14/05/2008. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Teatro de la Academia Militar de Venezuela, Fuerte Tiuna, Caracas, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Lección Magistral del Comandante Presidente Hugo Chávez Proyecto Nacional Simón Bolívar: La independencia de la Patria y por qué el socialismo

Periodista ...Proyecto Nacional Simón Bolívar: La Independencia de la Patria y ¿por qué el socialismo?

Presentador Acompañan al ciudadano comandante presidente Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Bolivariana, al podium para iniciar la lección magistral.

Presente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Claro que la prevención no es que haya pescado. No, no, no, no vayan a pensar aquí... buenas noches.

Asistentes Buenas noches.

Presidente Chávez Compañeras y compañeros, el alférez de prevención ¿dónde está?

Alférez de prevención Ordene mi Comandante en Jefe.

Presidente Chávez Ajá, aclaro no vaya a quedar la mala fama del alférez de que pescó con el Presidente, más bien pido un aplauso para el alférez y los cadetes de la prevención.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Que me recibieron allá con honores.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Sólo que yo pensé que mejor en vez de estar en la prevención lo cual es un puesto muy digno para un centinela en la puerta de entrada imagínate...

Periodista de VTV ...Esta lección magistral, del Comandante Hugo Chávez denominada Proyecto Nacional Simón Bolívar: La Independencia de la Patria y ¿por qué el socialismo? Esta lección magistral que se le dicta a los estudiantes del instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional Gran Mariscal de Ayacucho Antonio José de Sucre y que se lleva a cabo a esta hora, desde el teatro de la Academia Militar de Venezuela.

Presidente Chávez ...Comandante del comando estratégico operacional, oficiales del estado mayor presidencial, contralor general de la Fuerza Armada, jefe de estado mayor de la defensa inspector general de la Fuerza Armada, a todos ustedes y especialmente al director del Instituto de Altos Estudios para la Defensa el general de división Freddy Perdomo Castellanos, de nuestro Iaeden. Saludo con especial deferencia a todo su personal de planta, sus profesores, miembros del cuerpo académico, trabajadores, obreros y a ustedes los cursantes de las maestrías y especialidades en seguridad, defensa, altos estudios de la defensa nacional. Siempre, siempre yo en verdad como lo ha dicho el general Perdomo he dado especial atención a nuestro Instituto de Altos Estudios y a su proyección, a su permanente progreso, ascenso, mejoramiento en todos los... en todos los ámbitos y yo les felicito porque tengo constancia de que el Iaeden de hoy ha mejorado de manera radical en relación con un instituto que siempre tuvo un buen nivel y un gran prestigio. Pues le felicito compañeros de armas, ciudadanos, ciudadanas cursantes, estudiantes por decirlo de esa manera, profesores, director, personal académico.

Bien me han invitado pues a lo que se llama una clase magistral, no pretendo que sea tal, clase magistral, ¿creo que están transmitiendo? Estas palabras pero no vamos a transmitir, creo que no vana a transmitir todo lo que yo voy a señalar sólo, sólo desde aquí desde el Teatro de la Academia Militar pues, un saludo a todo el país nacional, a todos nuestro compatriotas.

Yo vengo, vengo llegando ahora cuando caía el Sol de una recorrida, andaba de recorrida, haciendo una recorrida hacia el sur. Ustedes saben que nos visita desde ayer, desde ante noche mañana por la tarde partirá un buen amigo, un buen hombre, un buen líder socialista europeo, un joven líder socialista europeo hoy primer ministro del Gobierno de la República Portuguesa, José Sócrates, un hombre de menos de 50 años tiene José Sócrates y hoy al frente del gobierno de Portugal y entre ayer y hoy hemos sostenido unos encuentros muy productivos y le invité a conocer la Faja del Petrolífera del Orinoco, donde he invitado a una buen número de jefes de gobierno y jefes de Estado que nos han visitado Lula Da Silva, estuvo con nosotros allí también presidente de Brasil, hace poco estuvo el presidente Bielorrusia Alexander Lukashenko, presidente argentino Néstor Kirchner el ex presidente argentino, un conjunto de compatriotas, amigos presidentes, Evo Morales, Rafael Correa, altos dignatarios del gobierno chino, del gobierno ruso y yo antes de entrar en cualquier disquisición teórica provocación muy grande en estas circunstancias de estas palabras, esta charla al Iaeden y a los señores oficiales, invitados especiales a quienes saludo con especial cariño de compañeros, oficiales de la guarnición de Caracas, cadetes... otra voz, cadetes de la Academia Militar, de la EFOFAC, de la Escuela de Aviación, de la Marina... no vinieron los de la Marina, bien, sentarse.

Cadetes, personal docente ahora pueden quedarse sentados señores cadetes, cadetas, de nuestros institutos de estudio, escuelas superiores, etc. Voy a comenzar por allí por esta visita que hemos hecho hoy a la Faja Petrolífera del Orinoco, para graficar con esta experiencia muy, muy bonita del día de hoy porque además luego de despedir a Sócrates ahí en la... en el corazón del bloque Boyacá, el bloque Boyacá, comprende parte del estado Guárico, el sur del Guárico, él retornó a Caracas pero yo me fui con el equipo más cercano nos fuimos al Orinoco. De donde estábamos perforando, comenzando a perforar un nuevo pozo petrolero allí, al Orinoco en línea recta aproximadamente 50 kilómetros de tomamos de referencia un río que cruza el Guárico casi completo de norte a sur y desemboco en el Orinoco al frente de Caicara del Orinoco al lado de Cabruta, volando a 500 pies, vuelo maravilloso para ver los detalles del terreno y la inmensidad de aquella sabana y de aquél río, el soberbio Orinoco. Luego le dimos la vuelta en una inspección al tercer puente que se construye -ustedes saben- entre Caicara y Cabruta, maravillosa obra, portentosa obra, yo que soy un permanente auto crítico le decía a mis compañeros en el helicóptero: Vean el pueblo venezolano no ha visto esto porque todavía estamos en deuda con una eficaz permanente, eficiente táctica y estrategia comunicacional y a veces nos quedamos en lo clásico y poco mostramos las obras, el avance del país es un puente incluyendo, incluyendo un viaducto largo, largo a ambos lados al norte, Guárico y al sur el estado Bolívar aproximadamente cinco kilómetros y ya están ahí las... ¿cómo se llama? Las pilas ¿no? y un intenso trabajo de maquinarias, camiones y por supuesto hombres y mujeres allí haciendo una obra portentosa.

Hicimos una inspección, estuve tentado de aterrizar pero vi el reloj, no hubiese llegado a tiempo aquí porque si aterrizo me pongo a caminar a lo mejo cruzo el río. Yo soy muy de río más que de mar, soy de río y además se trata del Orinoco, luego le dije al capitán piloto le dije: Vámonos sobre el río, yo nunca había visto la desembocadura del Apure en el Orinoco, dije quiero verla, ¡qué maravilla! ¡qué maravilla! Allá donde el legendario río Apure entrega sus aguas al padre río Orinoco y luego nos vinimos sobre el Apure hasta San Fernando tierra maravillosa, mágica, con un potencial gigantesco para el futuro es un país virgen, prácticamente virgen ese gran país que tenemos, es la Venezuela, bueno, así como decimos Barrio Adentro, Venezuela Adentro, Venezuela Adentro vamos por ella y con ella hasta la médula para desarrollar todo el potencial, infinito que tiene Venezuela.

Bien de esa recorrida, de centenares de kilómetros del día de hoy, venía pensando bueno, a los cursantes del IAEDEM y a los oficiales, generales, superiores, subalternos, cadetes, esta noche yo voy a en vez de entrar en -como ya he dicho- disquisiciones teóricas ¡no! lo práctico. Una Revolución tiene que ser algo muy práctico, uno de los errores en los que cayeron muchos intentos revolucionarios, en los siglos que han pasado es que se quedaron muchas veces en lo teórico, mucha elaboración teórica pero poca práctica, se requiere un gran esfuerzo dialéctico de teoría y praxis y es la praxis definitivamente, bueno, lo que hace o no hace una revolución, es la praxis transformadora la que cambia una realidad, una situación a otra.

Yo le comentaba al primer ministro Sócrates mirando el mapa lamentablemente aquí no tenemos cómo proyectar un gran mapa, pero ustedes lo tienen en la mente, lo que no, lo que no creo tengan en la mente deberíamos tenerlo todos, es la configuración de la Faja Petrolífera del Orinoco. Les voy a hacer llegar y encomiendo al jefe de la Casa Militar le haga llegar a los cursantes información en una carpeta sobre la Faja Petrolífera del Orinoco.

Cuando yo era Cadete, de esto ya hace más de 30 años, por cierto este libro me acompaña desde entonces, libro que ha sobrevivido huracanes, prisión y estos caminos pues, Perú socialismo militar de Juan Aguilar Derpich y una foto aquí de aquél general peruano que fue presidente del Perú, un revolucionario Juan Velasco Alvarado y de Fidel Castro cuando le visitaba por aquellos, aquellos meses del año 1971, yo estaba ingresando a la Academia Militar, este libro fue publicado aquí en Caracas en 1972 y siendo yo brigadier lo conseguí por allí en alguna librería y desde entonces me acompaña, uno de los pocos libros de aquellos años que yo he podido conservar. Una interesantísima experiencia que vivió América Latina en estos años y el Perú de manera particular y por coincidencia o por, por cuestiones del azar al año siguiente siendo yo alférez, fui seleccionado no era yo del grupo de los rangers tampoco era Lucas Rincón Romero que levantaba la pierna a 200 grados ¡no! o ¿cómo se llama el general? Mata Figueroa, levantaba la pierna también 180 grados, Bellorín Ángel también levantaba la pierna muchísimo ¿ah? Sin gancho ni nada, Ángel Bellorín, pero yo no era rangers era promedio, cadete promedio, rangers le llaman aquí a -ustedes saben- a los que tienen algún problema con el orden cerrado, etc. Así que ¿hay rangers aquí todavía? Ya no debe haber, se oyen los rumores por allá atrás.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Entre la muchachada, bueno, fuimos seleccionados, seleccionados un grupo de alfereces, el alférez mayor de mi promoción, buen amigo, Alcides Rondón Rivero, los alfereces auxiliares Dumas Ramírez Marquines, Vera Méndez un maracucho ¿te acuerdas de Vera Méndez? El maracucho, él pidió la baja después cuando era teniente, era buen cadete, fue buen oficial, Vera Méndez, Dumas Ramírez, el alférez mayor, el otro alférez auxiliar era cara ‘e guante ¿te acuerdas de cara ‘e guante? [risas] cara ‘e guante y un grupo de alfereces, una escolta pues, fue una escolta y entre ellos a mí me seleccionaron, así que fuimos al Perú en diciembre del año 74 era la celebración de los 150 años de la Batalla de Ayacucho y estaba en plena marcha la Revolución Nacional Peruana y a mí nunca se me olvidará una noche que nos llevaron al palacio de gobierno el propio general Juan Velasco nos saludó uno por uno a los cadetes venezolanos, Lucas Rincón Romero andaba ahí pero era subteniete, estaba recién graduado, estaba en la compañía 24 de junio, fueron también, fue también una unidad de la compañía de honor 24 e junio y luego nos entregaron un librito así como éste, idéntico sólo que éste es nuestra Constitución aquél libro que yo conservé toda mi vida hasta al 4 de febrero, lo cargué toda mi vida, luego se perdió el libro, no lo he conseguido todavía, no pierdo esperanza de conseguirlo en algún sótano del DIM, de la Disip por ahí ¿no? donde he conseguido ¡todavía se consiguen papeles míos por ahí! en unas cajas.

Bueno, hecho prisionero me quitaron todo lo que tenía en casa, en el comando del batallón y se llevaron mi librito, el librito se llama “La Revolución Nacional Peruana” y extractos de discursos de Juan Velasco Alvarado, lamentablemente al poco tiempo enfermó el general Velasco, murió, tuvo que salir del gobierno y un general que era el segundo de abordo Morales Bermúdez, entonces muerto Velasco, comenzó a desmontar la revolución, y entonces vino la contra revolución peruana, todo el esfuerzo de Velasco, nacionalizó el petróleo, nacionalizó el gas, nacionalizó las minas, nacionalizó, era un proyecto socialista, la reforma agraria más profunda del siglo XX en América Latina la adelantó el general Velasco Alvarado, luego todo eso fue desmontado por la oligarquía peruana, la misma que odia a Bolívar, la misma que odia a Sucre, me quise traer el libro, por cierto, fíjense este discurso de Velasco Alvarado, del 20 de marzo de 1.970, voy a leer aquí, el general Velasco Alvarado frente a un grupo de alta y media oficialidad congregada de todo el país en representación de las diversas zonas militares les dijo lo siguiente; leo la frase de Velasco: “Luchar contra los males seculares del Perú, suponía necesariamente romper las estructuras que les dieron origen y acabar para siempre con el poder de una plutocracia, envilecida y corruptora, pero también esto suponía ganar para la fuerza armada el odio implacable, la dura incomprensión, la (Interrupción de VTV) argumentación fraudulenta y eso va dirigido también a la fuerza armada, porque la derecha venezolana está buscando militares para dar otro golpe, ahora, entre otras cosas, ustedes deben saber compañeros de la fuerza armada, donde andan los militares de Altamira, dónde andan, quién ahora se encarga de ellos, de atenderlos, o de darles, de ayudarle, muchos perdieron la carrera, ilusionados, manipulados, engañados y después estos politos, estos politiqueros de oficio se olvidan de ellos, se olvidan de ellos, les dan la espalda, los utilizan, y después que cada quien haga lo que pueda por su propio camino, yo sé de algunos de ellos, incluso algunos han enviado mensajes, déjenme decirles que hasta por teléfono, porque yo no guardo aquí odio, a estas alturas de mi vida yo soy incapaz de odiar a nadie, gracias a Dios. Y por allá están algunos viviendo en Centroamérica, algunos mandan mensaje y un día alguien por teléfono, mira que te quiere saludar alguien, que fue muy amigo de aquellos tiempos, de cadete, teniente, capitán, por allá por Centroamérica y de inmediato qué tal cómo te va, la mujer, los muchachos, los nietos, y allá andan por Centroamérica, algunos, otros en Estados Unidos, otros en el caribe, otros por aquí, pues estos politiqueros de oficio de la cuarta república andan tratando de nuevo de pescar lo que ellos mandan militares descontentos, y algunos militares retirados de las filas activas se prestan para el juego, alguno incluso, alguno de ellos que no nombro, pero ustedes saben a quien me refiero, destrozando todo lo que fue, durante toda su vida, sin vergüenza y pudor de ningún tipo, destrozándose así mismo pues, el poder de manipulación, los canto de ballenas como dice el filosofo del Zulia, a veces penetran por los oídos de alguna gente y les hacen perder todo valor, todo respeto, toda lealtad, todo sentimiento, el ser humano, insondables, insondables abismos a veces, en el alma humana, pero claro que del alma humana brota precisamente la esperanza humana. entonces se repiten los llamados a la fuerza armada, los ataques al ministro de la defensa, los ataques al alto mando militar, para tratar de minar la unidad, de la fuerza armada, para tratar de romper su unión, el bloque monolítico que hemos venido conformando, y uno de los argumentos fraudulentos precisamente tiene que ver con esta tesis de que yo estoy violando la constitución, de que el Presidente está violando la constitución porque está metiendo de contrabando así dice en la reforma contra la cual votó el pueblo, bueno hay que recordar que perdimos el referéndum del dos de diciembre por un podrido, un flaicito detrás de primera, pero bueno si ellos quieren decir que es una gran victoria allá ellos, yo les recomendé que supieran leer esa victoria, y nuestra derrota, pero bueno ellos se valen de esto para tratar de confundir a la opinión pública, no, el Presidente está introduciendo de contrabando la reforma que fue rechazada por el pueblo, está tratando de introducir el socialismo cuando el pueblo dijo no al socialismo. Miren, este proyecto que está aquí, el proyecto nacional Simón Bolívar, fue la base fundamental de mi campaña electoral presidencial del 2006, con estas ideas recorrí el país, y le dije muy claramente a los venezolanos, vamos por el camino del socialismo, lo dije un millón de veces, en entrevistas de televisión, de radio, en foros, en pequeñas concentraciones, en grandes concentraciones, todo el año 2006 durante la campaña electoral fue un año de nuestra parte, de parte nuestra y yo me encargué de ello de definir con la mayor claridad las siete líneas estratégicas fundamentales del primer plan socialista de la nación, aquí está, incluso lo teníamos antes de sacarlo en forma de libro esta carpeta programa de gobierno, el programa de gobierno del candidato Hugo Chávez, del año 2006, con las líneas fundamentales, aquí está, programa de gobierno septiembre de 2006, lanzamos este programa de gobierno, contra el programa del filosofo de las ballenas, el programa del filosofo era la tarjeta mi negra, ese era todo su programa, mire qué opina usted de la economía del país, tarjeta mi negra, cómo se va a solucionar el problema de la vivienda, la tarjeta mi negra, mire y la salud, la tarjeta mi negra, y la fuerza armada y tal, la tarjeta mi negra, ese era el programa de gobierno del gran filosofo del Zulia, que ahora parece que se va a lanzar de candidato a alcalde, lo cual es un puesto muy digno señor alcalde. Bien, aquí están las siete líneas estratégicas que luego fueron desarrolladas, desarrolladas en el proyecto presentado por el gobierno, por el nuevo gobierno que se instaló en enero de 2007, fue presentado a la asamblea nacional, como manda la constitución, la asamblea nacional después de un debate aprobó el proyecto, así que es ley de la república, en el marco de esta constitución.

