28/01/2011. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Teatro de la Base Naval Agustín Armario, Puerto Cabello, Estado Carabobo, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante reunión con nuevos jefes de unidades militares

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Hemos decidido por recomendación del señor ministro y los comandantes de componentes y el jefe del Comando Estratégico, el Estado Mayor pues, presidencial de la comandancia en jefe me recomendó unos cambios desde el año pasado, pero luego nos llegó el vendaval de fin de años y en diciembre no era conveniente hacer los cambios, estábamos todos desplegados atendiendo la tragedia y la crisis, ya que ha pasado lo peor aun cuando tenemos la crisis social de más de 120 mil personas refugiadas y otros cientos de miles viviendo en los barrios de Caracas y en campos de Barlovento, de Falcón, del Zulia, la Guajira, al general en jefe ya lo hicieron cacique guajiro también allá, Rangel Silva, el Sur del Lago, eh, las zonas más impactadas, en Caracas ni se diga, yo vengo de cuatro horas de volar en helicóptero inspeccionando terrenos, Fuerte Tiuna, después Ciudad Caribia por allá entre las montañas que están entre Caracas y el mar y luego sobrevolamos todo el eje central Caracas-La Victoria-Maracay-Valencia, bueno y aquí estoy, pero inspeccionando sobre todo y viendo unas realidades y buscando espacios para la gran obra de construcción de viviendas que he decidido tomar las riendas directamente como problema de Estado y lo estamos haciendo con la ayuda de ustedes, la ayuda del pueblo y la ayuda de mucha gente en el mundo, gracias a Dios que hoy Venezuela está más acompañada señores oficiales que nunca antes jamás en este planeta, entonces andábamos en eso, tenemos esa crisis social ahí palpitante, agravada por las lluvias, los deslaves, hay cerros en Caracas que ya no aguantan más, los cerros de los pobres pues, porque los cerros aún cuando Alí Primera cantaba aquella canción por qué llaman cumbres a Curumo, no, y lomas a Propatria, porque hasta en el lenguaje nos dividieron los ricos pa’llá y los pobres pa’llá y desde el punto de vista geográfico nosotros, Fuerte Tiuna, en el medio, de cadetes yo empecé a mirar aquella gran, hace 40 años casi, aquella gran diferencia que se fue luego agrandando a medida que pasaron los años 70, a medida que pasaron los años 80, algunos ustedes nacían por allá, verdad, los más jóvenes, las diferencias, groseras diferencias porque todos somos diferentes, no somos, somos naturalmente diferentes, diversos, pero me refiero a la grosera, obscenas diferencias sociales a medida que los años pasaron, los 70, los 80, los 90 en Venezuela los ricos se hicieron más ricos y los pobres se hundieron más en la pobreza y más en la miseria y nosotros como en el centro de aquel conflicto, nosotros los soldados, eh, desde el punto de vista moral y desde el punto de vista geográfico también, incluso, desde el punto de vista político porque todos somos políticos, el hombre es un animal político, decía Aristóteles, y de ahí viene la palabra política, viene de la polis, la vida social, la vida colectiva, cómo no vamos a ser nosotros políticos, cómo vamos a ser apolíticos, decir apolítico es decir asocial o insocial, un ermitaño por allá viviendo solitario en un monte, en una montaña; estamos en el corazón del conflicto político, no tiene que ver esto, por supuesto, con la política minúscula o pequeña o partidista si se quiere, político, la patria es política o no es república, es pura política, la red pública, la Constitución, esto es un proyecto político y nosotros estamos aquí asumiendo un compromiso.

