeros ministros, los sueños y los ideales por los cuales lucharon tantas generaciones de latinoamericanos y de caribeños, nosotros empezamos a transformar en realidad y nosotros debemos asumir el compromiso de transformarlos en realidad.

Con la Celac, estamos agregando una dimensión de gran significado para nuestro patrimonio de realizaciones comunes. Es necesario avanzar con voluntad política, pero también dejar de tener... sabemos que la integración no es un proceso de corto plazo, no es un camino de facilidades, se trata de una construcción continua, paciente, siempre con respeto a la pluralidad.

Así que todos, los estados se sientan cómodos para que sigan emprendiendo los esfuerzos para el proceso de integración, hay que respetar la soberanía y la independencia de las naciones para que hagamos de hecho, una verdadera unidad de propósitos.

Felicito a todos por nuestra conquista conjunta. Y para concluir, me gustaría decir, que espero contar la presencia de todos los jefes de Estado y de Gobierno aquí presentes, en nuestra conferencia llamada Río + 20, cuyo segmento de alto nivel, se llevará a cabo del 20 al 22 de junio de 2012. Su agenda nos trae dos temas centrales, la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza; y la mejora de la gobernanza internacional para el desarrollo sostenible.

Nosotros, debemos tener la audacia de proponer un nuevo paradigma, un nuevo modelo de crecimiento, de desarrollo, de integración, de cooperación y de respeto a nuestras soberanías. Este evento, será un momento, o será el momento en donde nosotros queremos que sea un momento importante de relevancia para que hagamos un balance de los avances y sobre todo, de los aportes que cada país puede ofrecer unos a los otros, de cada conquista; que los diferentes países de Suramérica y del Caribe, que pueden poner a disposición para todos los demás países del mundo.

Será sin duda alguna, un evento de gran importancia para que también discutamos el futuro y como enfrentar el tema del desarrollo sostenible.

Por ello, me gustaría agradecer anticipadamente a todos los jefes de Estado y de Gobierno, a las delegaciones y quería también decirles que, yo creo que nosotros hablando, diciendo las mismas palabras del presidente Chávez, no tendremos otros cien años de soledad, tendremos otros cien años de integración. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias presidenta Dilma, y gracias a todos porque estuve prestando, estuve mirando y estamos todos muy atentos y esa es la idea, incluso tomando nota. Vi al presidente Otto, tomando nota, el presidente electo de Guatemala. Hasta Raúl estaba tomando nota, que es el más viejo aquí.

Gracias Dilma. Saludo también, brevemente la presencia de la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcenas.

Y por cierto, lo que decía Dilma, el tema económico, recomiendo, recomiendo, no se asusten que no voy a leer todo esto, revisar este documento que la secretaria Ejecutiva de Cepal, presentó hace pocos días en Buenos Aires, en la región del Consejo Suramericano de Economía y Finanzas de la Unasur; aspectos relevantes de la crisis mundial. Hay un buen estudio allí, con una serie de recomendaciones donde se señalan nuestras potencialidades.

Miren, nosotros tenemos en América Latina y el Caribe, un tercio de la superficie cultivable de las reservas de agua dulce del mundo, 31 por ciento de la producción mundial de biocombustibles y 13 por ciento de la producción de petróleo. Pudiera ser más lo de petróleo, y las reservas más grandes del mundo de petróleo están aquí en América Latina y el Caribe.

Luego, 47 por ciento de la producción mundial de cobre, 28 por ciento de la molibdeno y 23 por ciento de la zinc; 48 por ciento de la producción mundial de soya, 31 por ciento de la producción mundial de carne, 23 por ciento de la producción de leche y 16 por ciento de la de maíz, 20 por ciento de los bosques naturales del mundo y de biodiversidad; y todo el potencial que tenemos, que a veces no lo conocemos bien y sobre eso, la estrategia de desarrollo que tenemos que, comenzar a articular mucho mejor.

Bien, gracias Presidenta por sus orientaciones, sus reflexiones. Estamos seguros que estaremos ahí en la Cumbre de la Tierra, ¿no? la nueva Cumbre de la Tierra, en junio de 2012 en Río de Janeiro.

Bien gracias Presidenta.

Ahora, tengo el gusto de dar la palabra a uno de mis mejores nuevos amigos, el presidente de la hermana República de Colombia, Juan Manuel Santos. Adelante presidente.

Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Gracias Presidente Chávez.

Presidente Chávez Bienvenido, que no lo habíamos saludado, con un aplauso al presidente colombiano.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Muchas gracias Presidente Chávez, un saludo muy especial también y un agradecimiento por la forma como nos ha recibido, por la organización de esta Cumbre.

Es mi segunda visita a Caracas en esta semana y nuestros enemigos, los que nos quieren descarrillar, de pronto nos vayan a levantar un chisme a usted y a mí, pero aquí estamos, estamos para fomentar la integración y para fortalecer la amistad entre nuestros países. Y estamos muy contentos, muy contentos de estar n este evento que puede realmente ser histórico.

Esta idea, el Celac, que se concibió en Brasil, se consumó en México y aquí está naciendo, es una idea que tiene una gran fuerza, una gran fuerza por el momento de nuestra historia, por las circunstancias mundiales, por las oportunidades que se nos abren si nosotros trabajamos con las ideas correctas y jugamos bien nuestras cartas. Tenemos todo, América Latina como ustedes bien saben, tiene todo lo que el mundo está pidiendo, tenemos energía, un mundo cada vez más ansioso de tener energía, tenemos agua, un mundo que está necesitando cada vez más agua; tenemos un potencial inmenso para aumentar la producción de alimentos, en un mundo que está iniciando una crisis de alimentos.

Leía yo, un informe de la FAO, en donde se señalaba que en proteínas animales todo lo que el mundo ha producido en los 2011 años para usar una referencia, todo lo que hay hoy de inventarios de producción, se requiere duplicarlo en los próximos 40 años, sino queremos tener una hambruna generalizada. Y no hay muchos países que tienen la posibilidad de aumentar esa producción de alimentos, aquí en América Latina, hay muchos países que sí tienen esa capacidad.

En fin, si jugamos bien nuestras cartas y fomentamos la integración en aquellos puntos donde estamos identificados, donde podemos trabajar juntos, podemos realmente hacer una gran diferencia a nivel mundial.

Tenemos, como se ha dicho tantas veces, que fomentar y adelantar una integración física, alguien decía que una carretera, que une a dos países es más importante que mil discursos sobre la integración y no hay duda que en eso tenemos muchísimo por hacer.

En materia de comercio y de inversiones, también todo está por hacer. Cuando uno compara el comercio intrarregional, el comercio entre Colombia y Brasil por ejemplo, es un comercio mínimo frente al potencial que tenemos, y además esa es una forma para fortalecernos nosotros frente al resto del mundo; fomentar las inversiones entre los países; ya no tenemos el complejo de que todas las inversiones tienen que venir de los Estados Unidos, de Europa, no, nosotros también tenemos una gran capacidad de invertir, de innovar, de crear, si jugamos juntos, si jugamos integrados.

En este mundo que está viviendo una gran incertidumbre, donde hay un huracán que está golpeando duramente las economías llamadas industrializadas, donde nadie sabe cómo va a acabar la crisis en Europa o en Estados Unidos, o en Japón y mientras allá están haciendo un gran esfuerzo para no entrar en una recesión, nosotros en América Latina tenemos un crecimiento y un crecimiento en la mayoría de los países, saludable. Eso nos da una gran oportunidad para llegar con unas cartas como región importante y hablarle al resto del mundo con peso específico. El año entrante se va a reunir en México el G-20 de América Latina hay tres países, Brasil, México y Argentina que asisten al G-20. Siempre he dicho, que bueno que esos tres países pudiesen llegar con una sola voz, opero que tal que llegaran, con una sola voz entre los tres países, representando a toda América Latina, eso hace una gran diferencia y por eso, esos temas que nos unen, tenemos que trabajar para que podamos realmente hacerlos valer.

Que tal el tema del medio ambiente, el cambio climático, que a nosotros también nos está afectando y de qué manera, cuando uno ve en Centroamérica como ha golpeado el invierno a esos países, en mi país, tuvimos más de 3 millones de damnificados y hoy, tenemos medio país inundado, las montañas se derriten por la intensidad de las lluvias, y el medio ambiente se está volviendo en el tema más importante en las discusiones internacionales; y quién puede tener más peso específico para llegar a cualquier escenario, que América Latina porque somos ricos en biodiversidad.

Brasil es el país más biodiverso del mundo, Colombia es el país más biodiverso por kilómetro cuadrado del mundo y tenemos cartas con que jugar en esa discusión. O sea que, la oportunidad se ha presentado, las circunstancias mundiales nos están diciendo lo que muchos han venido diciendo hace algún tiempo, esta puede ser la década y algunos decían, el siglo de América Latina; si jugamos las cartas bien.

Por eso, Presidente Chávez, celebro enormemente esta reunión que usted organizó y que creo que puede generar un proceso que nos puede, a todos los países de América Latina, significar un paso hacia adelante y un paso en la dirección correcta es muy importante.

Esta integración no puede ser contra nadie, esta integración debe ser a favor nuestro, esto no es contra la OEA, no es contra la Cumbre Iberoamericana, no, esto es una integración a favor de América Latina y el Caribe.

Y si jugamos con esa actitud, proactiva, positiva, vamos a llegar mucho más lejos y por eso, nosotros estamos muy entusiasmados en participar en dar lo que está a nuestro alcance, para que los objetivos que nos pongamos, se puedan lograr.

Nuestros enemigos están a la vista, nuestros enemigos son la desigualdad. Deberíamos tener vergüenza de ser el continente más desigual del mundo. Nuestro enemigo es la pobreza, nuestro enemigo es el narcotráfico. Y a propósito de narcotráfico, déjenme hacerles apreciados presidentes, presidentas, primeros ministros, una sugerencia respetuosa.

Colombia ha sido, el país tal vez, que más ha sufrido en el mundo, en la lucha contra el narcotráfico, que más ha sufrido el narcotráfico. No creo que otro país, haya derramado más sangre, luchando contra el narcotráfico de Colombia. En esta lucha que llevamos 40 años, yo era cadete naval cuando supuestamente se inició el narcotráfico en Colombia, allá en el Caribe en Santa Marta donde estuvimos usted y yo Presidente Chávez, allá dicen que fue el primer embarque de marihuana que venía de la Sierra Nevada de Santa Marta, llegó a un boque sueco y vieron que la calidad era tan buena que comenzaron a exportarla y ahí comenzó dice la leyenda, el narcotráfico en América Latina, en Colombia.

Nosotros hemos perdido nuestros mejores líderes políticos, nuestros mejores periodistas, nuestros mejores jueces, nuestros mejores policías en esta lucha.

El narcotráfico nos tenía, tenía nuestra democracia arrodillada, y nos tocó un esfuerzo muy costoso para reversar esa tendencia, muy costoso y hoy, somos señalados como un país que ha sido exitoso en la lucha contra el narcotráfico, porque redujimos el área cultivada en 60, 70 por ciento, porque desvertebramos los grandes carteles de la droga, porque los grandes capos que estaban señalados en la lista de los más buscados, todos están en la cárcel o en una tumba. Pero, el negocio sigue, la droga sigue fluyendo y el problema persiste. Ya no son los grandes carteles, son los cartelitos.

Usted Presidente Chávez, el lunes me tenía una sorpresa, cuando vine yo aquí a Caracas, había capturado la noche anterior, la noche del domingo, a uno de los narcotraficantes más buscados del mundo, un tal alías “valenciano”, pues ese tal alías “valenciano” es creo que la cuarta o la quinta generación, viene de Pablo Escobar y viene de un señor que se llama Don Berna y entonces a ese también lo agarraron y entonces lo sucedió otro; y vamos en cinco generaciones, y a este posiblemente lo suceda otro.

¿Qué nos dice todo esto? Que a veces con ese esfuerzo que hacemos, el esfuerzo que está haciendo en forma valerosa el presidente Felipe Calderón en México, la sangre que está poniendo en esta lucha contra el narcotráfico, pero a veces nos sentimos como en una bicicleta estática, como que aceleramos pero no avanzamos. Yo creo que esta es mi sugerencia respetuosa para que ustedes la consideren porque muchos de ustedes, están sufriendo en cierta forma el éxito nuestro, el efecto de la bomba llena de agua que uno la pisa en un lado y se infla en el otro.

América Central, muchas islas del Caribe, nuestros vecinos están viviendo, están sufriendo nuestro éxito porque se van para allá, porque todavía hay una demanda creciente en los países consumidores y creo que bien valdría la pena analizar simplemente sentarnos a discutir si lo que estamos haciendo es lo correcto, si lo que estamos haciendo nos va a llevar al objetivo final, si vamos a poder vencer este flagelo o si hay otros mecanismos.

Yo creo que, si América Latina dice, discutamos el problema porque nosotros tal vez no hay una región que más esté sufriendo el flagelo del narcotráfico y lo dice un país que ha tenido relativo éxito, que América Latina y por eso, creo que bien vale la pena llevar de pronto al seno de las Naciones Unidas, la solicitud de que discutamos. Yo no tengo la solución mágica, no sé cuál es la solución. Pero lo que sí sé, es que después de 40 años de lucha y nosotros no podemos bajar la guardia, para nosotros este es un problema de seguridad nacional, hoy en día el narcotráfico alimenta todos los grupos violentos y no podemos bajar la guardia, pero sí creemos que este tema como lo han sugerido en otras partes del mundo, merece una discusión objetiva, fría, analítica y creativa, y dejo esa sugerencia en esta Cumbre señores presidentes, señores primeros ministros.

Finalmente, hacerles una también muy respetuosa solicitud de apoyo. América Latina tenía dos organismos internacionales a nivel directivo en Naciones Unidas, tiene la FAO donde está Brasil de director ejecutivo y tenía la OIT, con un chileno, el director ejecutivo renunció dos años antes de terminar su período y mi vicepresidente que ha sido un dirigente sindical toda la vida que también ha tenido una responsabilidad política, fue gobernador de un departamento muy exitoso, fue embajador nuestro en Naciones Unidas en Ginebra, ante la OIT, pero más que eso yo creo que, su gran mérito y yo le digo con mucho orgullo es que es nuestro Lula colombiano, porque además tienen una vida muy paralela, ambos se crearon, ambos iniciaron su vida en el sector metalúrgico, ambos se convirtieron en líderes sindicales, después en líderes políticos, líderes políticos muy exitosos; el tiene una gran credibilidad en todos los, las centrales obreras a nivel mundial y es un buen candidato.

Yo sé que muchos de ustedes, no pertenecen al consejo que elije al director ejecutivo de la OIT, pero que bueno sería que de esta Cumbre saliera como un respaldo de la región, con el objetivo de mantener que la región mantenga esa posición, por lo que les decía al principio, no tenemos sino un organismo hoy, la FAO, dentro de los organismos de Naciones Unidas, esa sería mi respetuosa solicitud para finalizar esta intervención. De nuevo agradeciéndole Presidente Chávez, cancilleres Maduro, su hospitalidad, y la forma como han organizado esta reunión tan importante. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias presidente Santos. Bueno, está en la mesa la solicitud de apoyo a la candidatura del vicepresidente ¿no? Angelino Garzón a la Organización Internacional del Trabajo.

Bien, algunos países ya hemos tomado la decisión de apoyarle, como nosotros y otros países más de América Latina, ojala de aquí salga una decisión. ¿Qué otros candidatos hay? No se sabe todavía, va sola...

Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos De América Latina ninguno, creo que hay un candidato francés, es lo que sabemos hasta ahora.

Presidente Chávez ¿Qué dices tú? México apoya también, México apoya, Chile apoya...

Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos Afortunadamente, tenemos muchos países y ya hemos hablado con muchos países que generosamente nos han apoyado, que agradecemos de antemano.

Presidente Chávez Me permiten pedir que levanten la mano los países que apoyan en este momento a Colombia. Venezuela, apoya, y aquellos que necesiten pensarlo un poquito, bueno piénsenlo; no hay más candidato en América Latina y conocemos a Angelino, un luchador. ¿Cuba tiene candidato? No, apoya, apoya Cuba.

Correcto, bien. Ecuador también, Ecuador... toma nota Nicolás por favor. Argentina apoya también.

Yo creo que, mire el apoyo que nosotros le dimos fue importante, no digamos que decisivo Dilma, pero te acuerdas que en la Cumbre de África, Suramérica, Lula vino y planteó el apoyo para la sede del Mundial ¿no era? De Fútbol, y ahí hubo unanimidad casi, bueno casi unanimidad; en África y América del Sur. Creo que fue importante ese apoyo, no definitivo.

Bien. ¿Cómo está el fútbol allá en Brasil?

Presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff Muy bueno. Andamos ganando por ahí.

Presidente Chávez Tienen que estar preparados para la ofensiva venezolana que va bien, pregúntenle a Argentina, perdón... [risas].

Gracias, Cristina.

Bien, bien, bien, no es que nosotros éramos la cenicienta, todo el mundo quería jugar con Venezuela, porque entonces ganaban tres puntos, tres puntos, ahora la cosa ha cambiado un poco. Dilma.

