02/02/2010. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño, Caracas, Parroquia San Agustín, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante acto con motivo del XI aniversario del inicio del Gobierno Revolucionario y juramentación del vicepresidente ejecutivo de la República Elías Jaua

[Lloviznando Cantos, Dame pa’ Matala y el cantautor Alí Alejandro Primera interpretan: “Viva la Revolución”].

Presentadora Con esta fuerza y alegría saludamos y damos la bienvenida al Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presentadora Sean todos y todas bienvenidas al acto aniversario de los once años del Gobierno Revolucionario y juramentación del vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua.

Asistentes [algarabía].

Presentadora Agradecemos la participación, y despedimos con un fuerte aplauso a las agrupaciones Lloviznando Cantos, Dame pa’ Matala y al cantautor Alí Alejandro Primera, quienes interpretaron “Viva la Revolución”.

Asistentes [aplausos].

Presentadora Seguidamente invitamos a los presentes a quitarse las gorras, los sombreros, para entonar las gloriosas notas del Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Venezuela.

[Interpretación del Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al Bravo Pueblo].

Asistentes [aplausos].

Presentadora Hoy es un día de júbilo, pues reafirmamos que cuando a una idea le llega su época y anida en un espacio, se convierte en la fuerza más poderosa que pueda existir. A continuación video de los 11 años de Gobierno Revolucionario.

[Inicio del audiovisual: 11 años de Gobierno Revolucionario].

Narrador Después de haber soportado varias décadas de miseria, saqueos y entrega de nuestras riquezas naturales, por parte de una dirigencia política y económica al servicio de las grandes potencias del mundo, en una histórica jornada el 6 de diciembre de 1998 el pueblo venezolano asistió masivamente a las urnas para poner fin a la Cuarta República.

Presidente electo de la República de Venezuela Pero ese poder que ustedes me han dado a mí no me pertenece, ese poder es de ustedes. ¡Ustedes crearán el Gobierno! Que no será el Gobierno de Chávez, porque Chávez es el pueblo, será el Gobierno del pueblo, el Gobierno de las mayorías, el Gobierno de la dignidad, el Gobierno bolivariano, el Gobierno venezolano, un Gobierno patriótico.

Narrador A partir de entonces la Revolución Bolivariana, encabezada por el Presidente Hugo Chávez Frías inicia el camino de la reconstrucción nacional, para restituir en primer lugar los derechos fundamentales de salud, educación, vivienda, alimentación y cultura para todos y cada uno de los venezolanos.

Esto ha sido posible debido al despertar de los pueblos latinoamericanos y antiimperialistas.

Mery Blanco La gente hay que enseñarle a conciencia de lo que están obteniendo, que nunca se obtuvo, y nunca se tuvo la oportunidad. Por ejemplo en las Misión Robinson, personas que no sabían leer y esto, y hoy en día por lo menos aprendieron a leer, fue una oportunidad, ya a las personas no las engatusan o no las engañan como las engañaban antes...

Tamara Weima Realmente yo tenía problemas con la niña, ya que presentaba una enfermedad, porque tenía problemas con el azúcar, y la llevé a una clínica carísima, de renombre, pero en esa clínica no me supieron dar solución. Entonces vine para acá y realmente es la primera vez que vengo, pero me han tratado de maravilla, me han hecho todos los exámenes y excelente, excelente.

Narrador En el ámbito económico, durante esta década, la Revolución Bolivariana ha logrado mediante una política socialista, recuperar el control sobre la industria petrolera, la cual había sido entregada a los Estados Unidos, lo que ha permitido incrementar significativamente la inversión social del Estado en salud, educación, infraestructura, entre otras áreas.

A onces años de la Revolución Bolivariana y 200 de la lucha por nuestra independencia, los venezolanos hoy tenemos el reto de alcanzar por primera vez el sueño de libertad e independencia por el que dio su vida nuestro padre Simón Bolívar.

Sólo el camino de la justicia social, la igualdad y la solidaridad que nos marca el socialismo, nos permitirá lograr la Patria socialista.

[Fin del audiovisual].

Asistentes [aplausos].

[Cadena nacional de radio y televisión].

Presentadora Seguidamente juramentación del Vicepresidente Ejecutivo Elías Jaua Milano, a cargo del comandante presidente Hugo Chávez.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Buenas tardes, son las doce y media, estamos en cadena nacional de radio y televisión. Día de aniversario.

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez ¡Feliz aniversario al pueblo en Revolución!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, vamos a juramentar a este buen compañero, camarada, Elías Jaua, de aquí de Barlovento. Me ha pedido juramentarse con la mano izquierda, y así lo haremos.

Ciudadano, compañero, camarada, Elías Jaua Milano, designado Vicepresidente Ejecutivo de la República y primer vicepresidente del Consejo de Ministros, ¿jura usted ante la Constitución, jura usted ante la Patria, ante el pueblo, cumplir con los mandatos soberanos y sagrados de nuestra Constitución Bolivariana, de nueva Revolución Bolivariana, construyendo el socialismo con el pueblo en vanguardia; jura usted cumplir con los deberes inherentes a este alto cargo; jura usted lealtad al pueblo, lealtad suprema a la Revolución, lo jura?

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Lo juro, comandante. ¡Patria, socialista! ¡Venceremos!

Presidente Chávez ¡Venceremos! Queda usted investido en su condición de Vicepresidente Ejecutivo de la República. Felicitaciones.

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presentadora ¡Que viva la Revolución Bolivariana!

Asistentes ¡Que viva!

Presentadora ¡Que viva el pueblo en pie de lucha!

Asistentes ¡Que viva!

Presentadora ¡Que vivan estos once años de Revolución! Que se triplicarán, se multiplicarán por miles y millones, pues no permitiremos que esa contrarrevolución vuelva a nuestro país. ¡Arriba el pueblo de Bolívar!

Asistentes ¡Arriba!

Presentadora Seguidamente palabras del vicepresidente Ejecutivo Elías Jaua Milano.

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Buenas tardes Comandante Presidente Hugo Chávez Frías; señora presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores; señora presidenta del Tribunal Supremo, Luisa Estela Morales; señora fiscal general, Luisa Ortega Díaz; señor contralor general, Clodosvaldo Russian; señora Tibizay Lucena, presidenta del Consejo Nacional Electoral; señora Gabriela Ramírez, defensora del pueblo; gobernadores, gobernadoras, vicepresidentes del Consejo de Ministros, compañeros ministros y ministras, voceros de la distintas organizaciones populares bolivarianas, campesinos, estudiantes, trabajadores, milicias, campesinas y populares, mi pequeña Natalia, Sofía, mi esposa Natacha y a todos, mi mamá, papá que está allá, parezco pelotero del Caracas pero la familia es la retaguardia de esta lucha.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Es una hermosa retaguardia, gracias por el apoyo de siempre, perdón por las angustias y a los compañeros y compañeros de todas las horas y de todas las luchas, a los que se quedaron sembrados en el camino para construir este espacio, esta Venezuela que hoy estamos construyendo y a los que viven luchando y soñando bajo el liderazgo del Comandante Presidente Chávez para que ese camino nunca más se vuelva a cerrar y sea luminoso hacia el horizonte socialista que estamos construyendo y la Patria grande.

Gioconda Beliz en una novela nicaragüense habla de un mundo soñado donde había quienes tenían la función de soñar, de hacer los memoriales del futuro y otros a quienes simplemente les tocaba la realidad de batallar con los propios demonios, ser uno más entre las criaturas volubles, vulnerables, falibles por quienes y a pesar de quienes los sueños existían en arriesgarse una y otra vez, intentarlo aun a riesgo de que el sueño fuese efímero y termina en otro desencuentro, pero qué otra manera, de qué otra manera se puede vivir.

Hace 11 años un día como hoy comenzó nuestra batalla contra los propios demonios y contra los demonios extraños, para poder hacer realidad el sueño acariciado durante tanto tiempo por muchos y por muchas, nuestros mártires los que quedaron regados en el camino, una misma frase de esa novel dice que el ser humano se debate siempre en la tensión entre lo que puede ser y lo que es, nosotros estamos convencidos de que puede ser, de que Venezuela puede ser el espacio para que vivamos con dignidad y con justicia todos los venezolanos y venezolanas.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Lo que ha pasado ha sido muy bueno en estos 11 años, no está el camino exento de dificultades, pero lo que puede ser es lo que queremos y va hacer mejor. Venezuela bajo la conducción del Comandante Presidente Chávez más allá de los indicadores y la matemática que tanto le apasiona y nos exige el Comandante Chávez, hoy permítame ser sociólogo y verlo más cualitativamente, nosotros hemos recuperado la soberanía nacional, Venezuela es hoy un país independiente de cualquier potencia extranjera, Venezuela hoy controla su ingreso nacional petrolero.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano La soberanía popular ha sido restituida paulatinamente, el florecimiento de miles formas de organización y participación, hoy tenemos un pueblo más conciente, un pueblo más culto que son las formas fundamentales para que un país sea libre. La identidad nacional ha sido vuelta a colocar en el espacio de la memoria, de los corazones y de las emociones de nuestro pueblo. Bolívar, Miranda, Sucre, Manuela Saenz, Ezequiel Zamora hoy cuando conmemoramos los 200 años del inicio de nuestra independencia ya no son palabra huecas, son luchas profundas en las calles, en los campos, en las fabricas y en las universidades de nuestra Patria, de la Patria Bolivariana que estamos construyendo.

Hemos avanzado bastante en garantizar el bienestar de nuestro pueblo, todavía nos falta mucho, pero lo mucho que falta por hacer sólo se podrá hacer si aquí sigue habiendo una revolución liderizada por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Quién puede negar que hoy nuestro pueblo come mejor, que nuestro pueblo tiene más acceso a la salud, que nuestro pueblo tiene más acceso a la cultura y a la educación. Quién puede negar los miles de avance en diversas materias que hemos tenido, esas mismas que hace apenas 11 años nos decían los neoliberales que no eran derechos naturales y que por tanto el pueblo no merecía esos derechos, de allá venimos nunca lo olvidemos. Lo que puede ser y necesitamos no es otra cosa que socialismo, el poder popular es el primer instrumento para crea el socialismo, crear un sujeto conciente y revolucionario, nutrido de los distintos sectores sociales para convertirse en una fuerza que sea capaz de transformar y restituirse plenamente el poder.

El cura mártir Monseñor Romero el de El Salvador eterno no dejó su palabra y nos decía: “el mundo de los pobres nos enseñará que la liberación llegará no sólo cuando los pobres sean puros destinatarios de los beneficios de gobiernos o de la misma iglesia, sino actores y protagonistas, ellos mismo de su lucha y de su liberación, desenmascarando así la raíz última de falsos paternalismos aun eclesiales”. Es por eso que nosotros estamos obligados no acercar el poder a la gente sino a restituirle el poder al pueblo que la oligarquía le arrancó, el poder económico, el poder social y el poder político para que el pueblo pueda superar la pobreza.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Pero para ello el pueblo tienen que incrementar el gran esfuerzo que ha hecho a lo largo de estos 11 años, nunca serán innecesarios los esfuerzos por elevar cada día nuestra conciencia y nuestra organización, el pueblo tiene que construir junto a su gobierno, el del Comandante Presidente Hugo Chávez, una nueva superestructura en términos marxistas, jurídica, cultura, política, ideológica, que haga irreversible, que las transferencias que hoy el gobierno del Presidente Chávez le ha dado el pueblo sean irreversibles y que nunca más le sean arrebatadas, que el día que Chávez por allá en el 2030 o quién sabe salga de Miraflores el pueblo tenga el poder y nadie pueda quitárselo.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Pero para eso el camino es largo, ya nos alertaba nuestro padre Simón Bolívar en el Manifiesto de Cartagena, decía Bolívar “yo soy del sentir que mientras no centralicemos nuestros gobiernos americanos, los enemigos obtendrán las más completas ventajas”. Seremos indescriptiblemente envueltos en los horrores de las dimensiones civiles y conquistados vilipendiosamente por ese puñado de bandidos que infesta nuestras comarcas, la lucha contra la desviaciones a todos los niveles, la lucha contra el reformismo a todos los niveles es una lucha constante para que el poder popular sea efectivamente un poder para la liberación y no para más dominación.