Por eso quisimos hacer esta reunión que no será muy larga porque tenemos el acto ahora muy, muy positivo, teníamos tiempo esperando el acto de abanderamiento de dos nuevos buques, un submarino que ha sido repotenciado aquí e Venezuela, ¿cuándo se pensaba ni en la posibilidad de eso, años atrás?, quiero felicitar a la Armada, aquí estamos en la Base Naval de Puerto Cabello, Agustín Armario, quiero felicitar al comandante general de la Armada, el almirante Aniasi, Aniasi Turchio, todos, el almirante, comandante de la Base y todo el almirantazgo y a todos los oficiales, suboficiales y tropas de nuestra gloriosa, histórica, bicentenaria Armada Bolivariana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Porque bicentenario también es el Ejército, yo le dije a Mata que teníamos que buscar una buena fecha y yo creo que ya la tenemos, aquí la Armada y el Ejército nacieron al mando de Francisco de Miranda hace 200 años por estos días, 1811, aun cuando en el año 10 hubo algunas escaramuzas pero no creo que no se echaron ni un tiro porque el general aquel que mandaron para Coro se devolvió y chas, no quiso atacar la guarnición que estaba en manos de los realistas y luego Miranda asume como generalísimo y ahí sí nace el Ejército y nace la Armada porque Miranda utilizó la escuadrilla sutil en el Lago de Valencia, no sé si Monroy Méndez se acuerda de las clases de historia aquellas que dábamos, verdad, hace ya ¿cuántos años?, como 20, casi 20 años.

Asistente Monroy Méndez 26 años.

Presidente Chávez 26 años, ve cómo pasan los años, ¿tú eras cadete hace 26?, imagínate tú, y yo 40 imagínate, no es cualquier cosita, los años que han pasado y uno mira hacia atrás y mientras uno más mira hacia atrás camaradas de armas se da cuenta y debe darse cuenta que más grande es el compromiso que tenemos hoy y el de mañana será más grande que el de hoy y así sucesivamente y el compromiso de ustedes, como colectivo y como soldado es superior al nuestro, al de mi generación y al mío en lo personal, en lo particular como soldado, eh. Bueno, quisimos entonces saludarlos, yo quería hacer la reunión la semana pasada pero nos encerramos en una reunión larguísima de vivienda por cierto, el tema de la vivienda y agricultura y otros temas más y se hizo muy, muy tarde y el ministro me recomendó hoy antes del acto de abanderamiento del submarino Sábalo y del buque Yavire, el segundo buque de vigilancia litoral, que gracias al Gobierno de España tenemos porque si fuera por los gringos ellos trataron de bloquear todo esto, no ve que nos quieren desarmados pues, quieren unas fuerzas desarmadas, como casi, casi lo habían logrado, casi lo habían logrado, eh, hace 12 años, pero ni los fusiles FAL ya servían para nada, los tanques andaban como que era pa’tras, al menos los AMX-3, ¿no es?, aquí hay algunos blindados, casi todos ya, no teníamos ni tanques, ni artillería, ni comunicaciones, ni reservas de municiones, nada o casi nada pues, ahhh, incólume y en alto la moral de la Fuerza Armada que es lo más importante y que hoy está agigantada mucho más que ayer y debe seguir agigantada y hay que cuidarla y fortalecerla porque tenemos enemigos aquí y por fuera que tirotean, hace poco estaban unos señores diputados de la oposición diciendo que para qué íbamos a comprar armas, que para qué íbamos a gastar plata en armamento, que eso debería, etc., y que ellos iban a proponer una ley, creo que la tienen redactada ya, seguramente se la redactaron en Washington, en inglés y ellos la pasaron a castellano, eh, para prohibir al Presidente de la República gastar en equipamiento militar porque eso no hace falta dicen ellos, nosotros como ustedes saben, somos un país pacífico, un país pacifista, una Fuerza Armada que levanta las banderas de la paz, pero estamos obligados por Constitución y por ética a prepararnos cada día más y mejor para la defensa de nuestro territorio, en tierra, mar, agua y aire, esa es una responsabilidad de las tantas que tenemos y con todas nuestras limitaciones, dificultades y graves problemas heredados de cuánto tiempo, dígame la deuda social aquí que fue, que es y sigue siendo muy grande, sin embargo yo siempre me he cuidado y me seguiré cuidando de seguir dirigiendo los recursos que necesita la Fuerza Armada para su crecimiento, su ampliación desde todos los puntos de vista, por eso este acto de hoy tiene tanta importancia para todos nosotros y para todo nuestro pueblo, menos para los que aquí dentro, eh, siendo venezolanos, hacen labor de sapa como quinta columna, como quinta columna de las fuerzas imperiales transnacionales que pretenden recuperar el control de Venezuela y sobre todo el control de las grandes riquezas venezolanas y saben que para ello tendrían que pasar por encima de nosotros, de nuestro pueblo y de nuestra Fuerza Armada.