Presidenta de la República Federativa de Brasil, Dilma Rousseff Presidente, Marco Aurelio... que nosotros tenemos, le tenemos miedo a la Vinotinto.

Presidente Chávez ¿Dice Marco Aurelio no? Sí, él siempre me lo ha dicho. Gracias.

Bueno gracias Dilma. Miren un minuto, un minuto antes de darle la palabra al presidente Raúl Castro, quien un día como hoy hace 55 años, estaba desembarcando del Granma. Santos, tú no habías nacido, no, ya había nacido, estábamos niños, yo tenía dos años. ¿Cuántos años tenías tú Santos? Dos también, seis. Rafael Correa no había ni nacido y estaba desembarcando, parece que lo lanzaron de primero, porque era el más joven, era casi un niño Raúl y por su tamaño se infiltró en el agua y no lo vieron.

Raúl Castro, ya te doy la palabra, solo un minuto. Miren, yo quiero insistir en lo siguiente porque Santos, el presidente Santos, agradezco sus palabras bueno y su empeño y Dilma, lo que hasta ahora han tomado la palabra y Calderón allá en el teatro, en la inauguración.

En estos años, uno ha ido a muchas cumbres, ¿verdad Calderón? Cuántas cumbres, se pierde la cuenta, es una cordillera, y cuántas fotos y cuántos documentos, unos mejores que los otros y tal, y muchas veces después nos olvidamos de aquello.

Esto tiene que ser distinto, esto tiene que ser distinto. Por eso yo les invito a que, a los presidentes, colegas, que revisemos los documentos que se están aprobando, el plan de trabajo por ejemplo. Aquí dice, voy a leer nada más que, uno de los puntos acordados por nuestros cancilleres y cancilleras, y que estamos acá bueno en el seno de la Cumbre aprobándolos.

“Fortalecer —dice aquí— fortalecer y profundizar los procesos de integración de nuestras economías, en el ámbito regional, subregional, bilateral, a los fines de garantizar la conformación de un espacio latinoamericano y caribeño”. Hablando de lo económico, Dilma nos hablaba de la crisis, de la crisis. La Cepal nos advierte de los riesgos de la crisis, que puede tener impacto duro en nuestra región también.

Bueno ahora, aquí se está conformando en estos documentos unos grupos de trabajo, ahora esos grupos de trabajo tenemos que formarlos y pronto, unos grupos de trabajo.

Los compañeros chilenos, asumen la presidencia de la, de nuestra unidad, de la Celac a partir de mañana y queda como está señalado en el documento, una troika conformada, Chile por supuesto presidiendo, Venezuela y Cuba; es importante, ya se sabe no, que se decidió que la Cumbre del 2013 sea en Cuba, eso merece en verdad un aplauso, un reconocimiento a Cuba.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, entonces esa troika bajo la dirección de ustedes, de Chile, del presidente Piñera y de ustedes compañeros chilenos, estamos a la orden nosotros y estoy seguro que todos aquí, para hacer realidad estos planes pues. Ahora, tenemos que tomar decisiones y se consecuentes con ellas, para que esto tenga sentido, sino estaríamos condenados a cien años más de soledad, Dilma. Pero no estamos dispuestos a seguir cien años más, no, es ahora o nunca la integración, la unidad para el desarrollo de nuestros pueblos. Pero tenemos que, tomar decisiones insisto en esto, tomar decisiones y luego activarlas, operar, estrategias, objetivos, estrategias, recursos, ese triángulo bueno básico, elemental el objetivo o los objetivos, luego las estrategias, el cómo y luego los recursos, con qué, con qué lograr esos objetivos a través de unas estrategias determinadas. Eso requiere mucho trabajo y mucha voluntad y nosotros la tenemos y tenemos que demostrarlo.

Le doy la palabra entonces al presidente cubano, general de Ejército, compañero, camarada, Raúl Castro Ruz, por favor señor Presidente, Raúl.

Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz Compañero Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.
Estimados presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones:

Saludamos, en primer lugar, al hermano pueblo venezolano y a la Revolución Bolivariana. Venezuela nos recibe hoy hospitalaria y orgullosa, en el año que celebra el bicentenario de su independencia y nos ofrece la oportunidad de reunir a los gobiernos de toda América Latina y el Caribe.

Tenemos el privilegio de asistir a un acto fundacional de carácter trascendental. Con las decisiones que aquí adoptamos y el trabajo conjunto de los últimos tres años, reivindicamos más de dos siglos de luchas y esperanzas. Llegar tan lejos nos ha costado esfuerzo, pero también sangre y sacrificio.

Las metrópolis coloniales de antaño y las potencias imperiales de hoy han sido enemigas de este empeño. Han intentado desafiar el ideario de Simón Bolívar quien, con larga visión, sentenció: “La unidad de nuestros pueblos no es simple quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino”.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es nuestra obra más preciada. Simbólicamente, consolida el concepto de una región unida y soberana, comprometida con un destino común.

En términos estratégicos, nos brinda el instrumento político requerido para aunar voluntades, respetar la diversidad, resolver diferencias, cooperar por el bien de nuestros pueblos y solidarizarnos los unos con los otros. Su éxito dependerá del carácter y la sabiduría de sus miembros, que somos las 33 naciones independientes situadas entre el Río Bravo y la Patagonia.

En la unidad en torno a la soberanía, el desarrollo y la equidad estará nuestra fuerza y de ella dependerá la prosperidad con justicia de los ciudadanos de esta vasta y rica región. No tenemos un ideario plenamente homogéneo, ni coincidimos en todas las posiciones políticas. Esa es parte de la realidad y con ella debemos trabajar en un clima de respeto y cooperación.

Vivimos en una zona libre de armas nucleares, privilegio que disfrutan muy pocas regiones del mundo. Es una contribución fundamental a la causa de la humanidad por la eliminación total de esta amenaza, que pone en peligro la supervivencia humana.

Debemos aspirar y declararnos también, un día no muy lejano, territorio libre de bases militares extranjeras, como aporte adicional a la identidad regional.

El patrimonio común de nuestras tierras y mares atesora una riqueza natural extraordinaria que, utilizada de forma sostenible, con responsabilidad y solidaridad, ofrece a las futuras generaciones las bases de un porvenir de prosperidad y justicia. Contamos con una cultura diversa e interrelacionada, con valores ancestrales autóctonos. Existe un potencial técnico y científico de alto calibre e insuficientemente aprovechado.

A pesar de todo esto, y de índices de crecimiento económico no despreciables, América Latina y el Caribe, con más de 20 millones de kilómetros cuadrados de extensión territorial y más de 580 millones de habitantes, avanza lentamente y no logra superar las deformaciones que obstaculizan su desarrollo.

Habitamos en la que se considera la región del mundo con mayor desigualdad en la distribución de la riqueza. Junto al reconocimiento de que hemos sobrellevado en mejores condiciones los efectos de la crisis económica global, está la gran brecha que significa la extrema concentración de la riqueza en pocas manos frente a la inmensa pobreza de las mayorías.

La prosperidad de nuestra región depende de la solución de este problema. Actualmente hay 180 millones de latinoamericanos y caribeños pobres y, de ellos, 72 millones en extrema pobreza. Es una tragedia que no tendrá solución incluso si cumpliéramos todos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por las Naciones Unidas.

Hoy, la pobreza afecta a 81 millones de nuestros niños y unos 13 millones de ellos ni siquiera pueden acceder a una alimentación adecuada, en una región que produce más nutrientes de los que necesita. Esos niños son los acreedores del futuro de esta región. Nosotros, sus deudores.

La reciente evolución económica de América Latina y el Caribe muestra que, a pesar de la profunda crisis global, han crecido los ingresos por exportaciones, principalmente de productos básicos; que la carga de la deuda externa, aunque injusta y agobiante, ha sido menor, y que se ha incrementado la acumulación de reservas. Este escenario nos brinda una oportunidad si actuamos con responsabilidad y verdadero espíritu solidario.

Y es con ese espíritu que debemos encarar la situación en Haití, que representa una prueba para todos nosotros. América Latina y el Caribe tienen una responsabilidad histórica y ética con esa república hermana, la primera en independizarse del yugo colonial en nuestra región, donde se produjo, dirigida por esclavos, la primera revolución victoriosa en la historia de la humanidad. Haití requiere y merece que nos esforcemos para contribuir, con aportes más sustantivos, a su reconstrucción y desarrollo, y con estricto apego a la voluntad de su gobierno y a las necesidades de su pueblo.

En nuestro caso, ya lo expresamos en la pasada Cumbre de Cancún, en febrero del 2010, y lo ratificamos hoy: “la colaboración cubana y su modesto esfuerzo permanecerán en Haití los años que sean necesarios, si el Gobierno de esa nación así lo dispone. A nuestro país, férreamente bloqueado, no le sobra ningún recurso, más bien le falta de todo, pero está dispuesto a compartir su pobreza con los que tienen menos, en primer lugar con quien hoy más lo necesita en el continente”.

Yo recuerdo en una ocasión que visité Ecuador, en una de esas tantas reuniones internacionales en que hemos coincidido, que aproveché y visité la Capilla del Hombre, fundada por ese magnífico pintor del continente, Osvaldo Guayasamín, y me impresionó un letrero de un pensamiento que no era de él -según me explicó su hijo mayor- y que estaba en una de las paredes de tan importantísimo centro cultural e histórico. Decía el letrero: “Cuando era niño, lloraba porque no tenía zapatos, hasta que un día vi un niño que no tenía pies”. Quiere decir que siempre, por muy difícil que sea la situación de un país, por muy compleja y grande que sea nuestra pobreza, siempre hay alguien más pobre que nosotros, siempre hay un niño sin pies y que no necesita zapatos.

Estimados colegas:

Hemos asumido el compromiso de oponernos con firmeza a todo intento de desestabilización del orden constitucional en nuestros países.

No es una manifestación fortuita, sino de genuina respuesta al golpe de Estado contra Venezuela del 2002 y luego la asonada petrolera, la sedición en Santa Cruz en Bolivia, el golpe militar perpetrado en Honduras, el intento de golpe en Ecuador y las constantes acciones de desestabilización contra gobiernos legítimamente constituidos, firmemente comprometidos con los reclamos de justicia social de sus pueblos, defensores de la soberanía de sus países y expresiones de la más limpia y efectiva democracia.

Se conoce la naturaleza y las motivaciones de quienes impulsan estos ataques a la institucionalidad soberana y contra los derechos constitucionales de los pueblos. Se sabe también que reciben el apoyo de Estados Unidos y de algunos gobiernos europeos, así como la complicidad de poderosas organizaciones privadas de la industria de la información y la publicidad.

Recuerdo que en una reunión que sostuvimos en Nicaragua, en la capital Managua, por los acontecimientos recientes similares sucedidos en América Central, llamé la atención cuando hice uso de la palabra: ¡Qué casualidad que todos esos intentos han sido contra países del ALBA!, y me viré para el presidente Correa, que estaba a mi izquierda, y le dije: “El próximo serás tú”. Me puso cara de sorpresa, como diciendo: “¿Pero por qué?”. Él mismo y todos ustedes conocen porqué.

Es la pugna entre mezquinos intereses oligárquicos, con apoyo del capital transnacional y los derechos legítimos de los pueblos. Sería un grave error desconocer que América Latina y el Caribe han cambiado, que no se nos puede tratar como en el pasado. Nos ha costado trabajo enfrentar el lastre del colonialismo y el neocolonialismo y debe esperarse una firme determinación regional de defender la independencia duramente alcanzada. La Carta Bicentenaria que hoy adoptamos debe asumirse como expresión de esa realidad.

Más allá de nuestro entorno regional, compartimos un mundo complejo y convulso, en el que los pueblos se rebelan contra las injusticias -lo que vemos en Europa, en otras regiones del mundo y en el propio Estados Unidos con la población norteamericana lo demuestra-, las políticas imperialistas de saqueo, la concentración de la riqueza, la corrupción y el abuso del poder. Se trata de un fenómeno expresado particularmente en el Norte de África, el Medio Oriente, casi toda Europa y Norteamérica. Es expresión del colapso de despiadados modelos económicos neoliberales ya conocidos y repudiados en nuestra región.

Es también un mundo en el que las grandes potencias violan el Derecho Internacional, ejercen su dominación mediante el uso de la fuerza y agreden a naciones soberanas al amparo de pretextos y manipulaciones.

En Libia, la OTAN  o Tratado del Atlántico Norte, ha cometido un crimen internacional (ahí está la guerra que está echando Chávez contra los mosquitos, no sé contra qué). Vamos a esperar que cese, me voy a quedar ronco.

Presidente Chávez Es un cohetazo en Caracas, en homenaje a la Celac.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Es nuestro pueblo lanzando cohetes.

Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz Entonces seguimos hablando.

Presidente Chávez Y a eso se suma que llegó diciembre, la navidad. Por favor.

Presidente de la República de Cuba, Fidel Castro Ruz Sigo hablando si ustedes me escuchan. Pero si me quedo ronco, no podré hablar más, les decía que en Libia la OTAN la cometido un crimen internacional, que ahora amenaza convertirse en modelo para vergüenza de las Naciones Unidas, se ha bombardeado durante ocho meses consecutivos a ciudades indefensas, masacrando civiles, destruyendo servicios sociales, mutilando la infraestructura y llevando a la condición de desplazados y refugiados a cientos de miles de personas.

Para Cuba, no es noticia la actitud de Estados Unidos. Es la misma de siempre. Llevamos enfrentando más de cinco décadas de hostilidad y agresión. Sufrimos el bloqueo económico, comercial y financiero más abarcador y duradero que se haya impuesto a país alguno. Nuestra región lo sabe y no ha dejado de pronunciarse con firmeza, lo cual los cubanos agradecemos a todos ustedes.

Voy a terminar leyendo un párrafo que lo puse, después lo quité, pero después de lo dicho por Chávez lo leeré.

Deseo agradecer a la reunión de Cancilleres del día de ayer, sus generosos planteamientos sobre Cuba y la recomendación de una futura presidencia cubana de la Celac en el 2013. Iba a dejarlo para mañana o después que ustedes, presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones se manifestaran; pero Chávez, el Presidente de Venezuela, el país sede, aquí sacó acuerdos, me hizo votar a mí, yo estuve de acuerdo, voté, y ahora yo interpreto… ya le pregunté a Correa si está de acuerdo con ese tipo de votación, si se le cede a Cuba la organización de, o la celebración vamos a decir  de la próxima Celac, después de Chile.

Les doy las gracias además, en este caso, no solo a los cancilleres sino a todos los presidentes, primeros ministros y jefes de delegaciones presentes.
Por fin, ¿cómo queda la cosa, Correa? Está de acuerdo, como diría Chávez, ¿no?, ¿están de acuerdo todos, o retiro este párrafo? No quiero dar las gracias y que después uno levante la mano y diga: no, no estoy de acuerdo.

Presidente Chávez Estamos todos de acuerdo, estaremos en Cuba en el 2013.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz Bien, entonces lo mantenemos.

Muchas gracias a todos.

Ahora, un párrafo final, dos párrafos finales.

Reconocemos a Venezuela el inmenso esfuerzo desplegado para crear las bases y organizar esta Cumbre, así como al liderazgo del Presidente Hugo Chávez Frías al conducirnos hasta aquí, hacia resultados tan prometedores para el futuro de la región y su aporte a favor de la integración y la unidad de América Latina y el Caribe.

En la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, Cuba trabajará con dedicación, altruismo y compromiso por la unidad de nuestros pueblos, por un futuro de paz y justicia social, y por el empeño irrenunciable de consolidar la plena independencia de lo que José Martí definió para el porvenir como “Nuestra América”.

Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Nuestra América, bueno que suenen los cohetes por nuestra América. Es un cohetazo, pero está fuerte, ¿esta cerca Nicolás no? claro estamos rodeados del...

Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz ¿Esto es por la Celac, o por el desembarco del Granma?

Presidente Chávez Por la Celac y por el Granma también, y por Fidel y por Cuba.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y por la Celac que está naciendo.

Ahí están los barrios de allá de los cerros del Valle, Coche, arriba en la montaña, el Cementerio. Saludamos desde aquí pues, al pueblo venezolano que está apoyando plenamente y abiertamente porque lleva en su sangre, en su alma, la esencia de la unidad de nuestros pueblos de nuestra América.

Gracias Raúl, gracias presidente.

Bueno precisamente digo yo, todas esas amenazas se irán disipando e irán desapareciendo del horizonte, en la medida en que nosotros nos unamos mucho más y no sigamos aislados, bloqueados, amenazados.

Recordemos Las Malvinas, las Malvinas, yo era capitán, aquí trabajaba en la Academia Militar y la indignación era gigantesca, gigantesca, pero uno se preguntaba, bueno y vamos a dejar sola a Argentina, y al final quedó Argentina casi sola en este continente.

Nos provocaba irnos para allá, te lo juro Cristina desde aquí, con nuestros muchachos, nuestros cadetes, pero en la medida en que estemos unidos, se acabaran esas confabulaciones, golpes de estado, invasiones, bloqueo, amenazas, contra algunos gobiernos que como el nuestro no es amenaza para nadie. Ah, pero van creando la matriz, las matrices de opinión, las matrices de opinión.