Yo les digo esto para que nadie vaya a caer por inocente, y para que lo digamos sin complejo de ningún tipo, yo lo digo y pongo por delante mi ética política porque yo me muevo en la política con la ética por delante, ayer me recordaba el primer ministro Sócrates, el me decía bueno a ti te llaman dictador y resulta que fíjate lo que hiciste Chávez que mucha gente no te lo reconoce, el referendo del dos de diciembre, una diferencia micrometrica, y yo fui el primero en decir acepto la derrota, ustedes recordaran al presidente de los Estados Unidos que no aceptó su derrota, y Estados Unidos duró más de un mes como dos meses en tensión, que no se sabia quién era el que había ganado y al final ganó por fraude el actual presidente George Bush, un fraude que se demostró, sobre todo en la Florida, donde era gobernador su hermano, el presidente de los Estados Unidos ganó las primeras elecciones, la segunda no tengo ninguna evidencia pero el mundo vio un fraude y al final, fíjense ustedes, al final, fue, fueron los jueces los que decidieron que había ganado el que sacó menos votos, porque el sacó menos votos que el otro candidato que se llama el señor Algort, que era el vicepresidente de Clinton, esa es la democracia que hay en Estados Unidos, cuál democracia, eso si es una dictadura, sólo que tienen una gran maquinaria mediática, y entonces termina Hugo Chávez siendo un dictador y George Bush, el campeón de la democracia y de la libertad, es lo que dice Eduardo Galeano, la historia del mundo al revés, pero yo sólo quería recordar esto, a todo el país porque continúan las manipulaciones, ahora la manipulación tiene un objetivo, no que el Presidente está metiendo de contrabando la reforma que fue rechazada por los venezolanos, porque miren la decisión que tomó y miren la otra decisión que tomó, no hay ninguna decisión que yo haya tomado, ni haya ninguna que de las que me toca tomar en el futuro que no esté enmarcada en la constitución bolivariana, pero ellos insisten en ese desarrollo fraudulento del tema para qué, para decir bueno, como el está dando un golpe de estado permanente, es valido darle un golpe de estado, esa es la línea estratégica, que han comenzado apenas a desarrollar, como parte del plan imperialista para frenar esta revolución, para derrocar a nuestro gobierno, alerto al país sobre esto, alerto a la fuerza armada sobre esto, alerto al pueblo sobre esto, y a todos los sectores de la vida nacional.

Bien, el programa de gobierno del candidato Hugo Chávez, las siete líneas estratégicas para el proyecto nacional Simón Bolívar y la Venezuela socialista, ustedes saben cuales son, sólo las voy a mencionar, la primera, la nueva ética socialista, de esto hablé durante toda la campaña electoral, la segunda línea estratégica, la suprema felicidad social, frase tomada de Bolívar el padre de la patria, en su discurso de Angostura, la tercera línea estratégica en lo político, la democracia protagónica revolucionaria. La cuarta línea estratégica el modelo productivo socialista. La quinta, la nueva geopolítica nacional, la sexta, Venezuela potencia energética mundial, y la séptima la nueva geopolítica internacional y aquí está el desarrollo de todas esas líneas, de las siete líneas, de cada una de ellas de las siete líneas estratégicas del programa de gobierno del candidato Hugo Chávez, así que, con la ética como bandea yo lo digo, y lo repito y lo repetiré siempre porque estoy afincado en la más grande verdad, los que votaron por mi, en diciembre del 2006 votaron no sólo por Hugo Chávez, porque aquí no se trata de votar por un hombre, o por una mujer, o por un nombre, o por una canción, o por un pitico, como antes ponían, me acuerdo un pitico, Piñerua, se acuerdan ese pitico, los que son ya, que tienen más de 50 años, eran unas consignas, Piñerua, y cuál era la otra, la de Lorenzo, una canción de Lorenzo Fernández, ustedes estaban muy pequeños, yo me acuerdo hasta la música, “Lorenzo es el próximo presidente, porque Venezuela siente que con Lorenzo seguirá, la alegría y el bienestar, por muchísimo más tiempo, vota verde con Lorenzo, que con Lorenzo la paz seguirá”, Lorenzo, esa era las campañas electorales, a uno se le quedaban gravadas, los piticos, las consignas, no, no, yo desde que soy candidato, ustedes deben recordarlo, compañeros de armas, ustedes la mayoría me conoce. Cuando yo salí de la cárcel miren, primero que la cárcel, fueron dos años de escuela, ahí está el comandante Castro Soteldo, le saludo con especial recuerdo y cariño compañero, la cárcel fue escuela, no sólo escuela humana de acerar espíritus sino escuelas para estudiar, teoría, política, economía, yo siempre recordaré a un coronel, un viejo coronel que estaba ahí en Darfa, cuando yo salí de la cárcel bueno, vine al Ipsfa a sacar mi carnet, vine a buscar mi pistola que me la quitaron el cuatro de febrero, mi arma de reglamento, un derecho de un oficial retirado, y viene un coronel allá en Darfa y me llama ven acá Chávez, y me regaló un libro, y me dijo, yo que tu esa pistola la metería en una caja fuerte, en un baúl, olvídate de eso Chávez, ahora lo tuyo son los libros, estudia Chávez. Mi general Pérez Arcay, por ahí está, maestro, me mando no sé cuantos libros, a la cárcel, y cuando salí me espero con una caja de libros, y no sé si el gastaba su sueldo, su pensión de militar retirado todo los meses en la librería el incendio allá en el Ipsfa y en otras libreras porque todos los meses eran libros, pero cerros de libros, estudia, estudia, la política, la economía, la sociedad, porque el siempre me dijo tu vas a ser jefe de estado, la visión de un hombre como el, yo no pretendía ser jefe de estado, yo salí a correr por los caminos, pero el siempre me decía, tu vas a ser jefe de estado, tienes que serlo además, y tienes que ser un buen jefe de estado, tienes que ser un cadete jefe de estado, así me lo ah dicho siempre, nunca dejes de ser un cadete.

Pues bien, luego, lo único que aquí ocurrió, y no digo lo único por minimizarlo, no, ocurrió algo muy importante, no logramos aprobar la propuesta de reforma y yo lo dije porque lo siento, algunos analistas amigos no coinciden conmigo y eso es bueno, es bueno que haya distintos enfoques, pero yo si creo que la reforma no se aprobó porque aún no era tiempo, está escrito en la Biblia, “todo lo que va a ocurrir debajo del sol tiene su hora” si alguna conclusión he sacado yo de esa derrota, aún cuando fue Jauregui tu sabes cuando uno pierde un juego por un flaicito detrás de primera, pero perdimos, un error del center field, un batazo !pas! se le cayó la bola perdimos, bueno perdimos, pero, si una conclusión yo saqué y creo que debemos sacarla en colectivo, es que toda transición tiene sus pasos, sus fases, yo pretendí dar un salto más allá de lo posible, así lo creo, yo no le hecho la culpa al pueblo, no, la culpa es mía, asumo mi culpa, quise acelerar demasiado, la realidad me indica que no, que hay que ir a una velocidad determinada, pero en la misma dirección, en el mismo rumbo lo que pretendíamos con la reforma era sobre todo y yo así lo explique muchas veces, profundizar la revolución y acelerar los cambios, hoy por ejemplo yo le decía a los compañeros, oye qué lastima que no se aprobó la reforma porque ya yo hubiese nombrado un vicepresidente para la faja petrolífera del Orinoco, pero sin embargo le dije hoy al ministro Ramírez, pero esto no quita que yo no nombre una autoridad única, que no sea vicepresidente de la república, que le daría mucho más peso verdad, pero la ley, en la constitución y en las leyes aparece la figura de la autoridad única de un área, y eso es lo que voy a hacer, hoy lo hemos decidido, una autoridad, que centralice, que coordine todos los esfuerzos en una región tan estratégica como esa.

Ahora, dicho esto, voy a hacer un esfuerzo para graficar el tema de hoy, el proyecto nacional Simón Bolívar, la revolución bolivariana, la independencia nacional y el socialismo, qué relación hay entre esos códigos, entre esas categorías o conceptos, yo lo pudiera poner de esta manera como una formula matemática incluso, matemática incluso, factores que se suman, o se multiplican, pudiera ser suma, o multiplicación, igual, un resultado, a+b = c, ó x al cuadrado multiplicado por y al cubo igual z a la n, cualquier formula de estas que luego se reflexionan, ustedes saben yo sigo insistiendo la matemáticas, hay que estudiar matemáticas compañeros, compañeras, hay que estudiar matemáticas, ciencia y a nosotros desde niños nos enseñan es a tenerlo miedo a la matemáticas verdad, y ustedes saben cuantos matemáticos se forman históricamente en los últimos 30 años en Venduela, tres, o cuatro matemáticos por año, cómo vamos a ser nosotros una revolución científico técnica, sin matemáticos sin físico, sin investigadores, y los pocos que se forman terminan en los Estados Unidos, en Europa porque les pagan en buenos dólares, por eso la importancia de la Unefa por ejemplo, y de las universidades de ciencia aplicadas que estamos creando, ingenieros, científicos, pero todo eso es matemáticas, en todas las profesiones, la militar vaya usted a saber si la matemática hace falta, Galileo Galilei, lo decía de esa manera, el universo está escrito, Dios escribió el universo en códigos, con un lenguaje que tiene códigos, el lenguaje es la matemáticas y los códigos son, la geometría, la aritmética, la física, las leyes de la matemática, de la física, círculos, triángulos, rectángulos, figuras. Dicen que Platón tenia en su famosa academia un letrero en la puerta: “Si no es matemático, no entre”. “¿Qué hace Dios regularmente? —le preguntó un alumno a Platón—, ¿qué es lo que hace Dios?”. Y Platón le dijo: “Dios siempre geometriza”. La matemática, la ciencia, la formula, los códigos. A+B, igual a C.

Pudiéramos armar la formula de esta manera. La independencia nacional debemos colocarla como un objetivo teleológico, es decir a largo plazo: la independencia nacional. Eso es un concepto profundo integral.

Aquí comenzó el proceso de independencia de manera digamos formal y abierta hace 200 años, comenzó un proceso de independencia. Pero quién ha dicho que ese proceso concluyó. Cuando a nosotros nos enseñaron mal la historia nos dijeron que la independencia concluyó en la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821. ¡Vaya qué mentira tan grande y tan absurda! Pero así nos engañaron durante mucho tiempo, y eso no es nada inocente, no; no es nada inocente, no fue inocente, nos manipularon a través de un modelo educativo guillotinado, fragmentando, minimizado, para mantenernos ignorantes de nuestra realidad histórica, de nuestra realidad científica, geográfica, humana.

Decía Bolívar en la Carta de Jamaica: “Por la ignorancia nos han dominado más que por la fuerza”. Así que la independencia es un objetivo a conquistar, por tanto lo ubicaríamos en el segundo componente de la fórmula, después del signo de igualdad.

El Proyecto Nacional y el socialismo serían como el A+B. Proyecto Nacional yo le pondría A, más o por el socialismo, que es el camino, es la estrategia magna, el socialismo es un camino de todos los días, es una construcción permanente, es una invención, es una reinvención permanente. El Proyecto Nacional (A) por (B), el Socialismo, igual (I), Independencia Nacional.

Para resumirlo así. Claro aquí hay gente que sabe mucho más de matemática que yo y pudiera desarrollar esa fórmula infinitamente de manera mucho más clara, porque cada uno de los factores, “Pollo Ronco”, tiene —perdón, perdón señor coronel— un conjunto de códigos por dentro de él mismo. El Proyecto Nacional tiene cuántos códigos, componentes más bien. El socialismo se puede desglosar, derivar, ahí se puede aplicar la derivada, para luego integrar, integrar ¿no? Derivar e integrar.

Todo eso es pura filosofía. Cada día a mí me apasionada más la matemática, ahora estoy leyendo un libro que se llama La historia de la matemática.

Así que el Proyecto Nacional surge como producto de un proceso también. Miren, no han Proyecto Nacional sin conciencia nacional. No hay proyecto nacional sin un movimiento o una fuerza sociopolítica y militar capaz de impulsarlo, si no se queda en un papel, se queda en una utopía. Se requiere un conjunto de fuerzas, de elementos, de actores y de acciones, incluso para diseñar un proyecto nacional, para diseñarlo primero en teoría.

Castro Soteldo debe recordar por supuesto aquellos años. Yo conocí a Castro cuando él era teniente. No se vayan a montar ustedes en un avión Mirage con Castro Soteldo. Bueno, se pueden montar porque él sobrevivió a unos accidentes, que una vez incluso pensábamos que era un sabotaje que te habían hecho.

Pero, bueno, cuántos años pasamos nosotros en el Ejército, en la Fuerza Aérea, también en la Marina, en menor dimensión, y en la Guardia Nacional, pero sobre todo los dos ejes fundamentales del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 se fueron configurando aquí en el Ejército y allá en la Fuerza Aérea, aquí en la Fuerza y aquí en el Ejército; con algunas ramificaciones civiles, yo estaba recordando Castro, anteayer allá en Sidor, a Alfredo Maneiro, con el que nos reunimos varias veces, un gran líder de la Revolución venezolana, lamentablemente murió muy joven, no tenía sino 40 años Maneiro cuando murió, había sido líder guerrillero, luego fundó un partido, pero él tenía una tesis ideológica de la Revolución Nacional, mucho aprendimos de Alfredo Maneiro.

Yo lo recordaba en Sidor, por los matanceros y los trabajadores de Guayana, la siderúrgica. Pero hay que ver cuánto, cuánto tiempo tardamos nosotros, y cuántos se quedaron en el camino para darle forma a un cuerpo social, político, militar, que rompiera el muro.

Compañeros, realmente si no hubiera ocurrido el 4 de febrero de 1992 esto no existiera, pero para que ocurriera el 4 de febrero ¡cuántos días!, ¡cuántos años!

Cuando el alférez de prevención... ¿Dónde está la prevención? ¿Están poniendo cuidado, muchachos?

Alfereces de prevención ¡Sí, mi comandante en jefe!

Presidente Chávez Muy bien. Siéntense.

El alférez de la prevención me recibía ahora con el saludo enérgico y me dijo: “¡Bienvenido a la Academia Militar, cuna de la Revolución Bolivariana!”. Y no está exagerando el alférez. Yo cuando vengo aquí lo siento, ¿saben?, aquí en el corazón, yo siento como si uno pudiera volver al vientre de la madre y acostarse un ratito allí. ¡Qué no sentiría uno ¿verdad?! Si cuando uno abraza a la madre y le pone la cabeza en el pecho, ya siente que está en el regazo. Pero yo cuando vengo aquí siento que llegué al vientre de una segunda madre. ¡Esta para mí es una madre!

Hace poco González González me vio, y seguramente pensó: “Se volvió loco éste”. Él no lo dice, pero quizá lo pensó, el general González González, una noche yo quise entrar al cuartel Abelardo Mérida, algunos aquí lo conocen, yo amo ese cuartel, pero especialmente la parte vieja del cuartel, los iglú aquellos, los caneyes donde estuvieron los tanques, la casa del abuelo, un viejito que vivía allá, que él decía que fue soldado cuando Gómez, y andaba con una vara, y cuando un soldado le faltaba el respeto le daba, el abuelo. Y el polígono viejo allá atrás. La Base Libertador, yo entro a esa base y yo siento también que estoy llegando a una cuna, porque no sólo es la Academia, la Escuela de Aviación Militar también, cuántos días reunidos allá en aquellas habitaciones, atrás, con Reyes Reyes, contigo. Era Maritza Gamargo —que es coronela hoy— cadeta, y todos esos muchachos y muchachas, cuando ya andaban, eran ustedes cadetes pues, Velazco Lugo. ¡Siéntense, por favor! Ya son coroneles. Marcelino Pérez Díaz. Y todos ustedes eran cadetes, y ya andaba la Revolución por aquí.

Y yo vivo eso intensamente cada vez que vengo aquí. Aguilarte Gámez, hoy gobernador de Apure, como ustedes saben era brigadier, y yo recuerdo la noche que lo juramenté para el Movimiento Bolivariano, quería pedir la baja. Y lo conseguí caminando por un pasillo a la medianoche, yo llegaba de la calle, como dormía aquí, era teniente, siempre cargaba un bolivita en el bolsillo porque me gustaban mucho la avena, la de las maquinitas allá arriba, una avena a medianoche, ¡aggg qué divina eran esas avenas! Creo que tenían canelita. Así que yo iba por allá. Y aprovechaba para pasarle revista a algunos que se iban a las aulas, no precisamente a estudiar, y a los que estaban estudiando también, por supuesto, la mayoría iban a estudiar. Pero Aguilarte andaba por un pasillo, y yo digo: “¡Acá, brigadier!”. ¡Ah! Era Aguilarte. Le dije: “¿Qué hace por aquí, brigadier?”. “Pensativo. Voy a pedir la baja”.

“¿A pedir la baja?”. Creo que le metí una conferencia como de tres horas.

