07/11/2007. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Municipio Guacara, Estado Carabobo, Venezuela.

Inspección al Fundo Tacarigua II en tierras rescatadas del Eje Socialista Valle de los Tacariguas

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Compatriotas, quise venir aquí a inspeccionar y estoy muy contento señor Gobernador, un saludo desde aquí a todo el estado Carabobo, el señor Ministro, viceministra y demás altos servidores del Estado, ministros que me acompañan.

Hemos recorrido parte de esta área pues, y después de hablar con compatriotas que están allí trabajando ya la siembra de caraotas, que ya tiene que más de un mes esa caraota sembrada ¿verdad?, ¿aquí hay algunos de los compatriotas si que estaban allá? Claro y los muchachos de la reserva y la Misión Negra Hipólita.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hipólita, la reserva, Misión Miranda, Madres del Barrio también están aquí las madres del barrio.

Pues fíjense como... esto podemos tomarlo como un ejemplo, un ejemplo de las cosas nuevas que están comenzando a ocurrir en esta transición hacia el socialismo, ejemplos para comparar, para entender mejor, nada mejor que un ejemplo. Yo recuerdo la matemática, vamos a estudiar la raíz cuadrada, bueno viene una explicación, raíz cuadrada y después viene el ejemplo, raíz cuadrada de nueve, la más facilita ¿no? igual, todos sabemos que es un tres ¿verdad? ¡Ah! pero después vienen las más difíciles, las que son con decimales, con fracciones; te acuerdas Acosta Carlez, ¿tu y que eras un taco en matemática no? ¡Ah! Acosta Carlez y que era un taco, era en matemática, en matemática.

Allá está el lago de Valencia, el lago de Tacarigua, allá está el estado Aragua, mire aquellas montañas eso es Aragua, estamos en el corazón de este valle a muy pocos kilómetros del lago, de la costa del Lago, veníamos viendo la maravilla de este valle desde el aire y quisimos pararnos aquí porque yo tengo muchos años pasando por aquí, hasta viví por aquí cerca varios años, hasta que me llevó el huracán revolucionario, me arrancó de un lugar que yo hice mucho, como todo mundo quiere su hogar, su casa, su mujer, sus hijos, su siembrita; yo tenía una matica de mango y había sembrado, sembrábamos ahí unas maticas de caraota por cierto, en el patio, un patio muy pequeño, muy pequeño; pero ahí sembrábamos un buen tomate, sacábamos ahí pimentón, pimentón, ají; una matica de coco. Y aquello todo unas flores, las flores, las rosas, el pequeño jardín, era la maisantera, ese nombre le pusimos a ese sueño de uno siempre que es el hogar, pero ahí me arrancó el huracán una madrugada y bueno más nunca pude volver, pero en el fondo uno nunca se va, uno lleva en el alma esos recuerdos, andan con uno.

Así que yo quiero mucho este valle, mucho, mucho, mucho; esta ciudad de Valencia, esta ciudad de Maracay, esas montañas, ese lago, esa autopista, uno la lleva aquí y esos recuerdos pues.

Ahora, siempre desde que retorné ya como Presidente por estos lares, en una ocasión yo decía: Mira si en el patiecito de la maisantera sacábamos bueno bastantes tomates en un pedacito, frijoles de esos ¿cómo se llaman? Quinchonchos, etc., cómo es posible que tengamos ni una sola hectárea aquí abandonada en este valle tan rico, porque estas son tierras tipo I, tipo II, de las mejores tierras de Venezuela. ¿Qué profundidad?, ¿qué espesor tendrá aquí la capa orgánica Tatiana? A ver, más o menos.

Viceministra de Circuitos Agroproductivos y Agroalimentarios Tatiana Pugh De acuerdo a la información de que estamos hablando de que son suelos tipo I y tipo II, debemos estar hablando de prácticamente 60 centímetros, 80 centímetros de profundidad, hasta un metro.

Presidente Chávez Y en algunos lados puede ser hasta un metro, eso va variando ¿no?, ¿qué dices tú allá?, ¿cinco metros? ¡Ah! un metro, yo pensé que estaba exagerando, no pero un metro, si por ahí anda. Claro, porque esto es un valle ¿no? el efecto de las aguas, de las lluvias que van sedimentando la capa orgánica, la capa orgánica con tremenda masa de agua allí, el lago, agua a muy poca profundidad; a muy pocos metros hay agua. Y si no la hubiera en algunos lugares, bueno ahí está el lago para el riego, para buenos sistemas de riego, agua, tierra fértil y un pueblo. Miren ustedes, y así como ustedes, cuántas mujeres y hombres de distintas edades están capacitados y necesitados de trabajo productivo, trabajo productivo.