Otro aspecto fundamental de la acción del gobierno, la Constitución me manda a colaborar con el Presidente Chávez en la acción del gobierno, esa colaboración no puede ser otra que lo que el Presidente ha venido insistiendo, para tener socialismo hay que cambiar las estructuras de propiedad en Venezuela, la hegemonía de la propiedad social donde los medios estratégicos nos pertenecen a todos para garantizar que todos tengamos propiedad familiar, patrimonio familiar, propiedad individual, para tener casas hay que tener acero y cemento en manos de la sociedad, para tener alimento hay que tener tierras y agroindustrias en manos de la sociedad, para tener salud y educación hay que tener los instrumentos para producir educación y salud en manos de la sociedad. Cuando nosotros nacionalizamos lo que estamos es creando los instrumentos para darle más propiedad a nuestro pueblo.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano La apropiación social del excedente, la teoría del valor en Marx debemos recuperarla y decir que el trabajo debe ser recuperado como valor humano, no para que el excedente de la fuerza de trabajo se convierta en acumulación de capital sino que se convierta en más salud, en más educación y en más satisfacción de las necesidades para cada uno de los venezolanos y venezolanas. Una distribución planificada de los bienes y servicios y finalmente para construir socialismo hay que tener ética socialista, no es posible construir una nueva arquitectura social si los hombre y mujeres que la construimos no comportamos una conducta ética consecuente con los principios que postulamos, no necesitamos funcionarios con un altar de valores, necesitamos funcionarios que en la practica demuestren una conducta ética revolucionaria en todos los ámbitos de su vida.

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano El pueblo aplaude y acompaña la valentía del comandante presidente Chávez en las acciones de depuración, las que vimos como producto de la crisis bancaria, la firme y activa actuación del comandante Presidente como siempre al frente y dando la cara, como lo conocimos desde aquel 4 de febrero, fortaleció el compromiso moral de nuestro pueblo con la revolución. El pueblo siempre lo acompañará comandante Presidente en las luchas por la dignidad, por el bienestar y por mantener esta hermosa revolución como el pueblo la sueña, limpia y transparente. Colaborar con la acción de gobierno, ya decía, usted no ha convocado a una nueva posición de combate, una posición avanzada la cual esperamos cumplir con nuestras limitaciones pero con una inmensa lealtad como usted lo sabe Comandante Presidente.

Ayudar a Chávez a gobernar, profundizar el espacio de la Vicepresidencia como un instrumento para el seguimiento, el control y la información sin perder la visión estratégica de la construcción del socialismo, la vicepresidencia como instrumento táctico para la rápida respuesta a los múltiples problemas que surgen producto de una sociedad compleja como la nuestra, en medio de una lucha de clases que se profundiza y donde el enemigo toma los problemas, las fallas y los errores para confundir, alarmar y aterrorizar. Coordinar la Administración Publica, compañeros ministros, mi compañeros ministros y mis compañeras ministras de estos años de lucha de trabajo, de mi parte como ustedes saben siempre respeto por la persona y por el gran esfuerzo de trabajo que yo se que ustedes realizan, más allá de nuestro errores y nuestras fallas y nuestras limitaciones, cada día tenemos que acoplar más nuestro trabajo en conjunto, es un mandato imperativo del Presidente Chávez y de nuestro pueblo, la información veraz y oportuna al Presidente para que pueda actuar a tiempo, para que pueda decidir a tiempo, para que pueda corregir a tiempo.

Sobre nosotros compañeros y compañeras Ministros se descarga todo el odio del enemigo y a veces la critica muy justa de nuestro pueblo y a veces no tan junta compañeros y compañeras, pero esa es la que nos importa, la única que nos importa es la critica de ustedes, nuestro pueblo al cual nos debemos y por el cual estamos aquí y por el cual esta el Comandante Chávez aquí y nos ha puesto aquí. Siempre debemos estar oyendo al pueblo, es la mejor manera de ayudar a gobernar al Comandante Chávez, es por eso Comandante que le pido dentro de las múltiples tareas, que me permita que una tarde de cada semana sentarme en un barrio sin cámara, sin televisión, una urbanización, una fabrica, una universidad...

Asistentes [Aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Milano Poner oído en tierra y seguir la máxima de nuestro general Zamora habla siempre con el pueblo, escuchar siempre al pueblo y comunicarse. En cuanto a la gritería de los voceros de la derecha y de la izquierda conversa y vergonzosamente traidora, debemos decirle compañeros Ministros y Ministras y pueblo, que nosotros si tenemos un jefe, que no tenemos complejos burgueses en reconocer en Hugo Chávez ¡a nuestro jefe y nuestro líder político!

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Vaya ¿eh? yo quisiera tener un jefe honesto, bolivariano, cristiano, socialista y patriota y con una decidida y practicada vocación por los pobres. Ese es nuestro jefe y ¿cuál es el problema? Sí lo tenemos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Igualmente le decimos que su cacareada eficiencia no la vamos a practicar. Ellos dicen que son eficiente, vaya, que fácil es ser eficiente vendiendo empresas como la CANTV, como Viasa, como Sidor, entregando las prestaciones sociales del pueblo, así cualquiera es ministro firmando los contratos hechos en el Norte para entregar a la patria, así cualquiera es presidente de una institución. Eficacia revolucionaria es lo que se requiere y a la cual estamos obligados nosotros, la eficacia que nos permita que cada uno de los venezolanos, que cada una de las venezolanas puede tener plenamente sus derechos garantizados ¡eso sí es una tarea compleja! Y eso sólo se puede hacer en socialismo y en Revolución.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Comandante Presidente, desarrollaremos desde la Vicepresidencia un mecanismo de comunicación institucional y política con nuestros gobernadores y gobernadoras, con el parlamento, con el partido y con las diversas formas de organización de nuestro pueblo, ha venido adquiriendo para que usted pueda desplegar su liderazgo y conducción mucho más allá de su angustioso y necesario esfuerzo personal y físico que hace Comandante. Se trata de que nuestra administración le permita a usted desarrollar su pensamiento y sus directrices de manera coordinada y eficaz en todos los ámbitos de nuestro opcional. Es necesario activar el consejo de vicepresidentes y la conexión central de planificación como instrumento que usted ha creado para lograr estos fines.

Venimos como siempre Comandante ayudarlo a gobernar con nuestras limitaciones, con una inmensa carga de lealtad y compromiso con usted, con nuestro y con nuestros principios. Nosotros tenemos una historia que honrar, nuestra generación se atrevió a soñar cuando todo -decía la derecha mundial- se derrumbaba. Luchando por ese derecho a soñar murieron muchos de nuestros mejores amigos y amigas, los que pudimos seguir soñando en esta vida tenemos el deber a decir de Galeano, que los sueños se desensueñen y encarnen en una realidad hermosa, a decir del presidente mártir Salvador Allende, crear una nueva sociedad en que los hombres puedan satisfacer sus necesidades materiales y espirituales. Una sociedad que permita la construcción de vidas más bellas, más prósperas, más dignas y más libres para cada uno de nuestros compatriotas.

Finalmente estamos en tiempos de amenaza y acecho contra nuestras conquistas y contra nuestras esperanzas, no debemos sobreestimar nunca el enemigo mucho menos subestimarlo. Es necesario seguir la orientación de ese otro mártir chileno que advirtió muchas veces a tiempo y que ha sido satanizado también por la izquierda y por la derecha, Carlos Enrique, decía Carlos Enrique: Vivimos nosotros momentos definitorios, las conquistas y el futuro de los trabajadores están amenazados, la lucha de clases es siempre una guerra en cubierta, la contrarrevolución burguesa se propone hoy en Chile a hacerla estallar, el pueblo no se dejará amarrar las manos la clase obrera y el pueblo están en disposición de combate, están decididos a defender sus conquistas y están decididos hoy que nunca a conquistar su futuro. El pueblo emplaza su esfuerzo, desarrolla el poder popular, multiplica los comandos comunales y levanta la organización para su defensa, compañeros el pueblo debe prepararse para resistir, debe prepararse para luchar pero fundamentalmente debe prepararse para vencer, prepararnos para vencer como decíamos ayer: Hacer la patria libre o morir por Venezuela, como decimos hoy estamos obligados a construir la patria socialista.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua No quiero terminar sin agradecer la cooperación de muchos pueblos hermanos de nuestra América y del mundo que hoy nos ayudan Argentina, Brasil, Nicaragua, China, Irán, Bielorrusia, Ecuador, Bolivia, nuestros hermanos del Caribe... ya voy para allá [risas].

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Que hoy nos ayudan, demostrando que otro tipo de unión entre nuestros pueblos es posible, pero aquí viene Cuba, pero de manera especial al pueblo de Cuba, al gobierno del presidente Raúl Castro.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Al gobierno del presidente Raúl Castro y al líder que ayer nos inspiró y que nos motiva y alienta con sus consejos a nuestro pueblo para seguir luchando hasta vencer, nuestro Comandante Fidel Castro.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua Y a usted Comandante Chávez, gracias por darnos otra trinchera en la cual servir a Venezuela, Venezuela será grande, Venezuela será del tamaño de los sueños, de las luchas y de las esperanzas y de las victorias de nuestro pueblo. El pueblo de Simón Bolívar merece vivir bien, con dignidad, con justicia, los niños y niñas de hoy tendrán una patria buena mi niña Natalia tendrá una patria bonita. Que Dios nos acompañe y los llene de humildad y sabiduría. Patria socialista o muerte, nosotros venceremos y viviremos en la victoria de nuestro pueblo.

Asistentes [aplausos].

Vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Elías Jaua ¡Viva la Revolución Bolivariana!

Asistentes [aplausos] ¡Viva!

Presentadora ¡Que viva Venezuela...!

Asistentes ¡Que viva!

Presentadora ¡Que viva el Comandante Presidente Hugo Chávez!

Asistentes ¡Que viva!

Presentadora ¡Que viva nuestro vicepresidente ejecutivo!

Asistentes ¡Que viva! [grito de consignas].

Presentadora Estamos en un horizonte donde se aprecian las luces de un amanecer, estamos saliendo de la noche, está amaneciendo en esta tierra, es tiempo de resurrección, es tiempo de un nuevo despertar, de un nuevo mundo, de una nueva Patria, así le damos la palabra al Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Buenas tardes en primer lugar, a todas y a todos, desde aquí a todo el pueblo venezolano. ¡Que viva el pueblo venezolano!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez Pueblo bolivariano, pueblo grande el nuestro, pueblo destinado, así lo creo yo, nuestro pueblo está destinado. Aquí no hay, entre nosotros, individuos predestinados. No. El colectivo venezolano es el destinado, predestinado. Destinado a marcar el paso, a marcar el rumbo; destinado a escribir historia, destinado a lo grande, decía Bolívar, a lo hermoso. Por eso digo, en primer lugar, 11 años después de aquel día en que la Revolución, en que el pueblo comenzó a hacerse gobierno, digo: ¡Que viva el pueblo de Venezuela!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez El pueblo de Bolívar, el pueblo de Guaicaipuro, el pueblo de Miranda, el pueblo de Sucre, el pueblo de Josefa Camejo, de Livia Gouverner, de tantos hombres, tantas mujeres, héroes y heroínas.