Van ustedes entonces a recibir unidades, verdad, aquí hay comandantes de batallones, nuevos comandantes de batallones ¿dónde están?, tenientes coroneles son, algunos coroneles, del Ejército levanten la mano por favor el Ejército, todos son, de la Guardia Nacional, destacamento están allá, señores tenientes coroneles, coroneles pueden sentarse por favor; señores capitanes de fragata, van a recibir unidades ¿no? unidades de la escuadra, fragatas y estos mismos buques que están llegando, patrulleros, pueden sentarse, la Fuerza Aérea también y oficiales que van a recibir comandos de unidades ¿verdad? y de bases aéreas, sentarse por favor; ¿de la Milicia?, no tenemos ahora, no hay cambios ahorita en la Milicia. Bien, luego ustedes van a recibir a partir del día de hoy, ya tienen resolución, yo firmé hace como unos ocho o diez días tomé la decisión pues, en base a las recomendaciones que me hizo el Alto Mando Militar por vía del ministro como ya les dije y del jefe del Comando Estratégico Operacional, pues yo les deseo mucha suerte a todos en la sagrada misión que van a cumplir de comando en distintos niveles, también creo que hay jefes de Estado Mayor de algunas unidades superiores, no, brigadas, pueden sentarse, ¿señores coroneles, no?

Asistentes Sí.

Presidente Chávez Generales también, hay algunos, ¿tú vas a recibir qué Base?

Oficial asistente Base José Antonio Páez de Puerto Ayacucho.