Miren, dentro del Proyecto Nacional Simón Bolívar, bueno lo económico es fundamental, nosotros necesitamos construir un nuevo tejido económico nacional, porque el capitalismo destrozó lo que Venezuela tuvo durante muchos años, muchos años. Aquí hubo, bueno un país que producía muchas cosas, la caraota es un ejemplo y la caraota es un plato típico, tanto así que está en el plato nacional ¿cómo se llama? El pabellón, bueno el pabellón, la caraota y como es que vamos a estar importando todavía a estas alturas tanta caraota.

Barcos y barcos y barcos, pero hasta el tope de caraotas tenemos que estar trayendo, ¡ah! pero cuál es la causa de eso, que estas tierras se abandonaron, abandonaron, el capitalismo, el capitalismo y sobre todo el capitalismo dependiente porque el modelo capitalista, bueno están los países como Estados Unidos, de un capitalismo vamos a llamarlo desarrollado —entre comillas— desarrollado, pero sí fue un fuerte modelo capitalista; pero nosotros, el papel nuestro en el capitalismo no es el de ser fuertes, no, el papel de los países dependientes en el capitalismo es como el de una persona que esté en terapia intensiva pues, tiene que tenerle la tubería, el aire, el oxígeno, el corazón con una máquina tal, transfusiones de sangre porque sino se muere; así estaba Venezuela en terapia intensiva, nos destrozaron las tierras, se abandonaron, el sistema productivo se acabó y entonces nos pusimos a depender sólo del petróleo, ese era nuestro papel.

Ahora eso tenemos que, transformarlo definitivamente, por eso hay que bueno recuperar hasta la última hectárea de tierra fértil que esté abandonada a lo largo y ancho del país y como yo le dije a... le he dicho siempre a los ministros y sobre todo el Ministro de Agricultura y Tierras, al Presidente del Instituto de Tierras; bueno nosotros no podemos irnos sólo a la frontera, sólo a la frontera, también hay que irse a la frontera; pero es que aquí mismo en el centro del país hay miles de hectáreas. Y yo de tanto pasar por ahí, fastidiar ministros, a Elías lo fastidie bastante, una vez hablamos por teléfono como una hora ¿te acuerdas? Porque yo venía de Valencia y a mi me gusta mucho andar por tierra, cada vez que puedo y sobre todo esta autopista, este paisaje me encanta. Veníamos de Valencia, pero era ya como la tercera vez que yo llamaba, mira por aquí voy; otra vez lo mismo y le echo siempre el cuento de la maisantera y tal, por aquí yo vivía y sacábamos no sé cuántos kilos de tomate, no puede ser y tal, hasta que entonces él me presentó el plan pues, primero un decreto, el decreto número 5.378, a través del cual, bueno hemos... he ordenado la intervención sobre todo este valle; 53.282 hectáreas; imagínense ustedes lo que esto significa en tierras tipo I y tipo II, no estamos hablando de tierras tipo VI o VII por allá en los llanos bajos de Apure, bueno que se inundan, no, aquí no se inunda nada; y además con una tremenda autopista por el medio y por ahí va a pasar el tren, sistemas eléctricos, agua, todos los servicios; dos grandes ciudades aquí, Valencia, Maracay, el corazón del país pues, esto vale oro, más que oro porque del oro no se saca caraotas; de la tierra se saca caraotas, y se va a sacar tomates, y después cada tres meses tu vas rotando; y sobre la tierra vivimos, amamos, soñamos y a ella pertenecemos; de ella venimos y hacia ella vamos, polvo eres y en polvo te convertirás.

Por eso es que la tierra no puede estar concentrada en pocas manos, y por eso es que la reforma constitucional le duele tanto a la oligarquía, porque en nuestra Constitución, el artículo del latifundio, el 307, fíjense que distinto, 307 dice así: “El régimen latifundista es contrario al interés social”. Esto es lo mismo o casi igual a la Constitución de 1961, es parte del momento político que vivíamos, el momento político, las constituciones son expresión del momento político que se vive, de un tiempo y de un espacio. Entonces, todavía no teníamos el grado de evolución política que hoy tenemos y todavía había mucha gente en nuestra fila capitalista, con grandes intereses. Yo recuerdo los debates sobre este punto, había gente incluso en plena constituyente que decía, no la constituyente no perdón, después cuando comenzamos a hacer la Ley de Tierras, esa Ley... me puse yo mismo a trabajarla, le dije a los ministros déjenme esa Ley a mí.

Bueno, la Ley de Tierras es mucho más avanzada que el artículo de la Constitución, pero la primera propuesta que a mi me hicieron, me hizo un grupo de expertos sobre la Ley de Tierras, era dejar tal cual la Ley de Reforma Agraria que hizo Rómulo Betancourt, con la excusa o más bien, la fundamentación de que esa Ley nunca se aplicó, que ahora había llegado el momento de aplicarla. Yo dije: No, no, no, así que nos fuimos por la vía revolucionaria, no de la reforma agraria adeca que nunca se hizo, ni reforma, ni nada.