Asistente [risas].

Presidente Chávez Y al final, quizá por cansancio... No, no fue por cansancio, sino que yo le dije: “Brigadier...”. Ya yo lo conocía desde que era nuevo, y él de por allá de Libertad de Barinas, conozco a su mamá, la vieja, allá en Libertad, muchos años. Así que yo sabía con quién estaba hablando pues, y le dije: “Mire, brigadier, cómo se va a ir usted de baja, si usted es un hombre del pueblo. Lo necesitamos aquí”. Y él no entendía primero muy bien, hasta que yo le dije: “Mire, brigadier, hay un movimiento revolucionario que está comenzando, lo invito, desista de pedir la baja e incorpórese a este movimiento”. Pues me dijo: “Estoy de acuerdo mi teniente, métame en ese movimiento”. Y fueron años y años. Hasta el 4 de febrero. Y luego lo que vino, lo que hicimos luego junto al pueblo, y no sólo nosotros, cuántos mártires quedaron en el camino, cuánto costó “El Caracazo”, porque sin “El Caracazo” muy difícilmente hubiera ocurrido el 4 de febrero, muy difícilmente. Pero fueron dos movimientos, el popular y el militar, que se unieron. Y luego ocurrió lo que decía Pérez Arcay, yo sí veía difícil llegar a Presidente, sobre todo compitiendo en elecciones, en aquella situación que aquí se vivía en los años 97, 98, ustedes recuerdan todas las trampas que a mí se me hicieron, retiraron un candidato, retiraron a la otra, para dejar a uno sólo, cambiaron las elecciones regionales, las separaron de las presidenciales, trataron de inhabilitarme políticamente, hicieron cuánta cosa pudieron; me atacaron de loco, me atacaron de Cararabo, ustedes deben recordar, a mí me atacó el presidente de Colombia de entonces, y el Gobierno de Caldera de entonces, de que yo había comandando a la guerrilla colombiana en el ataque a Cararabo, cuando una patrulla o una compañía del ELN mató a unos infantes de Marina venezolanos, yo fui acusado.

Mañana tienen un show preparado, yo me río de esos show. Claro, que no es para reírse en verdad, este es un plan muy serio, el de Estados Unidos utilizando a Colombia, al Gobierno de Colombia, mañana ustedes verán el show, seguramente lo verán. ¡La Interpol!, manejada por Estados Unidos. El Gobierno de Colombia, mañana va a anunciar, seguramente, es lo que ha dicho ya, va a anunciar que sí, que los documentos extraídos de la computadora de Raúl Reyes son verídicos, por tanto Chávez “apoya el terrorismo” y los militares venezolanos también, a ustedes los acusan también. Eso es mañana.

Ahora, eso para mí no es nuevo. Yo anteayer decía en el Aló Presidente:

“El ex presidente Ernesto Samper Pizano, ex presidente colombiano, ojalá dijera públicamente lo que a mí me dijo un día”. No lo estoy emplazando, no para nada, no, respeto al ex presidente Samper, hemos hecho una buena relación personal, después en estos años. Pero él era el Presidente de Colombia cuando envió, él, el informe a Caldera, con documentos, fotografías, supuestas evidencias, informes de inteligencia, por supuesto forjados, forjados; con medias verdades. Yo recuerdo que uno días antes de los de Cararabo yo había estado en Guasdualito, haciendo actividad política pública, en reuniones, y recibí una invitación del Concejo Municipal de la población colombiana que está allá, el Arauca, Arauca ¿verdad?, uno pasa El Amparo, Arauca, me invitaron unos diputados regionales, y yo acepté la invitación, así que en la tarde pasamos hacia Colombia, fuimos a la asamblea legislativa, ahí había un grupo de diputados, caminamos por la plaza Bolívar de Arauca, pasamos ahí un rato, y regresamos en la tarde a Guasdualito, y después a Barinas, tal. Andábamos recorriendo el país, ustedes saben que yo salí a recorrer el país durante esos cinco años sin descanso, desde que salí de la cárcel, 1994, 95, 96, 97, 98; bueno, y sigo recorriendo el país, ahora con más intensidad que antes y con más pasión incluso, cada día yo tengo más pasión y más amor por esta tierra, por este pueblo, por esta Patria nuestra, y cada día más grande es mi compromiso.

Porque veo y siento la gran oportunidad que estamos viviendo, no podemos desperdiciarla, no podemos permitir otro fracaso más en este largo camino, rumbo a la independencia nacional, a la creación de una Patria Grande y bonita, verdadera y buena, para nuestros hijos, para nuestros descendientes.

Bueno, eso fue una de las cosas que utilizaron en el informe, pero claro, manipularon, con foto y todo: “El comandante Hugo Chávez pasó —y los datos— fue visto...”. Claro, no iba a ser visto, si era una actividad pública [risa]. “Fue visto cruzando el río, el puente Santander...”. Es el que está ahí ¿verdad?, el puente internacional que está allí en Arauca, Guasdualito, El Amparo, Arauca. Y una foto en la plaza Bolívar...

Asistente Mi comandante en jefe.

Presidente Chávez ¿Ah?

Asistente El Puente Internacional José Antonio Páez.

Presidente Chávez El Puente Internacional José Antonio Páez. Muchas gracias. José Antonio Páez, correcto.

Bueno, luego con esa media verdad fabrican una mentira, ellos no dijeron, el informe Samper no decía que yo regresé a Venezuela; no, que yo me perdí, me esfumé en Arauca, y que ahí comenzó la operación, que luego me fui a ver con Gabino, Gabino es el jefe del ELN. Yo vine a conocer a Gabino hace unos meses en Miraflores, porque el Presidente de Colombia el año pasado me pidió que le ayudara para tratar de destrabar los diálogos de paz con el ELN, y yo acepté, así que con la autorización del Presidente de Colombia hice llamar, y él vino, al jefe del ELN, le dije a Gabino: “Por fin te conozco, Gabino. Desde 1994 nos están emparentando a nosotros”. Pues a mí me acusaron de eso.

Samper, años después, ya yo Presidente, vino a Caracas y fue a verme a Miraflores, y yo lo atendí y ni le toqué el tema para nada, nada. Pero él lo tocó, me dijo: “Mire, yo quiero hablarle del caso aquel de Cararabo”. Le dije: “No, pero no hace falta, Samper. No, no, por favor, yo entiendo lo que pasó, yo sé lo que pasó”. Pero me dijo: “No, no, pero permítame decirle, Presidente, a mí me engañaron pero completico, me presentaron videos, fotos, documentos, etc.”. De forma tal que él creyó que aquello era absolutamente cierto, y no dudó nada, no dudó un instante para mandarle a Caldera, al doctor Caldera, ex presidente de Venezuela, como ustedes saben, el informe diciendo que yo era el culpable.

Mañana, seguramente van a repetir lo mismo que ya han dicho, que si yo le di 300 millones de dólares a las FARC, no sé cuántos fusiles, y hasta uranio enriquecido para una bomba atómica. Esto es una ridiculez. Pero más allá hay un plan bien concebido por el Gobierno de Estados Unidos, utilizando, y esto es triste decirlo, pero es verdad, utilizando al Gobierno de Colombia contra Venezuela, para tratar en primer lugar de aislar a Venezuela; en segundo lugar incluir a Venezuela en la lista esa que ellos hacen de países que apoyan al terrorismo, y luego imponerle sanciones y lograr que el mundo le imponga sanciones en Naciones Unidas a Venezuela. No lo van a lograr, estoy seguro que no lo van a lograr, pero es necesario picar adelante, contraatacar más bien y decir nuestras verdades.

Yo mañana estoy convocando una rueda de prensa internacional, bueno, para responder preguntas a los periodistas del mundo, y contraatacar a la ignominia del Gobierno de Colombia. Gobierno por cierto, el de Colombia, el del presidente Uribe, y aquí sí es verdad que yo no estoy especulando, yo no estoy hablando de unos papeles que alguien sacó de una supuesta computadora que sobrevivió supuestamente a un bombardeo, y que ellos son los que la tienen, y sacan de ahí lo que ellos quieran pues, como el mago ese que saca debajo de la copa del sombrero, saca un pañuelo, saca el otro pañuelo, saca un conejo, etc. En verdad es una ridiculez, cualquier estudiante de computación, de primer año de computación pudiera desmontar la tesis del Gobierno de Estados Unidos, utilizando a Colombia.

Cualquier estudiante de primer año de Derecho pudiera desmontar jurídicamente la trama. Pero detrás hay toda una intención y una persistencia, es una agresión contra Venezuela.

Ahora, cuando uno dice que el Gobierno de Colombia tiene fuertes conexiones con el paramilitarismo, ahí yo no estoy hablando de especulaciones ni de una computadora que me conseguí en la avenida Bolívar; no, ahí hay un grupo de senadores y diputados ¿no?, aliados de Uribe, prisioneros, por haber recibido apoyo de los paramilitares, y eso está demostrado, tanto que están en prisión. Más de 80 diputados y senadores del Congreso de Colombia están bajo investigación, más de la mitad del Congreso de Colombia pues, por contactos evidentes con paramilitares y narcotráfico. No estoy diciendo nada incierto ni especulando cuando digo que Colombia, tropas colombianas invadieron a Ecuador y asesinaron un grupo de personas. No estoy diciendo mentira, hay pruebas de que asesinaron a un grupo de personas, algunos ciertamente eran guerrilleros, otros no eran guerrilleros, y aun cuando eran guerrilleros estaban durmiendo, no fue ningún combate como lo dijeron, los masacraron dormidos. Y no fueron tropas colombianas, fueron tropas estadounidenses, con tecnología que sólo tiene Estados Unidos, para bombardear, Castro Soteldo, tú que eres piloto, con tamaña precisión en una selva, con árboles más altos que la altura de este teatro, y de madrugada, a las 3:00 de la mañana, a las 4:00 de la mañana. Colombia no tiene tecnología para lanzar una operación de ese tipo, esa operación la hicieron los Estados Unidos.

No estoy lanzando ninguna elucubración ni nada, eso está comprobado.

Eso es mañana.

Ahora, esos son los esfuerzos que hacen un conjunto de actores para tratar de frenar nuestro proceso hacia la independencia nacional. A + B, igual C.

El Proyecto Nacional Simón Bolívar. Cuántas cosas pasaron, cuántos actores entraron en el escenario venezolano para hacer posible este proyecto que hoy está en marcha, con esas siete líneas estratégicas.

Ahora, como proyecto tiene un camino, un camino que es muy diverso, un camino que es muy flexible, muy amplio, el horizonte, como diría Rómulo Gallegos de la sabana, hoy que estuve recorriendo buena parte de las sabanas del Guárico y del Apure, dijo Rómulo Gallegos: “Llanura venezolana, toda horizontes como la esperanza, toda caminos como la voluntad”. El socialismo es como la llanura venezolana, todo un horizonte, todo camino, como nuestra voluntad, como nuestro empeño. El socialismo es invención nuestra, es una invención nuestra.

Ahora, alguien pudiera decir: “Chávez, ¿y por qué este proyecto nacional por el camino del capitalismo no nos pudiera también a un objetivo?”. Yo diría, bueno, relativamente sí, superficialmente pudiera alguien plantearlo o no, un proyecto capitalista para Venezuela que nos lleve a un objetivo: A + B, igual C. Bueno, sólo que [risa] yo diría que no sería un proyecto nacional, sería un proyecto internacional, el que aquí estaba en marcha.

No estamos hablando de probabilidades, no estamos hablando de futuro, hablemos del pasado, eso ocurrió aquí, Venezuela tuvo un proyecto llamado, y lo llamaban... ¿Cómo era que llamaban aquellos planes nacionales? El V Plan, el VI Plan, el VII Plan de la Nación. ¡Los planes de la Nación!

Yo recuerdo mucho el VII Plan, el VII o el VIII. ¿El gran viraje de Carlos era el VIII? El VIII ¿verdad? Y lo recuerdo porque yo estaba de mayor allá en Seconasede, en el antiguo Seconasede, y mi general entonces me autorizó, me dio permiso para estudiar una maestría de Ciencias Políticas allá en la Universidad Simón Bolívar, ahí había una buena maestría de Ciencias Políticas, ojalá no la hayan contaminado ahora con tanta manipulación de algunos rectores y algunos sectores universitarios, pero esa maestría era buena. Ojalá siga siendo buena. Muy exigente.

Y una de las materias que yo tomé allí fue precisamente proyectos nacionales, planificación y desarrollo. Bien, y así que empecé el trabajo de la tesis, por cada materia había como un trabajo, un trabajo no exactamente de grado, pero era el trabajo final de la materia. Yo tomé el VII Plan, el gran viraje, y era Carlos Andrés Pérez presidente, y ya habían lanzado... ¿No era el VIII? Creo que era el VIII Plan de la Nación, creo que era el VIII, el gran viraje. Bueno, el gran viraje no era sino un plan que no era nacional, no era un proyecto nacional, es más no era ni siquiera un proyecto, era un plan; no es lo mismo un plan que un proyecto.

Ese gran viraje fue hecho allá, en el Fondo Monetario Internacional, por tanto no era un proyecto nacional. Porque el papel que le asigna el capitalismo hegemónico mundial, y especialmente en este continente, a los países atrasados, los países llamados subdesarrollados, como nosotros, no es el de que hagan un proyecto nacional; no, le hacen un plan para que jueguen un papel en función del proyecto hegemónico internacional, llamado la globalización neoliberal.

Así que en el capitalismo comenzaríamos diciendo, y tengo bastantes elementos para demostrarlo, no es una elaboración teorética; no, científica y matemáticamente yo lo puedo demostrar, que en el capitalismo no hay espacio para un proyecto nacional, para un país como el nuestro, ni para ningún país de la América Latina, ni de África, no hay espacio en el capitalismo. En el capitalismo estaríamos condenados, condenados para siempre ha ser un país dependiente, y no sólo dependiente, un país dominado, un país gobernado por factores exógenos; y mucho más, un país empobrecido miserablemente y atrasado, un no país, una no Patria, un no país, una no Patria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Nunca seríamos una Patria! Por tanto, por tanto, yo no voy a abusar del tiempo, se los prometo, por tanto el Proyecto Nacional Simón Bolívar, que no voy a explicarlo aquí hoy, más bien pido que sea estudiado, que sea analizado, y este es un proyecto además en un construcción, con estas siete líneas estratégicas, pudiera tener ocho, nueve, cinco, pero hemos considerado, para la primera etapa del proyecto, este es el primer, primer plan socialista de la Nación, es la primera etapa del proyecto nacional de largo plazo, por el camino del socialismo, rumbo a la independencia, rumbo a la grandeza de la Patria.

Hoy, en ese viaje a la Faja del Orinoco, de ese viaje podemos extraer un conjunto de elementos para rellenar, digámoslo así, darle contenido práctico a este marco teórico que he desarrollado. Éramos cadetes nosotros, cuando aquí yo recuerdo clarito que en este teatro, a nosotros, sobre todo la Promoción Simón Bolívar, a la que pertenezco, la Simón Bolívar N° 2. ¿Hay una tercera ya, verdad en el Ejército?

A nosotros, como fuimos la primera promoción del Plan Educativo Universitario, bueno, hasta cierto punto fuimos conejillos de indias, y había aquí un buen general director, Osorio García; y unos buenos oficiales instructores, como Pérez Arcay, Medina Rubio, Gilmón Báez, oficiales patriotas, Evelio José Gilmón Báez; “el Gallo” Rojas Araujo, tenientes que recuerdo yo, buenos tenientes yo tuve, como López Reina, “el Bachaco”; Rosales Ramírez. Casi ninguno de ellos llegó a general, porque ustedes saben... Con excepciones, con excepciones. Yo los mejores jefes que tuve no llegaron a generales, había que pasar por el filtro del Congreso Nacional, el codeo y el tintineo de los vasos de güisqui, casi siempre. Con honrosas excepciones, por supuesto; no una, varias. Estoy hablando de la mayoría.

Recuerdan ustedes los generales Blanca Ibáñez, por ejemplo. Los generales Blanca Ibáñez, eso se acabó aquí.

Ahora, éramos cadetes pues cuando aquí a este teatro nos traían mucho, a muchas conferencias, sobre distintos temas, por esa razón de que éramos la primera promoción del Plan Educativo Universitario Andrés Bello. Y yo recuerdo que aquí vinieron a explicaron el plan petrolero. Y recuerdo que estudiábamos la denominada Faja Bituminosa del Orinoco.

¿Por qué faja bituminosa? Y hoy es faja petrolífera. Yo le explicaba hoy a Sócrates esto, los Estados Unidos. Los Estados Unidos, y su plan, y su dominación en el continente, y especialmente sobre Venezuela. Lo que yo dije anteriormente del proyecto socialista como único camino para nuestra liberación y nuestra independencia, y del camino capitalista para ser condenados, que nos condenaría para siempre a la dependencia y a ser dominados y atrasados. Esa realidad es acentuada un millón de veces más cuando le agregamos el carácter petrolero de la economía venezolana. Y más aún hoy, con la crisis energética mundial.

Pero aún hace 100 años, todos los gobiernos que en Venezuela desde hace 100 años quisieron manejar de manera soberana el petróleo venezolano, fueron derrocados, sin excepción, incluyendo este Gobierno.