Presidente Chávez Puerto Ayacucho, bien, gracias, bueno, les deseo mucha suerte a ustedes, a sus familias, a sus esposas, a sus hijos, hijas y bueno, y a esas unidades que van a comandar ahora, yo les ruego me les lleven un saludo personal muy mío a todos los oficiales, suboficiales y tropas que ustedes van a comandar ahora comenzando este año 2011. Como ustedes saben que ahora nosotros no andamos con ese apuro de que cada año hay que cambiar ministro de Defensa, eso era aquí una locura, terminaba la parranda en el gran hall cuando recibía un ministro ya empezaban los planes a ver quién era el próximo y empezaban los movimientos de grupitos y las intrigas, aquí se llegó a lo peor, yo lo viví, yo fui ayudante de un general que era, como decían, ministeriable y lo viví de cerca, aun cuando ya yo no era ayudante de él, del general, en el año en que pudo haber sido ministro, todos los años, todos los años y sin embargo me llegaba gente a la Escuela Superior del Ejército donde estaba yo haciendo curso porque sabían, bueno, que yo conocía a aquel general y sonaba pues y me llegaba gente, mira Chávez, esto y aquello, oficiales hasta compañeros y hasta superiores a llamarlo a uno para allá, detrás de los pinos, mi coronel ¿qué pasó?, yo pensé que era que me iban a meter preso porque esos eran los años aquellos de la tormenta del 91 [risas] el Ejército era un hervidero, fue el año que salió un general, no lo voy a nombrar, a ninguno lo voy a nombrar pues, a ellos les gusta que yo los nombre, cuando yo los nombro salen de una vez en CNN, me nombró el Presidente y tal o aquí en los canales de aquí de la burguesía, eh, y por ahí andan por cierto y tiene que ver esto, algunos de ellos, no, algunos militares retirados, ustedes los pueden ver casi todos los días ahora en canales de televisión, incluso en CNN, y es parte de la realidad que estamos viviendo y que ustedes yo sé que tienen conciencia pero sobre todo ustedes que van a comandar unidades deben tener cada día más conciencia porque los cuerpos de inteligencia de los Estados Unidos andan por allí moviéndose, buscando, buscando a alguien a ver si generan otra Plaza Altamira o hay una insurrección en alguna base militar venezolana y unos muertos para armar el escándalo mundial, no les importa para nada, nada lo que ocurra, hay algunos que andan diciendo ya, generales retirados que lo sacan de una vez a hablar que ya yo perdí las elecciones del 2012 pues, si es que soy candidato porque quedan dos años, yo estoy ahorita es dedicado a trabajar, a trabajar y a trabajar ya veremos qué pasa después, sólo que hay la posibilidad constitucional de que yo vuelva a ser candidato y eso ocurre en España, hablando de España por cierto, en España el Primer Ministro Presidente electo puede presentarse cuantas veces la situación lo permita y en Francia también y así era en Estados Unidos hasta hace como cuarenta años y en muchos países de Europa y del mundo, bueno aquí hay la posibilidad, pero ya algunos andan diciendo que ya yo perdí pues, que ya ellos son mayoría y yo veía a un general retirado, de esos de la Plaza Altamira y otro más ya en televisión, no, no, ya el Presidente debe comenzar a reconocer que ya perdió, o sea que ya ellos hicieron las elecciones [risas] y entonces empieza el mensajito, porque eso es preparando el terreno, el mensajito es nada más que dirigido a ustedes, claro, una operación psicológica, eso está preparado en el Pentágono, en el Comando Sur, con expertos en guerra psicológica, eh, en guerra psicológica y ya ustedes verán que empiezan a salir encuestas a medida que nos aproximemos a, este año, avance este año y el año que viene donde ya Chávez perdió y Chávez perdió, si yo soy candidato y pierdo perdí, pero eso tienen que demostrarlo en el terreno, no es como los peloteros esos de gradas, de graderías, es jugando en el terreno a ver quién gana pues, con un árbitro incuestionable, que es un método el venezolano, de lo mejor del mundo, de los mejores sistemas electorales del mundo el que nosotros hemos instalado, antes era a mano, miren y robaban, escondían los votos, ahora no, votaban los muertos, votaba, gente que votaba con cien cédulas, votaba no sé cuántas veces, cédulas falsas, ahora no, y eso lo saben ustedes mejor que yo que están ahí y hay hecho no sé cuántos cursos de planes república y no sé qué más, ahora es imposible aquí que ocurra así un megafraude, que hayan cositas, ah bueno hay que estar pendientes, ojo pelao, eh, porque siempre la tecnología puede tener una brecha, una cosa, pero así como antes es imposible, imposible, ahora, entonces empieza el mensajito hacia ustedes, bueno si el Presidente no reconoce la derrota los militares tendrán que hacerlo que la reconozca y tendrán que asumir entonces el compromiso con la democracia y tal y yo no sé y todo ese cuento, es decir, otro 11 de abril pues es lo que ellos están ya planificando desde ahora, otro 11 de abril porque el imperio, el imperio, cuando uno habla del imperio es mucho más que el gobierno de Obama, yo vi a Obama, una parte de su discurso lo vi hace unos días dando el discurso anual, lo que llaman allá el estado de la unión y es un tipo bueno Obama, así lo creo yo, es un tipo de buena fe pues, él, él, personalmente, pero resulta que lo pusieron ahí de Presidente de un imperio que mata, que asesina, que intriga, que invade, que bombardea y que no tiene ningún empacho en acusar a hombres, a mi bueno, me dicen ustedes saben que de todo, pero a hombres como Rangel Silva, militares incuestionables, de honorabilidad, allá lo señalan como terroristas prácticamente, o al jefe del DIM, a Hugo Carvajal, o a cualquiera, cualquiera de ustedes no se les ocurre y los meten en una lista, eh, o de que aquí nosotros entrenamos terroristas, de que las armas que estamos adquiriendo son para armar grupos terroristas y que aquí incluso los entrenamos, que hay bases militares y unidades militares, dicen informes, donde se entrenan guerrilleros y terroristas y no sólo colombianos y venezolanos sino también hasta de allá, de Palestina o del Oriente Medio, de Irán y de todo.