Saludo a todos los invitados especiales, los movimientos populares, que están presentes; el Frente Francisco de Miranda...

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez El Frente Campesino Ezequiel Zamora, los consejos comunales y las comunas.

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez ¡Las misiones! Ribas, Sucre, Robinson.

Los delegados del Partido Socialista Unido de Venezuela, al Congreso Extraordinario, los voceros, las voceras comunales; invitados especiales de todo el país; el movimiento de las mujeres, ¡la juventud y los estudiantes!

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez Educadores, profesionales, médicos; bueno, y voceros de los más distintos movimientos populares que hoy libremente... ¡La clase obrera, los trabajadores, las trabajadoras!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Las mujeres!

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez ¡Los adolescentes! Y hasta los niños que están por aquí, y las niñas que siempre andan en estos espacios.

Saludo a la presidenta de la Asamblea Nacional, diputada Cilia Flores, a la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, doctora Luisa Estella Morales; a la presidenta del Poder Ciudadano y fiscal general, Luis Ortega Díaz; a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, doctora Tibisay Lucena; a la defensora del pueblo, doctora Gabriela Ramírez; al contralor general de la República, doctor Clodosbaldo Russián; bueno, y felicito al nuevo vicepresidente, vicepresidente primero del Gobierno, Elías Jaua; a su familia, a sus padres, que están por allí, su esposa, sus hijos. Y le deseamos mucha suerte. Y pido a todos que colaboremos con Elías, porque tiene sobre sus hombros una gran tarea, una gran responsabilidad.

Estoy seguro que libraremos con éxito cien batallas y más. Batalla y victoria, como él dice, preparémonos para vencer, para seguir venciendo, porque nosotros venceremos, porque nuestro pueblo más nunca conocerá la derrota histórica.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Demás vicepresidentes, ministros, ministras.

Aquí tenemos hoy, tenemos hoy aquí dos nuevos ministros, designados el día de ayer, para el Ministerio de Cultura el ministro Farruco Sesto. Ahí lo tenemos, vamos a darle un aplauso de bienvenida.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y quiero agradecer los esfuerzos y los logros y los avances que hemos logrado en la gestión del ex ministro Héctor Soto. Para él un reconocimiento especial de todos nosotros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez De la misma forma está con nosotros, aquí en el Gabinete, el nuevo ministro de Turismo, Alejandro Fleming, le damos la bienvenida y reconocemos y agradecemos al ex ministro Pedro Morejón, todos los esfuerzos y los avances en estas duras tareas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Recordemos también que hace pocos días he designado ministro de Defensa, y aquí está con nosotros el general en jefe Carlos Mata Figueroa, general en jefe del Ejército Nacional Bolivariano.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Para ellos todo el éxito y todo el apoyo de nosotros.

Señores mayores generales, comandantes de los componentes militares, oficiales del Alto Mando Militar; comandante general de la Reserva, señor general de división Jacinto Pérez Arcay, del Estado Mayor Presidencial; ministras. Alejandro Hitcher, el nuevo ministro de Ambiente, está con nosotros también. Vamos a darle un saludo especial.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y quiero desde aquí enviar mi agradecimiento personal y mi reconocimiento por el esfuerzo, y los logros y los avances que obtuvimos en la gestión del ex vicepresidente Ramón Carrizalez, y de la ex ministra de Ambiente, Yuvirí Ortega de Carrizalez. Para ellos pido un reconocimiento especial, porque han sido buenos amigos, buenos compañeros, dedicados por entero a su trabajo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Jacqueline Faría está con nosotros, la jefa de gobierno del Distrito Capital; Jorge Rodríguez, el alcalde de Caracas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Señores gobernadores. Rafael Isea, gobernador de Aragua; Adán Chávez, gobernador de Barinas; Rangel Gómez, gobernador de Bolívar; Teodoro Bolívar, gobernador de Cojedes; Lizeta Hernández, gobernadora de Delta Amacuro; Stella Lugo, gobernadora de Falcón; Marcos Díaz Orellana, gobernador de Mérida; Hugo Cabezas, gobernador de Trujillo; Néstor León Heredia, gobernador de Yaracuy; Jorge García Carneiro, gobernador del estado Vargas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez A todos y a todas... Un aplauso para nuestros gobernadores y gobernadores, alcaldes y alcaldesas que están presentes, jefa de gobierno.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Diputados y diputadas de la Asamblea Nacional Bolivariana, viceministros, viceministras.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Señor mayor general Juan Paredes Torrealba, comandante del Ejército Bolivariano; vicealmirante Carlos Aniasi Turchio, comandante de la Armada Bolivariana; mayor general Jorge Arévalo Oropeza Pernalete, comandante de la Aviación Bolivariana; mayor general Freddy Alonso Carrión, comandante de la Guardia Nacional Bolivariana.

Pido un aplauso muy especialmente para nuestra Guardia Nacional Bolivariana.

Asistentes [ovación].

Presidente Chávez Guardia para el pueblo. Ha sido blanco de los ataques de la oligarquía, por supuesto. Claro, ya quisieran ellos la guardia del pasado, ya quisieran ellos el Ejército del pasado, ya quisieran ellos la Aviación del pasado, la que bombardeó Cantaura. La guardia y el ejército que ametrallaron los barrios de Caracas durante “El Caracazo”. Ya quisieran ellos. ¡Más nunca tendrán la Fuerza Armada bajo su dominio indigno!

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez Señor mayor general Félix Velásquez, comandante general de la Milicia Nacional Bolivariana.

Y hago un llamado a todos a que nos incorporemos a la Milicia Bolivariana, a todos los patriotas y a todas las patriotas.

Pues bien, a todos, invitados especiales... Debo decirles que con nosotros está, no en este evento por razón de trabajo y de tiempo, pero está en Venezuela, y nos honra con su presencia. Cuando Elías mencionaba a Cuba, agradeciendo tanto apoyo, pues ayer, el domingo, apenas terminó Aló Presidente, Fidel Castro hizo contacto con nosotros, envió un mensaje, y solicitó autorización para enviar, a través del presidente Raúl Castro, una comisión técnica para ayudarnos a enfrentar el problema eléctrico, ellos lo han tenido, y muy grave, en otras épocas.

Así que hemos recibido y está con nosotros, al frente de esa comisión técnica, uno de los héroes de la Revolución Cubana, el comandante Ramiro Valdés. Desde aquí le damos un aplauso y la bienvenida a tierra bolivariana, que es la misma tierra martiana. Ramiro Valdés, uno de los rebeldes del Cuartel Moncada, del Granma, de la Sierra Maestra y de hoy, y ahora vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro de Tecnología de la Cuba Revolucionaria.

Bien, saludamos a todos desde aquí, los habitantes de nuestro país, venezolanos, venezolanas, gente llegada de otros países, de otras latitudes, en este día en el cual conmemoramos once años del inicio del Gobierno Bolivariano, no digamos del inicio de la Revolución Bolivariana. No. La Revolución Bolivariana comenzó mucho, mucho tiempo atrás, mucho tiempo atrás.

Un día como hoy, 2 de febrero, pero en 1806, ¡1806! Es decir hace 204 años zarpaba desde el puerto de Nueva York un barco, un barco. Para que ese barco zarpara habían pasado muchos años, y el hombre que lo comandaba había cruzado muchos caminos. Ustedes saben que me refiero al Leander, así llamado aquel barco, y una tripulación toda mixta, toda combinada, y al frente venía el mariscal, el caraqueño, el revolucionario, el jacobino Francisco de Miranda. Un día como hoy zarpó de Nueva York rumbo a Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡204 años! Digo esto muy a la ocasión, sólo para razonar el porqué decimos que la Revolución Bolivariana comenzó hace bastante tiempo. La expedición libertadora de Miranda marca, marca uno de los más grandes eventos, digamos, como que en la línea de partida y en el tiempo de partida, de inicio de esta Revolución, que también es mirandina, que también es indígena, que también es sucrista, que también esa zamorana.

Ahora, después de tanto tiempo, la Revolución, y no por primera vez, no por primera vez la Revolución, esa larga, se hizo Gobierno. No. No. Bueno, el 19 de abril de 1810 se hizo Gobierno la Revolución, alguien pudiera decir: “Bueno, pero es que le dieron el nombre de Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII”, y ahí había una combinación de algunos revolucionarios y un grupo de conservadores que aplaudían al Rey, que defendían al Rey, que no querían independencia, y mucho menos Revolución.

Es verdad. Pero es que hace once años ocurrió algo parecido. Recordemos la composición de aquel Gobierno que llegó hace once años, y a través del cual la Revolución comenzó a ocupar pequeños y muy modestos espacios de Gobierno, dentro de un Estado totalmente dominado por la burguesía histórica, por la oligarquía histórica, venezolana, y subordinada al imperio más poderoso que ha existido sobre este planeta. No voy a nombrar a nadie para no empavar este acto ¿verdad? Pero recordemos algunos de quienes estaban muy cerca de este soldado que aquí está, y que fueron juramentados aquel día. Sobreviven a aquel Consejo de Ministros: Jorge Giordani, aquí lo tengo, el vicepresidente y ministro de Planificación y Economía.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Héctor Navarro, que está por allá, el ministro de Educación.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y creo que ningún otro. Reyes Reyes, que está aquí, y era ministro de Transporte y Comunicaciones. Y todos vean, un poco más canosos, sólo un poco más canosos. ¿Verdad, Jorge? 11 años. No, igualito [risa]. Estamos igualitos.

No quiero decir un poco más viejos, porque aquí se pone viejo es el que quiere, el que quiera póngase viejo. ¿Verdad?

Pero en verdad toda Revolución está llena de contradicciones, contradicciones que van brotando, que se van manifestando de distintas maneras, en distintos lugares, en distintas épocas o tiempo.

Por eso digo, compatriotas, compañeros, compañeras, camaradas, esta Revolución es larga. Por eso es bueno que aún con el furor que cargamos, aún con la impaciencia que a veces nos devora, aún con la angustia que nos asalta recurrentemente, sin embargo sabias son las palabras aquellas del padre Bolívar. Hoy es bueno recordar, mirando hacia atrás el camino andado, y mirando hacia adelante prefigurándonos los caminos que vienen. Si queremos Patria armémonos de muchas cosas, Bolívar hablaba de tres, entre otras muchas ¿no?: paciencia y más paciencia, pero acompañada la paciencia de constancia y más constancia, y ambas acompañadas de una tercera, trabajo y más trabajo, para tener Patria, decía Bolívar.