Cipriano Castro fue derrocado por el petróleo. Isaías Medina fue derrocado por el petróleo. Otras razones también actuaban, internas, pero había una razón de fondo. El mismo Rómulo Gallegos, cuando Rómulo Gallegos llegó a La Habana, exiliado, después del golpe que lo derrocó, lo primero que dijo fue: “Me tumbaron los Estados Unidos”.

Carlos Delgado Chalbaud, asesinado. Pretendió organizar una empresa petrolera nacional y comenzó a hacer contactos con Irán, con Iraq y otros países árabes, comenzando ya a formar una organización, que luego fue la OPEP, aunque luego la OPEP fue destrozada por Estados Unidos, hoy ha resurgido. Y Venezuela ha jugado un papel muy importante en el resurgimiento de la OPEP, y lo sigue jugando, nuestro Gobierno, nuestro país, nuestra Revolución.

Mañana por cierto llega a visitarnos el secretario general de la OPEP, que sigue creciendo, Ecuador se ha incorporado, hemos invitado a Brasil, y Lula ha dicho hace poco, que sí que están considerando en Brasil ingresar a la OPEP, lo cual le daría un mucho mayor peso geopolítico especialmente aquí en Suramérica, aquí en el continente americano, porque Brasil ha descubierto buenas cantidades de petróleo en los últimos meses, en los últimos dos años.

Ahora, ¿por qué faja bituminosa? Las empresas transnacionales, descubriendo como descubrieron, aun cuando no en su totalidad, el potencial petrolero de la faja, esa gran faja al norte del río Orinoco, que va desde San Fernando, Calabozo, hasta el mismo Delta, son 55 mil kilómetros cuadrados de territorio continuo, a 400 metros de profundidad un mar de petróleo.

¡Ah! Pero ellos decían, desde Estados Unidos y las transnacionales, que no que eso no era petróleo, que era un bitumen. Y así lograron que lo aceptaran los gobiernos venezolanos y los congresos venezolanos, y la empresa venezolana Pdvsa, aun cuando nació supuestamente para la soberanía nacional, no, desde siempre fue controlada por las transnacionales. ¡Faja bituminosa del Orinoco!

Hasta a mí me trataron de vender esa tesis, de que eso no era petróleo, que había venderlo rápido, porque se iba a empichar, qué se yo; es lo que les faltó que me dijeran ¿no? “No, que hay venderlo rápido. Barato, barato”. Para que vengan. Y eso se la había entregado a las transnacionales, hasta hace un año, ustedes saben, que yo firmé la Ley de Nacionalización de la Faja del Orinoco, ahora es nuestra. Y ahora es que estamos descubriendo allí verdades. Entre ellas, en primer lugar que todo eso es petróleo, no es bitumen. ¡Ah! es petróleo pesado, claro, pero es petróleo. Petróleo de 8 grados API (American Petroleum Institute), pesado y superpesado, pero él fluye, fluye por fuerza propia, no hay ni que inyectarle vapor ni nada, fluye. Ya se están produciendo ahí 600 mil barriles diarios de petróleo, que luego se mejora y es transformado en petróleo liviano, casi que como gasolina, 28, 32 grados API, de lo más liviano del mundo, un petróleo Premium.

Bueno, ahora, fíjense ustedes la magnitud de reservas de petróleo que ahí hay, hemos contabilizado 1,2 —fíjense bien la cifra, porque a veces a uno se le pierden las cifras— millones de millones de barriles de petróleo en sitio. Ustedes saben que con la tecnología actual no se puede rescatar todo ese petróleo, se rescata el 20 por ciento aproximadamente, el 20 por ciento de esa masa de 1,2 billones, bueno pueden ser incluso un poco más, 25 por ciento; es variable, pero al menos 20 por ciento. Digamos que ahí hay 200 40 mil millones de barriles de crudo de reservas probadas explotables, hoy.

La reserva de petróleo de Venezuela, desde siempre, desde siempre, desde 1960 para acá, cuando empezó a contabilizarse las reservas de petróleo de manera científica, y están certificadas las reservas, Venezuela declaraba tener 80 mil millones de barriles hasta el año 2007, porque hemos lanzado desde el 2006 el Plan Magna Reserva para certificar toda la reserva probada que hay allí, científicamente; el año pasado certificamos 20.000 millones de barriles, es decir, Venezuela dio un salto en un año, el año 2007, de 80.000 a 100.000 millones de barriles. En lo que va de este año 2008, primer trimestre, ya hemos certificado 30 mil millones adicionales, hoy firmamos el documento para enviarlo a la OPEP y al mundo. Es decir, Venezuela hoy tiene certificados ya 130.000 millones de barriles, casi el doble de lo que se reconoció históricamente; pero les digo más, la actividad sigue creciendo en la Faja del Orinoco con la participación de empresas de todo el mundo, yo le decía hoy a los portugueses que ahí ahora se hablan todos los idiomas del mundo, antes se hablaba sólo inglés, porque ni el español le permitían hablar a los trabajadores tenían que hablar en inglés: how are you? Good morning, good afternoon, good night. Vayan a preguntarle a los trabajadores con los que yo me reuní después que tomamos el control de la Faja, en inglés tenían que hablar con los patronos; pregúntenle a muchos militares que no los dejaban entrar a las áreas, a la Fuerza Armada, era un enclave colonial lo que tenían ahí, no pagaban impuestos, se llevaron de ahí el petróleo que quisieron y que pudieron, violando todas las leyes internas etc.

Bueno, entonces la actividad sigue avanzando del Plan Magna Reserva. Si este año, el año pasado llegamos a 100 mil, primer trimestre llegamos a 130 mil, a finales del 2009 Venezuela debe haber certificado 320 mil millones de barriles de reservas, eso nos ubica, hoy estamos en el tercer lugar, estábamos en el sexto lugar hasta hace 1 años, o hasta hoy más bien, llegando a 130 mil nos colocamos en tercer lugar de las reservas de petróleo del mundo. El año que viene cuando lleguemos a 320 mil millones estaremos en el primer lugar en los países del mundo en reserva de petróleo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Pues bien, todo eso está incluido en este proyecto, en uno de sus lineamientos estratégicos, Venezuela, potencia energética mundial, uno de los 7 lineamientos, que ya ustedes conocen, del primer Plan Socialista de la Nación.

Ahora, volviendo a las fórmulas, Proyecto Nacional por la vía del socialismo, la vía venezolana del socialismo rumbo a la independencia nacional. En el marco del Estado capitalista, con un gobierno de orientación y contenido capitalista, la Faja del Orinoco no estaría en manos venezolanas. La Faja del Orinoco no sólo es que no estaría, es que no estuvo, yo insisto, en que estoy hablando del pasado, ese proyecto aquí existió y bastante daño le hizo a Venezuela el proyecto capitalista de Estado, subordinado y dependiente al imperio norteamericano, al imperio mundial. En el marco de un gobierno o de un sistema capitalista, la Faja Petrolífera del Orinoco volvería a manos norteamericanas, no tengan ustedes la menor duda.

Recuerden el día del golpe, el 12 de abril cuando el caballerito aquel se autojuramentó y nombraron gabinete, llamadas de Washington. La primera institución a nivel mundial que se pronunció apoyado al nuevo gobierno de transición mientras me tenían preso en Fuerte Tiuna, como ustedes saben, y decían que yo había renunciado, a lo mejor la renuncia esa salió de la computadora de Raúl Reyes, que la leían por televisión, aquí está la renuncia de Chávez firmada, y destituyó a Diosdado Cabello, el vicepresidente, ¿ves? Eso salió de la computadora de Raúl Reyes seguramente.

Bueno, una de las primeras declaraciones, y eso no fue decisión de aquí, eso llegó de Washington, ni una gota de petróleo más para Cuba, pero no sólo es para Cuba, Cuba la toman como excusa, en verdad lo que estaban diciendo es: todo el petróleo para Estados Unidos, porque no era sólo para Cuba, era igual ni una gota de petróleo más para Argentina, ni una gota de petróleo más para más nadie, ni para Portugal, que ahora hemos firmado hoy un convenio para comenzar a enviarle petróleo a Portugal, pero por qué no, una comunidad, un pueblo tan unido al nuestro, y fíjense, jamás en 100 años barco petrolero venezolano cruzó el Atlántico, ahora vamos a enviar el primer barco en los próximos días rumbo a Portugal, va a llegar un barco venezolano cargado de petróleo a Portugal, para ayudar a aquel pueblo que no tiene petróleo...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En 100 años jamás un barco venezolano había surcado el Atlántico Sur rumbo al Río de la Plata hasta hace 3 años atrás, llegó un barco, hicimos un acto allá, Venezuela, petróleo venezolano para Argentina, y también para Uruguay, y ahora para Paraguay también estamos enviando petróleo. En el marco del capitalismo dependiente que sería el único capitalismo que aquí pudiera instalarse, no sería posible nada de eso. ¿Sería posible la independencia por tanto? ¡Jamás! Estaríamos condenados a una indigna situación de ser un país dominado para ser más propio en el lenguaje y más exacto, estaríamos condenados a ser una colonia como lo fuimos hasta hace muy poco tiempo. De eso se trata pues, el camino del capitalismo o el camino del socialismo, son los únicos dos que existen. Ahora, el socialismo tiene sus variantes, nosotros no estamos copiando ningún modelo socialista, estamos inventando nuestro modelo socialista, inventándolo, yo no soy ningún teórico, no, yo soy un soldado, pero me gusta mucho estudiar y leer, y he venido desarrollando algunas ideas a lo largo del camino; yo digo que el capitalismo, desde mi modestísimo punto de vista, yo no soy Lenin, ni Carlos Marx, ni Mariátegui, grandes intelectuales, pero uno lee de ellos y se alimenta; Simón Rodríguez fue un gran pensador socialista; José Inacio Abreu e Lima, Simón Bolívar fue presocialista; Cristo incluso fue un pensador socialista. Hace poco dijo un obispo una imbecilidad más grande que esa yo nunca había oído de un obispo venezolano, cuando dijo le preguntaron por ahí, mire, que Chávez dice que Cristo fue socialista, y entonces el obispo dijo: “Bueno, decir que Cristo fue socialista es como decir que Cristo fue aviador...” Castro, tú que eres aviador [risa] Que Cristo fue piloto. Allá ese obispo... mejor no digo nada porque es un obispo, no me meto con los obispos, yo ando con Cristo, Cristo, Señor comandante de todos los comandantes y de los pueblos. El más grande socialista de nuestra era es Jesús, para mí, para mí que soy cristiano, y amo a Cristo, cada día comprendo más a Cristo, a Cristo, el verdadero Cristo, un revolucionario.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Cristo. Cristo era terrible, nosotros hoy somos unas poncheras al lado de Cristo. Si Cristo resucitara hoy y en cuerpo y alma, ¡ay Dios mío! Ustedes deben recordar aquella frase de Jesús, bueno, el Sermón de la montaña. Cristo es duro como una espada. “Bienaventurados los pobres porque de ellos será el reino de los cielos. Ay de aquellos que hoy ríen explotando a los pobres. Ay de ustedes porque van a llorar...” Les promete, nosotros no estamos prometiendo eso, que va a llorar nadie, no, no queremos que nadie llore. Bueno, que lloren bastante los niños que nazcan, que lloran cuando nace, que lloren cada día niños, que nazcan sanos y lloren, y lloren. Pero Cristo promete, le promete eso a los ricos: “¡Ay de aquellos que tengan riquezas, seréis despojados...! Les dice, y fue cuando lanzó un día aquella frase: “Más fácil será que un camello entre por el ojo de una aguja...” Porque ustedes saben que después hay interpretaciones que le han dado, y por alguien dijo, no, no, pero es que Cristo no hablaba de una aguja de coser, sino que las puertas en las ciudades las llamaban aguja, entonces un camello sí puede entrar por la puerta de una ciudad. Mentira, Cristo se refería al ojo de una aguja de coser. “Más fácil será que un camello entre por el ojo de una aguja a que un rico entre al reino de los cielos...” Y el profeta Isaías, un látigo, un látigo. Las Antiguas Escrituras, leámoslas, ahí está escrito cómo vivían los primeros cristianos, cómo vivían, ¿en capitalismo? No. Es más, no conocían la propiedad privada, todo era de todos. Nosotros no llegamos hasta allá, nosotros reconocemos la propiedad privada, personal, familiar, productiva, no monopólica.

Fíjense ustedes, ahí está el caso de Sidor. Como ustedes saben he firmado la Ley anteayer, lunes, allá mismo en el corazón de los hornos de la Siderúrgica del Orinoco, un patrimonio nacional que fue privatizado por el capitalismo. Ojalá ustedes pudieran oír a los trabajadores de Sidor, ojalá pudieran enterarse a fondo de la situación que vivieron durante los 11 años de privatización. Pero no sólo eso, mucho más allá, por aquí tengo las cifras, las tablas, Venezuela es en cuanto a reservas probadas de hierro, el tercer país en este Continente, primero está Brasil, segundo Estados Unidos y tercero Venezuela, en el mundo somos el noveno país en reservas de hierro. Y ustedes creen que con todo ese gran recursos, y esa gran Siderúrgica que la comenzó a construir el general Marcos Pérez Jiménez, por cierto, con un proyecto estratégico allí en la zona del hierro, ¿ustedes creen que aquí se desarrolló nunca la industria aguas abajo del acero y las aleaciones y los aceros especiales? Nunca.

La empresa privada que compró Sidor hace 11 años aproximadamente, a un precio bastante bajo por cierto, y ahora pretendían que yo les pagara, o nosotros les pagáramos, no yo, pues el Estado, 4.000, 5.000 millones de dólares; están locos le dije, eso no vale 4.000 millones de dólares, y la compraron por 1.200 millones de dólares hace 10 años, y se llevaron todas las ganancias en una década. ¡No pagaban impuestos! Ahí están las declaraciones, tengo copias de las declaraciones de impuesto. El año pasado Sidor no pagó impuesto, por ejemplo, el antepasado tampoco, pero sí repartieron centenares de millones de dólares entre sus accionistas extranjeros, se llevaron el capital, la ganancia, pero no sólo eso, ahí están todavía, claro, muchos equipos se deterioraron.

Venezuela había comprado, la Sidor del Estado había comprado por allá por los 90 una planta para fabricas tubos sin costura, que son los que usa el petróleo, la industria petrolera entre otros, ellos se comprometieron, porque cuando compraron la industria estaban llegando los componentes de la planta de tubos para ser instaladas ahí mismo en las instalaciones de Sidor, vayan a ver las plantas dañadas, las mayoría, nunca instalaron la planta de tubos, ¿por qué? El capitalismo, se llevaron de aquí todo el acero que pudieron, el Estado tenía que venderle el hierro por debajo del precio internacional, es decir, estamos subsidiando a capitales internacionales, el Estado estaba obligados a venderles la Electricidad del Guri casi regalada, porque eso consume mucha electricidad, ustedes saben, reducir el hierro y luego transformarlo en acero, eso son grandes cantidades de energía. El Estado estaba obligado, por convenio, a venderles el gas por debajo del precio, y con todo eso no pagaban impuesto, y con todo eso esa empresa llegó a tener 15 mil trabajadores de planta, botaron 10.000, 11.000 trabajadores, por ahí andan algunos pidiendo pensiones todavía, después de 10 años, y a otros los convirtieron en los llamados tercerizados, que son contratados y subcontratados por terceros, la mayoría socios de los capitalistas, subpagados esos trabajadores, explotados a tal, pero, mire, y marginado hasta niveles que a veces parecieran increíbles. Los 9.000 trabajadores tercerizados de Sidor, que trabajan en Sidor en distintas labores, no podían entrar por la puerta principal sino por detrás, no podían usar los comedores de los trabajadores, ni los baños, ellos se las arreglaban, un tratamiento inhumano, ese es el capitalismo, es lo que Carlos Marx llamaba la explotación del hombre por el hombre. Esos compañeros allá están liberados, llegó la liberación, ¿cómo llegó? El socialismo, hemos nacionalizado la empresa, pero ahora con un proyecto de un Estado socialista, obrerista, de los trabajadores, del pueblo, no de una cúpula.

Es otro ejemplo bien práctico de acontecimiento de los últimos días, les estoy hablando de anteayer, de hoy; por eso dije, no voy a hacer lucubraciones teóricas, metafísicas, no, vamos a hablar de lo físico, lo concreto, lo que está ocurriendo ahora mismo aquí, en América Latina, en el mundo, un proyecto nacional.

El socialismo les decía, yo lo concibo en distintos frentes, para mí hay un socialismo moral, por eso yo incluí aquí en mi programa de gobierno del candidato Hugo Chávez, votado por la gran mayoría, más del 60% de los venezolanos votó por este proyecto socialista. Hay un socialismo moral, espiritual, el socialismo no puede ser sólo un modelo económico, no, se le quitaría el alma. Por eso el cristianismo auténtico para mí es una de las mayores fuentes del socialismo moral, del socialismo espiritual, los valores socialistas, vaya qué valor supremo aquel mandamiento, aquel mandato de Cristo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo. Amaos los unos a los otros.” El valor supremo del socialismo es el amor, el capitalismo es la ambición, el egoísmo, y de allí el odio entre hermanos, que dejan de ser hermanos, unos explotan a otros, sálvense quien pueda, s la consigna del capitalismo. Salvémonos todos agarrados como hermanos. Esa es la consigna del socialismo, el amor contra el odio, es un socialismo ético que debe partir de los valores de cada uno de nosotros.