Asistente De la ETA.

Presidente Chávez La ETA, ah bueno, entonces es un cuento de nunca acabar, mentira, mentira y más mentira, claro, pero eso es guerra psicológica, preparando al mundo, preparando al mundo para cualquier evento por eso tenemos que estar alerta y ustedes ahora, al frente de sus unidades, háblenle a sus oficiales todos los días, reúnan, así como estamos aquí, todos los días con los oficiales y conversan con ellos y las tropas, que nadie se deje, nadie vaya a caer por inocente, yo recuerdo después del golpe de 2002, allá en el puesto de comando que se llama Miraflores, yo llamé a muchos oficiales, algunos compañeros míos y amigos de muchos años y yo vi a varios de ellos hasta llorando o diciendo acongojados, cónchale me engañaron, me engañaron, me dijeron esto, me dijeron aquello, ah bueno, el que tenga ojos que vea y el que tenga oídos que oiga, nadie vaya después a decir me engañaron, no, cada quien debe tener aquí su juicio y su criterio bien formado verdad, pues aquí se trata camaradas de armas de tener patria o no tenerla, eh, de tener una patria libre, soberana, verdadera pues, una patria para que sea patria debe ser libre, sino no es, desarrollada, independiente o no, o ser de nuevo una colonia como lo fuimos durante mucho tiempo. Yo cada vez que vengo a esta base naval recuerdo que por aquí quedó regada mi sangre, la sangre de un abuelo mío cuyo cadáver nunca apareció, lo tiraron en una fosa común, murió en las mazmorras aquí, en las cárceles del tirano Gómez, ese sí fue un tirano, hablando de tirano que a mi me llaman el tirano pues, que traicionó a la patria, Gómez, traicionó a su compadre y Presidente, Cipriano Castro, un gran patriota hace 100 años y un poquito más, ustedes saben esa historia, pero no está demás que la revisemos porque es para entender lo que hoy pasa, lo que pasaba hace 200 años hay que conocerlo bien para entender lo que hoy pasa, lo que pasaba hace cien años hay que entenderlo bien para entender bien lo que hoy pasa, lo que paso hace 50 años, lo que pasó hace 20 años hay que entenderlo bien porque éste es un solo camino, eh, la historia es fundamental, los que me conocen bien aquí saben de mi afición por la historia, pero es porque yo tengo conciencia, no es por un pasatiempo, no, tengo conciencia y la adquirí en aquella alma máter, nuestra Academia Militar, siendo cadete empecé a adquirir conciencia a través del estudio de la historia, orientado por ese maestro nuestro que es el general de división, no vino Pérez Arcay, Jacinto Rafael Pérez Arcay, gran pensador, gran soldado venezolano, eh, y muchos otros oficiales buenos, jefes que uno tuvo, que nos indujeron a estudiar, a investigar y bueno, y uno mismo que tenía vocación seguramente, eh, para eso, entonces de eso se trata, ayer estaba yo recibiendo al presidente Pepe Mujica, hace 30 ó 40 años, cuando yo era cadete, él era guerrillero ya por las montañas del Uruguay, fundador del movimiento los Tupamaros y ahora Presidente electo como sabemos de la hermana República Oriental del Uruguay y le mostraba en el despacho la espada de Bolívar que allá la tengo para, sobre todo, mostrarla y de vez en cuando sacarla a llevar sol, cuando yo llegué a la Presidencia empecé a preguntar ¿dónde está la espada de Bolívar?, en el Banco Central, en una bóveda, porque era tesoro, casi que la privatizan [risas], un