El siglo XX venezolano es digno de un estudio, y ya estamos como con la perspectiva más o menos suficiente, cuando está concluyendo la primera década de este siglo, este año 2010, recordémoslo, es el último año de la primera década de este siglo y de este milenio que abrió, ya hay una perspectiva más o menos suficiente para evaluar el siglo XX venezolano. Y las razones por las cuales emergió de nuevo, y vaya de qué manera, la Revolución venezolana. Revolución que ha tenido distintas maneras de brotar, distintas formas de ser llamada o calificada, distintas intensidades, pero es la misma Revolución, así yo lo veo, en mi modesta apreciación. Después de la década aquella, o de las dos décadas heroicas, de las jornada de independencia, que terminaron en una tragedia, una tragedia, nunca debemos olvidar la tragedia en la que terminó la Revolución originaria, la que comandó Simón Bolívar, cómo terminó aquello, he arado en el mar, dijo el Padre, nuestro Padre Bolívar, Jesucristo, Don Quijote y yo, los tres grandes majaderos de la historia, Bolívar fue presidente de Venezuela en varios períodos, presidente en combate, presidente en guerra, presidente después de la guerra, presidente en sitio, presidente a distancia, presidente retornado, presidente expulsado, presidente desconocido, presidente, presidente, de qué manera fue presidente aquel hombre, hasta que renunció, presidente renunciado, lo obligaron a renunciar y se fue a morir, 1813, aquí llegó Bolívar y ahí en la Iglesia de San Francisco fue reconocido Libertador y Presidente, era la II República, por primera vez asume la Presidencia de la República, en campaña pero aquella república duró muy pocos meses, vino un huracán y se la llevó de nuevo como se había llevado la I que comandó el gran Miranda, ayer estábamos recordando a José Félix Ribas, anteayer, el domingo, en Aló Presidente que fue torturado, asesinado por el imperio español, fue el año 14, 1814, una verdadera conmoción social recorrió el país y esa conmoción huracanada barrió la II República y Bolívar tuvo que irse a Oriente, Caracas se fue al Oriente y Bolívar se fue luego a las Antillas y llegó a Jamaica, llegó a Haití y comenzó a preparar el retorno con el apoyo especialmente del pueblo haitiano, de la revolución haitiana, del presidente Petión y retornó Bolívar, la primera Expedición de los Cayos fracasó, casi es capturado, casi muere en batalla, vuelve por segunda vez a Haití, vuelve a conseguir el apoyo de Haití y del pueblo haitiano del presidente haitiano y vuelve en la segunda Expedición de los Cayos y esta Expedición se convierte en la llama de la victoria, la llama que se extendió por Oriente, por Margarita, Coche, Cubagua, Cumaná, Maturín, San Félix, Angostura y nació la III República y fue Bolívar de nuevo electo Presidente de aquella la III República, pudiéramos decir la República Bolivariana originaria y Bolívar fue Presidente de esa Venezuela, de aquella Venezuela desde 1819 hasta que renunció al cargo en mayo de 1830, por cierto, once años, once años duró esa Presidencia de Bolívar, pero a los once años realmente Bolívar no tenía, no pudo consolidar un gobierno, la oligarquía criolla, la oligarquía de Suramérica, de cada uno de estos países que estaban naciendo se volvió toda contra Bolívar y contra el proyecto de Bolívar y al final le impidieron gobernar, los congresos convocados desconocieron sus grandes decisiones, grandes decisiones que estaban impulsadas por aquel juramento del Monte Sacro cuando dijo: Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, así como tú has jurado Elías y has invocado a tus padres, tus hijos, juro por los hijos, Bolívar no los tenía y parece que no los tuvo, pero aquí estamos, somos todos sus hijos y sus hijas, pero él juró y cuando juraba Bolívar en lenguaje muy matemático Elías, tú que hablabas de la matemática y la sociología pero yo creo que la sociología necesita de la matemática también, eh, estadística, el análisis, en fin, Bolívar con pensamiento muy matemático dijo allá en el Monte Sacro: esta civilización ha dado para todo, se refería a la vieja civilización, aquí está Roma, decía, dio para todo menos para la causa de la humanidad y agregó: la misteriosa incógnita del hombre en libertad habrá despejarse en el nuevo mundo, cómo vivir en libertad y él que fue, queridas doctoras constitucionalistas, y doctor de los poderes del Estado que nos acompañan, Bolívar fue muy roussoniano, muy roussoniano y de Rousseau es aquella frase, hablando de la libertad, “entre el poderoso y el débil la ley, o mejor dicho, entre el poderoso y el débil la libertad oprime, sólo la ley libera”, habría que agregar aquí hoy sólo la ley revolucionaria libera a los pobres del dominio de los poderosos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez A los pueblos del dominio de los tiranos, la ley revolucionaria, la revolución hecha ley, hecha leyes, hecha costumbre, hecha modo de vida, la revolución por tanto, ese impulso revolucionario llegó al gobierno varias veces a lo largo de estos 200 años que han transcurrido, 1810, 1813, 1817 y después de la muerte de Bolívar y la hecatombe, la tragedia patria en la cual terminó aquella epopeya también hubo y grandes impulsos revolucionarios que o llegaron a ocupar espacios de gobierno o se acercaron a lograrlo, uno de los más grandes, de los más notorios, de los más notables ocurrió hace 150 años con la gran revolución campesina cuyo líder, sabemos fue, el general del pueblo soberano, Ezequiel Zamora.

Asistentes [grito de consignas].

Presidente Chávez ¡Viva Zamora!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez Ezequiel Zamora sabemos, después de aquellas grandes jornadas, grandes batallas la más grande y memorable la de Santa Inés pero fue una gran campaña, la de Zamora, ya no había, ya la oligarquía no tenía ejército para oponer al impulso de aquel pueblo campesino, sobre todo, esclavos que cortaron sus cadenas y se fueron y se convirtieron en ejército, ya no había, la oligarquía preparaba sus maletas, algunos partían ya, como siempre, tomaban los barcos en La Guaira y se iban. Y la bala que mató a Zamora no salió de filas oligarcas, salió de las filas infiltradas en el ejército federal, en el ejército revolucionario.

Pero sólo así pararon a Ezequiel Zamora, venía ya sobre Caracas a convocar la convención a la que él se refería, y además venía con un discurso socialista. Claro, ya era 1859, habían pasado ya varios años desde que Carlos Marx, Federico Engels, habían publicado el Manifiesto Comunista, y el socialismo corría con fuerza, por Europa, y llegaban sus impactos ya a nuestra América.

Zamora venía con aquel discurso, con aquella consigna: ¡Tierras libres, hombres libres! ¡Libertad! ¡Libertad, igualdad! El mismo discurso de Bolívar de 30 años antes, porque moría Zamora 30 años, casi exactos, después que murió Bolívar.

Y casi todos los compañeros del Estado Mayor de Zamora llegaron a presidentes, pero ninguno, ninguno pudo, porque o no quisieron o no pudieron, o no supieron impulsar ningún movimiento revolucionario, traicionaron, le dieron la espalda al impulso revolucionario.

Joaquín Crespo, Antonio Guzmán Blanco, para citar dos nada más de aquellos que cabalgaron —bueno, Juan Crisóstomo Falcón— que cabalgaron y pelearon junto a Zamora, junto al pueblo. Llegaron allí a la Casa Amarilla.

Joaquín Crespo, el último de ellos, terminando el siglo, y fue Joaquín Crespo quien mandó a hacer la casa aquella que se llama Miraflores. Pensaba él en un retiro, que no era retiro al fin, entregó la presidencia y se quedó de jefe del Ejército, era el hombre fuerte, era el caudillo, el último caudillo federal, así lo llamaron. Pero la Revolución seguía por debajo de la tierra, trepidando, buscando, buscando salida. Nunca se rindió este pueblo, por eso es grande el pueblo venezolano, porque nunca se rindió en 200 años, nunca se rindió en 500 años.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Aquellos años eran movimientos revolucionarios, el “Mocho” Hernández, José Manuel Hernández, y muchos otros rebeldes que se negaban a aceptar el dominio de la oligarquía, que se logró imponer todo ese siglo. Muere en combate Joaquín Crespo, en la Mata Carmelera.

Y a los pocos meses un diputado, o un ex diputado tachirense lanzó una proclama, organizó un pequeño ejército, y se vino desde las fronteras con Colombia, y a los pocos meses de una campaña fulgurante llegó, y como creo que él lo había dicho colgó un chinchorro en los jardines de la Casa Amarilla. Comenzaba otro intento revolucionario. Ya, cuando se despedía el siglo XIX. Ustedes saben comenzó la era de Cipriano Castro, el general Cipriano Castro, y la Revolución Restauradora.

Llamaba él también a invocar, o invocaba de nuevo las banderas de Bolívar, se enfrentó a la oligarquía caraqueña ferozmente, lo enfrentaron con furia, con saña los oligarcas de entonces que son los mismos de hoy, es la misma corriente hasta que lo derrocaron los yanquis en 1908, valiéndose, como siempre, o como casi siempre, de la traición, la oligarquía venezolana penetra los gobiernos, los infiltra, va dándole forma a las traiciones y en aquel entonces ya no fue Páez sino que fue Gómez y fue así como llegó Juan Vicente Gómez y aquellos 27 años de tiranía apoyada por los yanquis y tiempo en el cual la historia venezolana comienza a ser teñida, digámoslo así, el lienzo de la historia venezolana comienza a ser teñida por el petróleo, comenzaba Venezuela ya a convertirse en un país petrolero y eso marcó, eso colocó un acento a lo largo de todo el siglo XX y continúa colocándolo ahora en el siglo XXI, bueno, 1908 llegaron los barcos gringos a La Guaira a apoyar a Gómez ante cualquier resistencia del pueblo o de los seguidores de Cipriano Castro, instalaron aquel gobierno, Juan Vicente Gómez recibió a los marines, en Miraflores les rindió honores a un teniente coronel yanqui que llegó, honores de jefe de Estado, obsequio, le regaló un vehículo, un carro, muchos regalos, era Gómez arrodillado al imperio y entonces comenzó a instalarse el Estado gomecista, el Estado oligarca, el Estado burgués, el Estado capitalista, subordinado a la burguesía caraqueña, a la burguesía venezolana, a la oligarquía criolla y al imperio que ahora sí asomaba sus garras y su rostro de manera abierta ante el mundo, bueno, casi cien años atrás Bolívar lo había presentido, como sabemos, cuidado, decía Bolívar, cuidado con esa nación que está allá arriba, al norte, porque es muy grande, muy hostil y capaz de todo, los Estados Unidos parecen destinados por la providencia, dijo en otra ocasión, para plagar toda esta América de miseria a nombre de la libertad, profecía de nuestro Padre Bolívar, alerta, por eso él más que ningún otro, más que ningún otro en nuestra historia hizo todo lo posible para conformar la gran unión de Suramérica, un gran bloque de países para impedir el nuevo coloniaje, qué grande fue Bolívar, qué grande fue en su pensamiento, en su visión, en su legado, en su ejemplo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Qué grande fue, he dicho algo irreal, qué grande es nuestro Padre Bolívar, qué grande será para siempre, como dijo Choquehuanca, aquel indio, poeta cuando le dijo: con los siglos crecerá vuestra gloria como crecen las sombras cuando el sol declina, profecía de Choquehuanca. Pues bien, 1908, tendría que haber pasado como pasaron 90 años para que llegara, como alguien lo llamó entonces hace once años atrás, el año de nuestro Señor, 1998, 90 años pasaron, 90 años de coloniaje, todos los gobiernos que trataron de darle cauce de alguna manera a la soberanía nacional, como el vicepresidente Elías Jaua lo refería, la soberanía, la soberanía, la soberanía, todos los gobiernos que trataron de darle cauce a algún movimiento por la soberanía y por la libertad de la patria fueron derrocados todos, Rómulo Gallegos, ya antes Isaías Medina Angarita; Carlos Delgado Chalbaud y algunos venezolanos que incluso llegaron a levantar las banderas del marxismo en su juventud, que incluso llegaron a ser líderes de una juventud que batallaba por los años 30 ya, llegaron a la Presidencia de la República y sellaron el pacto con la traición, partidos que levantaron las banderas del pueblo y que tuvieron en su seno verdaderos líderes populares y revolucionarios claudicaron ante el imperio para sobrevivir, si Rómulo Betancourt hubiese colocado en su programa de gobierno uno solo o una sola de las consignas de aquella llamada Generación del 28 hubiese sido derrocado inmediatamente por el imperio yanqui, cobardes al fin se arrodillaron ante el imperio y entregaron la patria después del 23 de enero de 1958, otra traición, Caracas hervía, la revolución brotó de nuevo con la Junta Patriótica, con el primero de enero y los militares que comandó mi general Trejo, dignos hombres del pueblo en armas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fabricio Ojeda, Ruiz Pineda, todo aquel movimiento que ocurrió por cierto al mismo tiempo que se levantaba las corrientes revolucionarias en La Habana, en la Cuba martiana, fueron dos procesos miren, casi simultáneos, como casi simultáneos había sido la ocupación yanqui en la Cuba de comienzos del siglo XX en la Venezuela de comienzos del mismo siglo. Después de medio siglo de ocupación, de luchas, allá se levantó el movimiento revolucionario y aquí también y por eso fue, no fue casualidad que viniera aquel 23 de enero de 1959 Fidel Castro a Caracas y aquel discurso memorable e histórico en la plaza de El Silencio, pero ya Betancourt había claudicado con aquellos dirigentes adecos y copeyanos y otros y entonces le dieron forma al nefasto Pacto de Punto Fijo llamado así, recordémoslo porque fue firmado en la casa que así se llamaba, Punto Fijo, una quinta, no porque haya sido firmado allá en el muy combativo pueblo de Punto Fijo, en Falcón, no, aquí en Caracas, en una quinta llamada Punto Fijo que era propiedad del ex presidente Rafael Caldera, hace poco fallecido, que en paz descanse, allí firmaron Betancourt, Caldera, Villalba y otros dirigentes más de aquellos partidos con la burguesía venezolana y con el aval del imperio yanqui el nefasto, repito, pacto, y le pusieron ese nombre, Punto Fijo, 1958 tendrían que pasar 40 años más, cuarenta que completan los noventa, cuarenta que completan los noventa, 1908, 1998 de nuestro Señor, 90 años compadre es demasiado tiempo, por eso esta revolución llegó para gobernar 900 años para desquitarnos los noventa años aquellos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez 90 x 100, 900 años le faltan, burgueses sigan resistiendo que le faltan 900 años nada más.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, después de 900 vendrán 900 más, pero más nunca volverán los oligarcas a gobernar a Venezuela, más nunca volverán los yanquis a gobernar a Venezuela.