Yo invito a todos a que nos revisemos todos los días, señores oficiales, ciudadanos, compatriotas, y que seamos socialistas de verdad, no de la boca para afuera, cuando ustedes dicen, cuando decimos: Patria, socialismo o muerte, eso tiene que ser mucho más que una consigna, tiene que ser un sentimiento que nazca de lo profundo del alma, de la convicción de cada soldado, de cada ciudadano, de cada ciudadana.

Ustedes cadetes (vamos a ver) Patria, socialismo...

Cadetes ¡O muerte!

Presidente Chávez Venceremos. Siéntense muchachos.

Algunos críticos dicen que ese es un canto a la muerte. No, ese es un canto a la vida, es un canto a la vida: Patria y socialismo, socialismo y Patria; lo otro sería la muerte, por eso lo acompañamos con el grito final: ¡Venceremos! Habrá Patria y para que haya Patria tenemos que transitar, tenemos que ir tejiendo el camino socialista todos los días, y eso hay que comenzarlo con la actitud espiritual de cada una, de cada uno, dejando de lado el egoísmo, siendo verdaderos compañeros; dejando de lado la ambición por la riqueza material, eso es una perversión. De allí a la corrupción hay un paso nada más; de ahí a la delincuencia hay un paso nada más, yo quiero ser rico, quiero tener dinero. No, vivamos dignamente, es suficiente. Lo importante no es la riqueza personal. Lo importante es la riqueza nacional, y no sólo la riqueza material de la Nación, la riqueza espiritual del colectivo y del individuo, Bolívar lo define en su discurso de Angostura: “El sistema de gobierno más perfecto será aquel que le proporciona al pueblo la mayor suma de felicidad posible.” Es un pensamiento presocialista, eran aquellos días del socialismo utópico, que fue traído al Continente Suramericano sobre todo por Simón Rodríguez que bebió de las aguas del socialismo utópico, y luego él lo desarrolló, después de muerto Bolívar, Simón Rodríguez escribió, escribió, produjo muchas cosas, lástima había muerto Bolívar y había muerto ya el proyecto originario bolivariano. “Luces y virtudes sociales.” Obra maravillosa de Simón Rodríguez, donde critica al capitalismo, critica al especulador y lanza ideas fundamentales de un proyecto socialista para Suramérica, Simón Rodríguez, a veces no lo conocemos bien a Simón Rodríguez, su pensamiento profundo, filosófico, socialista; el socialismo de lo moral, o el socialismo moral, ético. Luego hay un socialismo social. Pudiéramos concretarlo, sin duda que el socialismo social se fundamenta en la lucha y la construcción de la igualdad, la igualdad, una sociedad de iguales, también lo acuña Bolívar en Angostura, ese discurso de Bolívar en Angostura es luminoso, brilla todavía, brilla, veámoslo, analicémoslo. Bolívar dice: “Mi opinión es, legisladores, le dice él a los legisladores de angostura, que la base fundamental de nuestro sistema depende inmediata y exclusivamente de la igualdad establecida y practicada en Venezuela...” Eso es socialismo puro. En el capitalismo la igualdad es imposible, el capitalismo es el reino de la desigualdad; el socialismo es el reino de la igualdad. O cuando Bolívar dice al final del discurso de Angostura: “Volando por entre las próximas edades mi imaginación se fija en los siglos futuros, y mirando desde allá con admiración y paz, ya la veo a esta inmensa región bañada por estos mares, cruzada por estos ríos, estas ricas montañas de oro y de plata (no sabía él del petróleo) ya la veo sentada sobre el trono de la justicia, coronada por la gloria (la Patria) mostrar al mundo antiguo la majestad del mundo moderno.” Bolívar es un pensador adelantado, Bolívar rompe con el esquema conservador, monárquico, y lanza las primeras y más luminosas y fuertes ideas del republicanismo y el socialismo en estas tierras, además los lanza con una espada en la mano, a caballo, cruzando este Continente, y con un pueblo hecho ejército libertador detrás de él y de sus sueños. De ahí la grandeza de Bolívar, nosotros debemos sentirnos grandemente orgullosos, con mucha humildad, pero grandemente orgullosos de ser los hijos y las hijas de Bolívar, uno de los más grandes hombres de este mundo, por los siglos de los siglos, como lo dice García Márquez en esa maravillosa novela: El general en su laberinto. “Por los siglos de los siglos, uno de los más grandes hombres de la historia del mundo, Simón Bolívar, cual Cristo murió crucificado, cual Cristo.”

El socialismo entonces tiene el socialismo de lo moral, o moral, el socialismo social. Todas las misiones que hemos lanzado, ya van 25 misiones en estos 5 años, son esencia del proyecto socialista en lo social, para ir sacando al pueblo, a las mayorías del fondo de la miseria, de la pobreza e ir generando una igualdad no sólo establecida, no sólo declarada sino además practicada en Venezuela. Hay un socialismo político, todo eso está dicho aquí, todo eso yo lo explicaba en la campaña electoral, y habrá que seguirlo explicando y desarrollándolo en colectivo, yo sólo aporto mis modestas ideas de soldado estudioso y de actor de este tiempo, un socialismo económico, sin duda, socialismo económico, productivo, el ejemplo de Pdvsa.

Ahora he pedido a un grupo de compañeros que me ayuden a desarrollar la tesis del socialismo petrolero, porque el modelo económico, es imposible que con tanto peso como lo tiene la actividad petrolera en un país como Venezuela, no se tome en cuenta eso para construir nuestro socialismo. El socialismo económico venezolano debe tener un fuerte peso petrolero, de todo lo que es la actividad petrolera.

Hoy le decía yo a Sócrates, por ejemplo, y recordaba con los ministros que me acompañaban y el presidente de Pdvsa, que el proyecto de la Faja no es un proyecto petrolero, no, es un proyecto integral.

Nosotros no podemos repetir, por ejemplo, el modelo capitalista de explotación del petróleo, que generó, por ejemplo, en la Costa Oriental del Lago, ustedes, muchos conocen la Costa Oriental del Lago, tantos cinturones de miseria, y también en Maracaibo, ¿por qué? Porque nunca se pensó en los trabajadores, o vayan a ver Maturín, Puerto La Cruz, cinturones de miseria del petróleo, que generó, por ejemplo, en la Costa Oriental del Lago, ustedes muchos conocen la Costa Oriental del Lago, tantos cinturones de miseria, y también en Maracaibo, ¿por qué? Porque nunca se pensó en los trabajadores. O vayan a ver Maturín, Puerto La Cruz, cinturones de miseria. Cuando se construye una refinería, por ejemplo, o se está perforando. En cada pozo de petróleo como el que hoy vimos, y empezamos a perforar, trabajan cerca de 100 obreros, empleados, técnicos, pero después que se perfora ya no trabaja nadie, eso queda automatizado, habrá un inspector que pasa por ahí en un vehículo, mantenimiento, de 100 a cero por cada pozo. O cuando tú construyes una refinería en el pico, como se habla, en el proceso de construcción hay un momento pico de mayor demanda de trabajadores, pudiera llegar hasta 500, 800 trabajadores, 1.000 trabajadores, depende la magnitud de la refinería; pero después que se termina la refinería, ahí pueden quedar 200 ó 300 trabajadores, los demás van al desempleo. O cuando tú lanzas un oleoducto, un oleoducto de 500 kilómetros, ahí pueden trabajar 2.000, 3.000 trabajadores, ¿lo terminaste? Se van todos ¿A dónde? Al desempleo. La actividad petrolera es una de las que menos emplea obreros, pues, trabajadores de manera permanente, 1% de la fuerza económicamente activa es empleada por la actividad petrolera. Por tanto, hoy estábamos viendo, y mi recorrido hacia el sur al Orinoco no fue a pasear, no, me llevé los ministros a hacer una inspección desde el aire, y sobre la carta, en el mapa, porque fíjense, cuando uno comienza a perforar un pozo petrolero, a los 20 metros, es decir, a los 3 ó 4 segundos de que la mecha entró, lo que sale es un chorro de agua, un acuífero hay ahí, ahí mismo, a 20 metros. Entonces esa agua que está ahí mismo tiene que servirnos ¿para qué? Bueno, para extraer parte de esa agua y convertirla en lagunas, en canales de riego ¿para qué? Para la actividad agrícola, pecuaria, esa sabana es muy buena, estamos hablando del Guárico. Pero hoy esa sabana está virgen, chaparrales y chaparrales, el más grande rebaño de ganado pudiera haber en esa sabana, siembra, agroindustria, habrá que construir nuevos pueblos ahí.

Una de las cosas que hoy estábamos viendo es el trazado de una carretera, fíjense que si ustedes están en San Fernando de Apure y quieren ir por tierra a Cabruta, tienen que subir no sé hasta dónde, aquí hay llaneros, seguramente que conocen todo eso; no hay una carretera directa entre San Fernando y Cabruta, pues hay que hacerla, hay que hacerla, y más allá una carretera que cruce diagonalmente toda esa región de la Faja del Orinoco y a lo largo de esa carretera tenemos que ir haciendo conjuntos de viviendas empezar a desarrollar actividades agrícolas, pecuarias, agroindustriales de manera paralela a la explotación petrolera, para que no ocurra lo que ocurrió ya en el siglo XX, es un desarrollo integral, eso es parte del modelo socialista económico.

El capitalismo no va a hacer eso, nunca lo haría; el capitalismo sólo hace, sólo puede hacer lo que hizo aquí en el siglo XX: petróleo, petróleo y más petróleo para enriquecer a los países ricos, para empobrecer a los más pobres, sin importarles la vida, sin importarles la educación, la salud, la vivienda, la vida de un pueblo; ese es el capitalismo, no ve que lo importante es la ganancia. El primer gran capitalista de esta era nuestra, Judas Iscariote, vendió a Cristo, el gran socialista, por 4 monedas. El capitalista vende a Cristo, vende a su hijo, vende a su mamá, vende a la Patria por 4 billetes; es una maldición el capitalismo, que amenaza con acabar la vida en este planeta, incluso, todos esos desastres del cambio climático, los desequilibrios. Fíjense ahora el precio de los alimentos.

Miren, gracias a Dios que aquí está la Revolución Bolivariana, no lo digo por mí, lo digo por todos.

Tengan ustedes la seguridad muchachos, oficiales, compañeros, que si no hubiese sido por esta Revolución y lo que aquí ha pasado, Venezuela estuviera ya en una guerra civil, por allá por los años 80 comerse un bistec aquí era un lujo, aquí las madres en los barrios pobres compraban perrarina para darle a sus hijos.

Hoy hay muchos problemas ciertamente, pero hemos estado construyendo un blindaje, protegiendo a los más débiles, y ayudándolos a salir de su situación de miseria, y eso forma parte del concepto de la defensa nacional. Ustedes que están haciendo maestría y especialización al respecto, es lo que los militares bolivianos del socialismo militar boliviano de los años 30, del siglo pasado, aquel buen general Revolucionario y socialista boliviano, Juan José Torres llamaba la frontera interior, una tesis interesantísima, él decía, hay las fronteras exteriores, hay que cuidarlas. Pero hay una frontera interior que hay que cuidarla más, el pueblo, la igualdad social, la fortaleza del pueblo. Tú puedes tener muy cuidad las fronteras, exteriores, que no hay que descuidarla, por supuesto; pero si descuidas la frontera interior y el pueblo cae en la miseria, en la pobreza, te explota la frontera interior; eso ocurrió en Venezuela, no olvidemos “El Caracazo”, producto de la miseria, del hambre, de la desigualdad, las fronteras interiores.

El socialismo entonces tiene desde mi modesto punto de vista esa serie de componentes: socialismo moral, el socialismo social, el socialismo económico, el socialismo político. ¿Cuál es el socialismo político? La democracia, no la democracia burguesa, la democracia liberal así llamada, la democracia participativa, la democracia protagónica, y eso en Venezuela debe seguir desarrollándose.

Hoy por cierto concluye un proceso que es inédito en el Partido Socialista Unido que está naciendo con gran fuerza auto postulaciones. Si usted se considera apto para ser gobernador, inscríbase. Si usted quiere ser y se considera acta para ser gobernadora o alcaldesa, postúlese usted mismo, vaya por Internet, o a la Plaza Bolívar, si no tiene acceso a Internet, inscríbase.

Bueno, me acaba de llamar Jorge Rodríguez, Diosdado Cabello, están en la sala de operaciones aquí revisando todas las postulaciones chequeándolas una por una, porque ya hemos descubierto algo que intuíamos, la oposición aprovecha y entonces anota, de repente Jáuregui Sánchez, José Fermín, número de cédula... Bueno, entonces estamos limpiando de algunos intentos de sabotearnos, pero es muy fácil, ahora estamos llamando a uno por uno: Pedro Pérez, ¿usted se inscribió? Bueno, mándenos... Verifique la verificación. Pero eso jamás había ocurrido antes, hay centenares de postulaciones, autopostulaciones. Y luego el próximo primero de junio todos los que están inscritos en el Partido Socialista van a votar voto universal, universal no, sólo los inscritos en ese universo, pues, directo y secreto, computarizados, ahí no hay tu tía. En fin democracia, y no sólo a nivel de los partidos, ojalá los demás partidos dieran ese ejemplo, hicieran elecciones internas, de base, ya han lanzado candidatos y candidatas que salen como siempre, de una cúpula.

¿Y cuál es el programa de ellos? Parece que no tienen programa: ¡fuera Chávez! Ese es el programa de ellos, ¡fuera Chávez! Ojalá presenten programas. Claro, ellos tienen un proyecto, un programa, lo que pasa es que o no saben decirlo, o no quieren decirlo. ¿Cuál es el su proyecto? El capitalismo, volver al capitalismo, lo que pasa es que no se atreven a decirlo, tratan de disfrazarlo, por allá hay un movimiento hablando de liberalismo, y tratando de embaucar a la gente, lo que pasa es que nuestro pueblo ya estudia, aquí ya no hay analfabetas, y la gente lee y estudia, no, el liberalismo económico, las inversiones. Bueno, el mismo, el Fondo Monetario Internacional, todo aquel cuento de que la apertura petrolera era la privatización de Pdvsa. Si no hubiera llegado la Revolución bolivariana, tengan ustedes la seguridad de que ya Pdvsa estuviese privatizada. En Bolivia habían privatizado todo, ahora Evo está recuperando, y por eso lo atacan tan duro, recuperando para el Estado, para la Nación.

En Bolivia habían privatizado hasta el agua, la tierra, el gas, el petróleo, todo, era una República privatizada, ya no era República, ustedes saben de dónde viene la palabra y el concepto República, la res pública, la cosa pública, lo público que no es lo privado, es lo público y lo privado. Donde todo se privatiza no hay República, no hay Estado.

Aquí no había Estado, aquí estaba un Estado de figura, subordinado a la burguesía que dictaba sus normas, en función de sus intereses, no en función del interés de lo público, de lo nacional, de lo patrio.

El socialismo tiene además, ya lo he dicho: lo moral, lo social, lo económico, lo político, lo geográfico incluso, la visión de la geografía radical, una geografía dinámica, transformadora de lo histórico, el territorio no es algo muerto, no, hoy veíamos ese inmenso territorio del Orinoco, del Apure, es pura vida aquello. A nosotros no nos enseñaron bien la geografía, los libros de geografía eran una cosa muerta, y unos nombres y unas magnitudes, es la geografía transformadora, radical, es la geografía sobre la cual se han acumulado los siglos, las generaciones.

Yo hoy venía recordando, viendo el Orinoco, el norte y el sur del río y después, allá aquel sitio que nunca había visto, donde el Apure le cae al Orinoco, ya les dije, recordaba... ¡Ah, claro! Si por eso fue que Bolívar se vino de Angostura, de Ciudad Bolívar hoy, por debajo del Orinoco, al Sur del Orinoco, cruzó el Apure, cruzó el Orinoco por La Urbana que es una isla que está allí, pasó al Apure, tenía el flanco derecho protegido por el río, los españoles dominaban al norte, y por ahí se fue, se unió con Páez, hicieron un solo ejército y continuó al paso de los Andes, rumbo a Boyacá, y ahí tenía toda la logística, todos los trenes de combate y de campaña, los suministros, la ganadería, el río como vía de comunicación, una visión geopolítica tremenda la de Bolívar, cuando liberó el Orinoco y luego el Apure, con Páez, esa es la geografía.

Así que el socialismo tiene también su rama militar, el socialismo militar; por eso me traje este libro: Perú, ¿socialismo militar? El socialismo militar, una Fuerza Armada conjuntamente con un pueblo construyendo el proyecto nacional, no sólo siendo garantes del proyecto nacional, no, construyéndolo también.

En el capitalismo, ustedes tienen que recordarlo, yo fui comandante de guarnición por allá en Elorza, guarnición aislada pues, y a uno se le ocurrían ideas para colaborar. No, no, no, esa no es su tarea capitán, lo suyo es custodiar. Bueno, bien. Uno hacía algunas cosas para ayudar. Lo suyo es la custodia, la seguridad, y yo por dentro decía, Dios mío ¿y la seguridad no tendrá que ver con los indígenas muriéndose de hambre en el Capanaparo? Claro que tiene que ver, lo sabemos nosotros ahora con más claridad que antes; o los pescadores explotados por los capitalistas, o aquel pueblo viviendo en la miseria ¿ves? Es seguridad, es la frontera interior para tomar el planteamiento de los militares socialistas de Bolivia del siglo XX, de comienzos del siglo XX, que luego pasó al Perú socialismo militar.