Ahora, pero sin embargo en la Constitución quedó de una manera muy suavecita, muy suave, muy suave, muy tímida más bien, muy tímida, el planteamiento del latifundio. Fíjense como dice la Constitución: “El régimen latifundista es contrario al interés social. La Ley dispondrá lo conducente en materia tributaria para gravar las tierras ociosas”, cosa que tampoco se ha hecho nunca, porque ha sido bien complicado a la hora de establecer unas tablas de impuesto por hectárea, que si esto. ¡Ah! no, todo un enredo pues.

Ahora, he propuesto aquí cortar el nudo gordiano, ¿con cuántas palabras? Cuatro palabras: “Se prohíbe el latifundio”, listo. Se prohíbe, se prohíbe el latifundio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sencillito. Búscame ahí el artículo por favor Elías, el 273, la reforma. Se acabó el enredo aquél, que nos dejaron fue un enredo aquí, ¿para qué? Para con ese enredo marearnos y seguir protegiendo latifundios pues. Lo mismo pasa en el modelo económico, con los monopolios. Aquí está: “Se prohíbe el latifundio (luego se le agregó) por ser contrario al interés social. La República determinará mediante Ley, la forma en la cual los latifundios serán transferidos a la propiedad del Estado o de los entes o empresas públicas”, ésta es la propuesta.

Bien, por eso es tan importante esto, y por eso es que la oligarquía está desesperadita, se van a desesperar cada día más y nosotros alerta, ojo avizor, esperamos que ellos no se desesperen completamente, porque el que se desespera completamente se vuelve loco, que no se vuelvan locos, no se vuelvan locos.

Entonces, queríamos hacer esos comentarios. Ahí está Tatiana Pugh la viceministra; el general Freites ¿está? Freites Reyes, saludamos al General Comandante de la Reserva, Juan Carlos Loyo, el presidente del Instituto de Tierras, Luis Alejandro Martínez director de la Fundación Negra Hipólita del estado Carabobo y todos los compañeros y compañeras de Negra Hipólita. Batallón Productivo Socialista Simón Rodríguez de Tacarigua, del nuevo, este es un nuevo Centro Productivo Socialista Tacarigua, Tacarigua en honor a nuestros indios tacarigua. Señor general Clever Alcalá comandante de la Brigada Blindada, guarnición de Valencia, Alexis Rodríguez, general de Brigada de la Guardia Nacional, comando Regional 2; señores oficiales de la guarnición de Carabobo, de Valencia, soldados de la Fuerza Armada. Bueno a todos los saludo, invitados especiales; y ustedes trabajadores y trabajadoras de este fundo socialista pues.

Yo quería antes de irnos a una caravana, tenemos una caravana; no hay mucho tiempo aquí, ya van a ser las cuatro. Vamos a ir por Mariana ¿no es? Allá la gente de Mariana, el pueblo de Mariana espérennos que vamos para allá; ¿tú eres de Mariara? Mariara ese es un pueblo revolucionario pero completico, Mariana. Todo Carabobo es revolucionario y Mariara en verdad es uno de los pueblos que yo más recuerdo con la fuerza explosiva que hay en Mariara es impresionante; y luego de Mariara nos vamos a Maracay, una caravana por Maracay. Empezó el huracán bolivariano otra vez, estamos en la campaña, bueno rumbo al 2 de diciembre, rumbo al 2 de diciembre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Para que el pueblo apruebe esta propuesta de reforma que es imprescindible, para poder ¿qué? Avanzar en esta dirección, avanzar en esta dirección. Porque decía al comienzo, esto es un pequeño ejemplo como el de la raíz cuadrada, esto era bueno, supuestamente privado, mentira, no es privado, no es privado y está aquí demostrado pues; si hubiera... a mi me dicen, no que Chávez está expropiando tierras, me acusan, no, nadie expropia lo que le corresponde, el estado no puede expropiarse a sí mismo; estamos recuperando lo que es del Estado y al Estado se lo habían expropiado, ellos nos habían expropiado, y cuando digo Estado, me estoy refiriendo al pueblo; esto es del pueblo y es propiedad del Estado, es propiedad del pueblo a través del Estado; eso es lo que se llama y está previsto acá ahora, la propiedad social indirecta, que hay que multiplicarla por todas partes; este es un ejemplo.

Propiedad social directa, ese es el otro modelo, propiedad mixta, combinada entre el Estado, una comunidad, propiedad comunal, propiedad mixta entre propiedad privada y comunal, privada con el estado, es una fórmula bastante completa digo yo, sobre, o que nos va a permitir armar eso que hace un rato llamábamos el tejido productivo nacional.