Asistentes Consigna ¡No volverán! ¡No volverán! ¡No volverán!

Presidente Chávez Ahora, recordemos, es bueno hacer memoria, hacer memoria, así como decimos hacer es hacer patria, hacer memoria es hacer patria, hacer memoria es hacer revolución, hacer memoria es hacer conciencia de dónde venimos, dónde vamos, dónde estamos y para dónde vamos, el Pacto de Punto fijo gobernó a sus anchas a Venezuela aun aquellos años de los 60 cuando se levantó la insurrección armada pero insurrección que realmente nunca puso en peligro el Pacto de Punto Fijo, nunca logró ponerlo en peligro, creo que más bien de alguna manera el Pacto de Punto Fijo hábilmente logró más apoyo del imperio yanqui y logró más apoyo de la burguesía y logró consolidarse en filas militares, no era una amenaza real para el pacto aquel entreguista y como tampoco fueron amenaza real para la dictadura de Gómez los movimientos heroicos muchos de ellos de los últimos hombres y mujeres de a caballo, nunca constituyeron una amenaza para el régimen duro, dictatorial de Juan Vicente Gómez, claro que fue apoyado por toda esta burguesía y por el imperio yanqui, luego ocurrieron los hechos que tenían que ocurrir como producto de la imposición del régimen capitalista y luego la fase neoliberal, la fase de la locura capitalista a la Venezuela signada desde el punto de vista económico por la riqueza petrolera, un pueblo, el nuestro que terminó en 70 por ciento de pobreza cuando terminaba el siglo XX, 70 por ciento de pobreza, 40 por ciento de miseria, ese fue el legado del Pacto de Punto Fijo, 70 por ciento de pobreza y 40 por ciento de miseria, un país endeudado hasta los tuétanos empobrecido y saqueado, bueno algunos pretenden volver, algunos andan diciendo que el Pacto de Punto Fijo fue lo mejor que ha tenido la historia venezolana u otros tratan de enmascararse, quieren tomar distancia pero en el fondo son lo mismo, adecos, copeyanos y sus derivados que andan por estos días, por cierto, una vez más desesperados por derrocar al gobierno bolivariano, ahora ocurrió, hay que recordarlo, hace poco, en todos estos días han estado bombardeando un conjunto de opinadores, analistas, dirigentes, etc., centros de estudio dicen que Venezuela está al borde de otro Caracazo, que estamos en una situación similar a la del Caracazo, bueno, por eso es que ellos están como están, por eso ¿cómo es que dice el dicho por ahí?, no, no, hay un dicho, no, no, no, ahora que estaba oyendo a Dame pa’matala, por eso es que los matan dice un dicho viejo, eso es ya un poco viejo, anjá, por eso es que están como están, porque ellos se montan en unos análisis sesudos y se los creen, hay un factor, ¿tú eres sociólogo Elías? Pero aquí hay más de un psicólogo, seguro, y más de un psiquiatra, por ahí está el alcalde de Caracas, siquiatra, bueno, hay gente que de tanto decir mentiras, mentiras, mentiras termina siendo víctima de su mentira, ellos terminan creyendo que Chávez está en el suelo, ah bueno sigan creyéndolo pues, y además actúan en consecuencia, actúan en consecuencia, otros no, otros son un poco más objetivos y hacen mejores análisis, no hay que subestimar ni a los unos ni a los otros, no, no, pero ellos dicen que Venezuela está al borde de otro, de una explosión popular, una rebelión popular, bueno vamos a recordar que once años atrás la pobreza venezolana, la pobreza en Venezuela estaba por encima del 50 por ciento, hoy está llegando al 25 por ciento y la miseria que era de 25 por ciento está en 7 por ciento, allí está, eso es matemático, también sociológico Elías ¿verdad? también económico, también político, ahí está para el que quiera ver, para que compare pues, señores de la oligarquía, convénzanse, la rebelión, las rebelones en Venezuela no la hacen los ricos, la hacen los pobres, la hicieron siempre los pobres, la hicimos los pobres, no la hacen los ricos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Por eso más bien es que... Hay otro dicho viejo por ahí [risa], otro dicho viejo por ahí que hay un amigo que lo repetía mucho: “Deje quieto al que está quieto”. Dejen quieto al que está quieto.

Miren, señores burgueses, dejen quieto al que está quieto. Una rebelión en Venezuela sería contra los ricos, no contra el Gobierno, no contra el Gobierno Bolivariano. No se han dado cuenta, los que andan pregonando rebeliones, o atizando vientos de rebelión.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, ocurrió la rebelión popular del 27 de febrero... Miren, este Gobierno es hijo de aquella rebelión, yo me siento hijo del 27 de febrero de 1989, hijo de una rebelión, de un dolor, de un grito de dolor, de un grito y un canto de esperanza de un pueblo cansado ya de ser reprimido, de ser explotado, de ser expropiado, de ser vejado.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡El grito de la Patria oprimida! ¡Somos hijos de la Patria oprimida! ¡Y daremos la vida por la Patria que fue oprimida!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Como dice Alí Primera, ahí estaba su sangre cantándonos, su voz.

[canta] Dicen que viene a caballo

pero trae en la gualdrapa un arsenal de caricias

para sembrar en la Patria.

Alí Primera cantó, profetizó, ese fue un profeta que cantaba.

[canta] Iremos tocando por...

Iremos... hasta llegar...

¿Qué más? Esa no me la sé bien, pero es muy bonita esa canción. Y uno la oía por allá en la juventud, en la juventud uno oía esas canciones y decía: “Dios mío, algún día será”.

[canta] Iremos juntando flores hasta llegar

tocando puertas, juntando flores

pariendo soles hasta llegar.

“En Yunta”, “En Yunta” se llama esa canción ¿verdad? Esas canciones profetizaban, anunciaban, anunciaban; por eso la oligarquía le tenía pánico a esas canciones.

[canta] El yanqui teme a la Revolución

el yanqui teme al grito: ¡Yanqui go home! ¡yanqui go home!

Y viene remontando el Amazonas

el grito rebelde del carioca

y viene a unirse con su hermano

el obrero venezolano

¡América Latina obrera!

¡América Latina obrera!

¡América Latina!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Yanqui go home! ¡Go home!

Asistentes [algarabía y aplausos].

Presidente Chávez ¡Que viva Alí Primera!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez ¡Alí, Alí! Alí cómo contribuyó a despertarnos, a sembrar en esta juventud a la que pertenecemos ¿no, Reyes?, seguimos perteneciendo; juventud militar, juventud civil.

Bueno, Elías, Elías es mucho más joven que nosotros; Nicolás también, Menéndez también. Giordani, tú eres de la generación mía. Estamos igualados ya. Alí Rodríguez, que no está aquí, porque a Alí le dije: “Anda vete, anda vete con el comandante Ramiro...”. A estudiar el tema y las propuestas que trajeron de Cuba, para continuar la Revolución Energética.

Pues bien, Alí Primera y su canto, su canto.

Dígame aquella canción: “Canción mansa para un pueblo bravo”.

[canta] El lagrimear de las cumaraguas

esta cubriendo toda mi tierra

piden la vida y le dan un siglo

pero con tal que no pase na’

en mi tierra mansa

mi mansa tierra

Yo se que un día tuvistes sueños

moviste un río cuando pequeño

pero tu alma se te alegraba

con la llegada del vendaval

Y al final dice ¿cómo es?

[canta] Sol colorado, viento del este

se abren los brazos del gran durmiente

que al chivo manso siempre lo arrean

y eso no pasa si es montaraz...

...que al chivo manso siempre lo arrean

y eso no pasa si es montaraz

Vuelve a tu canto de turpial

llena de gritos el car...

Y yo me imaginaba llenando de cantos, llenando de cantos y de gritos las calles y los pueblos. Uno se imaginaba.

[canta] Vuelve a tu canto de turpial

llena de gritos el cardonal

que hay semerucos allá en el cerro

y un canto hermoso para cantar

que hay semerucos allá en el cerro

y ya la gente empezó a sembrar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sembramos, hemos comenzado a sembrar.

¡Que viva Alí Primera!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez Y su canto libertario, y su canto libertario.

Dígame aquella canción de Bolívar con el niño. Y uno se imaginaba que era el niño, por supuesto, uno vivía aquellas canciones. Yo estoy seguro que la vivíamos todos, en cuyo espíritu palpitaba ya la siembra.

[canta] Tú te vas de pueblo en pueblo

a despertar a la gente

Y uno se imaginaba de pueblo en pueblo.

[canta] Que alcen más y más la frente

para merecer la gloria.

¿Qué más, Elías? Este vicepresidente... Elías canta, pero canta ahí “El Cumaco”.

[canta] Y hacer de nuevo la historia

liberando al oprimido

que si el pueblo está dormido

nunca ganará la gloria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Si el pueblo está dormido nunca ganará la gloria.