Ahí está Daniel Ortega, reelecto con un porcentaje bastante alto de votos, y por allá en Estados Unidos, salió gente diciendo que hay que desconocer el resultado, que hubo un fraude. ¿Con cuánto fue que ganaste Daniel? Con cincuenta y pico por ciento por ahí, y entonces sale por allá, creo que la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, del Senado de los Estados Unidos, diciendo que hubo un fraude, no tienen una sola prueba y llamando a desconocer; ¿estoy equivocado? Estuve leyendo algunas noticias por ahí, que hay que repetir las elecciones en Nicaragua. Imagínate tú.

Entonces, en la medida en que nosotros rechacemos eso con fuerza y con unidad, independientemente de las corrientes ideológicas, bueno que estén al frente de nuestros países, unidos seremos invencibles y tenemos que establecer y consolidar en América Latina y el Caribe, lo que decía el presidente Calderón, una zona de paz y de desarrollo.

Gracias Presidente.

Le doy la palabra al primer ministro de San Cristóbal y Nieves, nuestro amigo, primer ministro Denzil Douglas y luego la presidenta Argentina, Cristina Fernández.

Por favor, adelante Denzil Douglas, el Caribe con un aplauso, bienvenidos los hermanos del Caribe, el Caribe Oriental.

Asistentes [aplausos].

Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, Denzil Douglas Muchas gracias su excelencia, Comandante Presidente Hugo Chávez, distinguido Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Quisiera saludar a mis colegas presidentes, jefes y jefas de estado y de gobierno de América Latina, del Caribe, mis colegas de la Comunidad del Caribe, demás jefes de delegación, ministros.

A medida que comienzo mi presentación como Presidente de la comunidad del Caribe, el ex presidente de la Organización de Estados Caribeños, y el primer ministro de San Cristóbal y Nieves quisiera ofrecer disculpas a nombre de dos de mis colegas del Caricom, en primer lugar, su excelencia el presidente electo Ramotar, de la República Cooperativa de Guyana y en segundo lugar, el Primer Ministro electo de Santa Lucía, el honorable doctor Kenny Anthony, ambos sienten no poder estar aquí en esta reunión histórica, debido a que han estado involucrados en los procesos recientes de elecciones en sus países respectivos.

Sin embargo, ambos se merecen nuestra felicitación y que le aplaudamos a ambos.

Asistentes [aplausos].

Primer Ministro de San Cristóbal y Nieves, Denzil Douglas Señor Presidente, para mí es un gran honor dirigirme a esta reunión augusta de jefes y jefas de estado y de gobierno, en la ocasión de esta III Cumbre de América Latina y el Caribe sobre la integración y el desarrollo, en el año en que se conmemora el Bicentenario de la Independencia de Venezuela, al igual que muchos otros países de América Latina, de hecho, siento un gran placer compartir en esta reunión histórica y no solamente vamos a cerrar un capítulo de la CALC, sino que también vamos a abrir un nuevo capítulo de la Celac, un nuevo marco que va a facilitar y nos va a capacitar a que tengamos una mayor unidad, acuerdos políticos, cooperación, solidaridad, desarrollo e integración.

Aprovecho esta oportunidad para dirigirme a usted, reconociendo la importancia de esta cumbre y las decisiones que vamos a acordar tal y como lo vemos en la Declaración de Caracas, que vamos a adoptar al concluir nuestras deliberaciones.

Señor Presidente, sin embargo, si yo continúo mi declaración, estaría desaprovechando la oportunidad, sin referirme en primer lugar a el hecho de que le abogamos porque se recupere prontamente, que siga con una salud excelente porque usted lidera a su pueblo, particularmente en este período de desafíos económicos, sociales, mundial sin precedentes, que han dado una prominencia al imperativo de las regiones, regiones como las nuestras que están trabajando para forjar mayores alianzas en nuestra búsqueda para eliminar el flagelo de la pobreza, los crímenes, la violencia, la decadencia social que parecen estar presentes de una forma negativa en muchas de nuestras naciones, afectando a nuestros pueblos más vulnerables.

En segundo lugar, señor Presidente, mi delegación desea que usted siga trabajando con nosotros, con su liderazgo, nosotros queremos asociarnos con otros en expresar nuestra gratitud sentida, de corazón y aprecio al gobierno y al pueblo de este hermoso país por la excelente organización que se ha realizado para esta serie de reuniones, manifestado por su hospitalidad cálida.

Si bien, estamos conscientes del imperativo de centrar nuestros esfuerzos para el logro de nuestros objetivos, sus esfuerzos también han hecho que los delegados puedan experimentar una rica diversidad de la cultura de su nación, incluyendo a los jóvenes músicos, quienes todos en la ceremonia de apertura, realmente hicieron que este día fuese memorable.

Mi delegación por lo tanto, se siente eternamente agradecida por las cálidas expresiones de amor, exhibidas durante nuestra permanencia aquí en Venezuela.

Señor Presidente, anteriormente dije que estamos reunidos aquí durante un período de retos sociales, económicos mundial sin precedentes, que continúan ejerciendo un impacto negativo en las respuestas individuales y colectivas de nuestros países para crear oportunidades sustentables, para un mejor desarrollo de nuestros pueblos; de forma tal de que podamos vivir vidas autosuficientes, saludables y productivas, reconocemos nuestras responsabilidades compartidas, también reconocemos nuestro compromiso para poder tener cambios que sean significativos en nuestros países respectivos.

Y hemos estado aquí, reunidos en Caracas, en un momento en donde el capitalismo se encuentra en crisis para dar luz a esta organización, para ver la creación de la Comunidad de, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, la importancia de este acto no debe perderse, considerando que estamos deliberando durante el bicentenario de la lucha por la independencia de Venezuela.

Reconocemos con gratitud y reverencia, las luchas históricas para lograr la liberación hemisférica y la independencia liderados por Bolívar, cuya vida y trabajo nosotros estamos uniendo con nuestros hermanos y hermanas venezolanos en este momento.

Igualmente, también rendimos tributo por los sacrificios de otros héroes, homenaje a Sandino, Martí, Bustamante, Manli, Adams, Williams, Bert, y nuestro propio Robert Llewellyn Bradshaw de San Cristóbal y Nieves entre otros, quienes valientemente lucharon contra la opresión para garantizar nuestro derecho a la autodeterminación y a la independencia para que fuesen una realidad.

Admitimos que, en nuestros hombros, tenemos el peso de la historia, considerando el legado de nuestros padres, los desafíos económicos y sociales actuales y las aspiraciones de millones de personas quienes ven en nosotros un liderazgo maduro, innovador y valiente, de hecho la mayoría de las expectativas formidables, pero la historia no nos absorberá, en las actividades que no hagamos

Señor Presidente, colegas, jefes y jefas de Estado y de Gobierno, distinguidas damas y caballeros, si bien consideramos que San Cristóbal y Nieves es una nación independiente, la más pequeña de nuestro hemisferio, estamos muy concientes de nuestra función y responsabilidades, nuestra participación proactiva, coherente y consistente en todos los aspectos del proceso de integración de Caricom, además de varias iniciativas con Cuba en las áreas de educación, asistencia médica y agricultura, además que las actividades que hemos realizado con Venezuela en el campo energético y de la vivienda nos ha traído tremendos beneficios a los ciudadanos de San Cristóbal y Nieves, al igual que muchos otros países en América Latina y el Caribe.

Señor Presidente quisiera expresar una profunda gratitud de mi Gobierno al pueblo y al Gobierno de México, por su continúas contribuciones en el área de la seguridad, un aspecto que es extremadamente importante para la estabilización de nuestros países. También quisiéramos mencionar que estamos en el proceso de constituir un acuerdo de alcance parcial con nuestra hermanas República de Guyana y Brasil, al iniciarse el acuerdo de alcance parcial representa otra demostración tangible de los esfuerzos que ha hecho mi país para cooperar en el área del comercio, pero a la larga va a beneficiar al pueblo de nuestros países respectivos.

San Cristóbal y Nieves continúan desempeñando un papel significativo en la integración de ambas de nuestras subregiones, nosotros vemos que nuestra participación en este proceso de la integración regional, como la respuesta principal a la gran cantidad de desafíos de la globalización, al igual que los medios de articular posiciones comunes en abordar los aspectos de la agenda internacional compleja y diversa. Además nuestro apoyo continuo para Cuba y otros países en esta subregión, que ha sido bien documentada, por lo tanto nos presentamos con aliados creíbles con resolución, estamos listos para asumir nuestro lugar a medida que progresamos en el trabajo de esta nueva organización, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe.

San Cristóbal y Nieves como el resto del Caribe, da la bienvenida a esta nueva entidad en pleno conocimiento de las organizaciones y las aspiraciones de los kittianos y nevicianos que residen en Basseterre, no son diferentes de los que viven en Kingston, Paramaribo, Habana, Montevideo, Lima y/o Caracas, por esto y otras razones nosotros de manera muy seria asumimos los compromisos que nosotros vamos a suscribir en esta declaración de Caracas. Nuestra visión es que los principios que están inmersos en la solidaridad, la integración económica y social, el desarrollo, los esfuerzos por proteger y conservar nuestro medio ambiente y la madre tierra contra el cambio climático, nuestro compromiso por respetar los valores de los democráticos de la región, el derecho y los derechos humanos como la no interferencia en los asuntos internos de los estados soberanos, todo esto razona en mi delegación, por lo tanto seremos consistentes con los principios que continuarán guiando la marcha de la región, de la subregión de Caricom y de nuestros gobiernos para solidificar la identidad y la civilización del Caribe.

Señor Presidente, he notado con satisfacción que las 19 comunicaciones especiales agotadas por la reunión de Altos Funcionarios durante los últimos días, también va hacer coherente con los valores que nosotros llevamos en nuestros corazones. Quisiera hacer mención especial en el comunicado especial que tiene que ver con el desarrollo sustentable que habla a los estados insulares en desarrollo pequeño y también que versa sobre los desafíos socio-económicos. Señor Presidente ha habido la tentación en el pasado, organizaciones como estas de ignorar a los Estados pequeños, como en la Organización de Estados del Caribe Oriental, pero yo tengo confianza que Celac no va hacer una de estas organizaciones. También me puedo referir a otros comunicados que tiene que ver con el rechazo al terrorismo en todas sus formas, el apoyo para eliminar el comercio de las armas pequeñas, la declaración de nuestra región como una zona libre de armas nucleares, la promoción del uso de fuentes renovables de energía al igual que la seguridad alimentaria.

Mientras me siento confiado de que el éxito se encuentra dentro de nuestro alcance, sin embargo, no estoy ciego de que nuestros mejores esfuerzos algunas veces se descarrilan, se descarrilan por nuestras tendencias de adoptar posiciones inflexibles con base en intereses naturales. También acoplado con nuestro aislamiento y nuestros esfuerzos duplicados y nuestro rechazo a maximizar los canales de comunicación para resolver, reconciliar las diferencias, todo tiene el potencial de impedir nuestro progreso, por lo tanto insto que nosotros aprovechemos esta ocasión histórica para continuar siendo los catalizadores del cambio, trabajemos para crear historia, de forma tal de que cuando se nos evalúen sepan que hemos construido el camino para las generaciones actuales y futuras, para que ellas vivan en una región en donde la paz, la prosperidad económica y la justicia social, no solamente sean ideales o utópicos, sino que se traduzcan en manifestaciones concretas de los esfuerzos que nosotros hemos resuelto mediante esta declaración de Caracas .

Colegas, jefes y jefas de Estado y de Gobierno, delegados, quisiera concluir recodándole las palabras de uno de nuestros inmortales José Martí y cito: Estamos libres pero no para se malos, no para ser indiferentes al sufrimiento humano, no para sacar ganancias del pueblo, del trabajo generado y sostenido por medio del espíritu de la asociación política, mientras que rechazamos contribuir al estado político del cual ganamos (fin de la cita).

Espero que nuestras liberaciones y el trabajo que emanen de esta Cumbre traigan beneficios tangibles para las poblaciones de nuestros países respectivos. Muchas gracias señor Presidente.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bien, muchas gracias al primer ministro Denzil Douglas. Hay que oír las voces de Douglas y a nombre de los países más pequeños, porque es cierto él tiene razón, ellos tienen razón, cuántos años, cuánta indeferencia de los países más grandes, medianos, con los países más pequeños. La Celac tiene que marcar la diferencia, una diferencia radical al respecto y tenemos, repito, que demostrarlo.

Saludamos a Carlos “Chacho” Álvarez, secretario general interino de Aladi; Rafael Ramírez, presidente de Petrocaribe, están por allí.

Nosotros antes de darle la palabra a la presidenta argentina, que está lista ya, verdad, hemos decidido algo- estas lista siempre- tenemos una cena por supuesto, pero vean la hora, veamos la hora comenzamos un poco tarde, la orquesta alargó su emocionante demostración, el traslado, etc., el discurso de calderón, el mío fue más corto [risas] nuestros discursos. Bueno yo no hablé más de una hora Santos, Santos se perdió eso, estoy seguro que esta noche llega al hotel a ver la grabación, completamente seguro [risas] de los dos.

Bien, además aquí no hay límite de tiempo en las intervenciones y pueden repetir, si Dilma quisiera hacer algún comentario sobre alguna intervención o Raúl, los que ya tomaron la palabra están en libertad de hacerlo. Entonces coordinamos con el canciller Nicolás y van a traernos algo de comer aquí en la misma mesa ¿les parece? Si para  ganar tiempo, verdad, ganar tiempo y seguir el debate, las intervenciones.

Bien le doy la palabra, tengo el gran gusto a la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, Cristina por favor.

Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner Si, gracias Presidente, en principio agradecerle a usted y a su pueblo la cordialidad, la hospitalidad con que nos han recibido en las calles y además la magnifica organización de esta Cumbre, salvo los fuegos artificiales, de recién todo estuvo muy bien y creo que va a seguir estando muy bien.

Presidente Chávez Han cesado.

Presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández de Kirchner Yo quiero ser breve, no quiero extenderme demasiado, porque son demasiados los presidentes, jefes de Estado y jefes de delegación, pero esta es la tercera Cumbre, la primera la hicimos en diciembre del 2008 a dos meses de la crisis de Wall Street, Lehman Brothers, la otra la hicimos en febrero de 2009 y esta la estamos haciendo en el marco de una crisis inimaginables, nos parecía que era gravísimo lo que había sucedido con Lehman Brothers en el año 2008, pero realmente hoy la situación de Europa, la volatilidad increíble de los mercados que hace que un día un presidente europeo dice una cosa las bolsas se van, se van los capitales de los países al otro día, otro presidente u otra presidenta dice algo más o menos aceptable y retoman las bolsas, nos da la idea como lo advertido también la Cepal, del peligro que tienen nuestras economías que se han desarrollado y han crecido y han sostenido el crecimiento de la actividad económica global, durante la última década, permitiendo que millones de latinoamericanos se incorporarán y se incluyeran, crecimiento con inclusión.

Ahora bien, yo quiero referirme a tres o cuatro temas que se ha hablado aquí y que ha sido, entre otros, los mecanismos que deberíamos adoptar para que la crisis no impactara negativamente a nuestros países y se hablado por ejemplo de integración, integración obviamente referido a los físico, creo que Juan Manuel Santos hablaba de infraestructura física y decía que una carretera que comunica dos países habla más que mil discursos, otros hablaron de y creo que este es el tema más importante también hoy, integración comercial. Yo quiero darle un dato de los 33 países que estamos aquí, 12 pertenecemos a la Aladi, somos y los voy a nombrar exactamente, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y por supuesto Argentina, quiero excluir a Cuba producto del bloqueo que sufre, pero lo cierto es que nuestros países tienen solamente comercio intra-zona, es decir, entre nosotros el 16 por ciento de sus expo e impo y en cambio tienen el 84 por ciento de sus expo e impo fuera de nuestros propios países. Por eso creo que para hablar de integración deberíamos comenzar a mirar un poquito los números y yo sugiero que estas Cumbres tonarlas un poco más ejecutivas, abordando temas más efectivos, más conducentes a lograr mecanismos realmente de integración.

La integración no se va a dar porque estemos aquí hablando y dando discursos entre nosotros y no se va a dar a partir de lograr una infraestructura como la que alguien describía o que realmente como hicieron los europeos, pero hacerlo mejor por supuesto, el comercio intra-zona sea una de las prioridades, en sus momentos de apogeo el comercio intra-zona en la unión europea llegó alcanzar el 80 por ciento, lo que por ejemplo permitió a Alemania convertirse en la primera exportadora mundial, pero era fundamentalmente intra-zona y lo hicieron con defensas tales como los subsidios agrícolas que en un momento afectaron fuertemente nuestros países, pero ahora nuestros países que han adquirido una gran competitividad en materia agrícola-ganadera, pueden sortear estos subsidios, estas barreras que nos ponen en todos los países y comerciar, pero realmente lo estamos haciendo mucho extra-zona y corremos el riesgo también algunos países que hemos logrado un proceso de industrialización más o menos aceptable, Argentina lo ha hecho luego de la devastación que significaron las dictaduras, corremos el riesgo de reprimarizar nuestras exportaciones y esto significaría eliminar puestos de trabajo, que son los que han permitido precisamente la gran inclusión que se ha producido en estos años.