Pero decía Acosta Carlez, este es un solo ejemplo, apenas un ejemplo, apenas un ejemplo. Imagínense ustedes el día que hayamos recuperado hasta el último metro cuadrado de toda esta extensión, porque por allá vimos unas matas de cambur, ¿cuántas hectáreas hay ahí sembradas de cambur? Hay varias hectáreas, pero es un cambur enfermo, eso hay que tumbarlo rápido, eso está enfermo; ahí están ven, cambur pichacoso, como el que tú tenías allá en el rancho, un rancho que tu tenías un cambur pichacoso, un rancho por allá en donde Felipe tenías unas tierritas, en el Calvario, unos cambur pichacosos.

¡Ajá! Esa tierra es como tipo IV, en el corazón de Guárico, cerca por allá de... Calvario, Calabozo, Palenque, la China por allá. Aja, ahora, allá está el Peaje ¿no? ese es el Peaje, ¿tú pintaste de rojo los peajes otra vez?

Gobernador del estado Carabobo, Felipe Acosta Carlez Rojo, rojito.

Presidente Chávez Rojo, rojito. Ajá, ahora entonces fíjense en base a este ejemplo, tierra que es del Estado pero en manos de ¿quién?, ¿cuál es el Estado? Bueno también lo dice la Constitución y lo ratificamos en la propuesta, un estado social, es un estado social, así que es del estado, pero está en manos de quién, ¿quién es el estado? El componente fundamental del estado es el pueblo. El estado desde el punto de vista jurídico, político tiene tres componentes, para que haya un estado tiene que haber por lo menos al menos tres componentes, uno, el territorio, dos la población y tres las leyes propias y la soberanía. Eso es un estado, digamos que esquemáticamente planteado, hay muchas otras implicaciones históricas, internacionales, reconocimiento internacional, etc. Pero cuando uno habla del estado venezolano, no es Chávez, ni es la estructura del Palacio de Miraflores, no, no, el estado, ni es una cosa por allá, o las sedes físicas del Tribunal Supremo de Justicia; no esas son las instituciones del Estado, pero la más poderosa institución del estado venezolano es el pueblo, el pueblo; ese es el componente, bueno eso es como el cuerpo humano, es la sangre o la savia en las plantas, el alma del estado, es y debe ser en un estado social el pueblo. Y cuando digo pueblo, ustedes saben compañeros de la Fuerza Armada que estamos incluyendo a la Fuerza Armada, a la Fuerza Armada, el pueblo, la Fuerza Armada, las distintas corrientes incluso corrientes políticas; cuando uno dice pueblo, uno está pensando cuando se habla del componente del Estado, en todo el pueblo y en un estado democrático por supuesto que es absolutamente válido, bueno que haya gente que piense distinto a quienes estamos gobernando. Nosotros los respetamos a ellos y queremos incorporarlos a todos; ¡ah! pero ellos deben respetar al Estado, deben respetar las leyes, deben respetar las instituciones, deben respetar al pueblo, porque si no, bueno ellos mismos se están marginando de lo que es el país, lo que es el Estado, de lo que es la vida nacional, la vida en ciudadanía; que es lo que pasa con algunos desesperaditos; que son una minoría y quieren aceptarlo.

Y no quieren aceptar las reglas del juego democrático. Vamos a elecciones, por eso, se me ha ocurrido hacer esta propuesta, para mí es imprescindible y yo sé que para la gran mayoría, para la gran mayoría del pueblo que la conoce, que por primera vez la ha discutido en toda la historia venezolana. Aquí se hicieron 100 constituciones, ustedes lo saben Alcalá, todos ustedes lo saben porque han estudiado la historia allá en la Academia, allá en la Efofac; 100 constituciones, jamás se consultó al pueblo para hacer ni una sola de esas constituciones, o para reformarla; ¿dónde la reformaban? En Miraflores, cuatro, o cinco personas o en unos bufetes por allá, o allá en el Congreso, ni transmitían por radio ni por televisión, nadie se enteraba de nada. ¡Eso era una democracia falsa!

Ahora, como yo he dicho, esta Constitución, esta Constitución para modificarle aunque sea una coma, eso tiene que ir a referéndum, y sólo el pueblo puede modificarla, como lo vamos a hacer, estoy seguro, a pesar de que los desesperaítos anden desesperaítos, a pesar de que anden buscando generales y traidores, y anden buscando de todo; andan haciendo de todo, andan desesperados, andan desesperados.

Ellos creen que a mí me van a... Claro, yo soy de carne y hueso, yo siento y padezco, igual que cualquiera, pero yo a estas alturas de mi vida por más sentires o padeceres que cargue por dentro, nada ni nadie me va a detener en el empeño y el compromiso con este pueblo. ¡Nadie!