Y así entre cantos, juntando flores, tocando puertas, juntando soles, llegamos, la rebelión de “El Caracazo” fue una llegada, y además fue un anuncio, fue clarinada. ¿Por quién doblan las campanas? Pudiera preguntar alguien. ¡Por ti doblaron, Pacto de Punto Fijo! Doblaban por ti. El 4 de febrero fue hijo, es hijo del 27 de febrero.

La rebelión del 4 de febrero no hubiera ocurrido en verdad sin la rebelión popular del 27 de febrero de 1989.

Así que llegó el huracán, se abrieron los portones. Hijos somos de todas aquellas jornadas, las más viejas, las menos viejas; las antiguas, las menos antiguas. Pero es el camino, este camino que nos trajo hace once años, aquel juramento. Yo juré con la derecha entonces, Elías. Por el protocolo, el protocolo.

Pero voy a seguir el ejemplo de Elías, el próximo juramento lo voy a hacer con la zurda, con la zurda voy a jurar.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En el 2013, con el favor de Dios y la virgen, voy a ir preparando la zurda, como Elías ha jurado con la zurda.

Bueno, así llegamos, así llegamos al 2 de febrero de hace once años, aquel día, aquel día cuando una vez más, una vez más en nuestra historia la Revolución, esa misma, vieja y nueva, es la misma, nunca se pone vieja, ocupó o comenzó a ocupar espacios de Gobierno.

Bueno, fíjense que para ser un poco más optimistas, a pesar de las dificultades que siempre habrá, el Gobierno aquel de la Tercera República, dirigido por nuestro padre Bolívar, duró once años, a los once años cayó, se desintegró todo. El que mire alrededor con ojos objetivos podrá ver hoy en cambio que la Quinta República, en once años de Gobierno, está muy lejos de aquella Tercera que moría en Santa Marta, muy lejos.

Aquella Revolución moría con Bolívar. Esta Revolución, once años después, está más viva que entonces, más extendida. No sólo en Venezuela sino en distintos otros lugares del mundo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Pero de nosotros depende. Mantengamos su vitalidad, su dinamismo, incrementemos su vitalidad, su fuerza, sus horizontes. De nosotros depende. Muchos factores, pero la decisión, la conciencia de nosotros, entre nosotros; la fuerza de voluntad. La eficiencia, decía Elías, del Gobierno Revolucionario, en el ámbito nacional, en los ámbitos estadales, locales, municipales; la fuerza popular, siempre reimpulsada sobre sí misma. La unidad popular, la unidad del Partido Socialista, la conciencia, la unidad orgánica y profunda le dará cada día más vida a esta Revolución. Nosotros no podemos... Recordemos de nuevo a José Félix Ribas: “No hay más tiempos para derrotas”. No hay. No podemos optar entre vencer o morir, estamos obligados a seguir venciendo, para que viva Venezuela, para que no caiga de nuevo en manos de las garras de la oligarquía, que la mataría de nuevo; del imperio, que la mataría de nuevo, a la Patria nuestra, a la Patria de nuestros hijos.

2 de febrero, once años. Y aquel juramento, aquel juramento, aquella imagen. No sé, yo no me fijé si la pasaron en el video, el momento del juramento, ese es un momento para la historia.

El presidente que se iba, que en paz descanse repito, y todo lo que él encarnaba, todo lo que ahí estaba encarnado: el Pacto de Punto Fijo. Y este soldado, que apenas tenía 44 años, y lo que él encarnaba. Y un juramento. Y yo le pido a Dios no ser uno más de los que juraron en falso, de los que juraron y terminaron traicionando un juramento. Con todos los errores que yo he cometido, sin embargo tengo mi conciencia hoy limpia, el juramento aquel, puedo decir, si me tocara morir hoy, que yo he cumplido con ese juramento, empeñado con un pueblo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y claro, el juramento es tan dinámico ¿no?, es tan dinámico, viene abriendo nuevos compromisos, cada día más grandes, cada día más grandes. Lo que acabo de decir no significa que yo esté satisfecho. No, estoy muy lejos de estar satisfecho con lo que hemos logrado, lo que hemos hecho. Estamos lejos de las metas. Estamos lejos de las metas. Pero, repito, recordemos de dónde venimos, de 90 años de coloniaje, 90 años de coloniaje, bajo la férula del imperio más poderoso que ha existido sobre la tierra, de una burguesía que nunca fue nacional. Vladimir Lenín habló de la burguesía nacional, también Carlos Marx, y de su papel en el impulso a la Revolución Socialista. Aquí nunca tuvimos burguesía nacional, la burguesía venezolana [risa] fue y es antinacional, apátrida, subimperial, siempre estuvieron arrastrándose, sin vergüenza de ningún tipo, ante los mandatos del imperio yanqui, nunca tuvieron dignidad; como hoy siguen haciéndolo, dando lástima en verdad.

¡Abajo la oligarquía! ¡Oligarcas temblad!

¡Viva la libertad!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Once años de aquel juramento pues, once años de aquel inicio, once años de aquel decreto, de aquel decreto, convocando al referendo nacional, preguntándole al pueblo, y recuerdo aquella frase con la que comenzaba mis palabras en el entonces Congreso Nacional, donde no teníamos nosotros mayoría. Hay que recordar de dónde venimos [risa]. Ahí estaban... El mismísimo Carlos Andrés Pérez estaba en la primera fila de aquel Congreso.

Pues bien, ante aquel Congreso tomé juramento y dije unas palabras. Estaba Fidel allí, recuerdo, tomando nota, y otros mandatarios más. Vamos a recordar hoy, también once años de aquella visita de Fidel. Desde aquí saludamos a Fidel, nuestro querido comandante, compañero y camarada.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Miren, voy a contarles esta anécdota, creo que alguna vez la conté, pero para que ustedes vean cómo estaba aquel nuestro Gobierno de infiltrado por la burguesía, la oligarquía, que Fidel yo lo vi el 1º de febrero en La Viñeta, recuerdo que hablamos unos minutos, había aquí un número grande de presidentes, entre otros recuerdo a Fujimori, Pastrana, Menem. ¡Imagínense ustedes! [risa] Y entre todo aquello apareció Fidel. Apareció Fidel y conversamos unos minutos. Bueno, el 1º de febrero.

El 2 de febrero pues apenas lo saludé, ahí en el Congreso, en el Panteón, un minuto, y después en la noche él esperó allá largas horas, en el Patio de honor de la Academia Militar, donde llegamos ya de noche y mucha gente se había ido de Los Próceres, había una gran concentración popular. En la cena que hubo después en La Casona no lo vi, él parece que se asomó, pregunto si yo había llegado, le dijeron que no, y se fue a descansar. Pues yo no lo vi más.

Fidel pasó aquí el 3 de febrero, el 2 todo el día, en las actividades; el 3 recuerdo que estuvo en el Aula Magna de la Universidad Central, y el 4 se fue. Yo no vi a Fidel. Y conste que en Miraflores recibí a muchos presidentes, recibí al Príncipe español, pero Fidel Castro no apareció.

Después que Fidel se va es que yo digo: “Oye, ¿y Fidel?”.

“No, ya se fue”. Bueno, ya yo estaba rodeado, el cerco estaba ya casi completo, casi completo. Por eso comentaba.

Y creo que estos acontecimientos de once años transcurridos indican muchas cosas para cualquier analista, pero nosotros hemos pasado por varias pruebas de fuego. Este Gobierno, que es del pueblo, ha pasado por varias pruebas de fuego, y seguramente nos quedarán todavía quién sabe cuántas, pero pasamos por la prueba de fuego de la luna de miel: la oligarquía, el imperio. Yo recuerdo haber lanzado una primera pelota allá en el estadio de Nueva York. Y recuerdo haber ido al Fondo Monetario Internacional, y aplausos. Yo fui a la Bolsa de Valores, allá de Nueva York, a darle al martillo ese. Sí, yo fui, éste mismo que está aquí.

Yo fui a cenas en Washington, en Nueva York con magnates petroleros, magnates políticos. Recuerdo una noche me senté ahí, y cuando veo al frente Mr. Henry Kissinger. How are you Mr. Kissinger? How are you Mr. President? ¿Ves? Recuerdo haber ido a reunirme con George Bush el viejo, una reunión en Houston, un desayuno por allá; recuerdo haber jugado softbol con los militares yanquis en la Escuela de las Américas, recuerdo que incluso después del juego teníamos que ir a no sé dónde, y yo fui a bañarme y a cambiarme de traje en la casa del general yanqui director de la Escuela de las Américas. Vean que yo estoy vivo de chiripa...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Yo estoy vivo de chiripa, gracias a Dios. ¿Cómo es que dice el dicho? Dios protege a los inocentes. Cristo mi Señor protege a los inocentes.

Bueno, en Europa ni se diga, me recibieron en casi todos los palacios, rodeado por escoltas de caballerías; un día me querían poner un smoking, y dije, hasta aquí no llego, soy el arañero de Sabaneta, me rebelé, un smoking...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Ahora, por esa prueba de fuego pasamos, y el golpe de Estado, y el sabotaje económico, petrolero, el golpe militar. O sea, once años después así lo digo con mucha modestia y humildad pero hay que decirlo, hemos cruzado con éxito un conjunto de situaciones que hoy nos presentan ante el país y ante el mundo, nos permite presentarnos con la frente en alto, y con una fortaleza como pocas tuvo ningún gobierno revolucionario en toda nuestra historia: fortaleza moral, espiritual, política.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Que no es para cantar victoria, repito, no, el diablo nunca duerme decía mi abuela. La oligarquía nunca duerme, ahí está desesperada, el imperio está al acecho y al contraataque además, no sólo al acecho.

Yo estaba recordando aquella frase con la que comencé mis palabras del dos de febrero de 1999, las palabras con las que nuestro padre Bolívar comenzó su discurso en el Congreso, el de Angostura, el 15 de febrero de 1819: “Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando convoca a la soberanía nacional para que ejerza su voluntad absoluta...” Dichoso el ciudadano. Eso fue lo que aquel día hicimos, convocar a la soberanía nacional para que comenzara a ejercer su voluntad la soberanía. La soberanía tiene distintas maneras de entenderse, de concebirse y de expresarse.

El vicepresidente Elías en sus extraordinarias palabras, discurso orientador, claro, de firme compromiso con el pueblo y con la Revolución lo dijo, la soberanía, ciertamente, hace 11 años Venezuela o era un país libre, no era un país soberano, hoy Venezuela es un país absolutamente libre de todo poder extranjero, absolutamente soberano de todo poder interno, contrario al interés nacional, al interés popular.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y esto se expresa de muchas maneras.

Miren, anoche conversé de nuevo con el ministro y vicepresidente Rafael Ramírez porque él estaba por Moscú y ahora está por Pekín ¿ves? Bueno, hace 11 años atrás no había ningún tipo de relacionamiento con esas potencias y grandes potencias de Asia, de Europa, de Eurasia.

Y ayer salió por la prensa, hoy también, pero claro que los medios oligarcas tratan de quitarle peso a esto, desfigurarlo. Se ha firmado en Moscú, antier, el convenio de constitución de un consorcio ruso venezolano para comenzar la explotación conjunta del bloque Junín 6 de la Faja Petrolífera del Orinoco, una empresa mixta en aquel bloque Junín 6, repito, en esa Faja del Orinoco que hace 11 años estaba tomada por los yanquis, hoy esa Faja está liberada, y cuando digo la Faja estoy hablando y estamos hablando de la reserva de petróleo más grande del mundo.