Por eso creo que deberíamos abordar mecanismos más concretos, más efectivos y más conducentes, para lograr medidas concretas, políticas concretas activas por parte de todos los Estados, que nos ayuden a preservarnos de esta crisis que no vienen desde afuera y en esto no hay que se ingenuos, me parece que tampoco significa una integración contra nadie, yo nunca pensé que la integración europea fuera contra nadie sino que era a favor de ellos y creo que con este mismo concepto deberíamos abordar nosotros la integración, pero tengamos en claro cuáles son los verdaderos números que hoy tenemos en la región y cuáles son los riesgos que corremos.

Luego quiero referirme también algo que abordó el presidente Santos y que es el tema del narcotráfico, que creo que es un tema muy álgido, muy fuerte, es cierto lo que él dice, ellos han encarado con relativo éxito, pero todavía siguen sufriendo, ha reducido las superficies sembradas, pero por ejemplo México recuerdo mi primera reunión cuando conocí al presidente Calderón que hacía muy poco que había asumido, él tuvo la deferencia de recibirme en su residencia de Los Pinos cuando yo era senadora y candidata a presidenta, allá en el año 2007, me recibió con quien era creo, si mal no recuerdo, su Secretario General un joven muy talentoso que era su mano derecha, un hombre que falleció en un accidente aéreo, al igual que muy poco tiempo falleció su otro colaborador directo en un accidente aéreo también, y una pregunta y una interrogante que siempre me hago respecto a esto del narcotráfico es, que curioso es que en cualquier otra actividad encontramos lideres de todas las nacionalidades, fundamentalmente nunca latinoamericanos por lo general, europeos, americanos, en fin, asiáticos, en la única actividad en la cual parece ser que solamente hay líderes es en la droga y que son lideres latinoamericanos, algunos que parecen ahora haberse trasladado desde Colombia a México y no encontramos nunca en dónde lavan por ejemplo esas ingentes cantidades de dinero que no lo hacen precisamente en bancos latinoamericanos, por eso yo creo que una de las frases que hoy desarrolló el presidente, tu no lo escuchaste Juan Manuel porque no estabas en el discurso del Teresa Carreño, pero cuando Felipe habló hoy de este problema del narcotráfico, abordó concretamente la responsabilidad de los países desarrollados y fundamentalmente de los países consumidores, no solamente consumidores sino también los que lavan el dinero producto de esos negocios que se realizan.

En la Argentina los últimos dos o tres grandes operativos que hicimos, donde realmente se secuestraron cientos de kilos de marihuana y de cocaína, eran destinados a Europa, concretamente unos a Portugal y otros a España, por eso creo que la región debería abordar en forma mancomunada y más sería y más solidaria frente a los países consumidores y los países desarrollados este problema del narcotráfico, porque me parece que como alguien dijo, Latinoamérica se queda con los muertos y las armas y con las drogas y el dinero se quedan otros. Por eso creo que sería interesante poder abordar este tema con profundidad, con seriedad regional, con solidaridad regional, porque me parece que no es justo lo que le pasa a Colombia y mucho menos justo lo que le pasa a México, porque me consta personalmente la decisión y la voluntad y el coraje del presidente Calderón, me explicó en aquella oportunidad, estamos hablando año 2007, cuando todavía tampoco estaba esta virulencia, esta violencia que hoy vemos, me explicó el drama de lo que significaba luchar con alguien tan poderoso.

Ustedes recuerdan también en la Cumbre de las Américas, Álvaro Colom que debe estar por aquí, contó que en la frontera con México donde él no tenía dinero ni recursos para hacer hospitales, escuelas y carreteras, los carteles de la droga hacían iglesias, carreteras y escuelas, con lo cual tenemos que ver realmente en dónde está el problema y en las armas o en los instrumentos que no son militares para combatir esto, además pueden ser militares en una parte pero no en todo. Por eso creo que toda mi solidaridad para con México por el momento que está viviendo y porque se el coraje con el que ha enfrentado esta lucha.

También agradecer como Argentina, el apoyo que han brindado todos los países integrantes a una causa que yo creo que no solamente es de Argentina sino que es una causa regional y fundamentalmente también una causa global, como es el tema de Malvinas último enclave colonial en el mundo y creo que también esto tiene que ver con todo lo demás, lo que le pasa a la Argentina con una potencia que integra el Consejo de Seguridad, que tiene poder de veto que es estable, es un poco lo que pasa en el mundo y la causa de los grandes problemas. En realidad el mundo se desarrolla en un momento de relación de fuerzas, donde cada uno impone su criterio no de acuerdo a la ley o a los derechos, sino a su relación de fuerza. Así pasa en la droga y pasa en el comercio, por eso no se puede cerrar la ronda de Doha y podría estar toda la noche enumerando ejemplos de lo que significa la relación de fuerzas.

Hans Kensel, vos es un abogado Hugo, es un militar como vos decir un comandante, pero Hans Kensel que era un positivista alemán explicaba esto del derecho, que el derecho es aquello que se puede imponer por la fuerza, palabras más palabras menos, de ahí surge el positivismo y esto es lo que está pasando hoy en el mundo global y lo que viene pasando desde hace tiempo, Raúl hablaba de bombardeos en la OTAN y de muchas otras cosas más, pero lo cierto es que nosotros tenemos una oportunidad única, porque alguien mencionó los recursos humanos, alguien mencionó los recursos naturales, alguien mencionó que somos la mitad de productores y más también de alimentos, de agua potable, en fin, de todo lo demás, pero para esto tenemos que crear mecanismos que potencie esto. Cumbres que no sean solamente el hacer catarsis de las cosas y luego que estas no encuentren una resolución.

Tenemos una oportunidad histórica de convertirnos en grandes protagonistas en el siglo XXI, toda la región de América Latina, del Caribe y de Centro América, pero para eso necesitamos instrumentos, políticas concretas, alianzas muy fuertes que no se dan solamente en el campo de lo económico, sino también en el campo seguramente de lo político.

Así que yo quería hacer estas reflexiones en voz alta, un poco porque pienso que deberíamos ver la posibilidad de encontrar esos mecanismos, para que no sean solamente reuniones tras reuniones. Yo creo que esto es muy importante, porque por primera vez estamos reuniendo países que nunca lo habíamos hecho, comenzamos primero, la primera alianza que hubo en el continente fue Mercosur, luego fue la Unasur y ahora la Celac es como un anillo pequeño que se va abriendo en grandes círculos, yo creo que debemos ir consolidando cada uno de esos círculos regionales, para ir fortaleciendo. Esto Celac es lo último, es lo más nuevo, es lo más novedoso, tenemos otros mecanismos que no han dado mucho resultado, como por ejemplo en el caso de la Unasur donde hemos podido conjurar movimientos contra las instituciones y la democracia de varios países, pero digo, así como encontramos mecanismos de reunión muy fuertes en Unasur, muy ágiles, deberíamos también encontrar mecanismos muy ágiles en materia de comercio, de administración de comercio y alianzas entre los distintos pases que hoy integramos la Celac.

Esto es un poco lo que yo quería decir y pienso que la Unión Europea, lo dije y una vez que estuve en Río en una reunión bilateral, perdón, en Brasil en una reunión bilateral con Dilma, la Unión Europea es un buen espejo para mirar lo que no hay que hacer y lo que hay que hacer, tomar lo bueno que se hizo y no repetir lo malo que se hizo, pero que el mecanismo de integración va hacer una de las salvaguardas de la región. Vos mencionabas en el corto que hiciste en el teatro Teresa Carreño, que somos 598 millones de personas, esto se traduce en una cifra de casi 600 millones de usuarios y consumidores, un mercado apetecible como dice mi Ministra de Industria, creo que somos muy apetecibles y debemos ser además de apetecibles lo suficientemente inteligentes para que no se repita la vieja historia del despojo y de los procesos truncos.

Aquí hay de este lado creo que está la figura del mariscal Francisco Solano López, fue Paraguay el primer país más industrializado de todo el continente americano, con hornos de fundición, con ferrocarriles y demás, frustrado, por eso creo que en definitiva lo que debemos aprender y a vos que le gusta tanto la historia, es de la historia para no repetir viejos errores.

Estamos ante una gran oportunidad y creo que sería bueno no desaprovecharla. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias presidenta Cristina.

Felicito a todos de nuevo, porque veo que no se pierde la atención, estoy hay que reconocerlo, la atención a los discursos, a las ideas, a los planteamientos, a pesar de que son las nueve de la noche ¿llegó ya algo de comer? Si, por allá llegó al fondo, por aquí también.

Fíjense una cosa, oigamos, permítanme insistir, en oír, porque no es todos los días que nos reunimos acá, lo que decía la presidenta argentina Cristina nuestra querida compañera, lo que decía Raúl, lo que hemos dicho pues, más allá más acá todos, todas, por eso insisto en la responsabilidad que nos cabe en este caso a partir de hoy a la troica, Raúl, Cuba-Venezuela a disposición del gobierno chileno, de Chile, es decir, no podemos permitir nosotros que el año que viene, eso sería catastrófico, que el año que viene vayamos a Santiago de Chile ha repetir lo mismo y dentro de dos años a La Habana o donde dispongan ustedes a repetir lo mismo, pero en la realidad no pasó nada.

Yo recuerdo la Cumbre, Cristina estuvo ahí, Lula, recuerdo que estuvo Lula también y algunos aquí en la Cumbre de Margarita de Suramérica con la Unión Africana, Cristina tú recuerdas aquellas decisiones que tomamos allá en Margarita, Unión Africana, África y Suramérica, y se acordó y nosotros hicimos un esfuercito pues para llegar a los acuerdos y se acordó una mesa de trabajo estratégica y no se qué más, no se hizo absolutamente nada, yo me cansé de llamar al Secretario de la Unión Africana, a Gaddafi (que en paz descanse) lo asesinaron allá, porque la próxima Cumbre tocaba este año precisamente en Libia, en Trípoli, no se hizo nada, pero nada, nada, yo, Evo, Correa, perdimos ayuda, Dilma, ayúdennos, a que esto no sea más perder tiempo, verdad, porque ya hemos perdido mucho tiempo y tenemos muchas cosas que si podemos hacer.

Miren vuelvo a insistir en este informe de la Cepal, preparado al bate está Ecuador, Rafael Correa, preparado al bate por allá Rafael, que andabas con una gripe ¿no? Por eso mandamos apagar un poco el aire que estaba muy frío, tomate una limonada.

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Qué preparado yo, no te escuché, ah si ya yo estoy listo.

Presidente Chávez Ah es que ustedes no juegan béisbol allá, listo para entrar en acción, después que yo termine aquí en un minuto.

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Yo he estado siempre listo.

Presidente Chávez Fíjate, las reservas internacionales de América Latina y el Caribe, este es el informe de la Cepal de nuestra amiga Alicia que está por allá. Más de 700 mil millones de dólares, cuando Lula llegó a gobernar Brasil, cuando llegaron ustedes, Dilma tú, Lula, todos, Brasil tenía de reservas ¿cuánto? creo de 200 mil, perdónenme la pregunta ¿cuánto tenían?

Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff Menos 30, si porque nosotros estábamos en el... nosotros el Brasil en aquella época tenía un préstamos de 15 mil millones de dólares, debíamos 145 millones de dólares

Presidente Chávez No tenían nada.

Presidenta de la República Federativa del Brasil, Dilma Rousseff No, hoy tenemos 350 mil millones de dólares.

Presidente Chávez Y Argentina igual, recuerdo cuando llegó Néstor estaban en cero, ahora tienen como 40 mil millones de dólares, 46 mil millones de dólares en reservas, Bolivia, Evo nos contaba que tenían los presidentes que ir a Washington a finales de año a pedir plata para pagar aguinaldos y todo y tenía menos de mil.

Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Teníamos 2005, mil 700 millones de dólares ahora pasamos a 12 mil millones de dólares.

Presidente Chávez Están en 12 mil millones de dólares, Venezuela bueno se mantiene por ahí en 30 mil millones de dólares por ahí andamos, Cuba está repuntando también en las reservas internacionales, si, Ecuador también ¿no Raúl? En fin, más de 700 mil millones, ahora ¿dónde están colocados esos recursos? Nosotros sabemos dónde, en los bancos del norte, bien sea barras de oro, nosotros iniciamos hace poco la repatriación del toro venezolano, que se lo habían llevado hace como 20 años a los bancos de Londres, a los bancos no se dónde más. Si en algún lugar ese oro está inseguro es allá, a Libia le robaron, hablando de Libia, como 200 mil millones de dólares de las reservas que tenía Libia y tú ves la noticia, dicen: no, era el oro de Gaddafi, no era de Gaddafi era de Libia y ahora lo están usando para reconstruir a Libia –entre comillas-

Entonces ahí es donde nosotros Dilma decimos, y lo hemos hablado nosotros, Argentina, Brasil y todos, por qué nosotros no creamos aquí un fondo de reserva, un banco, un fondo de reserva, estamos discutiéndolo ahora mismo en Unasur y traemos una parte de esas reservas para acá o no confiamos en nosotros mismos pues, confiamos más en los bancos de Londres, de Washington de no se dando más, de Basilea, bueno vamos a confiar en nosotros, he allí el potencial que tenemos pero no lo usamos en función de nuestras necesidades, porque bueno viene el tema de financiamiento, bien lo dice Cristina, y Raúl lo señaló con mucha precisión, mira la pobreza en América Latina, a pesar de que se ha disminuido bastante, en México ustedes han disminuido la pobreza, en Argentina también, en Brasil también, en casi todos los países pues, aquí también en estos últimos años y sin embargo todavía tenemos 30,4 por ciento de pobreza, según las cifras de Cepal, esto es igual a 174 millones de personas por ahí.

Cómo sacar a esas personas, a esos millones de compatriotas de la miseria, de la pobreza y que se incorporen a la vida a la plena vida socio-económica y el otro tema es el comercio. Aquí está lo que decía Cristina, el comercio interregional en Mercosur es de 23 por ciento según Cepal, la Comunidad Andina 13,5 por ciento, Comunidad del Caribe 23 por ciento, en Centro América un poquito más, 34 por ciento, incrementar el comercio entre nosotros y las actividades industriales de encadenamiento productivo. Mira nosotros con apoyo de Brasil dentro de poco vamos hacer, a producir toda la soya que necesitamos y hasta hace apenas 4 años no producíamos casi nada, con apoyo argentino estamos poniendo por Venezuela plantas de procesamiento de frutas, de verduras, de leche, etc., porque Venezuela tiene un objetivo de ser autosuficiente desde el punto de vista alimentario, tenemos como, ahora complementándonos.

Cuba, nosotros le mandamos a Cuba un petróleo y Cuba tiene aquí en Venezuela cerca de 30 mil médicos viviendo aquí, médico y especialista de medicina, es un intercambio de equivalencia pues complementario, creo que por ahí hay algunos ejemplos que son buenos y muchos otros más que nos pueden ser de utilidad para que la Celac no sea una pérdida de tiempo, sino que sea una oportunidad que nos abra los caminos.

Le doy la palabra al presidente ecuatoriano nuestro amigo Rafael Correa, presidente Correa.

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Gracias Hugo, bueno en primer lugar un abrazo y el agradecimiento a ti y al pueblo venezolano por la organización de esta Cumbre, por el cariño con que siempre nos reciben, en particular a ti Hugo, hablabas hoy día en tu discurso de el sueño de nuestros libertadores, que o tenemos patria grande o no tenemos patria, pues esa patria te necesita así que cuídate por favor, todos esperamos que te recuperes muy pronto totalmente de tu problema de salud, sabemos que vas a salir victorioso también de esta nueva batalla como de otras tantos, y a seguir luchando por esa patria grande, que no es sólo un sueño es un proyecto vital, es una necesidad de supervivencia.

Por ahí leí que eran cinco minutos de intervención, ustedes saben que eso es una utopía, imposible, voy a tratar de ser lo más breve posible, en todo caso los que me anteceden a la palabra ya pusieron el mal ejemplo y eso alivia un poco mi conciencia, en todo caso están comiendo y muchos no van hacer caso con el hambre acumulada que tienen a esta hora, pero trataremos de ser lo más breve posible y me quiero referir a dos temas puntuales.

Aquí se han hablado muchas cosas y todas son importantes, integración, la necesidad de sacarnos de ese estigma de ser la región más desigual del mundo, sin ninguna justificación, son cosas que no deberían dejarnos dormir tranquilos, el problema de crimen organizado sobre todo el narcotráfico, un problema regional y en consecuencia hay que enfrentarlo con estrategias regionales. Cuando llegaba un poco atrasado a la plenaria escuchaba a Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, decir que un carretero puede servir más que mil cumbres de integración, nosotros siempre decimos a nivel de Ecuador, al menos yo le digo a mi pueblo, pero liberen la verdad, luchar contra la mentira tal vez puede servir mucho más que los carreteros y a eso me quiero referir el día de hoy, a dos temas puntuales, aterrizar muchísimo la discusión, yo creo que es una metodología un poco más practica, concretarnos en algunos temas por intervención y lo voy abordar de una forma un poco no convencional, con el permiso de todos ustedes, presentando en su momento un par de videos que no duran más allá de cinco, seis minutos.