Mi madre Elena, para poner un ejemplo (échame la bendición vieja), mi madre yo sé que jamás me va a traicionar, jamás. ¡No! No sólo es mi madre, es compañera, es leal, ha tenido coraje en los momentos difíciles, desde el 4 de febrero; así como la tuya y la de ustedes, los que la tienen viva, los que las tenemos viva, los que ya se fue, bueno uno recuerda a su madre, y cada una... La mía un gran coraje ha tenido. Así que yo (perdóname madre) la pongo por ejemplo a ella. Pero en el último supuesto negado que por alguna razón saliera mi madre en este momento, y mi padre, que es gobernador (los pongo a los dos, perdónenme), échenme la bendición, pongo el último extremo pues, que salieran ahora traicionándome; o mis hijos que salgan: Rosita, María, Hugo, que son los mayores de edad; los demás son... Rosinés pues es una niña, que salieran ahorita ahí toditos diciéndome: “Chávez, estamos contra ti”. Yo lloraría, pero yo seguiría batallando por el compromiso. Seguiría batallando.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Entonces nada ni nadie, bueno, sólo la mano de Dios, como dijo Maradona un día: “la mano de Dios”. Dios es... Sólo Él, sólo Él. Entonces es un compromiso, como decimos, bueno: ¡Patria, socialismo o muerte!

Asistentes ¡Venceremos!

Presidente Chávez ¡Venceremos!

Entonces lo que quiero, para concluir e irnos a la caravana, allá me dicen que estamos listos, fíjense, aquí tenemos un mapa. ¿Dónde está el mapa, Elías? El mapa más grande, que tú... No, el que tú cargabas, que veníamos viendo en el helicóptero. ¡Ajá, este es mejor!

¿Cómo hacemos para que ellos lo vean? Ponlo así. Fíjate, correcto. Fíjense ustedes, mira, nosotros estamos en este momento por acá, aproximadamente por acá por Guacara, cerca de Guacara, pues, y he aquí el lago, y aquí el eje, digamos el eje Valencia-Maracay; pero más allá, toda esta parte, aquí lo vemos en otra escala, aquí, Carabobo-Aragua; aquí está Los Teques, El Consejo, Maracay, Valencia para acá, voy a marcarlo de esta manera, y viéndolo en otra escala, con el lago como centro, yo estoy figurándome ya, prefigurándome, después que se apruebe la reforma y tenga la potestad de crear distritos funcionales, esto es ideal para un distrito funcional. Porque la división político territorial que tiene Venezuela hoy es eso, una división. ¡Ah! no, por aquí pasa la raya, de aquí para acá es Aragua, y de aquí para acá es Carabobo.

¿Ah? ¿Cuál es el cuento del túnel? Échamelo a ver.

Dama asistente El túnel de La Cabrera.

Presidente Chávez ¡Ah el de La Cabrera!

Dama asistente Que divide, es el límite entre Aragua y Carabobo, y durante muchísimos años hubo muchísima discusión con respecto a quién tenía la responsabilidad. Yo también soy aragüeña y conozco esta carretera...

Presidente Chávez ¡Ah!, ¿de Maracay eres tú?

Dama asistente De Maracay, sí.

Presidente Chávez Y entonces nadie le hacía mantenimiento...

Dama asistente Nadie le hacía mantenimiento.

Presidente Chávez Bueno no servían las luces, el asfalto, que si el sistema de...

Dama asistente De extracción de...

Presidente Chávez De extracción del humo, etc.

Lo mismo pasa con el pobre lago. Yo recuerdo, cuando teníamos en Aragua un gobernador nuestro, habrá que tenerlo pronto, pronto tendremos en Aragua un gobernador nuestro ¿no?

Asistente [aplausos].

Presidente Chávez Ya el próximo año será, el próximo año. El próximo año será.

Ahora, yo recuerdo que vinimos una vez por ahí al lago, inauguramos una planta de tratamiento. El de Carabobo, que entonces no eras tú, sino era la oligarquía aquella que gobernó Carabobo durante 12 años, 14 años, claro no asistía a esas reuniones, que después terminó siendo Frijolito.

Hay otros aspirantes a Frijolitos que han salido ahora, aspirantes a Frijolitos. Les calientan el ego, hay gente que con el ego le empiezan a decir: “No, tú eres más inteligente que éste, tú eres más bonito, éste es feo. Tienes la labia, tú le ganas”. Y se dejan llevar. Pobre, digo somos humanos pues, como dijo el filósofo del Zulia: “El canto de las ballenas”. ¡El canto de las ballenas! [risa] Entonces hay gente que oye canto de ballenas [risa]. Y se tiran por un barranco. Bueno, qué se va a hacer ¿no?, qué se va a hacer. Cuando han podido tener otro destino, otro destino. Cuando los caminos señalaban destinos distintos, posibles destinos. Cosas incomprensibles, misteriosas del espíritu humano ¿no? Pero así somos los humanos, a veces hay misterios en el espíritu humano, a veces impredecibles. Pero, bueno, a nosotros no nos queda sino continuar construyendo este camino, cada día con más vigor, con más fuerza, con más amor, con más entrega.