poquito más la hubieran privatizado, la hubieran vendido los escuálidos éstos como vendieron muchas cosas, patria, bueno, vendieron la patria para empezar por ahí, eh, entregaron la patria, entonces estábamos hablando ahí un poquito de historia, el Pepe y este soldado, 200 años, estábamos leyendo la carta que le mandó Artigas, el Libertador del Uruguay al Libertador Bolívar, lamentablemente no pudieron encontrarse, a Artigas lo traicionaron allá y lo echaron y murió, como Bolívar, en el exilio, echado de su propia patria, expulsado y ese fue el sino de casi todos nuestros libertadores, Sucre, Berruecos; Miranda, la carraca y los que se impusieron fue, lamentablemente, con alguna excepción, los que traicionaron a la patria y terminaron enriqueciéndose y enriquecidos y entregando las riquezas del país a los poderes mundiales, Páez fue uno de ellos, lamentablemente, un día como hoy por cierto Páez se lleno de gloria, un 28 de enero en la pampa libertaria, dice un poema llanero viejo, muy viejo, un día 28 de enero, ¿hoy es 28, no?, en la pampa libertaria entre pólvora y relincho hubo plomo, sangre y llama, fue la Batalla de Mucuritas que hizo que el general Pablo Morillo le escribiera al rey una carta, mandara para allá una carta a las cortes de Madrid diciéndole: 14 cargas consecutivas de caballería me convencieron de que estos hombres son unos valientes y no unos cobardes como me habían dicho, eh, de ahí venimos nosotros, de esas 14 cargas de caballería, pero Páez lamentablemente no fue ni el primero ni el último, se entregó a la burguesía, a la riqueza y olvidó las cargas de caballería y olvidó las Queseras del Medio y permitió que a Bolívar lo expulsaran de aquí, se alzó contra Bolívar, en verdad Páez se alzó contra Bolívar, se alzó y se abrió en combate cuando Bolívar venía en 1827, venía Bolívar para Caracas, entró poro aquí, entró por aquí, por Puerto Cabello porque por allá no lo dejaron y traía un pequeño ejército, muy pequeño, él no venía a pelear, Páez se abrió hacia Calabozo en armas y le mandó a decir a Bolívar que la única forma en que, eso está escrito, sólo que a nosotros nunca nos dijeron eso y todavía no nos lo dicen, debemos decirlo, es la verdad histórica, y le mandó una carta a Bolívar diciéndole que la única forma que él aceptaba su ingreso a Venezuela es que lo reconociera como jefe supremo de Venezuela, a Páez, y Bolívar desde Valencia emitió un decreto, porque era Presidente de la Gran Colombia, estaba regresando después de seis años de ausencia, casi llegó a Buenos Aires, sólo que no lo dejaron desde Bogotá el Congreso y lo obligaron a venir para matarlo, para matarlo, Santander y su camarilla y luego Páez baja las armas y viene al abrazo y Bolívar aún generoso le regala su espada tratando de ganarse a Páez y habló con él mucho, mucho, pero no, ya estaba perdido y Páez era un hombre, un gran líder, un gran guerrero, una gran autoridad pero se desvió y murió rico allá en Nueva York muchos años después, anciano, en Nueva York, en New York, eh, sí, ya nos vamos, gracias por recordármelo, y hace 100 años fue lo mismo, en otra dimensión, en otra escala, Cipriano Castro intentó, comenzó a hacer una revolución, lo bloquearon, ustedes saben, a estas costas las bloquearon la Marina de Guerra venezolana batalló contra la Marina alemana, holandesa, ¿Aniasi como que la italiana también?