Pdvsa tiene en este consorcio que se ha firmado, esto es necesario seguirlo difundiendo en detalle señores diputados, diputadas, delegados, delegadas del PSUV, voceros, voceras de los consejos comunales, de las Comuna, luchadores sociales del Frente Francisco de Miranda, líderes campesinos, líderes obreros trabajadores, mujeres, profesores, profesoras, generales, jefes y oficiales...

Asistente Pescadores.

Presidente Chávez Pescadores, también los pescadores, pescadores y pescadoras...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Bueno, hay que difundirlo, hay que explicarle. Los medios de comunicación del Estado y del pueblo, hay que explicar, explicar y explicar y volver a explicar estas cosas que son la mejor forma de demostrar con hechos y no sólo quedarnos en el discurso, bueno, las grandes cosas que aquí han ocurrido en 11 años. Pdvsa, 60 por ciento, es la composición de la empresa mixta.

El Consorcio Petrolero Nacional ruso conformado por un conjunto de empresas entre otras Lukoil, Rosnet, Gasprom, TNK VP, o VP, y Surguneftgaz, ellos entre todos tienen 40 por ciento. Allí en ese bloque Junín 6 están calculadas ya, certificadas, científicamente certificadas 52 mil millones de barriles de petróleo sólo en ese bloque, para comenzar a producir en el 2014 50 mil barriles por día, y para llegar hasta 450 mil barriles por día de crudo mejorado para el año 2017.

Ahora, ustedes saben a cuánto asciende la inversión, y esto es para responderle a los que dicen todos los días por ahí, voceros de la oligarquía a través de sus medios de comunicación que en Venezuela se acabó la inversión, que nadie quiere venir a invertir por el factor Chávez, o por el socialismo. Bueno, este conjunto de empresas rusas junto con Pdvsa van a invertir allí 18 mil millones de dólares en ese bloque Junín 6, y además sólo por ingresar a la Faja el consorcio ruso cancela un bono de mil millones de dólares como adelanto a la inversión, pagando un derecho, derecho de acceder a unas reservas que son venezolanas.

Bueno, luego recordemos que hace unas semanas se firmó un convenio parecido con la empresa italiana, Empresa Nacional de Hidrocarburos ENI, para producir gas y petróleo con una inversión que va a llegar a 9 mil 700 millones de dólares en el bloque Junín 5, son vecinos, Junín 5, Junín 6.

Ahora, por aquí tengo yo un cuadrito que le pedí a Rafael Ramírez, comparativo de cómo funcionaba el llamado negocio petrolero hace 11 años, y de ahí hacia atrás, cómo el Pacto de Punto Fijo terminó de entregar todo vestigio de soberanía sobre todo en los últimos años, en la década de los 80 y comienzo, o toda, casi toda la década de los 90, fíjense ustedes esto, algunas diferencias que indican, que grafican, que convierte en lenguaje matemático lo que decía Elías, la soberanía y lo que ratificamos.

Miren, anteriormente a la Revolución, las llamadas asociaciones estratégicas, así las catalogaron, y así lo aprobó el Congreso de la cuarta República, que no eran ni asociaciones, ni eran estratégicas. Bueno, eran estratégicas para el imperio, y las grandes transnacionales, pero eran lesivas al interés nacional, violatoria de la misma Constitución, aquella la moribunda de entonces, y a las leyes del país, pagaban 34 por ciento de Impuesto Sobre la Renta, como si no fueran empresas petroleras, hoy pagan 50 por ciento las Empresas Mixtas del Impuesto Sobre la Renta...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Aquellas llamadas asociaciones estratégicas pagaban de regalía petrolera uno por ciento, hoy pagan 30 por ciento de regalía petrolera al Fisco Nacional...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Esto es bueno repetírselo al país en todos lados señores gobernadores, todos, todos, y sobre todo ante esa gran falacia construida por la burguesía de que nosotros regalamos el petróleo, y a mí hasta me llaman “Don Regalón” [risa]

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Yo me río mucho de eso ¿saben? Yo me río mucho, “Don Regalón”. Bueno, los verdaderos regalones “Dones regalones” fueron ellos, ellos regalaron el país, regalaron la Patria, miren, le vendían el petróleo, no le digo pues, uno por ciento de regalía pagaban las transnacionales, ahora pagan 30 por ciento, no había impuesto de extracción, no pagaban, ahora pagan 3,3 de impuesto de extracción.

La producción de las transnacionales aquí en el pasado, hace 11 años, no era considerada como parte de la cuota OPEP, oigan bien, esto significa, o significaba que cuando la OPEP recortaba producción, la que tenía que recortar era Pdvsa, pero las transnacionales no, habían liberado las transnacionales de cualquier obligación de seguir las pautas de la OPEP, era como si estuvieran en otro país, no en Venezuela, entregando la soberanía del país plenamente.

Bueno, según los convenios de la apertura petrolera, el arbitraje ante cualquier diferencia con los socios había que irla a dirimir en otros países, el llamado arbitraje internacional. Ahora nosotros eso no lo aceptamos, no, la diferencia que puede haber con cualquier socio se va a saldar en los Tribunales de la República Bolivariana de Venezuela, aquí en nuestro país, porque estamos en Venezuela, no entregamos la soberanía, no entregamos la soberanía.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, la participación de Venezuela en las antiguas asociaciones estratégicas eran en todos los casos menor a 50 por ciento, o sea que eso estaba totalmente bajo control de las trasnacionales. Ahora la participación de Pdvsa siempre será mayor de 50 por ciento y no será menor del 60 por ciento, eso nos garantiza el control de las operaciones, la soberanía en el manejo de nuestros recursos, de nuestras operaciones. Que si las empresas transnacionales cancelaran algún bono de participación como derecho a participar, valga la redundancia, no, no pagaban nada, las áreas eran entregadas sin ningún pago de derecho al Estado venezolano, ahora estas empresas rusas, como ya dije, van a pagar mil millones de dólares; las empresas italianas un poco menos, pero casi igual, pagos al Estado, derecho de participación, y mire que eso ha sido discusiones, y sobre todo porque casi en ningún país ocurre esto, casi en ningún país ocurre esto. Bueno, pero nosotros tenemos nuestro modelo pues, somos soberanos, somos autónomos, y el mundo ha comenzado a aceptar que el que venga a invertir en Venezuela tiene que venir a subordinarse al marco legal venezolano, a la Constitución y a las leyes de una República que es soberana, absolutamente soberana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fíjense lo que pasaba antes en estas explotaciones petroleras. Hoy (vamos a hablar del hoy) todas las empresas mixtas deben cumplir con un factor de recobro no menor al 20 por ciento, esto significa que deben aplicar todas las inversiones, toda la tecnología que e requiera para extraer el subsuelo al menos 20 barriles por cada 100 de los que están allá abajo, nunca se recobra el 100 por ciento ¡no! ahora acaba de aparecer este informe del gobierno de Estados Unidos, que dice que en el Faja del Orinoco reconoce, por primera vez, ¡ellos que durante mucho tiempo dijeron que eso no era petróleo, que era bitumen! Y que por tanto ellos iban a pagar el precio del carbón y que por tanto no pagaban regalía porque era mucho riesgo la inversión, era muy riesgosa, era muy alta la inversión, la tecnología, que más bien era como que nosotros teníamos que agradecerles a ellos por venir a ayudarnos, casi que así ponían los términos, casi [risas] ¿eh? ahora no. ahora reconocen al fin que ahí se podrá extraer hasta 40 por ciento del petróleo que está en sitio, eso coloca a Venezuela, sin duda, la primera potencia energética petrolífera del mundo para siempre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Para siempre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Fíjense en el pasado estas asociaciones hacían una explotación indiscriminada y apenas recobraban ocho por ciento del petróleo que estaba allí lo cual era un crimen en verdad sacar ocho barriles por cada 100 y se iban a otro lugar a perforar más allá y perforar más allá de manera indiscriminada. Ahora no, ahora están obligados a llegar por lo menos al 20 por ciento ¡ah! El único mercado de destino entonces era Estados Unidos, todo el destino del petróleo era pa’ Estados Unidos, ahora no, ahora el destino es absolutamente diversificado para todas las regiones del mundo, también Estados Unidos pero también para Rusia, para China, para Bielorrusia, para Vietnam para los países de África, para Argentina, para el Caribe, para Cuba, para Haití, para Dominicana, para Nicaragua.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez El petróleo venezolano ahora circula libremente por el mundo, somos libres, somos libres ¿eh? algunos ejemplos nada más para graficar pero con hechos, con hechos lo que estamos diciendo, en 11 años ¿eh? Venezuela ha venido constituyéndose y hoy es una verdadera república soberana, libre y nuestro pueblo hoy además porque esa es otra forma, bueno, imprescindible de ver la soberanía necesaria. Nuestro pueblo aquí dentro de nuestra república, de nuestro país recuperó y construyó su soberanía, hace 11 años atrás el pueblo era dominado por la burguesía, por el estado burgués.

Hoy el pueblo es soberano para decidir su camino, para decidir su destino, para decidir su forma de vida.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Aún cuando necesario es decirlo, para con ello ratificar que no es que ya estamos cantando victoria ¡no! la soberanía es una variable la puedes poner en cero, la puedes poner en 100 en una escala cualquiera. A nivel internacional nosotros podemos decir que estamos cerca del 100 en cuanto a la soberanía de Venezuela, no dependemos de ningún poder extranjero, podemos decir que estamos en 100, somos 100 por ciento soberanos en lo político, en las decisiones que aquí se toman no dependemos del Fondo Monetario Internacional para las decisiones económicas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Para las decisiones políticas ¡para nada! Miren aquí hasta los congresos... en el congreso pasado se aprobaban leyes que venían impuestas por el Fondo Monetario Internacional. Para darle un crédito al país, para darle créditos al país venían unos gestores, bueno, pero tenemos que modificar esta ley. Por ejemplo, tú referías a la ley a las prestaciones de los trabajadores, la seguridad social, las privatizaciones eran una exigencia, era un mandato que venía del norte, bueno, yo te presto tantos millones de dólares o te refinancio esta deuda si tú privatizas... y ellos escogían claro, escogían el lomito: Sidor, si tú privatizas CANTV, si tú privatizas Viasa y Pdvsa ya la habían comenzado a privatizar. Hay una propaganda de alguna... un negocio por ahí que dice ¿qué pasaría en Venezuela si no existiera no sé qué...? ajá pudiéramos decir nosotros algo parecido para voltear la cara de la moneda y analizar ¿qué estaría pasando hoy en Venezuela sino hubiese llegado el Gobierno Bolivariano, el Gobierno Revolucionario? ¿cómo estaría hoy nuestro patria?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Cómo estaría?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Creo que no quedaría ni vestigios de la Patria Bolivariana, no quedarían vestigios, estaría toda privatizada, aquí estaríamos hablando inglés todos, nuestro modelo educativo transnacionalizado, nuestra economía globalizada, es decir, engullida por los poderes internacionales, nuestra agricultura borrada del mapa, se hubiera impuesto a Venezuela los tratados de Libre Comercio de las Américas, el AlCA, el petróleo ya estaríamos produciendo cerca de seis millones de barriles de petróleo rompiendo con la OPEP, Venezuela ya prácticamente había roto con la OPEP y se dirigía a elevar la producción de manera indiscriminada ya para estas fechas estaríamos cerca de seis millones por lo cual el precio del petróleo a lo mejor estaría por 15 – 20 dólares el barril, cuando mucho y por lo tanto Venezuela hoy estaría más esclava que nunca antes jamás del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y del imperio yanqui. En once años nosotros hemos liberado a nuestro país, queda un trecho largo porque en verdad ésta es la misma Revolución de independencia que comenzó hace 200 años.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡La Revolución de Independencia!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez La liberación de la patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No lo olvidemos, no lo olvidemos.