Fíjense ustedes esto, en Sidor, en la junta de transición, en la directiva de Sidor he nombrado al general Montilla Pantoja como miembro de esa directiva.

En Pdvsa, hay un grupo de militares en la directiva de Pdvsa, en distintos niveles. Hemos creado la Corporación Eléctrica Nacional, y ahí está el general Hipólito Izquierdo, presidente de la Corporación, y un grupo de militares ayudándolo, con los trabajadores, los civiles. Ministros, militares, no sólo el de la Defensa, por ahí está el comandante Rincón Torres, por ahí anda, hoy andaba conmigo en el helicóptero, en el viaje, ministro de Infraestructura, militares activos, para no hablar de los retirados, como el coronel Carrizales, tremendo vicepresidente tenemos nosotros, entregado de lleno al trabajo, uno de los mejores oficiales que yo conocí en fila, Ramón Carrizalez Rengifo.

El comandante Mantilla, tremenda labor en el Seguro Social, ministro de Salud, y ahí está fajado como el mejor, donde fracasaron algunos médicos y con doctorado, ahí está Mantilla echando pa’ lante.

El comandante Rotondaro Cova, allá en el Seguro Social, fajado, trabajando con los valores que aquí aprendió, que aquí aprendimos; militares formados en estas escuelas nuestras, gobernadores, diputados, ministros. Es decir, incorporados. En el capitalismo eso no es posible, repito, porque el papel que nos asigna es el de custodio, que no nos enteremos de nada, fusil al hombro, custodiando a los capitalistas que se hacen rico, y si el pueblo reclama, plomo al pueblo, como pasó aquí en “El Caracazo” lo recordamos ¿verdad? La masacre de “El Caracazo”, que disparó la rebelión del 4 de febrero, la hizo incontenible, la aceleró incluso. Seguramente hubiéramos hecho una rebelión, Castro Soteldo, pero no de la magnitud de la que hicimos, porque lo que ocurrió durante “El Caracazo” alimentó, disparó de indignación, con indignación con dolor.

Yo recuerdo que tú llegaste a casa, éramos vecinos, y por cosas del destino yo estaba de reposo, el día que comenzó “El “Caracazo” yo amanecí con lechina, rubéola, esta cosa, y me dieron reposo, yo estaba en Seconasede, ahí en Palacio Blanco, no tenía comando, así que me fui a la casa, allá en San Joaquín, Carabobo, al lado vivía Castro Soteldo. Recuerdo que llegaste a tocarme la puerta: “¡Hugo, Hugo! Mira, lo que está pasando. ¿Qué hacemos?”. Bueno, no podíamos hacer nada, estábamos todos descoordinados, nada. Lo que tú hiciste fue mandar unos cuatro soldados de la Fuerza Aérea a cuidar ahí las casas donde vivíamos, bueno esa comunidad que vivía ahí, a todos. Más nada pudimos hacer. Y llorar la muerte de Luis Felipe, de Felipe Antonio Acosta Carlez, y de esos miles de hombres y niños que murieron ahí, masacrados por las balas de nuestros fusiles. No fue por un ejército invasor.

Entonces retumbaba en esta academia, retumbó en estos cuarteles, aquella frase de Bolívar, yo era uno que andaba repitiéndola por todos lados, sotto voce: “Maldito sea el soldado que vuelva las armas contra su pueblo”. Nosotros no podíamos quedarnos con esa maldición. Y de ahí vino el 4 de febrero, el 27 de noviembre, que rompió, rompió, era como una loza que nos cubría, era como una tumba colectiva, Venezuela era un país de pesimistas. Hoy todas las mediciones de centros de estudio del mundo, que miden por los cuatro vientos el grado de optimismo de los pueblos, clasifican a Venezuela como uno de los pueblos más optimistas de este planeta.

Hace poco me llegó una medición que hizo una universidad europea, acerca del grado de felicidad, pero no felicidad utópica, una nebulosa lejana; no, no, felicidad medida por variables cuantitativas: nivel de vida, educación, salud, esperanza de vida. Venezuela, uno de los primeros lugares del mundo, eso fue hace pocas semanas, sólo que los grandes medios de comunicación no lo dicen, no lo dicen, no les interesa, no les interesa.

El año pasado una universidad, un centro de estudios, europeo también, hizo un estudio acerca de los pueblos que tienen más orgullo de sí mismo, segundo a nivel mundial quedó el pueblo venezolano, orgulloso de sí mismo. Detrás del pueblo estadounidense, por cierto.

Pero en muchas de las variables nosotros estamos en primer lugar, sólo que al final en el promedio, por un pelito el pueblo de Estados Unidos, que es un pueblo orgulloso de sí mismo. Ojalá ese orgullo se convierta en una corriente positiva o para bien. Yo lo he dicho al mundo, ojalá, sea quien sea quien gane las elecciones de Estados Unidos, a finales de este año, ojalá cambie la percepción del mundo, y ojalá, con se nuevo Gobierno, nosotros podamos dialogar, podamos dialogar con respeto, con respeto, con respeto a la soberanía, a la dignidad de los pueblos; y no con los intentos de imposición.

Ahora, compañeros, compañeras, diez y media de la noche, verdad, fíjense... Alférez ¿está tomando nota la prevención?

Alfereces de prevención ¡Sí, mi comandante en jefe!

Presidente Chávez [risa] Esa prevención es... la mejor prevención que yo he visto en mi vida. Seguro, la más enérgica.

Muy bien, siéntense. ¿Hay unas muchachas ahí en la prevención, no? ¿Cuántas son? Tres, dos. ¿Quién es cola ‘e banco? ¿No hay cola ‘e banco?

Alférez de prevención Sí, mi comandante en jefe.

Presidente Chávez ¡Ajá! está el cola ‘e banco. Muy bien.

Bueno, miren, a todas estas, a todas estas el proyecto nacional por la vía del socialismo a lo venezolano, con la particularidad venezolana que estamos construyendo, y con esta serie de componentes, en el cual el componente militar es muy importante, es muy importante la participación del componente militar en la construcción del socialismo.

Y, bueno, la doctrina militar antiimperialista. En el capitalismo cuál fue la doctrina que a nosotros nos inyectaron, ustedes la conocen, la doctrina de la subordinación al imperio, ese sería... Bueno, sería no, fue. Repito, no estoy hablando de un mundo figurado, estoy hablando de un mundo que nosotros conocimos hace poco, lo vivimos, la doctrina militar de la subordinación al imperio, la doctrina militar de la dependencia tecnológica, la doctrina militar para el estudio de irrealidades, como lo decíamos allí. Una doctrina militar que nos quitó el alma, esa que nos impusieron.

Hoy podemos decirlo, la Fuerza Armada Bolivariana ha retornado a sus orígenes, porque esta Fuerza Armada nació detrás de Miranda, detrás de Bolívar, luchando contra los imperios y luchando por la liberación de los pueblos, no acribillando a los pueblos, defendiendo imperialismos o defendiendo burguesías u oligarquías apátridas.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Nosotros nacimos para ser libertadores de pueblos! Hemos retornado a nuestros orígenes. Y eso es parte esencial del socialismo militar venezolano que estamos construyendo, apenas comenzando a construir.

La concepción de defensa es muy importante. Yo invito a todos a que hagamos cada día mejores y mayores esfuerzos, desde los altos mandos hasta los comandos subordinados de las unidades más pequeñas, compañías, pelotones, el estudio de la doctrina de defensa, de las tácticas correspondientes a esa estrategia y a esa doctrina.

Fíjense, hay que decirlo, yo hace pocos años hablaba, y lo que voy a decir es algo delicado, pero lo voy a decir. Yo hace pocos años hablaba de que teníamos que quemar los planes de guerra contra Colombia. Hoy no. Una posición ingenua la mía ¿verdad? Claro nunca los quemamos, era una posición personal, pero yo nunca, jamás, di órdenes al respecto, ni nada, por supuesto, era una posición ingenua. Hoy, hoy tenemos, una de las más grandes amenazas que tiene Venezuela, está en el Gobierno de Colombia, en la oligarquía paramilitar... o más bien narcoparamilitar que gobierna Colombia.

Miren, este discurso... También al ministro de la Defensa le encomiendo que lo reparta, que lo haga llegar pues, aunque ustedes pueden conseguirlo seguramente por Internet.

Este discurso lo dio el ministro de Defensa de Colombia, doctor Juan Manuel Santos, quien desde hace años ha dicho que Chávez es el enemigo público número 1 de Colombia, y que nosotros los venezolanos somos los enemigos de Colombia, número 1. Ese es el ministro de Defensa de Colombia. Es un connotado oligarca, de la extrema derecha colombiana. Este discurso lo dio el ministro de Defensa de Colombia hace pocos días en Washington, en el Consejo de las Américas, esto es una perla pues, esto es una amenaza.

Vamos a leer algunos fragmentos. Además es un arrastrado pues, es un arrastrado, da asco esto, da asco en verdad. Que un suramericano hable así. Saben a quién me recuerda, a Santander, y las cartas que Bolívar le enviaba desde el Sur, hay una carta donde Bolívar le dice: “Usted ya se me parece a un estadounidense. Habla como ellos, actúa como ellos”. Y al poco tiempo ustedes saben que Santander mandó a matar a Bolívar, y nunca se sabrá exactamente, creo, si Bolívar realmente murió de enfermedad o fue que lo asesinaron, a nuestro padre Bolívar.

Fíjense, él le habla a Estados Unidos, a la élite norteamericana, le está hablando a sus amos, a sus amos; y habla a nombre de la oligarquía colombiana, de la extrema derecha colombiana.

Fíjense lo que dice: “América Latina está hoy en una encrucijada. Hay una batalla entre dos visiones políticas opuestas. Esta confrontación es un choque esencial entre dos modelos de Gobierno, dos concepciones contradictorias sobre lo que significa la democracia, dos diferentes aproximaciones sobre cómo conquistar el futuro...”.

Sigue diciendo el ministro ramplón: «El editor para las Américas de The Economist, Michael Reid, reconoce esta confrontación en su más reciente libro, y en un lenguaje expresivo muy poco usual en un británico la llama “la batalla por el alma de América Latina”. Hay un nuevo espectro que se cierne sobre América Latina —dice el ministro de Defensa de Colombia— pretende ser similar a aquel espectro que Marx desató en Europa en el siglo XIX, pero le falta el músculo intelectual y la fuerza moral que aquel tenía. Se trata más bien de una versión degenerada que podríamos definir como un espectro neopopulista, pseudosocialista y autocrático...».

Por supuesto el presidente de Colombia avala esto, porque un ministro mío va a decir algo parecido en un foro internacional, yo lo destituiría de inmediato; no, él está hablando a nombre de Uribe y de toda la oligarquía gobernante en Colombia.

Dice: «Este es un espectro que ve la democracia de una forma muy diferente a aquella que concibieron sus padres fundadores. El espectro explota los procesos democráticos para dar al traste con la misma democracia, violando la Carta Democrática de la OEA. Es un espectro que no respeta la propiedad privada. Es un espectro que promueve una agresiva intervención estatal y que no se amilana cuando se trata de nacionalizar empresas privadas...».

Es tan cobarde que no se atreve a nombrarnos, porque es un cobarde. Dígalo ministro cobarde: ¡Venezuela! ¡Y con dignidad aquí estamos de pie construyendo una Patria libre, digna!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No como la que ustedes tienen allá, un pueblo sojuzgado, un Gobierno embustero, inmoral, paramilitar y narcotraficante es el de Colombia, que perdió toda credibilidad ante el mundo, esa sí es la verdad, no tienen moral ni vergüenza.

Ustedes saben, 80 senadores y diputados investigados por narcotráfico y parapolítica, y casi todo el entorno del presidente Uribe. Ustedes saben de quién era pupilo el presidente Uribe, nada más ni nada menos que de Pablo Escobar Gaviria, financiado por el narcotráfico, hay testigos, esto no es de una computadora que está saliendo; no, hay testigos, documentos. Es una amenaza. Yo lo he dicho ante el mundo ya, el presidente Uribe, es decir, la locura que hoy está apoderándose de Colombia, del Gobierno de Colombia, porque se ha adueñado como una locura, es capaz de cualquier cosa, compañeros militares.

Acaba de decir el embajador de los Estados Unidos en Bogotá, este payaso que estuvo aquí de embajador, aquel que por aquí lo echaron una vez que vino a visitar unos barrios, salió la gente a tirarle huevos y tomates, porque andaba repartiendo en los barrios. ¡Repartiendo qué! Este pueblo despertó ya. Pero allá está en Bogotá, embajador de Estados Unidos, ha dicho ayer que es muy probable que la base militar de Estados Unidos, que está en Manta, en Ecuador, el presidente Correa ha dicho con gran coraje que no le va a renovar la autorización al imperio para que siga con esa base militar, pues ha dicho ahora el embajador de los Estados Unidos, que es muy probable que la pongan en La Guajira. Bueno, eso sería una agresión contra Venezuela.

Si el Gobierno de Colombia se atreve a instalar una base imperialista en La Guajira, nosotros comenzaríamos a pensar entonces y a recordar que toda esa Guajira era venezolana, toda la Guajira era venezolana. ¡Nos robaron La Guajira!, sin que aquí nadie disparara un tiro.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Pero esa Guajira era venezolana. Y están los títulos históricos de nuestra Guajira, ¡íntegra y toda! ¡No permitiremos que el gobierno de Colombia le entregue La Guajira al imperio norteamericano!, no lo permitiremos, ¡cueste lo que cueste!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Piénselo presidente Uribe, piénselo bien, piénselo bien, piénselo bien la oligarquía colombiana, no lo vamos a permitir.

Si hubiera que ir, yo iría llorando ¿saben? Yo iría llorando, pero iría... El Mariscal Sucre, que era grande y magnánimo, ustedes saben, cuando el Perú, después que Bolívar se vino del Perú, después que Sucre se vino de Bolivia, la élite peruana que tomó el poder invadió a Ecuador, ese era un viejo conflicto, cuando Bolívar se vio con San Martín en Guayaquil, no fue una reunión tan fácil, es que el Perú quería adueñarse de Guayaquil, un puerto estratégico en las costas ecuatorianas, ustedes saben, Bolívar se adelanta y mandó a Sucre, con un ejército, y luego llegó Bolívar, varios días antes que llegara San Martín, cuando San Martín atracan el barco que venía desde el Perú, frente a Guayaquil, le informa su edecán, allá aquel hombre que está parado es el general Simón Bolívar... Estaba Bolívar esperándolo en el muelle, y San Martín casi que no se baja, por fin bajó y le dice Bolívar, general San Martín, bienvenido a la Gran Colombia... Una jugada estratégica y audaz, luego San Martín se fue, e incluso se fue a Europa, y Bolívar sigue hacia Lima, sigue hacia La Paz, hacia Bolivia, hacia Chuquisaca, casi que llega hasta Buenos Aires. Ustedes saben, estando Bolívar en el Potosí, del Potosí a Buenos Aires es un paso nada más, llegaron unos enviados de Buenos Aires, porque San Martín se había ido, y el Brasil que era un imperio, había invadido la banda oriental donde hoy está el Uruguay, y amenazaba a Buenos Aires, viene una delegación de Buenos Aires a pedirle a Bolívar que vaya a Buenos Aires y se declare protector del Río de la Plata, que era el título que tenía San Martín, pero él se había ido, y Bolívar le responde que sí, pero luego desde Bogotá le prohíben, Santander, emiten un decreto del Congreso de Colombia prohibiéndole seguir a Buenos Aires. Pero Bolívar casi que llegó hasta el Río de la Plata, pues. Qué hubiera hecho Bolívar con un avión, con un Airbus como el que tenemos nosotros, o 5 helicópteros.

¿Ustedes saben lo que Bolívar le dijo a Páez? Eso está escrito, no en la computadora de Raúl Reyes, un manuscrito con la firma de Bolívar, imagínate qué ridiculez, una computadora, una computadora que supuestamente apareció en el campamento, pero nadie la vio, nadie la ha visto, es un misterio, ellos la tienen, y de ahí sacan lo que ellos quieran; qué cosa tan ridícula en verdad, pero, bueno, es un atentado contra Venezuela, y contra Ecuador, y no sólo contra Ecuador y Venezuela, contra cualquiera, el que se enrede ahí con Uribe le sacan ahí la lista, Rangel, no te extrañes Rangel Briceño que te metan ahí. El general Rangel Briceño le mandó una carta a Marulanda ofreciéndole 100 fusiles, se la sacan.

Bolívar cuando convoca al Congreso de Panamá, a medida que uno lee más a Bolívar uno se sorprende más, lo admira más, y lo seguimos más como el líder esta Revolución, porque ese es el líder de esta Revolución. Al que le pregunten ¿quién es el líder de esta Revolución?, no vaya a cometer... Alférez, alfereces, cadetes que me oís, como decía Pérez Arcay, ¿quién es el líder de esta Revolución? A ver.