En todo caso como antecedentes queridos amigos, cansados de más de 4 años de una sistemática campaña de parte de cierta prensa ecuatoriana, para destruir la reputación del presidente de la República y desestabilizar al Gobierno Nacional, decidimos responder con la ley en la mano, enjuiciando a un medio de comunicación por las mentiras vertidas y es impresionante lo que pasó. Ahora resulta que atentamos contra la libertad de expresión y los derechos humanos y nos han llevado incluso hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, yo no soy corrupto, no soy dictador, creo que todos nosotros damos la vida por defender los derechos humanos y esos grupos que frecuentemente apoyaron las dictaduras que si atentaban a los derechos humanos, ahora nos llevan acusados de atentar los derechos humanos, por la osadía de haberle puesto un juicio de acuerdo con la ley a un medio de comunicación, pero veamos como es la realidad, un pequeño video de 3 minutos que puede decir mucho más que un millón de palabras, adelante.

[Inicio del video].

Narrador A finales del mes de octubre, varios periodistas que se presentaron como peticionarios en el seno de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en Washington, en lugar de defender la libertad de expresión, se esmeraron por hacer ver al presidente del Ecuador como un corrupto y un gran insultador, en escena un video manipulado con supuestos insultos a la prensa.

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Causa repulsión. ...Prensa corrupta, groseros...

Narrador Pero lo que no dijeron estos periodistas agrupados en la ONG Fundamedios, dirigida por los propios medios de comunicación y financiada en parte por la banca, es el alto grado de confrontación que mantienen contra el gobierno y por eso nada manifestaron de los abiertos insultos al presidente del Ecuador. Emilio Palacios Diario El Universo.

Periodista de Diario El Universo, Emilio Palacios Este aspirante a tirano...

...y no podemos olvidarnos de los muertos...

...y esos seis asesinatos fueron provocados por quién...

...Rafael Correa pues él es el asesino.

Narrador Carlos Vera ex-entrevistador de Ecuavisa y hoy político de oposición.

Político Carlos Vera Déspota de Carondelet, hipócrita...

...por sus ademanes y sonrisita a él le queda bien el papel de “La Pitufina” en cambio.

...neonazi, farsantes.

Narrador Abiertas calumnias y desinformaciones como por ejemplo al última alrededor de la reciente reforma tributaria.

Periodista ...el paquete apunta a financiar la reelección del presidente y de los leales caciques locales...

Narrador El periodista que en la campaña para la consulta popular dijo esto: ...pelea limpio, hijo de perra...

Narrador Titulares en los medios impresos: “Correa o ignorante atrevido o incontinente verbal” “Abiertas amenazas en editoriales” “Pégale un tiro al dictador” y camisetas impulsadas por un articulista con semejante acción, abiertas mentiras, la más reciente de tantas: “128 millones de dólares para publicidad y campaña” refiriéndose al presupuesto aprobado para el 2012 cuando en verdad contempla 18 millones en este rubro para todo el gobierno central y todas las empresas publicas y de esto 2 millones 900 mil para publicidad de la Presidencia de la República.

Días antes del 30 de septiembre manejando el mismo discurso en Miami, en una conferencia con prófugos de la justicia, el presidente derrocado y en Ecuador el político periodista de oposición el mismo día.

Periodista de oposición ...y este modelo del socialismo del siglo XXI es sustentable y va a permanecer en el tiempo, la respuesta es, no, en el momento que desaparezca Hugo Chávez, que desaparezca Rafael Correa por cualquier circunstancia, este modelo se va a caer, este modelo no es sustentable.

...el país no lo resiste más tiene que renunciar, está afectado por algún trastorno mental, acabo él, acabado el modelo...

Narrador Pocas horas después el presidente Rafael Correa era salvajemente agredido en un cuartel policial. Internado en un hospital policial para recibir atención urgente fue retenido contra su voluntad, tuvo que ser rescatado en horas de la noche luego de 12 horas de cautiverio y en medio de policías sublevados armados y francotiradores que dispararon a matar. Pero qué dijo Emilio Palacio el mismo periodista de El Universo, lo acusó de haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso, contra un hospital lleno de civiles y gente inocente y lo amenazo con aquello de que, los crímenes de lesa humanidad no prescribe. Por este artículo calumniador se lo enjuició y por ello se inició toda una campaña internacional de desprestigio.

La Constitución en vigencia señala que es deber de los ecuatorianos, ejercer la profesión u oficio con sujeción a la ética, lo que evidentemente no se a cumplido en ciertos medios de comunicación.

[Fin del video].

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Bueno si les pasara todas las barbaridades que a diario publica la prensa, durante estos casi cinco años de gobierno pues nos quedaríamos aquí todo un mes, pero esto es una muestra representativa no exhaustiva, de lo que hemos tenido que soportar día a día y todas estas agresiones, mentiras, desinformación, amenazas, abiertas conspiraciones son hechas en nombre de la libertad de expresión y al rechazarlas somos nosotros los intolerantes ante la crítica y opiniones de la prensa libre e independiente, los eufemismos, las mentiras, los lugares comunes que a fuerza de repetirlo creen que lo van a convertir en verdad. Lo que no dijeron es que el caso El Universo, en el caso de El Universo, es que en el juicio, queridos amigos y amigas, se presentaron como prueba más de 150 editoriales injuriosos, que por eso en los últimos años se les cuadruplicó el sueldo al director de opinión, a este señor que me acusa de asesino, se le cuadruplicó el sueldo para que nos insulte todos los días, que por soberbia ni siquiera fue el abogado defensor de El Universo a la audiencia judicial, desconocieron al tribunal y no fueron a la audiencia  que siempre se dijo que toda acción judicial se detenía si rectificaban la monstruosa mentira lanzada, que el día en que casi pierdo la vida, yo fui el que ordené disparar como un criminal de lesa humanidad ante un hospital lleno de civiles. Rectificación que además de ser un imperativo ético, en el Ecuador es un imperativo constitucional, así lo ordena la Constitución de la República, pero nunca lo hicieron.

Pero veamos que es en realidad como probablemente también sus países, la prensa –entre comillas- libre e independiente. El segundo video por favor.

[Inicio del video].

Narrador Cuál es la supuesta prensa libre e independiente, veamos.

En Ecuador tradicionalmente 8 familias han sido las que han manejado la información, por ejemplo: el mayor diario nacional El Universo, de propiedad de empresas fantasmas en las islas Caimán; diario La Hora, de propiedad de Francisco Vivanco alto funcionario del gobierno de León Febres Cordero, uno de los gobiernos más represores de la historia del Ecuador; muchas de estas familias son banqueros, como por ejemplo, de los 8 canales nacionales 6 estaban vinculados al inicio del gobierno del presidente Rafael Correa directa o indirectamente con la banca y con propietarios que son prófugos de la justicia. Parte de esta prensa que se ha mezclado antitéticamente con negocios multimillonarios, como por ejemplo en el año 1993, cuando lograron la concesión por 15 años para el servicio de telefonía móvil, con 7 mil millones de dólares en ventas y tan solo 106 millones para el Estado.

Es la misma prensa que ha iniciado un linchamiento informático, contra el juez de primera instancia que sentenció al diario El Universo, un medio que para su defensa ha llegado a utilizar más de 600 páginas, como 50 periódicos enteros, la misma arremetida feroz que se ha desplegado ante la ratificación de la sentencia por parte de un tribunal de segunda instancia. Una campaña internacional sin precedentes, de perjuicio y manipulación.

[Fin del video].

Presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa Pidiera agregar que mucho de estos medios sus propietarios son empresas familiares, no son corporativas, el papá es el dueño, el hijo es el director, etc., se dedicaban al negocio de armas, practica la censura previa, tenemos más de 50 periodistas separados de los medios, por supuestamente simpatizar con el gobierno, es decir, jamás han practicado lo que predican, todo esto nos refleja dos problemas básicos que he querido, con el permiso y respeto hacia a ustedes, traer a este foro. El primero: la pertinencia del actual sistema interamericano y particularmente del sistema de derechos humanos, y el segundo: el problema planetario, porque no es sólo ecuatoriano, latinoamericano, es planetario, que constituye ese poder fáctico que son los medios privados de comunicación.

El primer problema, es claro que necesitamos un nuevo sistema interamericano, es claro que necesitamos un nuevo sistema interamericano, la OEA, la Organización de Estados Americanos ha sido históricamente capturada por los intereses y visiones norteamericanas y sus sesgos y atavismos acumulados la vuelven ineficiente y poco confiable para los nuevos tiempos que vive nuestra América. Un ejemplo fue la guerra de Las Malvinas, donde se incumplió el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, el TIAR, esto debió se suficiente para que la OEA desapareciera, tremenda traición al sistema interamericano.

Otro ejemplo, las décadas que Cuba estuvo expulsada de la OEA por presión o excluida de la OEA, por expresión norteamericana. Otro ejemplo, el propio criminal bloqueo contra Cuba, inaceptable en un verdadero sistema interamericano, por último, cosas tal vez menos de fondo pero yo creo que significativas, emblemáticas ¿por qué tenemos que ir a discutir nuestros problemas a Washington? a mi como latinoamericano esta situación realmente me revela, pero el problema es aun más evidente en cuestiones de derechos humanos en el sistema interamericano, la sede de la Comisión de Derechos Humanos está en Washington, pese a que Washington y Estados Unidos no reconocen el Pacto de San José, la Convención de Derechos Humanos en consecuencia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanas, se imaginan tremenda inconsecuencia, tremenda contradicción.

Tenemos en Washington la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cuando Estados Unidos no reconoce a esa comisión, no ha firmado el Pacto de San José, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos fue creada a finales de la década de los 60, para defender a los ciudadanos de la dictaduras y abusos del Estado y ahora cuando estamos logrando liberar a nuestros Estados de los poderes fácticos que siempre los dominaron, como el poder informativo, son esos poderes fácticos los que nos acusan ante la Comisión. El problema del enfoque actual de derechos humanos en la región es querer que el Estado el único que puede abusar de estos derechos, no se entiende que al menos en nuestra América hay poderes fácticos que superan al propio Estado y atentan contra esos derechos humanos, por ejemplo, como viéramos en el video, el linchamiento mediático de jueces, la presión indecente a los jueces, al sistema de justicia, para que sentencien a favor de estos medios, el abuso descarado del poder informativo para someter a los gobiernos que no actúan en función de sus intereses. En definitiva, el intentar reemplazar el estado de derecho por el estado de opinión, donde el poder absoluto lo tienen los medios de comunicación, ahora que nuestros Estados están manejados por gobiernos democráticos, se los trata de igual forma que los estados dictatoriales y paradójicamente acusados por los grupos que siempre apoyaron esas dictaduras y que siempre lucraron de esos estados dictatoriales.

Al única, en otro ejemplo de la distorsión o sesgo que tiene el sistema interamericano y en particular el sistema de derechos humanos, la única relataría especial permanente, la de la libertad de expresión, supremacía sobre otros derechos, el derecho de niños y adolescentes, el derecho de personas con capacidades especiales, el derecho de las personas privadas de la libertad, avance civilizatorio, la sociedad nunca se había dado cuenta de lo importante que era la libertad de expresión como la entiende esta gente, tal punto que hay que crear una relatoría especial para eso o tan sólo otro avance, otro abuso del poder del gran capital detrás de los grandes medios de información y comunicación.

Acabamos de descubrir queridas amigas y amigos, me lo acaban de pasar vía Internet, que la Fundación que nos denuncia, Fundamedios, fundación dirigida por los mismos medios, esa es la estrategia, ya no nos pueden ganar en las urnas, no pueden ganarnos el debate, crean esta supuestas independiente para que digan lo que ellos no pueden decir, como imparciales, como representantes de la sociedad civil y son representantes tan sólo de los intereses de los grupos de poderes, eso es otro de los grandes peligros frente a los cuales tenemos que estar atentos, el ONGsismo y legitimar cualquier cosa, que se hacer llamar ONG, o esa ONG que es dirigida por los propios medios de comunicación, son ellos mismos que se invitaron a Washington, acabamos de descubrir que es la socia en Ecuador con fondos de la Unión Europea, de la relatoría de la libertad de expresión, hace negocios, hace seminarios, encuentros, etc., nunca dijeron nada al respecto. Qué independencia puede garantizar esta relatoría, es esto honesto no haber dicho: tenemos compromiso con esta organización que los está denunciando, trabajamos con ella en Ecuador ¿es honesto, es protección de la libertad o protección del capital lo que están haciendo?, estamos luchando queridos compañeros contra un poder inmenso.

En otra contradicción querido Hugo, la relatoría financiada por la Unión Europea y Estados Unidos. La primera, la Relatoría de Libertad de Expresión, la primera ni siquiera es parte del sistema interamericano, la Unión Europea. Y el segundo, como ya manifesté es un país que no reconoce la convención y claramente busca reproducir instituciones anglosajonas sobre delitos de opinión y libertad de expresión en general.

Pero fíjense que escandalosas son las cosas que se nos han pasado por las tranqueras, yo no sé cómo no se han detectado estas barbaridades anteriormente. Estados Unidos no reconoce a la Convención Interamericana de Derechos Humanos, pero financia la Relatoría de Libertad de Expresión, para que controle a los demás, no a ellos y para que la Comisión controle también al resto de América, no a ellos.

Se dan cuenta, lo que estamos hablando, cómo  podemos tolerar estas cosas, y la Comisión tiene sede en Washington que no reconoce a la Comisión, no reconoce el Pacto de San José, no reconoce la Convención Interamericana de Derechos Humanos; ¿hasta cuándo tanta burla? De algo la injuria, como en Estados Unidos, que es lo que pretende a toda costa la Comisión y la Relatoría, bueno podemos discutirlo, jamás hemos estado cerrados al debate, pero no vamos a permitir imposiciones de nadie, así como muchos sostienen como inaceptable la prisión por injurias, para nosotros, al menos Ecuador, es inaceptable la pena de muerte; rechazada incluso por la Convención Interamericana de Derechos Humanos, es claro que no existe un único conjunto de leyes para todos los países.

Esto me recuerda mucho, a la larga y triste noche neoliberal, donde nos imponían por medio de similares burocracias internacionales, sus instituciones y políticas financieras, que destruyeron nuestra región y el que no las aceptaba irreflexiva, inmediatamente, era un cavernícola, retardatario, autoritario, dictador, cavernario, etc., ¿verdad?

Y en verdad que estas políticas, destruyeron a nuestra región, tan solo reflejaban visiones, realidades, intereses de los países hegemónicos, del gran capital, sobre todo el capital especulativo y financiero y el tiempo ha demostrado que fueron un gran fracaso.

Más allá de que discutamos si se puede penalizar la injuria o no, en un estado de derecho se puede estar en desacuerdo con la Ley, lo que no se puede es incumplir la Ley, por importantes que se crean. Un mensaje, con todo cariño para la sociedad norteamericana, país donde viví cuatro años, cuatro años muy felices de mi vida junto a mi familia. Un mensaje, para la sociedad norteamericana, es un error analizar lo que está pasando en nuestra América, desde la realidad actual de los Estados Unidos. Mucho mejor marco analítico, es imaginarse aquél Estados Unidos, peleando por los derechos civiles en la década de los ’60, o incluso por la misma liberación de los esclavos a finales del siglo XIX. Y recuerden, cuál fue el rol de la prensa sureña y la prensa esclavista en estos períodos históricos, ahí comprenderán mejor lo que está pasando en América Latina.

Necesitamos un nuevo sistema interamericano y aquí la Celac puede jugar un rol histórico, fenomenal, enorme. Y particularmente, un nuevo sistema de derechos humanos sin el sesgo norteamericano, donde supuestamente se puede insultar al Presidente, pero ustedes se van presos si no alimentan a su perro. Y que parta, de la base, que no solamente el Estado es el que puede atentar contra los derechos humanos, sino cualquier poder, entre ellos el poder informativo.

Estamos liberando a los esclavos en América Latina y como dice Ignacio Ramonet, el director de Le Monde Diplomatique, el mejor perro guardián del estatus quo, es la prensa.

El segundo punto que quería tratar el día de hoy en este foro, ya lo he mencionado marginalmente, el gravísimo problema, el gravísimo problema planetario que constituye ese poder fáctico que son los medios privados de comunicación. Basta de engaños, al igual que en la colonia cuando nos decían que criticar al Rey era criticar a Dios, ¿te acuerdas Raulito no? criticar al Rey, era criticar a Dios y con ello nos mantenían en el coloniaje mental y espiritual.

Hoy nos dicen que cuestionar a los negocios dedicados a la comunicación, es atentar contra la libertad de expresión. Esto es tan absurdo, como sostener que criticar al presidente, es atentar contra la democracia, pero a fuerza de repetirlo, creen que lo demuestran, creen que en la repetición está la demostración.