Bueno, hoy comienza la Serie del Caribe.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Vivan los Leones de Venezuela!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y del Caracas también.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Yo no tengo ningún complejo ¿saben? No, no. Pudiéramos cantar esa canción, espero que los magallaneros no se... nadie se sienta ofendido [canta] Venezuela será campeón, el Caracas será campeón... los Leones.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno ahora fíjense son ya las dos y media de la tarde, hay mucho trabajo, nosotros conmemoramos trabajando estos once años pero hace poco yo ante la Asamblea Nacional estaba rindiendo cuentas de la gestión del año pasado pero uno siempre engloba todo el período de gobierno, no voy yo a caer de nuevo en tantos gráficos y variables ¡no, no! sería interminable mostrar lo que ha ocurrido en estos once años. Nuestro vicepresidente, mi vicepresidente primero lo dijo: soberanía, no es cuantificable -dijo- Cristo dijo una vez, no se puede, la masa no se puede cuantificar, es cierto, es absolutamente cierto, porque como dijo Bolívar... ¡todavía! Bolívar todavía optimista, optimista aún cuando se derrumbaba todo él seguía optimista. En enero de 1830, por favor atención al año 1830 en Bogotá lo había expulsado de aquí, Páez no reconocía su gobierno, se había conformado ya el gobierno venezolano, crujía la Colombia Bolivariana y Bolívar era presidente aún de aquella Colombia Bolivariana, pero ya lo desconocían aquí, lo desconocían en Quito, lo mandan a matar y él convoca al congreso que llamó admirable en un último esfuerzo de su genio creador y da un discurso memorable, el congreso admirable que fracasó también y después que fracasa ese congreso es que él dice: Me voy, renuncio. Y se fue, pero en el discurso él dice conciudadanos, dice, me ruborizo, me ruborizo al decirlo la independencia es el único bien que hemos logrado a costa de los demás. Iluso él, hablaba todavía de la independencia y decía eso: El único bien que hemos logrado a costa de los demás... pero qué importa, decía, porque ese único bien que hemos logrado es la puerta que nos abre los caminos a la prosperidad nacional. Sabemos bien que aquella independencia que ellos lograron fue fugaz, se la llevó el viento también, ni siquiera la independencia lograron mucho menos la Revolución, muchos menos los cambios sociales, mucho menos lo que él dijo cien veces, mil veces la piedra fundamental, dijo, de nuestro nuevo sistema debe ser legisladores, le habló a los legisladores, inmediatamente y exclusivamente la igualdad establecida y practicada en Venezuela, igualdad, igualdad, igualdad. La ley de las leyes, la justicia, dijo, debe ser la virtud o la reina de todas las virtudes republicanas, la justicia y no hay justicia sin igualdad. Era un verdadera revolucionario nuestro Padre Bolívar, pero ni siquiera la independencia la lograron, nuevo coloniaje se vino sobre nosotros.

Un nuevo coloniaje, ahora la frase de Bolívar es exacta como el cuadrado perfecto, como el triángulo isósceles ¿no? Giordani ¡equilátero! Equilátero, es exacto como el nueve, el número nueve, la frase es exacta como la Luna llena, redonda, completa, la independencia. Hoy, hoy nosotros somos un poco más dichoso que nuestro padre porque yo hoy no me ruborizo al decir ¡no! más bien como soldado que soy, hijo de Bolívar que soy, diminuto, pequeñito pero lo digo con un gran orgullo y ustedes estoy seguro que todos y todas pueden decirlo un poco más allá, un poco más acá pero no hay rubor al decirlo once años después nosotros hemos logrado lo que nuestro padre creía todavía desbordado de optimismo aún ante la tragedia, haber logrado hoy somos de verdad ¡independientes! Un país independiente.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Independencia.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora esa segunda parte de la frase de Bolívar es exacta, la independencia aún cuando fuera -pudiéramos decir hoy- aún cuando fuera el único bien que hubiésemos logrado en once años es, sin embargo, la puerta abierta que nos permitirá construir la gran patria venezolana en todos los años que nos quedan de vida, pero sin embargo hoy podemos decir que no sólo es la independencia el bien único que hemos logrado, no, no. Pasen revista todos y todas, estos once años en lo político, en lo económico, en lo social, la educación, la salud, el empleo, el salario, el ingreso, el bienestar, en lo científico-tecnológico.

Cada uno de estos grandes ámbitos tiene símbolos, símbolos, la educación es territorio libre de analfabetismo, por ejemplo, nada más para decir algo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Uno, uno de los logros que es un símbolo, es una pirámide. La salud, Barrio Adentro, para decirlo en dos palabras: Barrio Adentro, más nada. Y ahí están todas las cifras que pueden ustedes buscar, todas, la cantidad de médicos por habitante, y la cantidad de instalaciones de salud gratuitas, de calidad obligatoria, gracias Cuba, gracias Fidel, gracias Raúl, gracias al pueblo cubano.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En educación, en salud, ahí están los números de la Unesco, nuestra matrícula de escolaridad hoy es una de las primeras del mundo, de todo el mundo, de todo el mundo. Desnutrición infantil, mortalidad infantil, todo eso ha disminuido. Lejos de la meta estamos, pero son apenas once años, ahora vienen once más.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Son apenas once años. Ese número a mí me gusta, el once vale ¿Ese no es el número de Aparicio? ¿De Luís Aparicio no era el número? Porque el de Concepción también es bueno, el trece ¿No? El de David era el trece ¿no? Era no, es el trece ¿El del Kid, cuál es? Como el 57 por ahí ¿no? ¿Ah? 57 como que es el Kid.

Bueno, ahora fíjense, fíjense una cosa, en Ciencia y Tecnología: el satélite “Simón Bolívar” nada más que digo uno pues, no me pregunten más, el satélite “Simón Bolívar”.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En Economía, las reservas internacionales, el Banco de Venezuela, la Cantv, Pdvsa recuperada y produciendo más de tres millones de barriles, la OPEP resucitada gracias a Venezuela, hay que decirlo, pero es la verdad; puede sonar –cómo se dice- poco modesto, pero es la verdad. El ALBA, la política internacional de Venezuela ha sido altamente exitosa en estos once años, el ALBA, la Alianza Bolivariana, Petrocaribe, Unasur, el ingreso al Mercosur, el Banco del Sur, el Banco del ALBA, el Banco Ruso-Venezolano, la Organización de Países del Gas, en fin; los consejos comunales, en los social en lo político, la democracia participativa y protagónica, los bancos comunales, el socialismo como bandera, como rumbo de transformación, de transición, la definición del socialismo ¡Resucitó el socialismo en la Venezuela bolivariana!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Resucitó el proyecto de Cristo liberador! El verdadero y único Cristo que es el socialismo redentor de los pueblos de este planeta, resucitó aquí, resucitó aquí. Bueno, se paran ustedes, yo me pongo de pie también.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Viva Venezuela!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Que viva el socialismo!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez Miren, y yo les puedo pedir algo ¿verdad? Les voy a pedir, que no es nada nuevo, mantengamos la firmeza, la unidad, la conciencia cada día más firme. Cumplimos once añitos, es un niño todavía nuestro Gobierno, es una niña todavía nuestra revolución, yo tengo 55 años de edad, es decir, he cumplido cinco veces 11 años, cinco por once cincuenta y cinco, estos últimos once, bueno Presidente del Gobierno. Yo le pido a Dios, le pido a Dios y por supuesto me libero de toda ambición personal, a pesar de que digan de mí los escuálidos lo que quieran decir, digan de mí lo que quieran, no les hago caso, águila no caza moscas, hablen paja lo que quieran.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No les hago caso. Les digo algo: tengo 55 años, 11 años de Presidente, los próximos once años –bueno si Dios lo quiere así- yo prometo cuidarme, prometo cuidarme un poco más, y si ustedes lo quieren once años; dentro de once años yo tendré 66 –Dios mediante- y tendré 22 de Presidente. Si Dios quiere y ustedes lo quieren así.

Asistentes [aplausos, algarabía].

Presidente Chávez Tendré 66 y 22 de Presidente. En los otros once que vienen no quiero ni pensar, porque ya serían 77 y 33, ya es como demasiado tiempo ¿no les parece a ustedes?

Asistentes ¡Nooooooo!

Presidente Chávez Bueno, yo creo que sí, pero lo dirá Dios y lo dirá el tiempo; yo me aferro a este Cristo al que me aferré sobre todo desde niño me aferré a él, lo amo, aprendí a amarlo de niño cuando era monaguillo en una iglesia de techo de palma y piso de tierra, allá en las costas del Boconó. Empecé a amar a Cristo mi señor, y sobre todo después del 12 de abril, 11 de abril, 12 de abril, este Cristo, estoy aferrado a él, él dirá, él mandará, con é voy. Cristo revolucionario, con él y con esa constitución, la Constitución Bolivariana. Y más allá, más acá, el pueblo bolivariano, el pueblo venezolano. Yo lo dije una vez cuando aprobamos la enmienda, dije aquellas palabras del apóstol, que me las dijo el Padre Rojas, lo llamé “Padre, Padre hemos ganado” –le dije- fue el 15 de febrero, hace casi un año ya, “Padre yo quiero decir algo, pero no se qué decir” y entonces el Padre me preguntaba por teléfono, y la gente allá fuera gritando: “¡Chávez! ¡Queremos ver a Chávez!”, el Balcón del Pueblo abierto, y con el Padre aquí, “Padre”, “¿Pero qué es lo que sientes hijo?” y yo le decía algo, entonces él me dijo: “Ah, ya te entiendo, bueno lo que tienes que decir es lo mismo del apóstol San Pablo, cuando dijo: me consumiré gustosamente al servicio de ustedes”. Lo repito hoy.

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez Me consumiré ¡Viva Venezuela!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Viva el socialismo!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Vamos al ataque! ¡Al ataque! ¡Al ataque! ¡A la ofensiva por todos los lugares! Ha comenzado la Campaña Admirable 2010-2011 y 2012.

¡Vamos a ganar la Asamblea Nacional el 26 de septiembre!

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez Con mayoría aplastante, vamos a derrotar a los golpistas, vamos a derrotar a los fascistas en la calle, yo los llamo a la calle, al pueblo a la calle, la calle es del pueblo revolucionario no es de la oligarquía, ni de los hijos de la oligarquía, de los fascistas vendepatria, aquí siguen las cosas planteadas como hace 11 años, y hoy mucho más que hace 11 años, en verdad, así lo voy a decir, así lo voy a decir de nuevo:

¡Los que quieran Patria, vengan con nosotros! A construir la Patria buena, la Patria linda, los vendepatria que se vayan con los escuálidos, pero nosotros, los seguiremos derrotando en todos los campos de batalla.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Nosotros venceremos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Once años. Feliz cumpleaños pueblo venezolano, resucitado. Feliz cumpleaños gobierno bolivariano y juro de nuevo que nosotros no defraudaremos al pueblo noble de Bolívar ¡Que viva la revolución bolivariana!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez ¡Que viva el pueblo bolivariano!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez ¡Que viva el Gobierno Bolivariano!

Asistentes ¡Que viva!

Presidente Chávez ¡Hasta la victoria siempre! ¡Patria socialista

Asistentes ¡O Muerte!

Presidente Chávez ¡Venceremos!

Asistentes ¡Venceremos! [aplausos].

[Fin de la cadena nacional].