Ahora, entonces decía, una vez que tenga la potestad de crear por decreto, por decreto, como dice la propuesta, decreto en Consejo de Ministros, luego la Asamblea Nacional tendría que aprobar el decreto, y formamos un distrito funcional. Un distrito que abarcaría parte de Carabobo, toda esta parte, parte de Aragua ¿no?, y ya, en este caso son dos estados; y el lago quedaría en el corazón, el lago sería como el corazón del distrito funcional.

Yo estoy cada día más apasionado con esto, porque hasta ahora no hemos logrado, miren, hemos intentado, hemos intentado que si reunión de gobernadores.

Bueno, cuando tú ganaste yo le decía al gobernador de Aragua: “Bueno, vale por fin, por fin tenemos Carabobo, vamos a trabajar juntos. Y no, no ha sido posible. ¿Por qué? Porque entonces hay resistencias de aquí, sobre todo del lado de Aragua, hay equipos nuevos aquí en Carabobo, que ya no son nuevos ¿no?, hay cosas viejas, rivalidades, incluso rivalidades.

Yo recuerdo que entre Barinas y Guanare había una rivalidad vieja, o hay, ya eso casi se apagó, ya casi se apagó, y nació sobre todo en el deporte: “No, Barinas es mejor que Guanare. No, que Guanare es mejor que Barinas. Portuguesa”. ¡Eh! Entonces por distintas razones, a veces sociológicas, de falsos valores, falsos regionalismos, o intereses, porque a veces se filtran intereses económicos, detrás de los gobiernos, y tenemos que tener cuidado, y tú Acosta Carlez que llegaste aquí a gobernar Carabobo, bueno con una situación bien, es decir una oligarquía bien consolidada durante muchos años, siempre te digo y te lo vuelvo a decir, ojo pelao siempre, con caretas, fíjate lo que a mí me pasa.

Bueno, digo yo, parte de mi consuelo es Cristo porque yo siempre digo cuando me apuñalean por aquí que me duele, digo, bueno, si a mi Señor, tenía 12 apóstoles, y uno lo traicionó; qué me queda a mí que uno es una simple oveja ¿verdad? Y Él el gran pastor. El espíritu humano. ¿Qué llevó a Judas a vender a su maestro por 3 monedas?

Hoy me reuní yo con el emisario, varias horas, de Marulanda, y uno de los temas que hablamos, el de Bolívar, y hablamos de Córdova, un general colombiano, Córdova, José María Córdova. José María Córdoba era un brillante militar, ¿pero qué? Terminó traicionando a Bolívar, y vino un oficial y le cortó la cabeza de un sablazo al traidor, se alzó contra Bolívar, él pensaba que iba a capturar el espíritu de las masas. Hay un chiste en Colombia que dice que Córdoba era blanco, así como Acosta Carlez, un tipo alto así, tú sabes, bien parecido y tal, a veces se caen a cobas los bien parecidos, nosotros los feos, ¿cómo es que dicen las mujeres? ¡Ah! Las mujeres dicen el hombre es como el oso ¿no es?

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Entonces nosotros los feos tenemos nuestro secretico. Entonces los que se creen bonito y sacan pecho así y kilos...

Asistente ¡Upa cachete!

Presidente Chávez ¡Ajá! Entonces dicen que Córdoba era un hombre así de ese tipo ¿no? Y entonces un día y que estaba Córdoba y se miraba en el espejo, este chiste me lo echó allá en Hato Grande una de las damas colombianas que trabaja muy cerca del presidente Uribe, estábamos ahí conversando, y entonces Córdoba y que se veía en el espejo, general Córdoba, y que se hablaba él mismo, el ego era tan grande, el ego: ¡General Córdoba no te falta nada, lo tienes todo general Córdoba! [risa].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Y que entra un criado, el criado, digamos el ordenanza militar entra a traerle algo y entonces él y que le pregunta: ¿verdad que sí? ¡Al general Córdoba no le falta nada! Dice Córdoba, y viene el ordenanza y le dice: sólo le falta juicio mi general, sólo le falta juicio, un chiste de esos chistes históricos que vienen, era un hombre muy inteligente, pero se dejó llevar por el ego, y él pensó que llamando a rebelión contra Bolívar entonces se fue por allá por unos pueblos de Colombia, se alzó contra Bolívar y terminó decapitado, así terminó su vida el general Córdoba, ¿ves?