Debido a la información como negocio y este es el problema básico, de la comunicación actual, debido a la información como negocio la libertad de expresión ha sido reducida a una supuesta libertad de prensa, que sin ética ni profesionalismo, ni adecuados controles sociales, se reduce a su vez, tan sólo a la libertad de empresa, la cual busca lucro o poder; son ellos, los que deciden que callar, qué decirnos, cómo decírnoslos. De esta forma, la libertad de expresión, no es otra cosa que la voluntad del dueño de la imprenta, la libertad para ellos, no para las grandes mayorías que seguimos esclavos de lo que nos quieran decir, o de lo que nos quieran callar.

Ejemplo de esto, en Venezuela Hugo, durante el golpe de Estado de abril del 2002, los medios de comunicación opositores mintieron y dijeron que el Presidente Chávez había renunciado. Luego, cuando el pueblo venezolano lo restituye en el poder, esos mismos medios transmitían dibujos animados.

Cómo podemos tolerar estas situaciones, en nombre de qué libertad. Lo que está, queridos amigos y amigas, pueblos de Latinoamérica, pueblos del mundo, lo que está en el centro del debate, no nos dejemos engañar, lo que está en el centro del debate no es la libertad de expresión, la cual somos los primeros en defender, incluso dar la vida por la libertad de expresión; sino la contradicción ética y hasta técnica de monopolios privados, proveyendo un bien público indispensable para la sociedad, la información, la comunicación, lo cual les otorga un poder tan grande como ilegítimo.

Por temor a ese poder, lo políticamente correcto es decir, que prefiero los excesos de la libertad de expresión, al riesgo de impedirla, falso dilema que lo único que permite es que continuemos con este engaño social, la libertad de expresión reducida a la manipulación de unos cuantos monopolios privados, no estamos contra la libertad de expresión; insisto, por la cual somos capaces de entregar la vida, ni siquiera estamos contra los medios de comunicación, estamos contra la mentira, estamos contra la falsedad, estamos contra esos negocios privados, no pocas veces corruptos, frecuentemente con claros conflictos de intereses como lo hemos visto en los videos, que han lucrado de su poder informativo y que cotidianamente secuestran la verdad y pretenden secuestrar también hasta nuestras democracias.

Ya es hora, queridas amigas y amigos, ya es hora pueblos de América, de hacer algo al respecto, en todo caso, desde Ecuador seguiremos enfrentando a ese ilegítimo y corrompido poder. Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias a ti Presidente, Rafael por tu intervención y tu... como siempre, valientes posiciones en las cuales nunca estarás solo, ni Ecuador estará solo.

Creo que fue aquello que dijo, creo que fue Benito Juárez “con la verdad...” o Artigas, “ni ofendo, ni temo”; Artigas. Hablando de Artigas, por allá está el “Pepe” Mújica, con una chaqueta militar venezolana, que le queda muy bien, pónmelo ahí a ver, dónde están las cámaras. El “Pepe”, viejo guerrillero con una chaqueta de general venezolano ahora, mira. ¿Dónde está el “Pepe” por allá? Míralo, ¡eso! Más nada, mira [risas]. “Pepe” buen provecho, buen provecho a todos. ¿Está bien el pollo? Llegó un pollito ahí, un pollo, es posible que sea brasileño.

Una vez estábamos cenando pollo en Cuba y le pregunta... me dice Fidel: Chávez de dónde tú crees que viene ese pollo, le digo, de aquí de Matanza, de Cienfuegos. No, ese es un pollo yanqui y muy sabroso.

Aquí estamos importando mucho pollo de Brasil, también de Argentina, todavía porque ustedes saben que el modelo petrolero nuestro fue impuesto y la agricultura se vino abajo, la echaron durante cien años, ahora es que estamos levantándola. Buen provecho.

Lo sigo felicitando por su concentración de todos en los discursos, y les pido que sigamos teniendo un poquito de paciencia, nos quedan unas dos, o tres intervenciones y luego, como yo sé que algunos o algunas tienen que irse hoy, como por ejemplo nuestra hermana Cristina, entonces tenemos que, como va a haber la foto de la Celac, sin ti Cristina ¿verdad? Vamos a tomarnos la foto, aquí en el patio, al lado de Bolívar a caballo por ahí.

Ahora, Rafael ha dicho grandes verdades, y nos toca, nos toca enfrentar esos poderes fácticos ¿no? ha sido terrible aquí en Venezuela también, terrible, terrible y más allá, la Corte Interamericana, estabas hablando de derechos humanos. Bueno esa Corte Rafael, cuando yo estaba preso, muy cerca de aquí, en este mismo Fuerte Tiuna, secuestrado y entonces estaban diciendo: Chávez renunció, renunció, etc.

La Corte allá, se pronunció a favor del gobierno de transición, lo reconoció con una carta, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y un grupo de colombianos por cierto, Santos, fíjate, pidió por mi vida, mandaron allá amigos colombianos, ¿no? no fue Marulanda que en paz descanse, no, amigos colombianos mandaron y la Corte todavía a estas alturas no se ha pronunciado sobre un presidente que estaba prisionero, secuestrado pues, y después que casi, casi que por milagro, eso fue un milagro, a mi me iban a fusilar, el señor Carmona que se juramentó de Presidente, dio la orden que me fusilaran que yo amaneciera muerto por aquí, y se simulara un rescate, una cosa de esas pero que bueno, que tenía que morir.

Y, después que retorno como de milagro, a Miraflores, bueno prácticamente yo era el golpista, yo habría derrocado a Carmona pues, y todavía siguen diciendo, el golpista, el tirano, el dictador, esa ha sido una cantaleta de los medios de comunicación, aquí, de los mismos que dicen que no hay libertad de expresión; ustedes pueden leer la prensa aquí.

Lo que a ti te dicen, a mi me han sacado mi madre pues, ahí en televisión, y de todo y aquí no hay libertad de expresión. Ahora, como vamos a elecciones presidenciales el próximo año, ya están haciendo los planes, porque nosotros le vamos a ganar esas elecciones, primero hicieron fiesta cuando el cáncer mío, pero gracias a Dios aquí vamos Rafael, y gracias por tus buenos deseos y los de todos ustedes, venciendo la enfermedad y la venceremos definitivamente estoy seguro.

Como Dilma la venció y como Lugo la venció, y como mucha otra gente en este mundo, ve, hay muchas razones para vivir, como dijo Cristo aquél día: “No es tiempo de morir, es tiempo de vivir”, y ésta es una, ésta es una razón para vivir, nuestra unidad, nuestro futuro, tanto trabajo que hacer.

Ahora, igual están preparando porque nosotros ahí están las encuestas, las encuestas indican hasta las que hace la oposición aquí, más del 60 por ciento de los venezolanos a pesar de toda la metralla diaria por radio, prensa y televisión, 60 y más por ciento de venezolanos apoya este gobierno y a este candidato, ya yo soy candidato, más de la mitad según las encuestas de intención de votos y seguro que le vamos a ganar, pero ya están preparando.

No, que Chávez tiene ya comprado al Consejo Electoral, que ya trajo unas máquinas y que Fidel y Raúl, y unos hackers, rusos y chinos ya están haciendo los programas de las computadoras y que va a haber un fraude, y ellos van a tratar, no lo van a lograr, pero van a tratar de desestabilizarnos por esa vía, y andan buscando contactos en países cercanos, países lejanos, buscando a ver cómo utilizan la coyuntura electoral para desestabilizar al país, aquí tenemos que ganar, siempre doble, en las urnas y en la calle, las elecciones; siempre ha sido así.

Una vez le ganamos 60 y pico a 40 y todavía no han reconocido nuestra victoria, a pesar de que hasta ahora, bueno la OEA, el Centro Carter, Europa, todos los observadores internacionales han reconocido las elecciones aquí como transparentes y el sistema electoral nuestro, uno de los mejores del mundo. El propio Carter lo dijo cuando vino por ahí.

Bueno, reflexiones Rafael, pero te apoyamos, tú sabes que estamos contigo, en esa batalla contra las grandes mentiras y los grandes atropellos de los poderes fácticos que tanto daño han hecho en este continente, apoyando dictaduras y masacres contra nuestros pueblos.

Felicitamos y felicito tu valentía y eso de siempre andar poniendo el dedo en la llaga, aunque chillen los que chillen. Gracias presidente Correa.

Le doy la palabra con mucho gusto, al presidente de Honduras, la República de Honduras, Porfirio Lobo.

¿Cómo estará nuestro amigo “Mel” Zelaya?, ¿está en Honduras no? Manuel Zelaya.

Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo Ahí se lo tengo bien cuidadito.

Presidente Chávez [risas]. Saludos Presidente, me le saluda por favor a Zelaya.

Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo No, no, hoy hablé con él, le dije, aquí estoy en Venezuela, ¿qué le digo al presidente Chávez?, me dice, salúdemelo y que voy en diciembre, que quiero verlo.

Presidente Chávez Bienvenido presidente Lobo.

Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo Tiene que ponerlo en agenda ahí Presidente.

Presidente Chávez Gracias, gracias.

Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo Presidente Chávez, un saludo muy especial a usted, a todas las presidentas y los presidentes amigos, muy contento de estar en esta reunión, y no puedo dejar de expresar mi agradecimiento a todos los presidentes y presidentas que hicieron un esfuerzo por que Honduras normalizase su situación y estar incorporado a todos los foros en los cuales debemos estar, al final es el pueblo el que sufre de exclusión.

Además, permítame de nuevo, agradecer la puntada final que puso usted y el presidente Juan Manuel Santos de Colombia, en el encuentro de Cartagena. A propósito lo veo muy bien, lo veo más fuerte que en Cartagena, más bien. ¿Fue cierto lo de la enfermedad o es...? porque lo veo muy bien.

Presidente Chávez Algunos dicen que fue un montaje de Fidel Castro. No, nos hemos recuperado bastante, gracias.

Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo Pero lo veo muy bien y eso es muy importante.

También quisiera felicitar al presidente Daniel Ortega por esa histórica victoria que obtuvo en Nicaragua, le pase el dato a doña Rosario, pero parece que no me creía, y bueno resultó que acerté con lo que le decía que iba a sacar el presidente Ortega, igual que felicitar a la presidenta Cristina Fernández por su triunfo y aquí presente a don Otto Pérez Molina también por el triunfo que obtuvo, al igual que al amigo de Guyana, a don Donald Ramotar, por el triunfo que obtuvo recientemente.

Este es un encuentro extraordinario y nos sentimos muy contentos de ver estos esfuerzos de cohesión que tenemos, los que tenemos tantas cosas que nos unen, tantas cosas que compartimos en este continente americano, y nuestros próceres hace 200 años, nos dieron la solución de lo que deberíamos de hacer, igual los centroamericanos nos hemos debatido, entre lo que hace 200 años nos decían y hoy tratamos de concretar que es la unión de los pueblos centroamericanos y debo decir a usted, que estamos aquí presentes y respaldamos plenamente lo que es la congregación del Celac y estaremos aquí presentes con todos los esfuerzos de tener una gran nación latinoamericana, juntos, muy juntos luchando por lo que todos debemos luchar, que es un mejor nivel de vida para todos los que habitan en nuestros territorios.

Usted hablaba de hermanos regulares e irregulares, ahora en su participación. De repente, yo hablaría también de que tenemos hermanos mayores y otros hermanos que somos menores, mayores porque han logrado un crecimiento económico envidiable, y han demostrado que sí podemos superar las diferencias que tenemos, que sí podemos superar las dificultades. Pero también significa, que estando todos juntos debemos ver como unos a otros, nos apoyamos y nos fortalecemos.

Yo quisiese, quizás ver que en este espacio que tenemos hoy, decirles que para su información a todos los compañeros latinoamericanos, que hemos avanzado en Honduras en el proceso de unidad y reconciliación de la familia hondureña, hemos caminado bastante en este esfuerzo; hemos compartido con todos los hermanos latinoamericanos, igual que con los amigos del Caribe. Aquí también, pues, que forman parte de esta gran nación, de estos grandes pueblos hermanos, hemos avanzado bastante, lógicamente siempre enfrentamos algunas dificultades y escuchaba al presidente Correa, y debo decirle de que como que nos pasa la misma historia en cierta forma, es decir, a veces los que poseen los medios tienen inversiones en diferentes rubros, y lo que quiera que uno como gobierno toque, genera una enorme reacción.

Hemos tenido reacciones profundas, porque aprobamos una tasa de seguridad, yo no puedo sacarle a los pobres de Honduras lo que no tienen, entonces lo que hicimos fue aprobar un impuesto ridículo, porque estamos hablando de 3 centavos por millar, lo cual es un pequeño aporte, pero genera una enorme reacción y hemos tenido que estar resistiendo todo lo que esto significa, y la historia es igual.

Usted toca un área, un sector económico, ellos sienten que son agraviados y viene toda la descarga, bueno uno de los grandes dijo, ya saqué a uno y a este lo voy a sacar y además lo voy a meter preso, esa es la arrogancia que vivimos a veces, de algunos sectores en nuestros países y si creo, que como una gran nación, todos los hermanos mayores deben de ayudaros a los menores a que logremos enfrentar esas dificultades y logremos que en realidad, y debo decirles que estamos promoviendo un foro en Honduras y el nombre, el título que llevamos es “Libertad de Expresión, o Defensa de Intereses Económicos”. Creo que este es un tema muy sensible que debemos de analizar profundamente en estos foros, porque no únicamente el Presidente Correa sufre lo que es el acoso de los medios, sino que lo sufrimos todos los gobiernos, porque están acostumbrados a que los gobiernos tengan que pedirles la venía para cualquier acción que van a tomar.

Yo quisiese compañeros latinoamericanos, como estamos hablando de inclusión y estamos hablando de que logremos nosotros mayores espacios para todas nuestras poblaciones, que parte del Celac, también hagamos viable la creación del Foro Permanente de los Pueblos Afrodescendientes, igual que la creación de lo que es el Foro Permanente de los Pueblos Indígenas, como parte fundamental de lo que es esta organización.

Yo quisiese que estos eventos en los cuales pues todos reflexionamos, todos veamos que aquí no se trata de izquierdas o de derechas, aquí se trata de un pueblo, de pueblos nuestros que aún viven y se debaten en enormes dificultades. En Honduras tenemos dos de cada tres familias que viven en pobreza, lo cual es una situación muy difícil para nosotros, pero lógicamente si vemos con mucha esperanza y el presidente Santos lo señalaba, como lo que es, los mismos pueblos latinoamericanos, nuestros hermanos mayores que nos vean con esos ojos de hermanos, que nos extiendan la mano y que inviertan mucho en nuestros países.

De hecho, debo decirles, se ha logrado mucho en estos campos y eso lógicamente genera y ayuda lo que más ocupamos, que son espacios de empleo para nuestra gente. Yo quisiese Presidente Chávez, compañeros presidentes, decir que nosotros seguimos en un camino del cual no vamos a apartarnos no importa lo que pase, se trata de seguir luchando porque en Honduras tengamos espacios de democracia, de participación, pero siempre en el marco de lo que es el respeto a la dignidad de la persona humana, luchar por lo que es una, como el presidente Lula lo decía, que cuando los pobres tienen algo, también los ricos se benefician.

Y eso creo que es importante entenderlo, en el sentido que podemos también hacer un esfuerzo todos para que nuestros pueblos vivan en mejores condiciones.

Hemos ampliado en Honduras y al fin logramos un plan nacional de desarrollo, un plan de nación, este plan de nación, lo que en el fondo persigue es empoderar a nuestra ciudadanía, contempla un espacio profundo de participación ciudadana, en la cual  las diferentes organizaciones de la sociedad civil, los municipios participan y al final perseguimos que los gobiernos nuestros que son de cuatro años, tengan un gobierno permanente, que es un pueblo decidido a desarrollarse, no hay mejor gobierno que eso, un pueblo decidido a desarrollarse.

Compañeros y amigos presidentes y presidentas, un honor para nosotros, estar aquí en este foro. No vamos a quitarles más del tiempo que ya pues tenemos que hacer. Presidente Chávez muchas gracias, me alegra mucho verle bien y ver también aquí, a todos los amigos y amigas y felicitar de nuevo lo que han logrado, triunfos electorales extraordinarios. Felicidades a todos y muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias Presidente Porfirio Lobo.

Les informó que, bueno vamos a ir cerrando las intervenciones de hoy, con Jamaica, Paraguay y República Dominicana, y luego nos tomamos la foto y luego a descansar, y mañana dijimos a las nueve de la mañana ¿verdad?, de todos modos tienen ustedes libre para los que quieran, sobre todo los cancilleres visitantes, visitar Caracas y todo.

Honduras, Jamaica, el primer ministro, Andrew Holness, tengo el gusto de darle la palabra. Adelante.

Primer Ministro de Jamaica, Andrew Holness Muchas gracias Presidente. Excelencia, Hugo Chávez Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, colegas.