Comandante General de la Armada Bolivariana, Carlos Máximo Aniasi Turchio No.

Presidente Chávez No, la italiana no llegó [risas] ¿ah?

Comandante General de la Armada Bolivariana, Carlos Máximo Aniasi Turchio La francesa.

Presidente Chávez Francesa, alemana, se querían dividir Venezuela.

Comandante General de la Armada Bolivariana, Carlos Máximo Aniasi Turchio La inglesa.

Presidente Chávez La inglesa, vinieron y que a cobrar la deuda, la deuda vieja de la independencia, unas deudas, mentira, querían adueñarse del país pero sobre todo sacar a Castro porque ya se sabía en el mundo que había mucho petróleo en Venezuela, ya había los primeros estudios que es habían hecho desde 1880 y pico comenzó a brotar petróleo de aquí, eh, entonces era ir contra Venezuela, sobre Venezuela ahora por la riqueza que ya se sabía que había ahí, aun cuando no cuantificada como hoy, hoy sí sabemos que tenemos petróleo aquí para 200 y más años, la primera y más grande reserva de petróleo del mundo y el ojo lo siguen, ahora más abierto que antes, eh, hoy más que ayer y esa riqueza es para los venezolanos, no es para el imperio ni para enriquecer oligarquías, es para sacar a nuestro pueblo de la miseria y para tener una patria verdadera, esa riqueza es de nosotros, de nuestro pueblo y hay que cuidarla.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Cuidarla de las ansias imperialistas y de la burguesía pitiyanqui y sinvergüenza que tenemos aquí, cuidarla y administrarla bien para poder igualar, para disminuir progresivamente las grandes diferencias y tener un país homogéneo en equilibrio, en igualdad, eso yo no lo voy a ver porque ese es un proceso largo, ojalá ustedes si lo vean, pero qué importa, decía un poeta, no me importa que yo no la vea sino que en los ojos que lo vean palpita mi sangre, que nuestros hijos y nuestros nietos vean, pero eso depende de lo que hoy ocurra, nosotros estamos viviendo un momento crítico, crucial y este año y el que viene van a ser cruciales, cruciales, deben ser cruciales, van a ser cruciales, 2011-2012, año bicentenario el 2011, de nuestra independencia, preparémonos para celebrarlo en grande desde ahora mismo, 200 años del 5 de Julio, 200 años de la primera Constitución que hubo en este continente, la de 1811, 200 años de nacimiento del Ejército, 200 años del nacimiento de la Armada, 200 años del nacimiento de la patria y el 2012 va a ser un año, sin duda, de muchas tensiones porque hay elecciones presidenciales sobre todo y las fuerzas transnacionales que quieren adueñarse de Venezuela van hacer todo lo posible para frenar el carro de la revolución democrática y para poner a un lacayo y si no lo logran por las buenas van a tratar de hacerlo por otras vías, simulando cualquier cosa, un fraude electoral, por ejemplo ya están diciéndolo pues, no ya Chávez perdió y van a repetirlo un millón de veces todos estos dos años de distintas maneras, así que queridos oficiales, jefes y oficiales como se decía antes, yo los felicito porque esa designación que he aprobado corresponde y se corresponde con una carrera, la de ustedes, militar ya larga, ya de la mitad pa’lante ¿verdad?, una larga ya trayectoria profesional intachable, sino fuera así no estuviéramos designándolos para los comandos de tanta importancia, vayan a seguir demostrando lo que son ustedes, lo que somos los soldados venezolanos, a comandar, a liderar o liderizar y a seguir construyendo desde su espacio, desde su comando, desde su trinchera la patria nueva, con esta Constitución siempre en alto, eh, esta revolución que es absolutamente democrática, pacífica, pero que como siempre lo he dicho: es pacífica, pero no es desarmada, si nos buscan por las armas ahí están nuestras armas pero nosotros ni por comodidad ni por negligencia ni mucho menos, Dios nos libre, por cobardía estaríamos facultados para evadir una responsabilidad suprema aún a costa de que quede nuestra sangre regada por los caminos de la patria, Simón Bolívar lo dijo así: Venezuela nació en un vivac, y es verdad, la patria nació con sus soldados, cada soldado, cada uno de ustedes, cada uno de nosotros debe llevar a la patria, como decía un gran escritor venezolano, e las entrañas, la patria está en nuestras entrañas, nos palpita y nosotros palpitamos en el vientre de esa patria, así que les deseo éxito y espero verlos por allí demostrando lo que siempre han demostrado, ser soldados de este pueblo, luchando por la transformación de la Fuerza Armada, por la transformación de Venezuela, estamos en ese camino, de ser una colonia a ser una patria, en ese camino vamos y de ese camino, con la ayuda de Dios, nada ni nadie nos separará, que Dios los bendiga y los acompañe y que tengan muchos éxitos y felicitaciones señores oficiales. Patria socialista o muerte.

Asistentes ¡Venceremos! [aplausos].