Cadetes ¡Bolívar!

Presidente Chávez ¡Bolívar! No vaya a decir nadie que Chávez, no, Chávez es un soldado raso. ¡Bolívar! Ese es el líder nuestro.

Sentarse por favor.

¿Mañana tienen educación física ustedes los cadetes?

Cadetes ¡Sí, comandante, Presidente!

Presidente Chávez ¿A qué hora era el toque de silencio, a las 9:00?

Cadetes ¡Sí!

Presidente Chávez ¿Ya salió el primer turno? Levanten la mano los que tienen primer turno. Diga presente, alguno que tenga primer turno. Si no han leído la orden, quién va a saber. ¿Ninguno tiene primer turno?

Cadetes ¡Nooo!

Presidente Chávez Lo grave no es que tenga primero, porque ya el primero estaría pasando, lo grave es que tenga segundo, o tercero. Dígame ese tercer turno allá en el gimnasio, o allá en la enfermería, cuando Morales Franco inventó que salía un muerta (¿te acuerdas?) en la enfermería; una muerta que salía. ¡Sentarse!

Bueno, Bolívar entonces le escribe a Páez y a Santander, a los dos le escribía él, mucho, mucho, eran los dos vicepresidentes, y les dice: “El Congreso de Panamá, cuando hagamos la alianza, dice, vamos a crear un solo Ejército y una sola Marina de todos estos países, incluyendo a México, Centroamérica, Colombia, Perú, Río de la Plata, hoy Argentina...” Él tenía la idea de una gran unión, pues, ese es el proyecto de Bolívar. Entonces le dice: «Cuando tengamos el Ejército unido y la Marina, tantos barcos (él sacaba la cuenta: “cada país pondrá tantos hombres, tantos fusiles, tantos barcos”), entonces llamemos a España y digámosle a España: ‘¿Quieren la guerra o quieren la paz? Si quieren la paz, firmémosla; si quieren la guerra, entonces iremos a la Península a llevar la guerra a la Península Ibérica’» [risa]. Ese era Bolívar. Resuelto como nadie.

En esos días Bolívar estaba por Bolivia, y unas tropas del imperio de Brasil invaden Bolivia, un general brasileño, era un Imperio Brasil, el Imperio de Portugal se había venido, invadió Napoleón a Portugal, y se vino el imperio y se asentó en Río de Janeiro, el Imperio portugués, invadieron hacia abajo, el Río de la Plata, invadieron Bolivia.

Bolívar le manda una carta a Santander pidiéndole autorización para ir a expulsar al general brasileño, Santander le dice que no, que no debe, que el Congreso no lo autoriza, porque no debe comprometer a Colombia en una guerra que no es de Colombia, que eso no es problema de Colombia.

Bolívar le responde una carta, ¡aaah!, y le dice: “Yo no voy a comprometer ni un grano de arena de Colombia, por lo tanto si tuviera que pelear como simple soldado boliviano, pelearé para echar a las tropas imperialistas de Bolivia”.

Y al día siguiente le manda una carta al general brasileño invasor, y le pone un plazo: “General no sé qué, para tal día usted debe haber abandonado territorio sagrado de Bolivia, si no lo ha hecho yo mismo lo echaré con mis tropas y además penetraré y llenaré de fuego y de sangre el corazón del Brasil”. Ese era Bolívar. Nosotros somos los hijos de Bolívar, las hijas de Bolívar, tengamos su coraza, su dignidad, ya que tenemos su sangre, es nuestro padre.

Por eso somos lo que somos, por eso hacemos lo que hacemos, por eso nos agreden de esta manera cobarde y ruin, desde allí del seno de la misma oligarquía que echó a Bolívar, que mandó a matar a Sucre, que mandó a matar a Bolívar, ellos son los hijos de Santander. ¡Nosotros somos los hijos del Cristo de Santa Marta! Eso somos nosotros.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y cuando digo los hijos de Santander no me estoy refiriendo al pueblo colombiano, porque el pueblo colombiano igualito que nosotros, somos hijos de Bolívar.

Ustedes saben cuál es la razón de estos ataques, una de ellas, una de ellas, pero importante, el miedo, el terror que le tiene la oligarquía colombiana a lo que ellos llaman el contagio, al efecto Bolívar, al efecto bolivariano, porque ese pueblo de Colombia es tal cual el mismo pueblo venezolano, somos un solo pueblo. Y ellos nos atacan tratando de poner un cortafuego, por decirlo así, nos demonizan. A mí me demonizan, para que el pueblo colombiano tome distancia, para que los militares colombianos incluso tomen distancia, y me vean como un enemigo, es una estrategia bien fina, bien desarrollada, a lo largo de todos estos 20 años, 15 años, cuando nosotros somos amigos y hermanos de ese pueblo de Colombia, pueblo la mayoría pobre, explotado, empobrecido, tal como esta el pueblo venezolano por una plutocracia, como dice aquí el general Velazco, una plutocracia, una oligarquía gobernante subordinada al imperio norteamericano.

Aquí tenemos nosotros millones de colombianos, seguramente incluso muchos de ustedes tendrán familia colombiana. Yo tengo familia colombiana. Somos un mismo pueblo. Millones de colombianos desplazados de la guerra, de la miseria, que se vinieron para acá, y hoy tienen cédula venezolana, son venezolanos también, como nosotros, la Revolución los ha nacionalizado. Y ellos orgullosos están aquí, la gran mayoría con esta Revolución, con este proceso bolivariano.

Yo lamento mucho esto, pero esto hay que denunciarlo ante el mundo, esto hay que denunciarlo ante el mundo, porque esta es una amenaza de guerra, una amenaza de guerra nos están lanzando desde Colombia.

Fíjate lo que dice aquí el ministro cobarde: “Un espectro que no sólo es amigo de los estados parias en todo el planeta, sino que abre sus puertas para permitir la creciente presencia e influencia de regímenes radicales en la región”. Se refiere sin duda a nuestra alianza con Rusia, nuestra alianza con Irán, nuestra alianza con Bielorrusia, con Cuba, pero no se atreve a decirlo, no se atreve a decirlo. ¡Es un cobarde! ¡Ah! Guapo y apoyao allá en Washington, guapo y apoyao. “Un espectro que desafía el sistema legal internacional, cuando le es políticamente conveniente. El espectro de que hablo es esencialmente expansionista —sigue diciendo— y no tiene reparos en violar el principio de no intervención...”. ¡Dígame quién lo dice! Invadieron Ecuador, bombardearon a Ecuador, ¡asesinaron! Ese ministro debería ser enjuiciado por asesinato, él y los que comandaron la operación contra aquel campamento en Ecuador, porque asesinaron a un grupo de personas, algunos de ellos incluso civiles, que no tenían nada qué ver con la guerrilla colombiana.

“No tiene reparos en violar el principio de no intervención, o en usar sus grandes recursos, o incluso narcodólares...”. Debe estarse refiriendo al Gobierno de Colombia ¿no? [risa], aquí se parece más a su propio Gobierno. “Narcodólares para conseguir sus objetivos”. ¡Narcodólares! Obviamente se está refiriendo a nosotros, a Venezuela. Porque ellos quieren echarnos el muerto de ellos para acá, el muerto del narcotráfico lo quieren echar para acá; el muerto de la subversión, la guerrilla y la inestabilidad de Colombia, la culpa la quieren echar para acá. Es como dice el presidente Correa. ¡Ah! Colombia dice, el Gobierno, que hay campamentos militares en Ecuador, en Venezuela, y ellos tienen allá, dentro de Colombia, miles y miles de kilómetros controlados por la guerrilla, grandes regiones, donde hay no uno, 100, 500 campamentos de la guerrilla.

Bueno, cómo será que esa guerrilla tiene desde hace diez años, y más, un grupo grande de personas secuestradas, prisioneros de guerra, y no han podido rescatarlos. ¡Cómo será! Entonces quieren echar la culpa hacia afuera, hacia sus vecinos, cuando más bien nosotros somos agredidos permanentemente, nosotros recibimos agresiones, nos quieren colocar como victimarios, y ellos colocarse como víctimas, cuando es al revés, ellos son uno de los países, así cómo tenemos nosotros la más grande reserva de petróleo del mundo, Colombia creo que tiene la más grande reserva de narcotráfico del mundo. Y es que la economía de Colombia se alimenta con miles de millones de dólares del narcotráfico, la economía vive, buena parte de la economía y las inversiones en Colombia, son provenientes del narcotráfico, miles de millones de dólares. Además de los miles de millones de dólares que reciben de Estados Unidos, como apoyo militar y apoyo político, por ser unos tristes subalternos, por ser una triste ficha del juego imperialista que pretende frenar los procesos de cambio en América Latina.

Bueno, todo esto lo dice el caballero ministro. Aquí dice: “Es un espectro que debido a su profunda aversión a los Estados Unidos, quiere destruir el sistema interamericano”. El fondo el ministro de Defensa de Colombia lo que está pidiéndole a los Estados Unidos es que venga a invadir a Venezuela, pero claro que no se atreve a decirlo, está instigando al imperio contra nosotros.

Ahora, si esto lo dice públicamente, imagínense cuántas cosas y documentos falsos, supuestas pruebas, le hacen llegar a diario al imperio norteamericano. ¡Cuántas mentiras! No recuerdan ustedes aquella vez que sacaron en Colombia, en Bogotá, unos fusiles, un general colombiano sacó unos fusiles con el sello, el escudo venezolano, y un serial; sólo que los seriales los publicaron, cometieron el error de publicarlos, algún periodista tomó y publicó los seriales. Y yo, soldado al fin, mandé a chequear los parques, porque los seriales correspondían con el rango de seriales de fusiles FAL que Venezuela tiene. Bueno, resultan que eran fusiles clonados, los seriales de los fusiles originales estaban aquí y siempre estuvieron, ellos tenían allá fusiles clonados, y yo presenté en una rueda de prensa, aquí está este fusil, y los libros de los parques.

En otra ocasión viene Uribe y me manda: “No, que hay unas coordenadas, donde hay unos campamentos guerrilleros”. Mandamos, a lo mejor aquí hay algunos oficiales de los que fueron por allá, mandamos en helicóptero, reconocimiento aéreo, tropas terrestres, a ubicar los sitios, y les dije: “Bueno, vean a ver, con cuidado, no vaya a conseguirse un campamento”. Nosotros nos hemos echado tiros con las FARC aquí en varias ocasiones, en esas selvas, en esas llanuras, hemos tenido incluso muertos, ellos también han tenido muertos. Fueron a ver, resulta que con GPS y todo los métodos científicos, trajeron la grabación, en un sitio consiguieron una choza con una familia colombiana y un conuco.

Era lo que ellos decían, un campamento.

El otro un platanal, y dos más... Le dije a Uribe: “Mira, los otros dos no puedo, no puedo llegarles, porque están del lado colombiano”. Y ellos nos mandaron como que estaban del lado venezolano. “Manda tú”. Ellos no, porque ellos no llegan hasta ahí.

Rafael Correa lo dijo de esta manera: “Ecuador limita al norte con las FARC, no con Colombia, no con el estado colombiano pues”. Así nos pasa a nosotros [risa]. Son muy raros los puestos militares colombianos en su línea fronteriza, casi toda está controlada por grupos o paramilitares o grupos guerrilleros. En Colombia en verdad hay dos estados, dos estados, no un Estado. Hay una buena parte de Colombia que no está controlada ni gobernada por el Estado oficial colombiano, es un Estado paralelo al Estado colombiano.

Bueno, por aquí dice: “¿Qué es lo que quiere este espectro? La respuesta es nada menos que destruir el futuro de la democracia liberal como un modelo de buen Gobierno en América Latina”. Bueno, y prácticamente llama a la agresión contra lo que él cobardemente cataloga como el “espectro”.

Yo creo que el espectro en verdad son ellos, espectros de un viejo tiempo, son los espectros del viejo imperialismo, que ha atropellado a estos pueblos. ¡Aquí más nunca volverá ese espectro! ¡Aquí está naciendo una Patria grande, bonita y buena!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Algún día nacerá en Colombia también esa Patria buena y bonita. ¡Algún día nacerá en Colombia! Todo, todo tiene su tiempo, todo lo que va a ocurrir debajo del sol tiene su hora.

Bien, esto es bueno que lo lean ustedes en el curso, y lo lean los oficiales, por eso debemos estar alertas y no perder tiempo, el entrenamiento, el adiestramiento, la doctrina, la táctica, la estrategia, las unidades de combate. Y yo le pido a Dios que no se le ocurra a Uribe prestarse para una guerra contra Venezuela, una agresión contra Venezuela.

Les iba a decir, Sucre, cuando el Perú invadió a Ecuador, Bolívar estaba ya en Bogotá, Bolívar manda a Sucre a que pelee, a que expulse las tropas peruanas. Sucre le mandó cartas al general Gamarra, el peruano Gamarra, comandaba las tropas peruanas, pidiéndole que se retirara, que se retirara. Gamarra retó a Sucre incluso. Y Sucre reúne sus oficiales y sus tropas y les dice. “Voy llorando a esta guerra, porque aquellos soldados peruanos fueron mis subalternos en Ayacucho”. Y fue llorando.

Yo iría como Sucre, con la humildad nuestra, hijos de él como somos también, a una guerra contra Colombia, tendríamos que ir llorando, pero iríamos. ¡No le quepa la menor duda a nadie! Que no estamos dispuestos a dejarnos quitar ¡un milímetro más de nuestro territorio, un milímetro más de nuestro territorio!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ya nos quitaron un tercio del territorio venezolano original, sin que aquí se disparara un tiro. ¡Ahora habría que echar todos los tiros que no se dispararon en el siglo XX y en el siglo XIX! Para defender la integridad de la Patria, la libertad de Venezuela, la grandeza de esta tierra.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Confiamos, de todos modos, en que el Gobierno de Colombia recupere el buen juicio; y confiamos en que la comunidad internacional, ayer yo hablaba con Lula y le manifestaba estas preocupaciones, algunas de estas preocupaciones; le manifestaba, preocupación que compartimos, la amenaza que es la cuarta flota de los Estados Unidos, que han reactivado después de medio siglo, para enviarla a Suramérica.

Leí hoy por ahí un comentario de un diario en Argentina acerca de esa cuarta flota, dicen allá en Washington que no, que la cuarta flota viene a Suramérica es a coordinar con los países de Suramérica, pero dicen los argentinos allá, o algún analista, dice: “Lo único, es que no tuvieron tiempo para avisarle a los gobiernos de Suramérica, sino que ya mandaron la flota”. [risa] Es una amenaza.

Pero a nosotros no, no nos va a parar a nosotros, no queremos guerra, pero no olvidemos aquel viejo y sabio dicho: “Si quieres la paz, prepárate para la guerra”. Por eso no debemos perder un minuto nosotros, en nuestros estudios de doctrina, estrategia, táctica, capacitación, equipamiento, reparación, mantenimiento permanente de nuestras unidades, de tierra, de mar y de aire. Porque la mejor fórmula contra la guerra es estar bien preparado para ella.

¿Por qué ustedes creen que la oposición apátrida que tenemos ataca y me acusa de que yo ando gastando miles de millones de dólares en armas? ¡Ah! Porque es que ellos quisieran que nosotros estuviésemos desarmados, con los viejos fusiles FAL que ya casi no sirven. Por cierto que he ordenado terminar de entregar los fusiles AK a la Guardia Nacional, que no se había hecho todavía.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hay que terminar de dotar a todos los componentes con los fusiles AK-103 a aligerar la fábrica de fusiles, la fábrica de municiones. Dentro de unas semanas, ya me informaba el ministro y el comandante de la Fuerza Aérea, lanzaremos el primer misil de un avión Sukhoi, que estábamos en el proceso de adiestramiento y de armar los aviones pues, lo haremos conjuntamente con un ejercicio de la Marina de Guerra, de las fragatas misilísticas, que las hemos estado recuperando y reparando.

¡Ah! Me atacan de armamentismo. No es ningún armamentismo, y yo quiero decirles que seguiremos equipando a la Fuerza Armada, y ahora más aceleradamente que antes, ahora más aceleradamente que antes.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡No me importa lo que digan! He recibido la confirmación de la visita a Moscú, ahora mismo, en el mes de julio, a conversar con el nuevo Presidente, aun cuando Vladimir Putin es ahora el primer ministro. Vamos a hablar y a adelantar un conjunto de nuevas adquisiciones, para el Ejército, para la Marina, para la Infantería. ¡Coheteril! Sistemas coheteriles de defensa antiaérea de largo alcance. Hasta los sistemas de corto alcance.

Estamos revisando también unos batallones de tanques, tanques ligeros, tanques rápidos, tanques livianos. ¡Tierra, mar y aire!

¿Por qué creen ustedes que ataca tanto esta oligarquía apátrida con el tema de la Reserva? Quiero hacer un reconocimiento al comandante de la Reserva Militar y a todos los oficiales que ahí laboran con gran patriotismo, general Freites.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y tenemos que ir, acelerar Freites, y acelerar e incrementar el apoyo de los cuatro componentes a la Reserva. Una reserva de ¡un millón de hombres y mujeres en armas! ¡El pueblo en armas!

Que lo piensen cinco y seis veces antes de meterse con Venezuela.