Quisiera comenzar, expresando mi profundo agradecimiento al gobierno y al pueblo de Venezuela y en especial a nuestro anfitrión el Presidente Hugo Chávez por la cálida hospitalidad y la organización maravillosa, que ha permitido a nuestra delegación participar desde nuestra llegada a esta ciudad de Caracas.

Señor Presidente, el pueblo de Jamaica estuvo muy preocupado con su enfermedad, usted es un gran luchador y tenemos la confianza de que usted superará este reto. El pueblo de Jamaica, sigue orando por usted.

Estoy encantado de poder participar en esta Cumbre histórica y prometedora de los estados latinoamericanos y caribeños. Hoy en Caracas, celebramos otro paso significativo en este gran proyecto, por consolidar nuestro espacio regional y construir la integración política, económica, social y cultural de América Latina y el Caribe, mediante la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Señor Presidente, resulta particularmente gratificante, que esta conferencia de líderes de nuestra región, coincida con el Bicentenario de la Proclamación de la Independencia de la República Bolivariana de Venezuela, de cuya tierra salió el gran héroe visionario, revolucionario, libertador Simón Bolívar, quien lideró la lucha exitosa por al independencia y la libertad de América Latina.

En la Carta de Jamaica en 1815, Simón Bolívar, se refirió ampliamente a la unidad y a la solidaridad de las Américas, y escribió estas palabras proféticas: “Nuestros esfuerzos se coronarán con éxito porque el destino de América, ha sido irrevocablemente fijado”.

Simón Bolívar, pudo ver casi hace 200 años atrás que nuestro destino como naciones independientes, era indetenible. Pudo discernir que la aspiración de nuestros pueblos por lograr la unidad y la solidaridad de América Latina y el Caribe era una fuerza tan grande que el curso de la historia debía ceder ante su empuje.

Señor Presidente, no hay duda, de que nuestra región tiene enormes promesas, con una población combinada de 600 millones de personas, con enormes recursos naturales y un patrimonio cultural único y diverso, tenemos la posibilidad de promover el desarrollo sustentable de nuestros pueblos, proyectar la identidad y los valores compartidos de nuestra región, e instituir, influir en la construcción de un mundo más equitativo y armonioso.

Individualmente, en los últimos años hemos hecho enormes esfuerzos para enfrentar estos problemas y dejar nuestra impronta en el mundo, colectivamente hemos trabajado en nuestros grupos subregionales para promover el bienestar de nuestros pueblos. Ha llegado el momento de expandir nuestros horizontes hacia una integración regional mayor, respetando los principios de solidaridad, flexibilidad, pluralismo, diversidad y complementariedad de las acciones. Y tomando en cuenta, la importancia de garantizar el trato favorable para las pequeñas economías vulnerables y los estados en desarrollo vulnerables.

Debemos tratar de hacerlo ahora como una región, con la confianza de que la coordinación política, fundamentada en la confianza mutua es fundamental para fomentar nuestras propias soluciones y promover un desarrollo regional, integrado.

Excelencias, ya hemos visto los beneficios tangibles que se sacan de forjar vínculos estrechos entre América Latina y el Caribe. El proyecto de cable submarino entre Venezuela y Cuba, que conecta a Venezuela con Cuba y con Jamaica también, es un ejemplo de esta integración.

La iniciativa de Petrocaribe, ha desempeñado un papel fundamental en la promoción de la seguridad energética y el desarrollo económico y social de muchos países de la región. En el caso de Jamaica, el fondo de Petrocaribe, ha financiado una gran cantidad de prioridades de desarrollo en la infraestructura y ha permitido promover la inclusión social, el crecimiento económico.

Petrocaribe es, sin ninguna duda, uno de los ejemplos mayores de cooperación Sur-Sur, no solamente en la región sino en todo el mundo. Quisiera reiterar el agradecimiento del gobierno y del pueblo de Jamaica, por la enorme generosidad de la República Bolivariana de Venezuela.

Señor Presidente, esta ocasión histórica nos da la oportunidad para reflexionar, para renovar y para comprometernos nuevamente. Desde la primera Cumbre de Salvador Bahía, el mundo ha enfrentado enormes retos causados por la crisis financiera y económica y la creciente presencia de desastres naturales de gran gravedad, sin embargo muchas economías de América Latina y del Caribe han demostrado gran resiliencia y su recuperación ha sido más rápida que la de otras regiones.

En Jamaica, hemos comenzado a estabilizar nuestra economía, está entre los 11 países del Caribe, que está ubicada entre los países de alto nivel de desarrollo de acuerdo con Naciones Unidas, de 14 países del Caribe, muchos han sido considerados países de alto ingreso medio y nuestro ingreso per cápita se ubica entre 4 mil y 12 mil dólares en el 2010.

Si bien, esto puede verse positivamente, y como un símbolo de progreso, no toma en cuenta vulnerabilidades muy peculiares de los estados insulares pequeños en desarrollo y esa vulnerabilidad en especial, es el alto endeudamiento.

Es un hecho señor Presidente, que se nos considera países de alto ingreso, pero también países muy endeudados y el alto nivel de ingreso nos descalifica para financiamientos concesionales y nos impide aliviar la deuda. Y esto, es un requerimiento fundamental de nuestras economías, en este sentido quisiera llamar su atención a la declaración especial presentada por Jamaica, denominada de Desarrollo Sustentable de los Estados Miembros de la Comunidad del Caribe.

Este documento, subraya las vulnerabilidades particulares de los pequeños estados en desarrollo insulares, que limitan sus esfuerzos para el desarrollo sustentable. Insiste, en los retos socioeconómicos específicos que confrontan tales como los desastres naturales, el cambio climático, la alta ocurrencia de VIH Sida y las enfermedades no contagiosas, altos niveles de endeudamiento y la categorización de algunos países de la región; como países de ingreso medio, quienes lo cual afecta al acceso, a las formas concesionarias de financiamiento.

Excelencias, solicito su apoyo a esta declaración que exhorta a los estados, una atención especial a construir una resiliencia de estos pequeños estados insulares, sobre todo en materia de transferencia de tecnología, construcción de capacidad, desarrollo de recursos humanos y reafirma nuestro compromiso en distintas áreas, tales como la lucha contra el crimen organizado, el VIH Sida, las enfermedades no contagiosas y otras preocupaciones regionales.

Señor Presidente, quisiera reiterar el pleno compromiso de Jamaica, con el esfuerzo regional que hemos emprendido, debo insistir sin embargo, que la integración no puede decretarse desde arriba, debe tener una lógica, basada en el entendimiento cultural y el contacto de pueblo a pueblo.

Jamaica, asigna una gran importancia a la dimensión social e institucional del plan de acción de Montego Bay, que insta a la definición de políticas de interés particular para estos ciudadanos, incluyendo la residencia, actividades profesionales, integración educativa y programas de cooperación regional sobre la migración.

Como se dijo en la declaración de Bahía, el libre movimiento de los pueblos, es tan importante como la circulación de los bienes y del capital. Para concluir, permítanme transmitir nuestro agradecimiento una vez más al Presidente Chávez y al pueblo de Venezuela, por la excelente organización que ha facilitado estos intercambios tan útiles en momentos en que buscamos consolidar aún más los esfuerzos para construir un espacio regional, proyectar nuestras ideas y principios, promover la unidad, democracia y desarrollo y construir un puente entre nuestro pasado compartido y nuestro destino común.

Gracias, Presidente.

Si usted permite por favor, a los presidentes de la Caricom, tenemos un obsequio para usted, es una expresión de nuestra gratitud, de nuestro agradecimiento por el apoyo que usted ha brindado a los países de la Caricom.

Quisiera invitar al presidente de la Caricom, para que se una a mí en entregarle este obsequio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Muchas gracias Andrew, Andrew Holness, primer ministro de Jamaica. Obsequio para nuestro pueblo, claro, eh. Qué palabra puedo decir yo.

Agradecer las palabras y la colaboración que nosotros prestamos es muy modesta y es una obligación para nosotros. Muchas gracias, saludo a todos los amigos de Caricom, todos los amigos del Caribe.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias, gracias primeros ministros. Un buen retrato, es un pintor jamaiquino ¿no? un pintor jamaiquino, La Carta de Jamaica, Bolívar.

Bolívar, bolivariano. Ustedes saben que a mi me acusan de cuantas cosas, una de las cosas que me acusan aquí, esto lo voy a decir en un minuto, lo prometo; es que Venezuela está regalando el petróleo, y lo cual es una falta de respeto no para mí en verdad, sino para muchos de los aquí, de los pueblos aquí representados, porque entonces la derecha venezolana, a través de sus medios de comunicación, pretenden presentar a los pueblos caribeños por ejemplo, bueno como, casi que como mendigos, casi que como mendigos, lo cual refleja mucho el alma, digámoslo así, o la calidad de los sentimientos de algunos venezolanos que durante mucho tiempo gobernaron nuestro país y le regalaron el petróleo; ellos sí se lo regalaron, en primer lugar a Estados Unidos, regalaron el petróleo. Venezuela le vendía petróleo a Estados Unidos con descuento, no pagaban impuesto las transnacionales, pagaban uno por ciento de regalías petroleras en la Faja del Orinoco, ahora pagan lo que tienen que pagar, 33 por ciento.

Hago ese comentario y agradezco mucho, a nombre de nuestro pueblo, a los pueblos del Caribe, a Caricom y cuenten con nuestro modesto apoyo.

Petrocaribe, le suministra a más de 15 países caribeños, petróleo pues, con facilidades de financiamiento, sólo es eso, y un convenio establecido de gobierno a gobierno.

Y es para nosotros, así lo sentimos, una responsabilidad. Compartimos con México también un viejo mecanismo del Acuerdo de San José, de apoyo a Centroamérica, al Caribe y nosotros consideramos que eso es una obligación y seguiremos haciéndolo.

Hace poco, conversaba por teléfono con el primer ministro de Santa Lucía, electo hace pocos días, y me decía que ellos quisieran incorporarse a Petrocaribe. Le dije, pero por supuesto, bienvenidos a Petrocaribe. Venezuela, está produciendo 3 millones de barriles de crudo y además, estamos incrementando la producción y vamos rumbo a 4 millones en el 2014, porque bueno ahora resulta que tenemos la primera reserva del mundo, y cómo vamos nosotros a darle la espalda y sobre todo los países más pequeños.

Mire, yo le contaba a Dilma, que hay países caribeños que no tenían ni siquiera, cómo se llama, la mono boya, una cosa que ponen ahí en el agua, llega un barco y conecta una manguera para trasegar combustible, no tenían ni eso, dependían de un barquito que llegaba y que compraba el combustible aquí en Venezuela bien barato para vendérselo ahí, cinco, diez veces más caro.

Petrocaribe los ha independizado porque son acuerdos de gobierno a gobierno, pero para nosotros eso es una responsabilidad, geográfica, histórica, ética.

Bueno, saludamos a Enrique García, presidente de la CAF, secretario, presidente ejecutivo. Luis Andrade Fala, secretario de la Asociación de Estados del Caribe, Amenothep Zambrano, secretario ejecutivo del ALBA, Alianza Bolivariana de Nuestros Pueblos.

Y le doy la palabra, que ya vamos casi a terminar, al presidente del Paraguay, ¿no? sí, Paraguay y luego para cerrar, presidente de Unasur, claro de la Unión de Naciones Suramericanas, nuestro querido amigo, presidente Fernando Lugo, y luego preparado al bate, ahí sí saben lo que es prepararse al bate, los dominicanos que juegan mucho béisbol, Leonel Fernández, presidente dominicano. Adelante, presidente Lugo.

Presidente de la República de Paraguay, Fernando Lugo Muchas gracias Presidente Chávez, excelentísimos jefes de Estado y de Gobierno, señores ministros de Relaciones Exteriores, señores embajadores, señoras y señores.

En primer lugar, quisiera sumarme y agradecer al pueblo venezolano y al gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela, por este cálido recibimiento en las tierras del Libertador, que hoy celebra con nosotros este momento histórico de unidad y proyecto compartido de nuestros pueblos.

Nuestros países, celebran en estos años, los bicentenarios, las gestas libertarias de su emancipación. Estas celebraciones, resumen la historia de lucha, sacrificios y patrimonio de dignidades de nuestros pueblos y nos reencuentran con la experiencia histórica del camino andado y con las exigencias de profundas transformaciones en nuestras realidades.

El sueño, el proyecto de la patria grande, de la unión soberana e independiente para la paz y el desarrollo, ha sido desde siempre un sueño compartido por nuestros pueblos.

Desde nuestras raíces indígenas, el compartir comunitario y las posteriores resistencias a la colonia, el proyecto que fuera manifestado por nuestros libertadores, nacía desde cada una de nuestras prácticas soberanas e independientes.

Pero los tiempos históricos son distintos, el anhelo de unidad, manifestado por el Congreso anfictoniano de Panamá, no contaba aún con las condiciones de unidad soberanía e independencia necesarias para una integración regional entre iguales.

Decía nuestro gran prócer de la independencia, el doctor José Gaspar Rodríguez de Francia, en su histórica nota del 20 de julio de 1811: “América y principalmente la que comprendía la demarcación del antiguo virreinato, debía ser de un interés más inmediato, más asequible y por lo mismo, más natural, como de pueblos no sólo de un mismo origen, sino que por el enlace particulares y recíprocos intereses parecen destinados por la naturaleza misma, a vivir y conservarse unidos. No faltaban verdaderos patriotas que desean esta dichosa unión en términos justos y razonables, pero las grandes empresas requieren tiempo y combinación y el ascendiente del gobierno y desgraciadas circunstancias ocurrieron por parte de esa y de esta ciudad, que ya no conviene hacer memoria y la habían dificultado.

Intereses contrarios a la independencia y soberanía de nuestros pueblos, hicieron que esta gran empresa, en términos del prócer Francia, requieran aún de casi 200 años de historia para llegar a este momento de unidad soberana entre iguales.

Si bien, las viejas amenazas encuentran hoy nuevas formas que nos enfrentan a nuevos desafíos, estas amenazas en tiempos anteriores nos habían llevado a reguardar entre nuestras fronteras, la soberanía e independencia conquistada.

Estamos atravesando un momento difícil a nivel internacional, con crisis abierta en los países desarrollados, con impactos sociales graves sobre la población, peligro inminente de una recesión generalizada, guerras de agresión, ocupaciones territoriales de otros pueblos, problemas climáticos, desertificación, hambre extendida ya en África y profunda crisis energética.

En esta situación se abre un sendero de esperanza a través de las movilizaciones de los movimientos sociales con reivindicaciones democráticas, de ciudadanos en pos de la participación democrática, en las decisiones políticas, económicas, financieras, en Grecia, Italia, Estados Unidos, España y otros países.

Hoy, inmerso en este escenario internacional, en nuestra América, se abren nuevas perspectivas, encontrándonos en un momento privilegiado de profundizar nuestro proceso de integración, de cooperación y de solidaridad continental con nuestros pueblos.

Pero como lo dijera Gramsci, el viejo mundo se muere, el nuevo tarda en aparecer, y en ese claro oscuro, surgen los monstruos, nos enfrentamos a una crisis estructural que encuentra en la crisis económica financiera, su principal manifestación. No es cualquier crisis porque existen serios riesgos de una recesión. Esta crisis es, sin embargo, multidimensional y profunda, abarcando todas las áreas de nuestra realidad: la economía, la política, lo social, cultural y medio ambiental. Esta crisis es uno de los mayores desafíos que tenemos a la vista, y aquí la importancia de encontrarnos y la oportunidad histórica que se nos presenta. En efecto, en un escenario distinto de solidaridad y hermandad entre iguales, estos nuevos desafíos nos llevan a fortalecernos en la unidad de nuestros países y de nuestros pueblos, para respetar y defender colectivamente esta conquista de paz, desarrollo, soberanía e independencia. Ciento ochenta y cinco años han pasado de aquel primer intento de concretar el gran proyecto de nuestros pueblos libertadores. Hoy nuestra región cuenta con la experiencia histórica y la madurez políticas necesarias para asumir consciente y decididamente este proyecto emancipador de la unidad e integración soberana e igualitaria de nuestra América Latina y el Caribe.

Hemos comprendido que nuestras realidades son una sola, complejas y diversas en su totalidad, y unimos nuestras voluntades en una voluntad y una vez colectiva para lograr soluciones conjuntas a nuestras problemáticas comunes. Tenemos a mano todos los instrumentos para hacerlo, más de 20 millones de kilómetros cuadrados de nuestro territorio, más de 500 millones de habitantes sienten estas tierras, nuestros ricos y estratégicos recursos naturales y nuestra economía, tercera potencia a nivel mundial, así lo demuestra.

La integración productiva es el elemento clave no sólo para la consolidación del proceso de integración, sino también para la concreción de nuestras metas en términos de reducción de asimetrías, tanto al interior de nuestros países, entre nuestras naciones, y entre nuestra región y el mundo. Somos una de las regiones más ricas en recursos energéticos, la integración energética es estratégica y clave, con el potencial de aportar, al cambio de la matriz energética, a nivel mundial.

Esta integración en un plano de soberanía e igualdad cuenta con avances importantes en nuestra región, y se constituye a partir de la superación de las brechas y asimetrías existentes, en uno de los elementos bases para el desarrollo social y económico de nuestros pueblos.