Pero digo, vengo de hablar en la primera reunión de varias horas, esta noche continuaremos, mañana, tratando de buscar el acuerdo humanitario en Colombia, no es fácil, no es fácil, pero bueno, quién dijo que iba a ser fácil ¿no?

Entonces vengo de conversar esto y vamos a la caravana. Pero comentábamos sobre esta situación de la reforma, y yo explicando algunas cosas, intercambiando sobre ideas políticas, y yo le comentaba a este emisario de Manuel Marulanda Vélez, la emoción que sentimos nosotros, y cada vez que estudiamos más la propuesta de reforma, el Distrito Funcional, Aragua y Carabobo con el lago como corazón, habrá que definir luego los límites exactos, puede agarrar varios municipios de Carabobo, y puede agarrar varios municipios de Aragua, y el lago en el centro, vamos a darle vida a ese lago ¿ves?

Ahora, una vez hecho el municipio funcional, debemos elaborar un proyecto especial de desarrollo para el Distrito Funcional, ya no será sólo esta extensión de tierra, no, porque cuando se decrete el Distrito Funcional el gobierno nacional y los gobiernos locales estarán obligados, empezando por el gobierno que yo dirijo, el gobierno central, a venirse sobre el Distrito Funcional con todos los recursos posibles, y ustedes, el pueblo que aquí habita participar, ¿para qué? Para levantar al Distrito Funcional y convertirlo en un Distrito modelo, en un modelo, esa es la idea de fondo, decretar en todo el país a lo mejor 20 Distritos Funcionales, y levantarlos en el más corto tiempo posible, y eso va a ayudarnos al desarrollo integral.

Aquí habrá que, yo le decía, por ejemplo a Acosta Carles, ahora lo comentábamos, miren, me imagino yo en esa loma larga que está ahí una terraza y unas viviendas ¿ves? Porque en vez de estar haciendo las viviendas aquí en el valle, no, esto es para sembrar, y allá va a ser más fresco, y una vista maravillosa, ya yo me lo imagino, y algún día Dios mediante vendremos a inaugurar tremenda comuna, una comuna, y otra más allá, y otra más allá, y pequeñas zonas industriales y el tren pasando por allí, y hay que sanear ese lago y hacer un sistema de riego, y la Fuerza Armada junto al pueblo, batallones productivos, la milicia bolivariana, los consejos comunales atendiendo a cuanta persona necesite, no debe haber en el mediano plazo ni una sola persona viviendo en la miseria o en esa pobreza extrema que tanta gente vive todavía.

No debe haber en ese Distrito Funcional ni una familia que no tenga su vivienda propia, ni una sola escuela que no sea Bolivariana, ni un solo joven que no tenga liceo, que no tenga universidad. En fin, el Distrito Funcional y esa es una de las estrategias esenciales contenidas en la reforma, y a la que hemos llamado la nueva geometría del poder, es para levantar la región y para unir al país, como anoche decíamos en el Poliedro. Los Distritos Funcionales serían, digo yo, como una bisagra además para unir las regiones del país; en este caso esta región de Carabobo y aquella de Aragua que la picaron en pedazos, cuando es una sola región, es una sola región económica, social, política; el lago lo picaron en dos, una parte de Carabobo, y entonces nadie le para al lago, al pobre lago, nadie, ni el gobierno central le hacía caso, y vean ustedes los graves problemas que se vinieron ocasionando en el lago, primero y que se estaba secando, a algún genio se le ocurrió desviar el río Cabriales y echárselo al lago, y luego entonces el lago perdió el equilibrio pues, perdió el equilibrio, ahora estamos tomando todas las acciones para que recupere su equilibrio.

¿Qué decías tú?

Asistente Aragua y Carabobo, hasta el lago está picado.

Presidente Chávez Sí, aquí está el lago lo picaron, el lago está picado, no, este pedazo es del municipio tal; vamos a conservar los municipios; eso es como la mano, cada dedo es cada dedo, pero tiene que estar unido, si tú lo despegas ya no es mano. Así pasa con el territorio, la nueva geometría del poder son las Provincias Federales que será la agrupación de varios estados. Aquí en el centro hay que hacer una provincia, Carabobo, Aragua, Cojedes, una provincia central, puede ser parte de Guárico, parte de Miranda, una provincia, no sólo sea sumatoria de estado sino incluso parte de otros estados, una provincia, y a lo mejor yo nombro un vicepresidente para la provincia, ya habrá que buscarle un nombre, la Provincia Tacarigua, por decir un ejemplo nada más, una provincia central, y entonces un vicepresidente, pero no que esté en Caracas, allá en Miraflores, o al lado de Miraflores, aquí pateando, caminando, recorriendo, pasando revista, hablando con el pueblo, con los gobernadores, con los alcaldes, con los muchachos de la Fuerza Armada, etc., un Vicepresidente en batalla y que agarre un teléfono tal, mira Presidente aquí estoy en tal parte, le mando estas informaciones, este problema aquí de las comunidades, será de una gran ayuda para todos, para los gobernadores, para los alcaldes, para el pueblo, para mi como Presidente.