Por otra parte, yo lo he dicho, hace poco leí por ahí en un periódico: “Chávez tenía razón...”, y me pongo a leer. Porque de mí escriben tanto que yo ni le paro nada a lo tanto que escriben sobre mí, perdería todo un día, todos los días. Pero me puse a ver: “Chávez tenía razón...”. ¿Qué será esto? A ver. ¡Ra-ra-ra!

¡Ah! Porque yo dije hace dos años que el petróleo iba rumbo a 200 dólares. Ahí va, 120, y las presiones siguen subiendo el precio del petróleo.

Ahora, imagínense una guerra contra Venezuela, si el petróleo que está en tierra no fuera para los venezolanos, no habría petróleo para nadie, de esos nos encargaríamos nosotros, ¡no habría petróleo para nadie!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Que no crean que van a venir aquí y se van a llevar el petróleo. La resistencia iraquí se quedaría corta ante la resistencia nuestra contra tropas invasoras. ¡Ah! Ellos quisieran llevarse el petróleo facilito. ¡Llevarse el petróleo! Eso sí va a ser bien difícil, que el pueblo venezolano, que los soldados venezolanos permitamos que se lleven, que nos roben nuestro petróleo. ¡Ah! una agresión contra Venezuela pudiera llevar el petróleo, ya no a 200 dólares, ¡a 400 y 500 dólares el barril!

Y además una agresión contra Venezuela yo estoy seguro que generaría un conflicto internacional, no se quedaría en el territorio venezolano el conflicto; no. Afortunadamente los movimientos de solidaridad con la Revolución Bolivariana lo que han hecho es crecer en el continente, en el Caribe, en América Central, en América del Sur, cada día hay más gobiernos aliados y amigos del Gobierno Bolivariano, de nuestro Gobierno.

Mañana yo debo estar en la noche, Dios mediante, en Lima, en la Cumbre con América Latina y la Unión Europea, y debo conocer mañana a Fernando Lugo, el nuevo presidente del Paraguay, un obispo de izquierda, un revolucionario, “el obispo de los pobres” lo llaman. ¡Eh! Cada día tenemos más hermanos y aliados, es un cambio de época, como dice Rafael Correa.

Así que tristes figuras, como la del ministro de Defensa de Colombia, que se arrastra ante sus amos clamando para que vengan a acabar con el espectro, no serán más que eso, espectros de un tiempo viejo.

Dentro de 20 años, dentro de 30 años, compañeros, compañeras, a lo mejor muchos de nosotros ya no estemos aquí, pero esos hijos nuestros, esos nietos que están creciendo, verán estos días que hemos vivido, como esa historia, como esa historia que ha rebrotado aquí, como ese proceso de independencia que aquí nació, que brotó hace 200 años; ellos vivirán la plena luz de la independencia, ese objetivo supremo hacia el que vamos batallando duro. Con este proyecto, el Proyecto Nacional Simón Bolívar, como guía fundamental, como mapa de navegación, y con un rumbo muy claro, como diverso; con una estrategia clara, cada día más clara, el camino del socialismo.

Yo los invito, soldados de mi Patria, hermanos, compañeros y camaradas de armas, ciudadanos y ciudadanas, los invito a que sigamos profundizando este camino, el socialismo moral, el socialismo social, el socialismo político, el socialismo económico, el socialismo territorial, el socialismo militar incluso; ese es el camino de todos los días. Con estas líneas estratégicas y otras más que van surgiendo seguramente de la creatividad del colectivo, por el camino del socialismo, con el Proyecto Nacional Simón Bolívar como mapa, como bandera, como canto de batalla diaria, rumbo a la independencia nacional, rumbo a aquella Patria que Bolívar soñaba en Angostura y en toda esta tierra, como lo dije hace un rato, las palabras de Bolívar. Ya la veo a esta Patria, en las próximas edades. Esas próximas edades son estas edades de hoy, ya la veo sentada sobre el trono de la justicia, de la justicia social, de la justicia plena, de la igualdad, de la libertad, llevando en sus manos el cetro de la libertad, coronada por la gloria, mostrar al mundo antiguo, a los espectros del mundo antiguo, la majestad del mundo moderno.

Buenas noches y muchas gracias, compañeras y compañeros.

Asistentes [aplausos].

Periodista de VTV Han sido las palabras del presidente Hugo Chávez, luego de culminar con esta clase magistral denominada Proyecto Nacional Simón Bolívar: la Independencia de la Patria y ¿por qué el socialismo?

Buenas noches.

[Corte de la transmisión de VTV]

[Reanudación de la transmisión de VTV]

Presidente Chávez “Advirtió que de ser así reclamará la soberanía sobre parte de se territorio”, señaló la agencia France Press.

Por cierto que hoy conversé, estando en la faja, con el Presidente francés, es un buen amigo, Nicolás Sarkozy, quedamos en vernos pronto, él me pide que yo siga, él me dice: “Chávez, a pesar de que te digan el demonio, tú eres el único que puedes ayudarnos liberar a Ingrid Betancourt”. Y yo le digo, bueno, no importa a mí que me digan que lo que me digan, sólo que ya no es que me digan lo que me digan, le dije: “Presidente, están preparando un atentado en cualquier movimiento que hagamos nosotros”. Pero sin embargo le prometí que vamos a seguir tratando. Él me pide que yo haga contacto con las FARC, le dije: “No tenemos contacto ahora, lo tuvimos”. Y yo les digo a ustedes, yo jamás tuve contacto con las FARC, compañeros, jamás.

Una vez recibí aquí a Raúl Reyes, por cierto, porque me lo pidió Andrés Pastrana. Pastrana y yo fuimos buenos amigos, a pesar de las diferencias ideológicas, se puede tener amigos y se debe, que no coincidan con nosotros, claro, y eso es bueno tener amigos, a mí me gusta tener amigos de la derecha, es interesante el debate, la discusión. Pastrana y yo fuimos buenos amigos. Luego la cosa se enfrió un poco cuando el golpe, pero sin embargo, sin embargo.

Entonces él me pidió un día que recibiera a Raúl Reyes para tratar de buscar la fórmula de paz, cuando estaban en el Caguán, que el general Müller era mi enviado al Caguán, la única vez que yo recibí a un emisario de las FARC.

A uno del ELN, Antonio García, me lo pidió también Pastrana, lo recibí. Más nunca, hasta que Uribe me autorizó para tratar de liberar a una gente, cosa que logramos en parte. Si no hubiera sido por el sabotaje de los Estados Unidos, presionando a Uribe, yo tengo la certeza ya que toda esa gente estuviera liberada, seguro, seguro, seguro. Pero sabotearon el proceso de acuerdo humanitario, a duras penas logramos liberar a estas dos mujeres y luego otros tres, cuatro compañeros, compatriotas, tenían muchos años, diez años por allá, y el niño que apareció, ayer vi la foto del niño, el Enmanuel, ese niño no hubiera nunca aparecido si no hubiera sido por esa acción humanitaria, era un niño incógnito por allá, nadie sabía, nadie lo reclamaba.

Ahora, esto es positivo, ojalá sea oficial esto, estoy leyendo lo que me está llegando. A ver, qué... ¡Ah! aseguró el ministro de la Defensa, el cobardón éste. Vamos a ver qué dice:

“Yo diría a quienes están criticando esa información, que se informen mejor, porque base no va a haber. Repito, bases en Colombia no va a haber”.

Bueno, dígaselo al embajador, el embajador Brownfield fue el que lo dijo [risa] ¿que se informen mejor? Por la voz del embajador de Estados Unidos en Colombia.

“Aseguró el ministro de Defensa, consultado sobre si la base antidroga de Manta será trasladada al Departamento colombiano de La Guajira”.

Miren, yo tengo por aquí las características de esa base, la base de Manta, es inteligencia estratégica, que cada día funciona mejor:

«Su funcionamiento está centrado en el espionaje —no es antidroga, es espionaje—, el monitoreo y detección de mensajes se realizan de manera ininterrumpida las 24 horas al día. Mantienen gran capacidad operativa par enfrentar cualquier tipo de contingencia o amenaza, y de responder rápidamente y eficazmente para convertir cada acción en un golpe quirúrgico. A pesar de que tiene muy poco personal está considerada el cerebro de las bases de la región. Es la encargada de las principales actividades de comunicación e inteligencia en un área donde según el Pentágono existen gobiernos de diversas categorías, inestables, ingobernables, críticos, o fallidos —según ellos—. Tiene un sistema de comunicación en tiempo real con el Space Warfare Center, ubicado en Colorado Springs, en Estados Unidos, que recibe comunicaciones similares de todas sus posiciones, fijas o móviles, en el mundo. De esta manera se mantiene informada de las actividades de todo el sistema de bases, naves y efectivos de la región. Monitorea tanto los blancos fijos como los móviles, en las profundidades de las “líneas enemigas”, o en áreas prohibidas, en cualquier tipo de clima. Para dar una idea de la velocidad y de la conciencia situacional que puede ofrecer el Transformational Communications Satellite, TSAT, que operan bases como la de Manta, consideren que la transmisión de una imagen del Global Hawk a un Militar II toma actualmente alrededor de 12 minutos. Con el TSAT —este Transformational Communications Satellite— tomará menos de un segundo».

Esto es cita textual de lo que dijo en algún discurso por allí Donald Rumsfeld, el 23 de septiembre del año 2004.

«De acuerdo con el informe del Departamento de Defensa sobre las instalaciones militares estadounidenses en el mundo en el 2007, las posiciones en Aruba —en Aruba tienen otras bases— tienen un valor de 1,6 millones de dólares; las de Curazao de 46 millones, mientras que las de Manta ascienden a 182 millones de dólares. En este mismo informe se subordinan a Manta otras seis instalaciones pequeñas en Colombia y una en Perú, entendiendo por éstas a las que ocupan menos de 40 km2 o que tienen un valor menor a los 10 millones de dólares».

Yo además mandé a buscar más información, incluso —información, no digo más nada— de este tipo de bases.

Ahora, esto pudiera ser un indicador de que el Gobierno de Colombia está recuperando lo que yo llamo el buen sentido, yo llamo no, esa es una expresión de René Descartes: “El buen sentido”. El equilibrio. Porque es que ese Gobierno está desequilibrado, desequilibrado. Imagínense ustedes tener 80 diputados investigados por la narcoparapolítica, y todas las acusaciones, es un Gobierno que está aislado en América Latina, no le cree nadie; en Europa tampoco. Sólo está aferrado al imperio.

Yo le he dicho a Uribe, le dije 100 veces a Uribe: “Uribe, pero mira pa’ acá también, vamos a trabajar juntos”. Y le dimos demostraciones, el gasoducto de La Guajira, es una inversión meramente venezolana.

En otra ocasión, cuando Uribe me dijo: “Mira, que hay problemas en la empresa, una empresa de monómeros que está en Cartagena, la compramos nosotros, completa, para recuperarla. Hemos dado demostraciones de buena voluntad con Colombia siempre, no merecemos este trato, no somos enemigos de Colombia ni andamos impulsando ninguna Revolución en Colombia, nosotros respetamos lo que... Ahora, ellos tienen miedo, no deberían tener miedo, nosotros incluso, a pesar de las diferencias ideológicas, queremos tener una buena relación, queremos; como la tuvimos durante varios años, a pesar de tantas cosas. Pero esto es la locura ya. Creo que ojalá recuperen el buen sentido.

Dijo aquí: “El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, sugirió esa posibilidad en una entrevista publicada el martes por el diario El Espectador...”. Es decir, yo no estoy inventando esto, esto salió por el mundo. Que le preguntó si era viable que la unidad destacada en el Pacífico ecuatoriano fuera trasladada a La Guajira, en el Caribe.

Fíjense lo que dijo Brownfield: “Nosotros tenemos que esperar la decisión final del Gobierno de Ecuador, si deciden finalmente cerrar la operación, entonces el Gobierno de Estados Unidos tiene que buscar otro lugar para hacer ese trabajo”.

Bueno, compadre, vaya buscando cualquier lugar, menos La Guajira, le decimos desde aquí.

Dice aquí: “Hay posibilidades en la República de Colombia —sigue diciendo Brownfield ayer— sin duda alguna. Nuestro Gobierno podría proponer, y el anfitrión decidirá si permite este tipo de colaboración. Pero el ministro de Defensa subrayó que no hay ningún proyecto militar en La Guajira, no está previsto, y pidió no armar una tormenta con eso. Previo a su desmentido, Chávez afirmó que si Colombia autorizaba una base estadounidense en La Guajira, su país reclamaría la soberanía sobre ese territorio, que dijo le perteneció en el pasado a Venezuela”.

Esta es una buena noticia, son señales de que uno tiene que pararse firme a defender a la Patria, siempre y ante cualquier amenaza, y ante quien sea.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Los cadetes de la Armada, me dice mi edecana que es de la Armada, que están vestidos, están de negro, por eso yo no les vi el uniforme, los confundí. ¿Dónde están los cadetes de la Armada?, ¿levanten la mano? ¡Viva la Armada!

Cadetes de la Armada ¡Viva!

Presidente Chávez ¿Dónde están los cadetes de Ejército?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Los cadetes de la Efofac, de la Guardia. Los cadetes de la Aviación. Esos sí no vinieron, porque están más lejos. ¿Ah? ¿Dónde están? ¡Ah! Perdón, allá están los muchachos de la Aviación.

Los felicito, porque hicieron unos muy buenos Juegos Interinstitutos, muy buenos. Recuperamos el alma de los Juegos Interinstitutos ¿no? Y felicito a todos, a la Academia por el primer lugar, a la Efofac por el segundo lugar, la Aviación estuvo peleando duro el segundo lugar, y a la Marina con el cuarto lugar, que estuvieron también duros ahí peleando y dando buen ejemplo.

Los cadetes deberíamos ponerlos a que hagan un resumen de esta conferencia.

Alférez mayor, los alfereces mayores acá. Fíjense la orden que voy a dar, quítese la gorra por favor, guardia marina. Todos los cadetes que hagan un resumen, los que vinieron aquí, los que están aquí obviamente, 3 cuartillas de esta conferencia; ustedes nombran una junta revisora de 10 alfereces, 10 guardia marinas, para que revisen todos los trabajos, y me escogen de cada curso, o de cada grupo, de cada escuela, pues, los 10 mejores, y me mandan los 10 mejores trabajos para darle un premio, a ver qué premio invento yo, un fin de semana en el PAO, en Charallave, por ahí, en Bejarano, una cancha de gas (¿te acuerdas?) allá en Bejarano, quisiera ver la calidad de la redacción y la asimilación.

¿Aquí están sólo los quintos años?

Cadetes Eso es positivo mi comandante en jefe.

Presidente Chávez Correcto. Entonces vamos a hacerlo así. Pueden retirarse.

Cadete Patria, socialismo o muerte.

Presidente Chávez ¡Venceremos!

Alférez Mayor Comandante, Presidente, permiso para retirarme.

Presidente Chávez Mande Alférez Mayor.

Alférez Mayor ¡Atención! De frente: ¡Mar...!

Presidente Chávez ¿Ya estamos listos? ¿Quién va a hablar?

Segunda parte. No, ya yo no hablo más.

Presentador Entrega de presente al ciudadano comandante Presidente, Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, comandante en jefe de la Fuerza Armada Bolivariana. Por el ciudadano general de División, Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela, Freddy Perdomo Castellanos, director del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional, Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre.

Presidente Chávez ¿Dónde está Morales?

Periodista En este momento el ciudadano Presidente está llevando a cabo la entrega del medallón conmemorativo, mascota deportiva de las 29 olimpíadas Beijing 2008. Recordemos que ésta fue ya entregada, y el ciudadano Presidente de la República está acá reiterando lo que fue este acto de entrega del este medallón conmemorativo.

Presidente Chávez Sólo pido que me ayuden un poquito más en el sentido siguiente, el Iaeden, las instalaciones ¿verdad que se quedaron pequeñas? Para lo que debe ser el nuevo instituto de Altos Estudios, así como el antiguo Iupfan que estaba allá en aquel rinconcito, ahora, miren, tienen tremendas instalaciones allá, la Unefa.

Yo quisiera ayudar. Ahora, ayúdenme, Rangel, con el vicepresidente y ustedes a ver si, o conseguimos una instalación que ya esté levantada, digamos, y la rehabilitamos, así como estaba la de la Unefa, o construimos algo nuevo, pero sólo presénteme algunas opciones, que de alguna parte yo saco algunos recursitos, para empezar. Correcto.

¿Ustedes no han visto por ahí? Yo les dije a los profesores. Busquemos, busquemos, busquemos, y yo quiero ayudar, yo seré feliz el día que inauguremos una nueva sede, más amplia, con habitaciones.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Ustedes no tienen habitaciones ahí. No tienen habitaciones los alumnos, los profesores a lo mejor tampoco tienen instalaciones ¿no? Distintas aulas. Bueno, un Instituto de Altos Estudios pues, y allá yo creo que esas instalaciones dieron lo que iban a dar.

Yo quiero ayudar, ayúdenme a ayudar. Castro Soteldo te comisiono a ti, tú que eres alumno rebelde ahí, una comisión de alumnos y los profesores, busquemos, tú que fuiste ministro de Turismo, ¿sabes dónde hay instalaciones por ahí?

Bueno, muchas gracias por el obsequio y gracias por la noche bonita que hemos pasado.

Asistentes [aplausos].