Las inversiones en infraestructura en los ámbitos de trabajos regionales y subregionales, deberán buscar soluciones a los problemas de nuestros pueblos, respecto a la interconexión regional y fronteriza, y también al comercio, con el conocimiento claro de la situación especial de países más vulnerables como el caso de mi país, debido a su condición de país mediterráneo, o las insulares con sus particulares desventajas, de conformidad con las reglas aplicables al Derecho internacional, de las conversiones internacionales y de los demás convenios en esta materia.

La inclusión social, la universalización del ejercicio y el disfrute pleno de los derechos económicos, sociales y culturales, la promoción de la participación activa y el desarrollo sustentable basado en el respeto de medio ambiente, son retos que unidos sabremos enfrentar.

Este encuentro es la manifestación de que los pueblos y los gobiernos expresando nuestra voluntad independentista, y honrando el legado de los pueblos y los héroes patrios, apuntamos a construir este proyecto, tanto de Nación como de región soberana e independiente.

Nuestra Celac es no solamente la concreción del sueño de la Patria grande de nuestros libertadores, sino a su vez un paso histórico en nuestra América y el mundo, que marcará un punto de inflexión en la historia latinoamericana y caribeña, y aportará a la consolidación de un mundo multipolar y en equilibrio, preservando nuestra diversidad y defendiendo nuestra soberanía, para garantizar la seguridad y la paz en la región y el mundo.

Nuestra apuesta decidida a la consolidación de un mundo multipolar y en equilibrio, libre de toda dominación del hombre por el  hombre, y despojado definitivamente del flagelo del colonialismo, el intervencionismo, y la guerra no es, no será fácil.

Esta voluntad de profundizar la unidad en la diversidad, permite que nuestra voluntad política se transforme en fuerza política y avancemos colectivamente en este proyecto histórico.

Estimados presidentes, jefes de Estados estamos viviendo un momento histórico en nuestra América Latina y el Caribe. La unidad de nuestros pueblos no es quimera de los hombres, sino inexorable decreto del destino, como bien lo dijo el Libertador Simón Bolívar: “O inventamos o erramos”.

Estimados, estimadas colegas, celebramos con los pueblos de nuestra América este histórico paso, que la Celac, como bien decía José Carlos Mariátegui, no es ni calco, ni copia, sino creación heroica.

Muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Muchas gracias a usted Presidente. Fernando Lugo. Creación heroica. Así debe ser nuestra Celac, creación heroica.

Nos ha llegado, antes de darle la palabra para cerrar, como ya dije, al presidente Leonel Fernández, ha llegado una carta del presidente de la República Popular China, el amigo Hu Jintao, dirigida a todos nosotros, es de una sola cuartilla, la leo: “Con motivo de la fundación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, quisiera hacerles llegar mis cálidas felicitaciones. La celebración de esta cumbre ha dejado constancia de la idéntica voluntad de los países latinoamericanos y caribeños, en la salvaguardia de la paz regional, y la promoción del desarrollo compartido en las nuevas circunstancias.

El hecho de que la Celac entre en funciones durante esta cumbre, constituye un hito trascendental en el proceso de la integración regional, la parte china valora altamente al papel positivo de América Latina y el Caribe en los asuntos internacionales y regionales, y está convencida que la creación de la Celac contribuirá de forma significativa al fortalecimiento de la unión y la coordinación entre los países de la región para enfrentar conjuntamente los desafíos mundiales. Pese a la lejanía que separa a China y a América Latina y el Caribe, la amistad entre nuestros pueblos se remonta a tiempos antiguos.

En el siglo XXI las relaciones chino-latinoamericanas vienen desarrollándose de manera integral y rápida, acompañadas por la constante ampliación de una cooperación beneficiosa para ambos en las diversas áreas. La parte china siempre aborda los vínculos entre China, América Latina y el Caribe desde una perspectiva estratégica, y está dispuesta a reforzar el diálogo, el intercambio y la cooperación con la Celac y todos los países de la región, haciendo esfuerzos conjuntos a fin de establecer y desarrollar una alianza bajo los preceptos de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo compartido para la cooperación integral entre China, América Latina y el Caribe.

Saludos y abrazos.

Hu Jintao, presidente de la República Popular China.

Desde Beijing, el 2 de diciembre de 2011.”

Para información de todos. Llegará el día en que empecemos a hacer acuerdos, por ejemplo la Celac con China, y con muchos otros países del mundo y regiones.

Bien. Gracias Lugo.

Oye, presidente Lugo, usted después del cáncer está rejuvenecido, le salió más cabello ¿no? ¿Verdad?

Presidente de la República de Paraguay, Fernando Lugo Igual que Dilma ¿no?

Presidente Chávez  ¿A?

Presidente de la República de Paraguay, Fernando Lugo Igual que Dilma.

Presidente Chávez Igual que Dilma, yo voy por el mismo camino, me está saliendo ya aquí, mira ves. En cambio Lula no, Lula está peladito, pero pronto le saldrá, y más vida, más vida.

Leonel Fernández, presidente de la querida y hermana República Dominicana, la tierra del merengue y del jonrón.

Leonel.

Presidente de República Dominicana, Leonel Fernández Muchas gracias, buenas noches Presidente y amigo Hugo Chávez, señores jefes de Estado, de Gobierno y de delegaciones. Distinguidos amigos, quisiera en primer término agradecer la legendaria y proverbial solidaridad y amabilidad del gobierno y del pueblo de la República Bolivariana de Venezuela, y por supuesto distinguidos amigos, por economía de tiempo, y para no abrumarles, quisiera sólo concentrar mi intervención en lo que es el primer punto de la propuesta del Plan de Acción de Caracas del 2012 que se refiere al tema de la crisis financiera internacional, y la nueva arquitectura financiera.

Y sobre este particular lo que quisiera compartir con ustedes es el hecho que todos constatamos en nuestra actividad gubernamental cotidiana, es la incidencia cada vez mayor de factores externos, en lo que son mecanismos internos de decisiones, y esto, obviamente, tiene mucho que ver con el fenómeno de la globalidad, y muy especialmente con la crisis financiera internacional que nos afecta a todos en estos momentos. Por supuesto el tema de la crisis financiera internacional que ya se ha convertido en una crisis económica global, ha pasado por diversas etapas, y no es mi propósito ahora dialogar aquí con ustedes en relación a esas distintas etapas, o esa evolución que ha experimentado la crisis económica global, sino más bien referirme a lo que consideramos es un elemento relevante en estos momentos, y es cómo esa crisis financiera, esa crisis económica conducido a una crisis de liderazgo a nivel mundial, y esa crisis de liderazgo que sobre todo se refleja en el marco del G-20, tiene que ver en el hecho de que no ha habido un consenso en torno a la forma de enfrentar y solucionar esta crisis económica mundial. Por un lado ha surgido la idea, el criterio de que la crisis se pueda resolver mediante la aplicación de políticas de estímulo fiscal, y en efecto en un primer momento la forma en que se pretendía resolver el colapso de las instituciones financieras, era mediante la aplicación de políticas Keynesianas o de estímulo fiscal, con la finalidad de promover el crecimiento económico, generar empleos e insuflar un cierto dinamismo a la economía.

Pero ya luego lo que hemos visto es una política contraria, el proceder a aplicar políticas de austeridad o políticas restrictivas al gasto, que han conducido a una reducción del gasto social, y por consiguiente, con esa reducción del gasto social la promoción de una situación de crisis social que se manifiesta  en protestas callejeras, fundamentalmente en uno de los polos donde mayor afectación ha habido con esta crisis económica mundial, que es el caos de Europa. Podríamos decir, viendo las protestas que ha habido en Grecia, las protestas en Portugal, el Movimiento de los Indignados, en España, que Europa prácticamente se encuentra en una fase pre insurreccional. Podríamos, inclusive ver la manera en que la aplicación de estas políticas restrictivas o de recorte al gasto social ha impactado en Europa, que todos los gobiernos han sido barridos en los últimos procesos electorales, ha caído el gobierno de Grecia, el gobierno de Portugal, el gobierno de Italia, y el gobierno de España, y todo se debe a la reacción de los mercados, y más específicamente a las agencias calificadoras de riesgos de cómo influyen en las políticas que se aplican y colocan a los gobiernos en una situación de defensiva.

Podríamos decir, sin ánimos de exagerar, que estamos viviendo un momento en que la política parece subordinada a los mercados, y los mercados a su vez están incidiendo en la inestabilidad política de los gobiernos, provocando lo que hoy podríamos llamar golpes de mercado.

Frente a esa situación en que en efecto la política aparece como rehén de los mercados, y las agencias calificadoras de riesgo tienen tanto poder que pueden hasta descalificar a la economía más poderosa del mundo, que son los Estados Unidos, significa que en realidad estamos en un momento en que debemos reaccionar frente a esta situación por el hecho en que tal como destaca el informe, aspectos relevantes de la crisis mundial citados por el presidente Hugo Chávez a inicio de este encuentro, un informe de la Cepal nos advierte que para el año próximo, el año 2012 lo que se presenta en la economía mundial es un panorama sombrío. Si en el año 2011 ha habido un crecimiento económico de 4,4 por ciento, lo que se proyecta para el año venidero es 3,6 por ciento. Por tanto, tal como dice la Cepal, para el año próximo, para el 2012 lo que se está viendo es una reafirmación de la incertidumbre en la economía mundial, un estancamiento en el crecimiento de las economías desarrolladas, y una desaceleración del crecimiento de las economías emergentes entre las cuales precisamente se encuentran las economías de América Latina. Por tanto estamos entrando en una fase de la crisis en que ya no solamente serán Estados Unidos y Europa los únicos polos que serán afectados, sino las economías emergentes incluyendo a China, y por tanto China ya no podrá ser la locomotora del crecimiento de las economías sudamericanas con las exportaciones de productos mineros, productos metálicos y alimentos.

Frente a esta situación de incertidumbre, frente a esta situación de desaceleración del crecimiento de la economía mundial, nosotros creemos que no ha habido momento más oportuno de la historia reciente para que surja esta entidad de Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe.

Hemos hablado, en múltiples oportunidades, acerca de la necesidad del proceso de integración de América Latina: integración económica, integración política, integración energética, integración financiera, pero por vez primera creamos un mecanismo, y al tiempo que consideramos factores económicos, se convierte también en un foro de concertación política, y por tanto de la unidad política de América Latina que se puede convertir en una potencial global, presentando ideas innovadoras acerca de cómo enfrentar la crisis económica mundial y al mismo tiempo planteando soluciones en el marco regional hemisférico de América Latina.

Creemos que frente a la crisis de liderazgo actualmente prevaleciente en el mundo, de no saber si lo que conviene en lo inmediato es aplicar políticas orientadas hacia el crecimiento económico, o políticas orientadas hacia la reducción del gasto social o políticas de austeridad, creo que de este encuentro deba salir una propuesta, la primera de política global, en el sentido de que los latinoamericanos y caribeños entendemos que en lo inmediato la única receta posible para salir del estancamiento y de la desaceleración es mediante una política de estímulo que oriente el crecimiento económico, que reduzca el desempleo y genere certidumbre con miras hacia el futuro, y que el tema de la deuda soberana y el déficit fiscal es un problema de mediano y largo plazo de sostenibilidad fiscal en el largo plazo, y creo que si nosotros somos capaces de plantear una agenda de prioridades en el marco de la política global, empezaremos afirmando un rol de liderazgo de la Celac en el plano internacional.

Y nos alegra ver, saludamos y celebramos el hecho de que en este Plan de Acción de Caracas se esté planteando la articulación de una arquitectura financiera regional latinoamericano, fortaleciendo los instrumentos financieros y creando liquidez para si en el ámbito global continúa la incertidumbre, nosotros en América Latina, en base a la cooperación, y en base a la solidaridad estaremos en condiciones de mitigar el impacto negativo de la incertidumbre, y mantener niveles de crecimiento, estabilidad social y políticas en nuestras regiones.

Muchas gracias señor Presidente, muchas gracias distinguidos colegas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias a ti, querido amigo Leonel, por tus palabras y siempre tus reflexiones orientadoras. A pesar de la hora, 10:30 de la noche mantienes la atención de todos, y sobre todo con este consomé que nos trajeron. Pero ya hemos cerrado las intervenciones hasta mañana por la mañana, queda de primero en la lista Daniel ¿no? Para que mañana nos orientes en la vanguardia Daniel, mañana por la mañana, arrancando a las nueve de la mañana.

Ahora permítanme porque sé que algunos, algunas compañeras, presidentas, presidentes tienen que viajar esta noche y no van a estar mañana con nosotros, pero estarán sus cancilleres, sus delegaciones.

Oye, de verdad yo se los... es un ruego aquí, no permitamos, no vayamos a permitir, pero por nada de este mundo, que este esfuerzo que está comenzando se vaya a venir abajo, por ninguna razón, se va a requerir mucha voluntad, mire todo lo que dice Leonel, todo lo que tenemos que hacer para cumplir el plan de acción que llaman ¿no? El plan de trabajo que estamos aprobando aquí, pero vamos a trabajarlo pues. Por ejemplo aquí dice sobre ese tema económico: “Solicitar la Cepal su cooperación en estos temas, diseñar mecanismos de prevención, mitigación y control de crisis financiera...” Nos estamos comprometiendo a eso. Bueno, vamos a trabajarlo.

¿Quién lo va a trabajar? Preguntaría yo, en primer lugar la troika ¿no? La troika tiene una responsabilidad grande, nosotros, Venezuela, estamos seguros que Chile asumiendo como ha venido asumiendo, desde Cancún, Cuba, ahora, y buen, y todos, todos los países en lo individual y también en lo colectivo, digo yo, por ejemplo Caricom como ente, Mercosur, la Comunidad Andina, el SICA, el organismo de integración centroamericano, tenemos que trabajar muy duro, crear las comisiones. Por ahí hay algunas opiniones que uno respeta mucho, como todas, de que la Celac no debe tener una estructura. Pero bueno, cómo no va a tener una estructura. Ahora, si queremos que esto muera al nacer, no le demos ninguna estructura, esa es una nube por allá arriba lejana. No, debe tener una mínima estructura, y unas comisiones de trabajo, y unas propuestas que tienen que llegarnos a nosotros los Presidentes, Presidentas, Primer Ministros, los Jefes de Estado, de Gobierno, para tomar decisiones.

En este tema de la crisis económica mundial no hay que perder ni un día, esa crisis apenas está comenzando, ahí están todos los estudios, yo no voy a abundar y menos a esta hora, ustedes conocen muy bien el tema.

Ahora qué vamos a hacer, cuál es la estrategia, cómo articular nuestras medidas como Celac, como región desde el punto de vista económico; lo que decía Raúl, el tema de la pobreza, la miseria, la creación de un fondo, utilizar y armonizar esos recursos, las reservas internacionales, insisto en ese tema, que están por allá casi todas, lejanas, cuando aquí necesitamos recursos, y muchas veces con esos recursos nuestros le prestan a otros países del Tercer Mundo, y les cobran unos intereses muy altos.

Bueno, el compañero Fidel ha llamado varias veces, me dice Raúl, y pidiendo no solo un saludo para mí, para nosotros sino para toda esta reunión, y desde aquí Fidel te mandamos un saludo, como decimos desde las calles, solidario y revolucionario, y merece nuestro reconocimiento, porque es, sin duda, Fidel Castro, uno de los campeones de esta batalla por la unidad y por la integración de nuestros pueblos, quién puede dudarlo. Desde aquí, por qué no, pido un aplauso para Fidel que nos está viendo allá por Telesur, en La Habana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Telesur está transmitiendo para todo el mundo y muchos otros canales.

Bueno, estamos terminando, yo agradezco mucho a todos, el presidente Calderón tiene que viajar temprano a México, yo le ofrecí que tomara la palabra, él generoso dijo que ya había dado un discurso, creo que de tres horas ¿no? No, 40 minutos, entre los dos [risa].

Gracias Presidente, y ha sido uno de los luchadores junto a Lula y ahora Dilma y todos nosotros. Pero, bueno, México ha cumplido una tarea extraordinaria, su cancillera aquí con nosotros.

Gracias Calderón, sabemos que hay elecciones en México el próximo año, inevitablemente sabemos que entregarás el gobierno el próximo año, a quien el pueblo mexicano elija como su Presidente, y sea quien sea estamos seguros que México seguirá aquí con nosotros como parte de este esfuerzo ahora sí definitivo.

Termino con esto de Bolívar, Bolívar un día cuando se dio cuenta que se hundía el proyecto originario de la Confederación de República, lanza una frase: “El gran día de la América aún no ha llegado...”

Nosotros creemos y tenemos razones para creerlo y afirmarlo, que ahora sí es verdad que llegó el gran día de nuestra América, y es el día de la unidad.

Muchas gracias, buenas noches, buenos días.

Les invito a que nos tomemos la foto allá afuera.

Buenas noches. ¡Que viva la Celac!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez ¡Que vivan nuestros pueblos! ¡Que viva nuestra América!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez Muchas gracias, muchas gracias, muchas gracias.