Es un nuevo sistema de articulación del Estado. La oposición, claro que de mala fe, algunos quizás por ignorancia, andan diciendo que la propuesta es para debilitar a las regiones, vaya que torpeza, cómo debilitar a las regiones, es para fortalecer a todo el país, todo, fortalecer a Carabobo, fortalecer a Aragua a través de la integración, a través de nuevos proyectos a los que se me ha ocurrido llamar misiones territoriales.

Hasta ahora las misiones han sido misiones sociales que abarcan todo el país, la Misión Barrio Adentro abarca todo el país, la Misión Madres del Barrio también, la Misión Negra Hipólita; son misiones nacionales. Ahora, cuando decretemos con el favor de Dios y la decisión del pueblo la provincia central o el distrito funcional Tacarigua por ejemplo, ahí estaremos obligados, incluso yo con esto me echo más carga encima, pero bueno esa es mi tarea, porque yo mismo me voy a obligar, cuando firme el decreto; decreto tal en Consejo de Ministros el distrito funcional Tacarigua entre los límites de tal y tal, y tal y tal, etc., estaré yo mismo obligándome y a mis ministros, y al gabinete y a todas las instituciones del Estado, a elaborar la misión territorial correspondiente; una misión pues, una Misión Tacarigua y esa misión tiene que abarcar bueno los planes para la solución de toda la problemática social, económica, sobre todo la socioeconómica pues que haya en ese distrito funcional o en esa ciudad federal, o en ese municipio federal.

Porque también en la Constitución si ustedes la aprueban y tengo fe en que sí se va a aprobar por una gran mayoría, que hay que ir a votar, llamemos a todo el mundo a votar; los que quieran votar por el no, bueno vayan también a votar por el no; eso sí, que respetemos los resultados, porque no es que después si gana, si gana el Sí, que yo creo que va a ganar el Sí corrido, no, fraude nos robaron y no sé qué más, un... no, no, que respetemos los resultados.

Asistentes [consigna].

Presidente Chávez ¡Eso!, ¿esas son las Madres del Barrio? Un beso.

Bueno, yo quería hacer estas reflexiones, esta pequeña reunión aquí en el corazón de ¿cómo se llama? El Fundo Socialista Tacarigua. Los felicito, sé que aquí hay bueno un grupo grande de trabajadores, trabajadoras, aunque estamos en zonas urbanas del campo, la ciudad y el campo, un grupo de técnicos, me conseguí por allá a una compañera, una compatriota que es ingeniera agrónomo, trabajando. Todos esos compatriotas de la Misión Negra Hipólita rehabilitándose, bienvenidos a la vida, al trabajo y no se vayan a rendir muchachos no se rindan; vamos a la vida como me dijo uno que venía de Mérida, buscando vida. Allá está, que me dijo, vengo de Mérida buscando vida. Bueno llegaste a la vida viejo.

Bueno ésta es la vida, la vida del trabajo, la familia. Ustedes son candidatos número 1 para el pueblo que vamos a hacer allá arriba, para que tengas ahí a tu mujer, los hijos y el trabajo aquí mismo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Allá mismo al lado, podemos hacer una pequeña zona industrial, el centro de acopio para llevar los productos, para procesarlos, para limpiarlos, para empaquetarlos, procesarlos y luego distribuirlos. Eso sí, es producción bueno para ayudar, a los más débiles. Que si vamos a vender la caraota, bueno sí, pero no a los capitalistas, que van luego a revenderlas a intermediarios y a sacarles los ojos al pueblo; no, distribución directa, al costo. Aquí no estamos para hacernos millonarios a costa del hambre de los demás. Esa es la diferencia, gran diferencia entre el capitalismo que es un sistema perverso, a través del cual... bueno como aquí ocurría pues, estas tierras que son de todos nosotros, estaba unos señores, una empresa privada, no que eran de ellos, mentira no tienen título, produciendo malamente —además— pero era para ganarse ellos todo, y tenían unos esclavos aquí porque eran esclavos, explotados, condenados a la miseria para toda la vida.

Estamos liberando la tierra y con ella liberando al pueblo y creando la patria nueva.

Estas son señales, así como la caraota se siembra y va retoñando, aquí está brotando la patria nueva, la patria socialista, democrática, profundamente democrática; la patria bolivariana.

Bueno muchas gracias pues y buenas tardes a todos. Vámonos a la caravana en Mariara y en Maracay.